Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO f. otS A B C. MARTES 24 DE MARZO DÉ 1908 OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PU 3I NÁ 5 MEL 1 TON GONZÁLEZ NOTAS TEATRALES NOTICIAS AGILITARES AMENAZAS DE MUERTE c u la Comisaria del Hospicio fue denunciado ayer Celestino Amay de Mingo, por ma- os tratos de palabra y obra y amenazas de ¡muerte á su propia madre, Balbina de Mingo, de cincuenta y siete años. El desnaturalizado hijo fue puesto á disposición del Juzgado de guardia. asi á la misma hora era conducido á la Co misaría de la Universidad Cesáreo Arriba Bernal, de veintisiete años, jornalero; el cual, armado de un revólver, una navaja y un garrote, amenazó de muerte á Bárbara Díaz Pascual, de cincuenta y dos años. El valiente Cesáreo quedó á disposición de la autoridadjudicial. PSPAÑ OL Fue un gran éxito la reprisse de i a Comisión del regimiento de Zamora ha la admirable comedia de los her- llegado á Madrid muy satisfecha del recibimiento que le hizo en San Sebastián su comanos Alvarez Quintero Elqenia alegre. Para el público numerosísimo que asistió, ronel honorario, el rey de Inglaterra. El jefe del mismo Cuerpo, el bizarro soldado tuvo el mismo interés de la noche del estreno. Con excepción de Id Srta. Barcena, que es- Sr. Ruiz Cebollino, ha visitado, para presentuvo felicísima en el papel que creó Nieves tarse, á ias autoridades de Madrid, y S. M. el Suárez, y de Mariano Píaz de Mendoza, que Rey le dará audiencia para escuchar manifessubstituyó á Pepe Santiago, saliendo muy ai- taciones verbales expuestas por el, Soberano roso de la prueba, la obra se interpretó con el inglés. reparto del año pasado, mostrándose el público i a Comisión del regimiento de Lanceros del muy satisfecho Ejército ruso, de que S. M. es coronel hoA la representación de El genio alegre segui- norario, llegará en breve á Madrid para prerán los estrenos de Figuras, arreglo de Paráüre, sentar sus homenajes al rey D. Alfonso y hahecho por Manolo Bueno y Ricardo Catarineu, cerle entrega del uniforme reglamentario en y La araña, de GHimerá, traducida por Luis dicho Cuerpo de Lanceros. López- Ballesteros. La constituyen el coronel Tomaschefsk, el La temporada terminará á fines de Abril, capitán Massalki y el teniente Gladune. embarcando la cdmpafiía del Español el día 29 para Buenos Aires, donde darán á conocer algunas de las obras que ya tienen en su poder, omo oportunamente anunciamos, h o y ae y que hasta ahora son: nina comedia en tres verificará en el Campamento el concurso de actos de los hermanos Alvarez Quintero; La tiro en que los Cuerpos que componen la brifuente amarga, también en tres actos, de Lina- gada de Cazadores que manda el general Pintos se res ¿ivas; La Virgen de los Rosales, de Carlos jestad disputarán la copa ofrecida por Su Mael Rey. Fernández Shaw; un drama de Dicenta; un Con tal objeto, el batallón de Las Navas, que, arreglo de la última obra de Victoriano Sardou, L affaire de Poison; una comedia histórica como es sabido, está en Alcalá, llegó anoche á de Eduardo Marquina, y otras obras ofrecidas. Madrid. Las saldrán de sus cuarteles á las El jueves de la presente semana se celebrará seis y fuerzas de la mañana, y el tiro empezará media ¡una función extraordinaria por su carácter, á las nueve próximamente. dedicada á solemnizar el próximo centenario Vestirá la tropa traje de campaña, llevando de- Espronceda. I, as Navas el uniforme que tiene en ensayo. El espectáculo constará de tres actos de Don Cada batallón Alvaro ó