Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES F. c ABRIL DE 1908. EDICIÓN 2. a PAG. 12. F. ¿Sabía: usted que era anarquista de acción? P. -Yo no sabía eso. F. ¿Recuerda usted la fecha en que se marchó á Australia? P. -No se marchó, le obligaron á marchar. (Sensación. El fiscal le pregunta algunos otros hechos. Hermenegildo no los recuerda. A petición del representante del ministerio público léense las declaraciones del sumario. A otras preguntas contesta en forma irrespetuosa y riéndose, lo cual motiva rumores en el público. El presidente llama al orden al procesado, advirtiéndole los perjuicios que puede irrogarse con su actitud. Hermenegildo se reporta... relativamente y persiste en su sistema de la negativa ante toda interrogación comprometedora. Incidentalmente habla de las famosas cartas de personajes que tenía su hermano. Fiscal. ¿Eran cartas dirigidas á él? Procesado. -No, señor. Se las dio un prófugo, llamado Sabater. Asediado por las preguntas del fiscal, manifiesta que nada ha sabido del texto de aquellas cartas, añadiendo que las entregaron á un pariente de un amigo que iba al Centro de Estudios Sociales, porque tanto el declarante como su hermano Juan juzgaron que el conservarlas en su poder podía comprometerles. F. -Pero ¿nada puede usted precisar de esas cartas, y, sobre tado, si tenían relación directa ó indirecta con los hechos de esta causa? P. -Lo tínico que puedo decir es que había cartas de Lerroux y de Ferrer relativas á la huelga general de 1903. F. ¿Es cierto que usted se peleó con su hermano Juan? P. -No, señor. F. -A pesar de lo r; ue dice, ¿es cierto que usted se peleó con su hermano Juan porque MIÉRCOLES, I, 2 T. le repugnaba que éste fuera confidente? Sexta sesión. El procesado acaba por confesar. Minutos antes de las di sz y media coRefiere luego, contestando á otras premienza la sesión de hoy. guntas, que fue el inspector Duco quien le En la Sala hay menos público, pero en ofreció 15.000 pesetas si denunciaba á Mi- cambio se advierte la presencia de más se- randa y á otros anarquistas como autores ñoras que otros días. de la colocación de las bombas. Al entrar Rull, se dirige á su defensor, y Interrógale á seguida el acusador priá media voz cambia con él algunas frases. vado. Hermenegildo se vuelve hacia el Sr. Doval riéndose cínicamente. El Sr. Doval protesta de esta actitud y I ntei rogatorio de Hermenegildo. Constituido el Tribunal, precédese al dice que prescindirá de interrogar. interrogatorio del hermano de Rull. El presidente reitera con gran- energía al A las generales de la ley, dice ser y lla- procesado la orden de que se reporte. Intenmarse Hermenegildo Rull, de treinta años, ta echar un capotazo el defensor, pero la áoltero, albañil, y haber sido procesado en la presidencia le ataja. El defensor se excusa, causa por explosión de una bomba en el pa- alegando que iba á intervenir precisamente en apoyo de los derechos del acusador... lacio de Justicia. v (Se expresa el procesado con gran desTerminado este incidente, continúa el inparpajo. terrogatorio. 1 A las primeras preguntas contesta que él Hermenegildo contesta con ásperas neestaba á las ór- denes directas de su herma- gativas á casi todas las preguntas del acuno, el cual le confiaba diversos servicios, sador. advirtiéndole que no se confiara á los de la Su defensa le pregunta por extremos que banda. ya están contestados. Niega los cargos que contra él apareeen El presidente. -Tenga en cuenta el letraen el sumario y en las declaraciones de los do que la repetición de preguntas perjudiotros acusados. ca al procesado, y además entorpece la miv- No recuerda, ó dice no recordar fechas y sión de la propia defensa. (Aprobación. nombres, Hermenegildo no dice nada importante. Se extiende, con vivos ademanes y tenLas defensas de los demás procesados hadencias declamatorias como su hermano, en cen preguntas, sin interés unas y de repeti. relación de hechos no pertinentes al caso. ción otras. La presidencia le llama al orden. El presidente demuestra que no es ese el Refiere, á su manera, la conferencia de su camino que se debe seguir, pues con tanta hermano con el director de Las Noticias. repetición se obscurece la prueba. Apro, Dice que aunque asistió á ella no se enteró bación. bren de lo que hablaron el Sr. Guerrero y Juan; pero cree que aquél le hizo indica- eclara el padre. ciones á Juan paia que ingresase en la Po- A continuación es examinado el padre licía especial de la Liga de defensa de Bar- de Rull. A tenor de las preguntas de la presidencelona. cia, dice: