Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 1.023 A B C MARTES 24 DE MARZO DE 1908 0 CJTO FA GINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 3 Madrid. La prueba final del campeonato de caballos de armas. El teniente D. Manuel Boceta, saltando el obstáculo de seto y zanja con su cabaljo Hermano con el cual ha ganado el campeonato. F Cuando un conocido asunto- ¡Chist... ¡Que estátrabajando el señorito! cipales teatros del mundo, ha cobrado canse torne punto por punto, ¡Oh! Una obra requiere tiempo, medita- tidades exorbitantes. se castigará el delito ción, estudio, recogimiento, y el joven FeyY viviendo en gran señor, ha gastado deau explotó durante muchos meses la cre- siempre en relación con lo qu e ganaba; esto, etUPE- TOI D AMELIE Yo osreferi: dulidad de sus parientes, que esperaban ver es, un 25 por 100 mas... Hoy podría ser va r ría de buena un día la obra terminada, aquélla. obra cui- rias, veces millonario, no, sólo no lo es, I,o s músicos de ocasión gana el argumento de la última comedia de dadosamente pensada, elaborada durante sino qué se ve precisado á escribir p ra el que viven tan ricamente Feydeau, estrenada anoche en Nouveautés; largas horas de trabajo silencioso... teatro siempre que tiene necesidad de dinedéla ajena inspiración, pero... no le va á dejar pasar la censura... pagaran, naturalmente, Y llegó, un momento en que Feydeau tuvo ro, única causa suficientemente, poderosa Occupe- pi d Antélie esla pieza más locamente pensar en serio en lo que nunca se lé para hacerle sacudir la gereza... la justa- compensación... que alegre que se ha representado en un teatro, había ocurrido. ¡En que á la fuerza tenía que Bohemio incorregible, pero bohemio de y el autor de La. Dame de Ckez Maxim nos tie- escribir una obra! Todo. maesfro zascandil frac y guante blanco, Feydeau hace la vida ne acostumbrados á los asuntos atrevíditos que robe, contarte vil En efecto, el trabajo se prolongaba dema- del perfecto boulevardier, y continúa siendo, las- partituras completas, y á las situaciones divertidas... siado, los parientes comenzaban á escamar- tan holgazán como en los días en que ideó pagará tres, müpesetas; Pero... miro y remiro la obra, busco el se, se le vigilaba más que antes, ya los cria- el truc de escribir una obra para que le dejapor números sueltos, mil. medio de contar someramente, muy some dos hacían ruido sin preocuparse del traba- ran dormir á pierna suelta... Ahora también ramenteel argumento de Occupe- toid Ameliey que traía entre manos el joven autor, y duerme; pero cuándo se despierta, sienta su 1 jo I os productos recaudados veo al final de este artículo no las manos de hasta el Sr. Feydeau, padre, sé olvidaba de nombre en el cartel, de un teatro... ¡Y no hay deberán ser destinados los cajistas y las columnas de A B C, sino recomendar de vez en cuando: á hospitales para autores, quien le mueva de allí en dos años! el cesto de los papeles de la Dirección... y huérfanos desgraciados ¡Chist! ¡Que está trabajando el señorito, JOSÉ JIUN CADENAS. ¡Bah! Renunciemos á la empresa. Y, sin de maestros compositores. Hubo que escribir la obra por dignidad, París, Marzo. embargo, es lamentable que no podáis reí- por vergüenza, porque no había más remeros como nos hemos reído cuantos asisti- dio, y un día Feydeau decidió acometer la Yo apruebo esa ley extraña que beneficia y no daña, mos á la primera representación, como nos arriesgada empresa. ¿Qué haría? Un vaudey basta de hacer, el bobo. reiremos cuando volvamos á ver la obra en vitte... Después de todo, la obra no se estre- POPLAS DEL MARTES. Ya que se robe en España, noches sucesivas, porque esta comedia, igual naría jamás, y él justificaría sus horas de IMPUESTO VOLUNTARIO ¡que se reglamente ell robo! que La dame de Chez Maxim, está condenada á pereza presentando un rimero de cuartillas Varios ladrones de oficio José JACKSON VEYAN que ningún autor la vierta al castellano, escritas... y rateros de ocasión, asustado de los, atrevimientos y de las crupor justificar el vicio Planeó un asunto, le desarrolló como bien dezas que contiene... No; en castellano no le pareció; poco á poco fue interesándose en se imponen el sacrificio NUESTRAS FRUTAS la veréis representada jamás... Pero, en fin, el trabajo, y cuando terminó de escribir juzde pagar contribución. puede que alguna compañía italiana, de esas gó que aquello no había resultado muy desEN FRANGÍA Y en una instancia elocuente que van á Madrid en primavera, la