la fuerza del sino y de lectura de poesías tres secciones organizará una compañía de en honor del grau poeta. Estas compañías, aisladamente, destacarán También se dice que antes de emprender la seis soldados por sección, que romperán el fuecampaña de América, dejarán María Guerrero go á los 1.000 metros, haciéndolo las tres secy Díaz de Mendoza, ultimados cuantos deta- ciones, por descargas, á 800. lles se relacionan con el plan artístico del próDespués de verificar cinco descargas á la ximo año en la Princesa. distancia indicada, desplegarán en guerrilla, teniendo los capitanes libertad de acción para disponer las R I N C E S A H y martes se verificará é hasta llegar, fuerzas como lo crean oportuno, en sucesivos avances, á 400 meveneficio del Sr. Bcaavente, con la 37 representación de su comedia, de éxito tros de los blancos. El consumo total de municiones por cada extraordinario, Señora ama. El viernes beneficio del primer actor Paco soldado será de 30 cartuchos, efectuándose el Morano, con Papá Lebonaid, y el estreno de segundo municionamiento á los 700 metros. Kl plazo máximo que cada compañía ha de una comedia en un acto, original de Benavente. emplear en el ejercicio será de media hora. A los 800, 700 y 600 metros aparecerán, medio minuto cada vez, blancos de- eclipse, que representen siluetas de Caballería. El resto de los blancos estará constituido POR TELÉaRAFO por una compañía de Infantería, con sus reservas. OB NUESTRO CORRESPONSAL Cada batallón designará un capitán y un LUNES, Z 3 1 0 M. subalterno para que presencien el acto de conos restos de Zola. tar los impactos. Aumentan los incidentes y las protestas Al ejercicio asistirá S. M. el Rey, con el jefe con motivo del próximo y solemne acto de tras- de la Casa militar, señor conde del Serrallo, ladar los restos de Zola al panteón. el escwadrón de Escolta Real, el ministro de la L Att oriUpublica, hoy una carta del duque Guerra y el jefe del Estado Mayor central, gede Montebello, dirigida al jefe del Gobierno. neral Martiteguí. Por si y en nombre de su familia, el duque protesta de dicho traslado, y pide á su vez licencia para retirar del panteón las cenizas de su abuelo, el mariscal Lannes, é inhumarlas en el cementerio de Montmartre. Entre la aristocracia ha producido esta carta DE r; u rrno SPRVICÍO PARTICULAR muy buen efecto. PARA PASAR EL RATO jeroglíficos. BERLÍN POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LUNES, 3 3 1 0 n la Embajada española. Se ha dado la primera recepción en el hotel del barón Tiele Winckler, adquirido por el Gobierno de España para residencia de su embajador en esta corte. La embajadora, señora de Polo de Bernabé, hizo los honores en este acto. p n la Opera. Se ha celebrado el ensayo general de la ópera Hugonotes, concurriendo á él nuestro Soberano. También asistieron, invitados por el emperador Guillermo, los directores del teatro de la Opera, de París, Sres. Brousan y Messager, el embajador de Francia y el coronel Languiche. p l pleito de la Prensa. Congratúlanse los periódicos alemanes del sentimiento unánime de simpatía y solidaridad con que la Prensa extranjera ha aplaudido su actitud frente á las demasías de los parlamentarios. Hacen constar que aunque la Prensa en Alemania no goza de las consideraciones y respetos que en otras naciones, pasó ya el tiempo de que en las altas esferas se considerase á los periodistas como ratés. Comenta la opinión la resistencia tenaz de los diarlos á admitir explicaciones que no sean autorizadas y cumplidas, por