Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES i. ABRIL DE 1908. EDICIÓN 3. a PAG. i5. pero la casualidad dispuso la cosa de otro, modo, y el bueno de Mr. Charles pudo escapar sin que sus libras esterlinas sufriesen menoscabo. Mr. Charles ha resuelto ruarcnar inmediatamente á su tierra. ÜEQUEÑO ROBO Por suponérsele autor del robo de 13 discos de gramófono, ha sido denunciado ante el comisario del Hospital Miguel L, afuente l a Diez, dependiente de un establecimiento de la calle de la Magdalena. Mas que una sesión parlamentaria, pare- mete destrozos, ni tace m: zias acspucs dfl cía aquello un certamen de Juegos florales sus victorias sobre los moros rebeldes. en los que no faltaba más que la reina de la El Sultán reconoce que los chauias niafiesta y su corte de amor; pero á las muje- recen ser castigados. res aún no se les ha otorgado el derecho de POIT 1 ERS, I 11 M tener asiento en los Parlamentos. Pero von Muller acabó su poética perora- TQ espondiendo al requerimiento del miniata, que todo acaba en el mundo, y el presi- tro de la 6- uerra, hoy marchan á Mardente concedió la palabra, para rectificar, á sella, voluntarios, muchos artilleros del regimiento de Poitiers, con objeto de erubar? Roeren. ¿Pero qué iba á hacer noeren? Roeren car mañana para Marruecos. empezó á rimar de nuevo, y así terminó TETUÁN, 3 o TÁNGER, 3 j 1O aquella parte de la discusión, que fue escu- prl cónsul de España visitó ayer oficialchada con vivo interés desde los escaños y mente á las fueraas de Policía ínairodesde las tribunas. quí. Como la noticia había cundido, macha Ivas Musas habían vencido á Themis en gente se trasladó al campo de instrucción, POB TELÉGRAFO toda regla, que para consolarse de su derro- situado en la Vega Martín, á dos kilómeDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR (ta, volvió á refugiarse en el laberíntico dé- tros de la ciudad. CORUJA, 3 1 9 N p l vapor correo de la Habana Alfonso XIII dalo de las cifras. A las diez de la mañana llegó el cónsul, ha traído el cadáver de Curros EnríSr. I ópez Ferrer, que iba de uniforme, á caquez, encerrado en un monumental féretro ballo, acompañado del capitán- instructot tro con adornos de bronce y plata. I, a caja jefe de la Policía, Sr. Cogolludo, peisonal POR TELÉGRAFO pesa 140 kilos. del Consulado y varios individuos de la coDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR lonia. I, a comitiva llevaba una escolta ofreVenía envuelto en las banderas española P A R Í S 3 í 12 N cida por el gobernado 1 y cubana, y sobre él una magnífica corona -Z ¿j C pl- general D AmarLeha dirigido al minisde plata, dedicada por el Centro Gallego. I a fuerza, luego de tributar los honores, L tro de la Guerra un despacho fechado maniobró con precisión 3- marcialidad verel 255 en Sidi- Acrila, á las diez de la noche, daderamente notables diciéndole que se ha trasladado á la comarTerminado el ejercicio, el cónsul expíese ca de Medakra, prosiguiendo su programa de á la tropa su satisfacción por su compoitapacificación. miento aplicado y la obsequió con té y pasPOR TEI ÉGRAFO Añade el general en su despacho que, tas. I,o s oficiales españoles y moros fuei on DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR habiendo permanecido hostiles varios con- también obsequiados por el cónsul con un. BERLÍN, 3 l 1O M i os de ordinario graves y sesudos varo- tingentes de aquella cabila, tuvieron las tro- lunch que se sirvió en tina finca próxima al nes que componen el Reichstag celebra- pas francesas que trabar combate con ellos lugar, propiedad de Hache Mohamed Ziu. para poder cruzar su territorio. Ziu, moro notable de Tánger y amigo parron ayer sesión. Al emprender la lucha se hallaron dos ticular del Sr. I ópez Ferrer. P- Discutíase un asunto no menos grave y Después, la fuerza desfiló por la plaza de solemne: el presupuesto del ministerio de secciones de Cazadores de África y spahis España. I, as azoteas estaban llenas de moJusticia; una verdadera danza de miles de frente á unos 300 infantes marroquíes. Nuestros jinetes, dice el general francés, ras y moros. Estos no miran ya con recelo marcos asignados á tal ó cual tribunal, á estotro ó esotro magistrados, á las atencio- tuvieron que ser auxiliados por refuerzos á la Policía, sino con curiosidad y agrado. Se elogia con justicia la labor de los insnes, en suma, que son necesarias para que de Infantería para librarse del peligro. Duel prestigio de Themis en la tierra sea man- rante este movimiento, ios Tiradores arge- tructores Sres. Cogolludo y García Cue as tenido con toda la austeridad é intangibili- linos avanzaron hasta la orilla izquierda del y oficiales á sus órdenes. río I, akka; esto es, hasta