ponga cabellado del todo... El director que leyó la que al Gobierno alzaron ya, I a Dirección general de Agricultura ha recien escena, y en italiano y en noche de moda obra tampoco la encontró despreciable y deprometen solemnemente bido de nuestra. Cámata de, Comercio, dé nuestra pudibunda sociedad se tragará la cidió representarla; el público rió de buena que el robo se regirá París, muy interesantes noticias sobre el copildora... por la tarifa siguiente: gana la noche de la prendere, la crítica saludó mercio de frutas y legumbres en. aquella ca Cantada y en italiano al novel autor con frases cariñosas y entupital. gana mucho la moral... Ya. en anidad, ya en despoblado, Aunque Francia es un país eminentemente siastas, y... ved cómo la holgazanería llevo por cada pañuelo hurtado agrícola que cultiva con gran esmero sus cam peydeau, el autor afortunado de la nueva al joven Feydeau al teatro, donde tantos de algodón ó de hiló rico, pos, obteniendo de ellos productos bastantes, comedia estrenada en Nouveautés, nos triunfos le estaban reservados... se le abonará al Estado, no sólo para el consumo nacional, sino, tamha referido en Le Matin cómo se hizo autor- Un literato viejo que vio á Feydeau la de limosna, un perro chico. bien para sostener una exportación de gran cómico, y espiritualmente, con la simpática noche de su primer estreno, al ver la alegría monta, todavía queda en el mercado francés Por un reloj de metal, elegancia de la pluma francesa, afirma que reflejada en el rostro del autor, le dijo: lugar para muchos productos españoles, como marche bien ó marche mal, la pereza le obligó á ser autor... Era holga- -Bien, joven, bien... Ha tenido usted un lo demuestra la cifra de 18 millones á que en abonará el tomador zán, vago, perezoso, no estudiaba jamás y triunfo; se ve aplaudido, festejado... Sin em 1904 llegó, el total de frutas de mesa expedido una cantidad igual para que no le molestara su familia ideó el bargo, desconfíe usted, porque esta primera por. nuestros compatriotas á Francia. I as noal quinto de su valor. ticias, pues, referentes á los mercados francepretexto de decir que estaba escribiendo satisfacción... ¡Se la van á hacer pagar á usSe dotará mensualmente, ses han de ser siempre interesantes para los una obra... Así podía pasarse los días ente- ted muy cara! con lo que sume este haber, cultivadores españoles, y, en tal concepto, los ros sin hacer nada, encerrado en su habitaá la viada de un agente servicios que con esta información se pueden ción, fumando cigarrillos, durmiendo tran- V e r a verdad... Porque yo no he visto nada que muera valientemente prestar al país sonde valor positivo é inmequilamente ó leyendo libros de vaga y ame- tan parecido á una mujer alegre como cumpliendo con su deber. diato. na literatura... un autor... Embriáganse con los primeros El Negociado de informa ciones, creado reSi el impuesto por hurtar El truc dio excelente resultado, y el padre triunfos, derrochan el oro á manos llenas, se cientemente en la Dirección general de Agrise llega á reglamentar, cultura, tiene á disposición del público estos de Feydeau debió sospechar que su hijo te- rodean de aduladores, y, ni la mujer piensa yo creo que á otros señores documentos informativos, así como la nota, nía condiciones para el género, cuando or- nunca en que sus encantos palidecerán, ni que cobran, sin ser autores, también enviada por la misma Cámara de Codenó que no le interrumpieran en sus tra- el autor quiere creer que otros vendrán más se los debe tarifar. mercio, con la. indicación, de las principales bajos, y mientras el joven holgazán se ence- tarde con otros aciertos á ocupar los miscasas de comisión y encargados oficiales, de la Y ya que el autor robado rraba, y tumbado á la bartola veía cómo se mos escenarios donde sus aciertos triunventa de frutas y- legumbres en los mercados pierda en la recaudación faron. descomponía el humo del cigarrillo, los criade París. Igualmente se ofrece el Negociado un derecho tan sagrado, dos andaban de puntillas por los pasillos, en Feydeau ha gustado las grandes, alegrías como órgano de relación entre la Cámara de por lo menos, que el Estado la casa no se oía el menor ruido y el señor del éxito ruidoso, ha visto rodar sus obras, Comercio y los productores españoles para escobre su contribución. tos servicios. Feydeau, padre, vigilaba diciendotfaáücv as á todas las lenguas, por los prin- DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS