Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO J. 02 Í A B C. JUEVES 2 DE MARZO DE 1908. OCHO PAGJNAS. Ó PAGINA 3 MADRID. DESCUBRIMIENTO DE LA LAPIDA DE ESPRONCEDA La lápida conmemorativa, obra del Sr. Cabrera. autoridades y comisiones, con los representantes deJ Centro Extremeño, FOT. al descubrir Ja lápida. ASENJ 0. el nombre de Esprottceda ha brillado un momento en nuestra obscura y mezquina actualidad, al evocarse la fecha de su nacimiento. Nadie podría disputar la iniciativa de este Centenario á los hijos de Extremadura; pero sí han debido rivalizar con ellos en honrar al poeta los amantes de las glorias nacionales. Hizo cuanto pudo la simpática Sociedad, dedicándole una lápida y apadrinando veladas y funciones teatrales; mas no en todas partes se cumplieron los deberes á que obliga el excelso ¿Ir í í- nombre recordado. Espronceda, que sintió tan intensamente el patriotismo, merecía algo más de sus compatriotas; y al decir compatriotas, no es posible circunscribir esta palabra á la región donde naciera el autor de las Canciones patrióticas, el que siendo diputado por Almería e reconoció diputado por España. Pero si le han faltado á Espronceda en este momento la corona oficial y los laureles nacionales, seguramente ha 1 recibido el íntimo homenaje de las almas ardientes y apasionadas que á través de los versos del poeta le han visto el corazón en incesante llamear y el pensamiento en. perpetua velada de las armas. ¡Acaso esta sea la mejor consagración del hombre y de su obra! Y él, que, se burlaba de la gloria- -tal vez con más amargura que sinceridad- -en lask sabidas estrofas de El diablo mundo, estimaría este agasajo como el- más dulce y sincero de cuantos se dedican áenaltecer á un poeta... El pueblo sigue recordando sus versos y está familiarizado con las figuras que- creó su musa; muchas de sus frases poéticas han entrado en la corriente del idioma... ¡lista es la verdadera inmortalidad! Que al fin los monumentos, como todo, se olvidan ó se derrumban, mientras el corazón de la humanidad permanece. Humano fue Espronceda, sobre todo, y he aquí el secreto de su permanencia en nuestro recuerdo y lo que le asegura la resistencia á todos los cambios y mudanzas literarias. No han perdido sus cantos amorosos el perfume de la juventud que los inspiró, y en ellos escuchamos también la voz de la pasión que se extiende y se produce en los mil variados acentos de esperanza, desilusión, deseos y temores. Su sinceridad nos conmueve y nos exalta, porque se hermana con nuestra propia sinceridad que supimos expresar de otra manera, ó acallar, temerosos de los comentarios del mundo. Sus canciones patrióticas, aun desposeídas del sentimiento circunstancial, propio de la fecha en que nacieron, convencen y subyugan, y en su mismo desaliño muestran su fervor. En sus Madrid. Consagración del obispo de Almería, otras canciones aparecen las ideas de su tiempo, tal como un poeta podía sentirlas y expreen Ja Iglesia Catedral. EL CENTENARIO DE ESPRONGEDA racias al entusiasmo del Centro Extremeño, G celoso de la gloria de su paisano insigue, sarlas. Pero en todas ellas, así en las que el amor le arranca, como en las ofrecidas á su Patria y en las que ofrenda á sus ideales, la pasión impulsiva y generosa le inspira y palpita en todas las estrofas. Es mn gran lírico, en el alto sentido de la palabra, sin empequeñecerla con el adjetivo de romántico correspondiente á su época. El romántico lo engrandece todo con su fantasía; el lírico canta, la grandeza de las cosas, ya grandes en sí mismas para quien sabe cantarlas y comprenderlas. Pero como un romántico ha llegado Espronceda hasta nosotros, y así ha de perpetuarse su nombre, envuelto en la tentadora leyenda que ninguna crítica podrá deshacer. Más que su obra, romántica fuéjsu vida, que se agostó bien pronto, en plena juventud, consagrada á todo lo que enaltece, deseosa del sacrificio por algo grande, generoso y- noble. Y por eso su figura simboliza, aquel periodo admirable de nuestra historia, nunca tan llorado como ahora al sea tir el prosaísmo ambiente y la falta de grandeza personal y colectiva de nuestros días... Ideamos los Versos de Espronceda para solemnizar su centenario. Y no nos sorprendamos de ciertas indiferencias. El gran poeta fue enamorado, patriota y liberal. Es lógico que no se le aprecie del todo en estos tiempos en que el amor no es ciego, sino tuerto, la idea de la patria está en crisis 5 la libertad se ha hecho conservadora... ANTONIO PALOMERO CONFERENCIAS TELEFÓNICAS a Asamblea de la Prensa. La idea del Sr. Francos Rodríguez ha sido muy bien acogida por todos los periodistas de la región. También de algunas provincias comienzan á llegar adhesiones. ¿as bases para la celebración de este Congreso, ajustadas á las proposiciones que constin en la carta del Sr. Francos Rodríguez, se ¿jublicarán muy pronto. C l cuartel de Santa Engracia. Pueden darse por terminadas satisfactoriamente, pues sólo algán punto de detalle falten resolver, las gestiones para el derribo del ex cuartel de Santa Engracia. En este asunto la ciudad ha cumplido rigurosamente sus compromisos con el ramo de Guerra, poniendo á su disposición locales eu que instalar los almacenes del regimiento cL iagon, entregando 130.000 pesetas, ¿gun so estipuló en el contrato. Jüa recepción verificóse con asistencia del alcalde, concejales y comisión militar, levantándose, por duplicado la correspondiente acta. El traslado de las fuerzas al cuartel de Hernán- Cortés se verificará muy pronto. EfectúaMIÉRCOLES, z 5, 6 T, D. Vicente Casanova, MT. ABC.