lo ocurrido en el Reischtag, y advierten cómo la unión de los periódicos de todos los países provocaría un formidable movimiento contra gobernantes y políticos, por sus desconsideraciones para con los órganos de publicidad. n banquete. En Kaiserhoff dio anoche Mr. Cambon un espléndido banquete en honor y obsequio de los arquitectos y obreros á quienes se ha confiado la restauración de la Embajada francesa. Lo presidió el vicecónsul, Mr. Teller. El discurso pronunciado por Mr. Cambon fue breve, pero tan expresivo que impresionó vivamente á los obreros. P PARÍS AL DJA L U LAS SOLUCIONES MAÑANA HOQUES JDE TRENBS SANTO, a 3, j T. SOLUCIONES A LOS PASATIEMPOS ANTERIORES LOCOMÓVIL. V I N O GENEROSOS. ARISTÓCRATA DETENIDO hoy En Granada ha sido detenido, ypor undebe llegar á Madrid, acompañado inspec- P n las inmediaciones de: Averghen (Bélgica) lección. Comunican de Verdutn qu: ra U va- han chocado dos trenes de viajeros la no. T -1 cante de Humbert ha sido clcgiúo diputado che última. v -Los heridos ascienden á 20, entré franceses Mr. Noel. y belgas. WE 1 MJVR, 2 3 S K. l embajador en Rusia. El embajador de Francia en Rusia aban- j fna locomotora ha cMSado con entren rá d o n a r á mañana definitivamente la capital pido en Kostritz, resultando tres heridos moscovita, del accidente. E E tor de Policía, un joven aristócrata, muy conocido en los Círculos de la corte. A los seilores (biógrafos de profesión y ú La detención se ha hecho por exhorto de los aficionados ue envicii A la Kedaccitfu Juzgado del distrito del Hospicio, ante quiea do A i i 0 fbtugral ias sobre algún asunto de se ha presentado una denuncia contra el alu- interés y de palpitante ¡ictuaEidad. se 2 es adunará! IK 5 Z l J S J 3 dido joven, que es título de Castilla, en la cual qnc publiquemos. 4 Q ÍAS por casia pmelba aparecen como acusadoras dos señoritas ma Al pie de cada fotografía se indicará el drileñas, imputándole un delito común. nombre de su autor. BIBLIOTECA D E A B C 1 ÍA SEÑORITA B LOS S N MILLONES 109 Uégret se enfadaba y reprendía á Luisa, á pretexto de que no dejaba Itrabajar á su compañera. L ísa soportaba las reprensiones por Juana. Prefería que la humillaran separarse de su amiguita, porque tenía la intuició. a de que la amenazaba un grail peligro. Mad. Victoria había intentado más de una vez que Luisa accediera á s t S vergonzosos planes; pero la Negra contestaba siempre lo mismo: -Yo sólo deseo trabajar honradamente. La víspera del gran día la preguntó: ¿Sabes tocar el piano? -Sí, señora. Bastante bien. -Por fin vas á poder servir de algo. No podemos vivir como salvajes. Es necesario halagar á nuestra clientela, y para ello voy á dar mañana ün baile de trajes, una especie de baile de máscaras. ¿Quieres tocar tú el piano? -Si en eso puedo serle á usted útil. -Alguna vez habías de decir que sí. Entonces es cosa convenida. Tengo síii disfraz de diablillo, que te sentará admirablemente. Ven á probártelo. -Me es imposible diafraz rme, señora. Estoy de luto por mi abuela. La cínica Mad. Victoria soltó una carcajada. ¿L to por tu abuela? ¡Pero muchacha, si eso no hay quien lo lleve! A punto de abofetearla estuvo Luisa, pero se contuvo. Necesitaba saber qtlé fin se proponía la maestra con aquel baile en obsequio de su clientela, baile que como Luisa aabía de qué clase eran casi todas las clientes, no la extrañaba que pudiera verificarse y estar muy concurrido. ¡Basta de tonterías y de contemplaciones- -añadió Mad. Victoria! -Tendrás que someterte á mis caprichos como