que se llama José Rull, tiene cinFiscal. -cConocía usted á Oliva? cuenta y cuatro años, es casado, no ejerce Procesado. -Sí, señor. Barcelona el Sr. González Rofhwos, llegaron dos subditos rasos que estuvieron en constante comunicación con el comité antimilitarista para fomentar el terrorismo en Barcelona. Afirma liKgo que Memento ofreció á Triaeros que Si declaraba en contra de él le aria pan para él y su fatniliay en caso contrario le metería en la cárcel. Insiste en que los atentados son todos obra de anarquistas que, además de poner bombas, se dedican á la expendición de moneda falsa, como lo demuestra los procesos seguidos contra Miranda, Rosell y otros por el estilo, que hoy están procesados como monederos falsos. Reproduce las acusaciones contra Tresols y Memento, diciendo que son los autores de las bombas; pero como el fiscal pide que consten en el juicio estas palabras, rectifica en seguida, diciendo que son autores morales, por ineptos. Contestando á preguntas del letrado señor íbáñez dice que jamás mezcló arias padres en sus asuntos personales. Por lo que se refiere ásus compañeros de banquillo dice que son inocentes; todo lo más unos pequeños ambiciosos. 2 Ase- gara, por último, que en la cárcel le ¿visitó ei inspector de Policía, para ofrecerle una íueite cantidad si descubría álos autores del terrorismo. Esto demuestra, dice, que se me considera inocente. I, a última parte de la sesión se invierte en preguntas de los defensores, ninguna de las cuales tiene interés. A las seis y media se da por terminada. El público desfila desilusionado, reconociendo que Rull se ha defendido con habilidad; pero que no ha hecho acusaciones Concretas ni declaraciones sensacionales. x En la sesión de mañana hay el propósito de terminar el examen de los procesados. oficio y ha cumplido umcletia correccional por disparo y lesiones. El presidente concede preferencia al letrado de la acción popular para interrogar antes que el fiscal, por ser el procesado uno de los presuntos autores del atentado de la calle de la Boquería. El procesado dirígese á la presidencia y pide que, antes y sin perjuicio de las preguntas que se le dirijan, le sea permitido hablar. Autorizado condicionalmente por la presidencia, dice que jamás estuvo conforme con las ideas de sus hijos, pues él ha sido siempre, y es, de ideas morales muv severas. Le interroga el letrado de la acción popu lar, Sr. Trías, y el procesado niega los principales cargos. El Sr. Trías le pregunta concretamente cómo á pesar de no tener costumbre de venir á la capital vino el día del atentado de la Boquería. Manifiesta el procesado que vino á comprar unas camisas de franela. Añade que cuando pasaba por Puertaferrisa su esposa le dijo, señalando á un hombre y á una mujer: Esa es una de las anarquistas más peligrosas. Se llama Pilar Recásen. Y que por la noehe, cuando se enteró del atentado, se acordó del hombre y de la mujer que había visto en Puertaferrisa. Se extiende luego en consideraciones para expliicar la conducta de sus- hijos y asegura que él es sumamente severo y les tenía prohibido hablar de anarquismo delante de él. El Sr. Trías le pregunta por qué no manifestó á las autoridades su sospecha respecto á la mujer que vio en Puertaferrisa No contesta á esto concretamente. Interrógale el acusador privado, señoDoval. Acusador. ¿Qué traje llevaba esa Pilar? Procesado. -No lo recuerdo. A. ¿Y el hombre? P. -Traje de pana. A. ¿Y cómo se fiió usted en el hombre y no en la mujer? A. -Porque dadas mis costumbres severas, yo no suelo fijarme en las mujeres. (Rumores. (Mientras declara su padre, Juan Rull habla en voz baja con su madre. El Sr. Trías. ¡Señor presidente, el procesado Rull está hablando con su madre, y eso no puede consentirse! -Rull se revuelve, pronunciando algunas palabras en voz alta. El Sr. Trías insiste, y solicita que se separe á la madre de Rull del lado de éste. Rull mira provocativamente. Está lívido y tembloroso. f LA FORTUNA EN BÉLMEZ POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR BEIMEZ, 1, M p l premio mayor de la Lotería de ayer ha 1- alcanzado á esta población. No hay para qué decir la alegría que aquí ha causado la noticia. Un décimo del gordo está en poder del tabernero Ángel Sánchez Guerra; otros dos los adquirió el carnicero Ricardo Cantero. De esta Administración se enviaron cinco del mismo número al lotero de Fuente Ovejuna, D. Antonio Fernández. Los dos décimos restantes sospéchase que fueron expendidos á forasteros Varios billetes de la centena han sido también vendidos aquí.