Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERÓ 1.026 A B C. VIEÍKMES 27 D E M A R Z O D E 1908- O C H O P A G I N A S E D I C I Ó N PAQJJMA 3 Madrid. La infanta doña María Teresa en el oratorio de la Virgen de Ja Paloma, y el IJmo. Sr. Obispo de Madrid- Alcalá, que ayer mañana FOT. ABC. la impuso la medalla deJa Congregación para el culto de aquella Virgen. mente ya no había necesidad ni siquiera de extender días después el certificado corresque los obreros se hirieran, pues se ha dado pondiente y el pationo versé obligado á pael caso de salir un operario de la fábrica gri- gar la indemnización, que se repartieron tando que se había herido, correr á casa del amigablemente el obrero, el doctor y el inÍL I D E A L D E Los biógrafos de médico, comenzar éste la cura imaginaria, termediario. L HUMANITÉ Edmundo de Amicis convienen en afirmar jue el gran escritor, socialista convencido, dejó, sin embargo, de ser socialista hace algunos años. ¿Por qué? A L Humanité parece que no le ha gustado mucho enterarse de los motivos que obligaron á Amicis á abandonar sus campañas en favor del proletariado. Amicis dijo que dejaba de ser socialista porque el socialismo habíase convertido en un partido político, ni mejor ni peor que los demás partidos, y que; como tal, adolecía de los mismos vicios y corruptelas. El proletariado no tenía, pues, nada que esperar de sus defensores... Los hechos, posteriormente han dado la razón al hevelista insigne, y por eso ahora ha fruncido el ceño L Humanité al ver que el recuerdo exhumado por- los biógrafos de Amicis podía perjudicar las cajas socialistas del órgano de Jaurés. Quiera ó no L Humanité, el socialismo francés está sufriendo muy rudos golpes, y los mismos, que ayer aplaudían á los oradores que brillantemente subían á la tribuna á abogar por el proletariado, hoy escuchan indiferentes estas arengas, convencidos, como Amicis, de que los socialistas no se diferencian gran cosa de los otros partidos políticos. Por otra parte, los obreros mismos no se contentan con disfrutar honradamente los beneficios que las leyes llamadas sociales los han concedido, y ahí tenéis la explotación de que está siendo objeto la ley de accidentes del trabajo, explotación largo tiempo ignorada y que se ha descubierto días pasados. Obreros holgazanes y médicos sin. enfermos, habíanse puesto de acuerdo para implantar una industria incalificable; pero productiva sin duda alguna. Cuando el obrero f- S K voluntaria ó fortuitamente, hacíase una herida, erinédico complaciente ocupábase en agravar la h erida en vez de curarla, firmando todos los días certificados pesimistas con el fin de conseguir del patrono una indemnización más importante. La industria marchaba viento en popa, tanto que uno de los médicos complicados en el asunto, un joven recién salido de la clínica, ha llegado á cobrar cien mil francos durante el año anterior... Todo lo tenían excelentemente organizaEl vicealmirante D. Ramón Topete, fallecido ayer en Madrid. do, y varios testigos declaran que últimaDE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL B C EN i Como éste cítanse ya centenares de casos; pero L Humanité nubiera deseado que nadie se ocupara de estos asuntos y que la Prensa los hubiese dejado pasar en silencio. El público, en cambio, se interesa, pierde poco á poco los entusiasmos con que antes acogía las reivindicaciones obreras y en breve concluirá como Amicis por despreciar este socialismo, convertido ya en partido político. Las leyes socialistas son inmejorables en teoría, no cabe duda; pero llevadas á la prác tica están dando resultados contrarios á los ¡que el legislador se prometía. Ved si no, la trampa urdida para explotar la ley de Accidentes del trabajo. Pues con esa otra, disposición del mismo carácter generoso que prohibe el trabajo en los talleres de las mujeres y los niños, no se ha conseguido en París mejor resultado... La prostitución lia aumentado en proporción formidable y la población apache amenaza ya á las gentes en el corazón de París. Esos jovencitbs de doce á dieciséis años que á las onee de la ñocha asaltan al pacífico transeúnte pidiéndole j para beber han comenzado el aprendizaje del robo gracias á la ley bienhechora que velando por su desarrollo físico los prohibió ingresar en los talleres á ganarse In vida. Así resulta que en la actualidad los talleres y la s fábricas se lamentan de que no hay aprendices, y, por consiguiente, dentro de algunos años no habrá tampoco oficiales ni apenas maestros... ¡Bah! ¡Qué importa! Si los jovenzuelos no han aprendido un oficio, en cambio sabrán manejar el cuchillo á la perfección, -y sin industrias, sin talleres y sin- fábricas, ese día lucirá esplendorosa la aureola socialista y comenzará una era nueva de felicidad y perfección... Entonces L Humanité tirará varios millo nes de ejemplares y. no tendrá necesidad de ir á lloriquear á los- socialistas alemanes para que la den una limosna y poder... seguir tirando. ¡Oh! ¡El ideal de L Humamte! JOSÉ JUAN CADENAS. París, Marzo. NOTAS MUNICIPALES p l Centenario del 2 de Mayo. La Diputación provincial de Madrid- ha contestado á la comunicación- del alcalde en que éste la daba cuenta del pensamiento de queconcurran á los festejos del Centenario d l 2 de Mayo. las provincias todas del reino- agrupadas en torno á las respectivas capitalidad; de sus antiguas divisiones regionales. El señor marquésdel Vadillo, en nombre do la Corporación, dice que, inspirada ésta eu los mismos patrióticos sentimientos que el alcaide de Bladrid y la Comisión organizadora- del