se han sometido otras más orgullosas. Y, en efecto, después de haberlo reflexionado, Luisa se sometió, accedió si disfrazarse, á pesar de su luto, para velar por Juana, á la cual, instintivamente, veía cada vez más en peligro. -No me guardes rencor por lo que te dije, Contigo puedo hablar francamente- -la dijo Mad. Victoria, -por más que tú no lo merezcas. No digo que seas mala, pero, ¿cómo quieres que tenga confianza en ti si tú no la tienes conmigo? Te recogí en la calle, te cuido, te quiero en recuerdo de mi Luisa, á la que tanto te pareces, y ni siquiera sé cómo te llamas, de dónde vienes, ni quién. eres. Lo que se oculta no es bueno. -Perdone usted. Comprendo que 110 he tenido razón al negarme á lo que usted deseaba. ¿Quiere usted que me pruebe el disfraz ahora mismo? -Mejor será. ¿Ves como tenía yo razón? Luisa fue al guardarropa donde estaba el traje de diablillo, y se lo puso. Le sentaba á las mil maravillas. Y al verse en el espejo pensó que por una de esas paradojas, tan frecuentes en la vida, ella se vestía de demonio para salvar á un ángel. Wtamente, como si no tuviera ya nada que decir, 6 como si hubiera naDiado sólo para ser oído por su madre. La pausa fue muy larga. Por fin Enrique rompió el silencio. -Estamos en vísperas de unir nuestras existencias, Sidonia- -dijo. -MI mo? mentó es solemne, y tengo que decir á usted algo grave. -Le escucharé á usted con toda gravedad, Sr. Futuro- -contestó ella soadendo. -Tal vez lo que voy á decir mortifique á usted; pero es preciso, la situación lo exige. Le ruego á usted por adelantado que me perdone. -Está usted perdonado. Ya le escucho. -Sidonia, yo no quiero que pierda usted por mí su existencia. Usted merece todas las adulaciones, todas las adoraciones, todos los homenajes, y yo no quiero robar á usted, porque sería un robo y un asesinato. -Pero ¡Dios mío! ¿Qué dice usted? ¿Qué puede usted tomarme que no sea ya todo suyo? -No quiero robar á usted su juventud, su belleza, su fortuna, su porvenir en una palabra: su amor. -Todo ello le pertenece á usted en absoluto. ¡Si pudiera usted leer en mi pensamiento! -No quiero apuñalarle á usted el corazón. -Es lo que está usted haciendo. ¡Acabe usted de una vez, por Dios! -Pues bien, Sidonia, sinc amente, en conciencia, debo confesar que temo, sí, que temo no quererla á usteu. Ya lo ve usted, soy i n miserab! e. Ella no pudo contener una exclamación de dolor, y al mismo tiempo, ¡oh, prodigio! asomaron á sus ojos dos lágrimas. -No, no lo es usted. Lo sabía todo. Usted es an hombre honrado y no quiere usted engañarme. Eso está muy bien. La piedad del conde se transformó en compasión. Jfcarique fraternizó con aquel dolor, cuya sinceridad era evidente. ¿Lo sabía usted y no me ha dicho nunca una palabra? ¿Lo sabía y no me ha arrojado de su presencia con desprecio? ¿Podía hacerlo, Enrique? Con una intensidad de emoción que impresionó al conde prosisruió Si lonia: -Yo le amaba á usted. ¿No lo comprende? -Lo comprendo demasiado, y veo que de todos modos estoy destinado á hacerla á usted desgraciada. -No, Enrique mío. Yo le querré á usted por los dos. -Sidonia, usted me apena y me encanta; pero reflexione usted; es mejor jas procure usted olvidarme; todavía es tiempo. En ello le va la vida. -Sí, conozco que me moriría si me despreciara usted. Sólo el censarlo me aloquece. ¡SidoniaS -Gracias por su compasión. Óigame usted Yo quiero decir ó v. su i ¡I; no sé qué. Yo le amo á usted con toda mi alma. Mi vida, mi focliexa, JUI tana, todo es de usted. SÍ 6 ¿iÍ 88