el límite de la zona dad que su elevado ministerio requiere. MAPSELLA, 1, 9 n Al barajar de cifras añadíanse las obser- cultivada. A la terminación del combate, sigue el í- 5 oy zarpa con rumbo á Marruecos el Ca vaciones y los comentarios propios de un ramani, fletado por el Gobierno, tiansdebate de esta índole y la labor de los le- general, tuvimos ocho muertos, entre ellos gisladores se deslizaba serena y majestuosa dos oficiales y el jefe de una de las referi- portando 800 hombres, material de gaerra en las regiones más puras del Derecho y de das secciones, y 12 heridos que fueron con- y 400 caballos y mulos. cuando se trata de la forma en que debe ducidos hasta Meditma. no habiendo sido mutilado ninguno de los muertos. de ser aplicado por los humanos. Bueno es advertir también que en el ParPARÍS, 3 1 J T lamento alemán, lo mismo que en todos los Ce Parlamentos mundiales, hay señores que se k han íecibido nuevos despachos del al- mirante Philibert, fechados en Mazaaburren á ratos, y algunos dignos proceres 1 J na de las calles más tranquilas y aiistoroncaban plácidamente mientras los indi- gáa, donde reina calma, á pesar de que cer cráticas del barrio de Salamanca, ¡a de viduos de la Comisión y los miembros del can la población los soldados hafidistas. Añade el almirante noticias del sangrien- Hermosilla, fue anoche teatro de un sanParlamento debatían tan hondas, tan labeto combate entre el gobernador de Azemur griento suceso, que, á juzgar por los pronósrínticas cuestiones. ticos, pudo tener funestas consecuencias De pronto, frase también muy usual, y y la inehalla de partidarios de Hafid. En este combate tomaron parte las tribus para uno de los actores de este drama. que con su equivalente respectivo se emplea en todos los folletines de todas las lite- Chauias, que fingieron someterse á los fran- D ívalidades del oficio, raturas del mundo, una corriente desaire ceses. Por una cuestión baladí, que es lo que La lucha ha durado un día entero, resulfresco y picaresco de la calle se coló de rondón en el sagrado recinto de la Cámara, tando vencidos los chauias y muerto su suele será el origen de estos sucesos, nueion anoche, las- ocho menos cuarto, en la citay he aquí que el diputado Roeren declaró, jefe El- Mainzin. da calle, los panaderos Manuel Bello y Rano precisamente con toda solemnidad, que P, RÍS, 3 1 4 T. Alemania es el primer país del mundo en lo Oegún el corresponsal del PeíilJournal en món Méndez. insultarle groseramente, diriEespués de que á pornografía respecta. Casablanca, pronto emprenderá de nueRamón Al pasado sopor sucedió ua estupor, no vo D Amade las operaciones contra Hafid, giéndoselalas más graves ofensas, compaMéndez emprendió á palos con su menos intenso. el cual, luego de haber franqueado el Uld tendido suelo. Ello no se sabe cómo fue; pero es lo cier- Onni El Rebbia, se encuentra bastante cer- ñero, hasta dejarlohuyó una en el consv. madc Ramón Méndez vez to que los que roncaban despertaron, y el ca del campamento francés. el que pudiéramos llamar crimen, y entre debate, una vez encauzado por esta nueva De Tánger dicen á varios periódicos que transeúntes condujeron á fase, fue escuchado con atención suma por la colonia francesa de Casablanca, que re- varios vecinos yGabine Médico del barrio Manuel Bello al todos los circunstantes. clamaba tres ó cuatro millones de indemniPara probar su aserto, Roeren citó algu- zaciones, sólo ha recibido 6.000 francos como de Salamanca. nos versos licenciosos y terminó su dis- cuarta parte de la cantidad que le ha sido 1 as heridas. curso. concedida. Reconocido por el facultativo de guar De contestarle estuvo encargado von dia de aquella benéfica institución, le f ¿ePARÍS, 1 I O M Muller, y cuál no sería la sorpresa de los apreciadas á Manuel Oublica hoy el Fígaro declaraciones que á ronde cuatro centímetros una herida íontuoyentes al observar que lo hacía en verso. sa en la regiJn fronSi era improvisación ó no, fue cosa un su corresponsal ha hecho en Rabat el tal, nasorragia y fractura probable del tanto difícil de averiguar en los primeros Sultán. cráneo. Muéstrase Abd- el- Aziz maravillado del momentos; todo hace pensar que sí lo fue; armamento y acción del Ejército francés y pero también hay que convenir en vista de los hechos, que los versos fluían con soltura de la conducta de sus generales en la camMsi u H P P d adie cleüo n c th sd iI i c rS l joyassin Cic de labios del orador, produciendo en el au- paña que se sostiene, no ocultando su entusiasmo porque el general D Amade no co- los precios de esta casa. 31, Montera 31, ditorio el consiguiente regocijo CURROS ENRIQUEZ MARRUECOS s ¡OH, LA FORMA POÉTICA! EL CRIMEN DE ANOCHE U