Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ACCIÓN PROTECTORA A FAVOR DE LA INFANCIA i jlA protección que la Ley de 12 de Agosto I de 1904 establece á favor de los nieno res de diez años comprende la salud TM l física y moral del niño, la vigilancia de los que han sido entregados á la lactancia mercenaria ó estén en casa cuna, escuela, taller, asilo, etc. y cuanto directa ó indirectamente pueda referirse á la vida de los niños durante ese período. Consistirá dicha protección en el ejercicio de las funciones siguientes: 1.o I, a protección y amparo á la mujer embarazada. 2.0 La reglamentación de la lactancia mercenaria y su vigilancia. 3.0 X, a inspección de las casas cunas, escuelas, talleres, espectáculos y cuantos centros de modo permanente ó transitorio alberguen, recojan ó exhiban á los niños. 4.0 La investigación de los daños, sevicias ó explotaciones de que puedan ser objeto los niños con padres ó sin ellos. 5 La denuncia y persecución de los delitos contra menores. 6.0 El a m p a r o á los niños moralmente abandonados, recogiéndolos de la vía pública y proporcionándoles educación protectora. 7.0 La corrección paternal de los llamados rebeldes, incorregibles ó delincuentes. 8. El cuidado de la educación é instrucción de los llamados anormales. 9.0 La vigilancia y exacto cumplimiento de las leyes protectoras vigentes. 10. El estudio constante de las reformas que deben proponerse en la legislación en favor de los niños, así como la creación de una Liga internacional de protección á la infancia. Ejercerán esta acción protectora: a) Un Consejo Superior de Protección á la Infancia, constituido en el ministerio de la Gobernación, bajo la presidencia del Ministro. b) Juntas provinciales, bajo la presidencia del Gobernador. c) Juntas locales, presididas por el Alcalde. El Consejo superior de protección á la infancia y estas Juntas provinciales y locales, tendrán, además de la acción protectora que les corresponde respecto á los menores de diez años, las atribuciones que sean necesarias para proteger á los menores de edad, mayores de diez años, con arreglo á las disposiciones legales, cooperando especialmente al exacto cumplimiento de lo preceptuado en el núm. 3 del art. 8. del Código penal y de lo dispuesto en las leyes de 26 de Julio de 1878, 13 de Mayo de 1900 y 23 de Julio y 1903, referentes al trabajo de los niños en espectáculos públicos, fábricas y talleres y á la protección de niños abandonados y mendigos. El Consejo y las Juntas, para el mejor desempeño de su cometido, se dividirán en sechay niños mayorcitos, ya destetados, á quienes ciones: se les cuida hasta que pueden valerse por sí 1 a Puericultura y primera infancia. mismos. 2. a Higiene y educación protectora. Compréndese sin esfuerzo la importancia de 3- a Mendicidad y vagancia. esta obra que permite- que el desarrollo del a Patronatos y corrección paternal. 4. a niño desvalido sea convenientemente vigilado. 5. Jurídica y Legislativa. En números sucesivos se detallarán todas las tareas de cada sección á fin de que el pú 1 blico comprenda trascendencia de esta Ley, que, como todo lo que á los niños se refiere, no ha merecido especial mención por parte de los publicistas españoles. s En provincias se están organizando y reorganizando las Juntas que por disposición reciente del ministerio de la Gobernación, deben constituirse antes del día 20 del actual. Según í leemos en algunos periódicos locales, reina i TI gran entusiasmo entre los amantes de la infancia, y todo hace esperar que cuando sea conocida la ley, todos coadyuvarán á su aplica t ción. K Dios sabe á qué miserias le conducía el destino. Ahora, con él se podría mover á compasión á muchas gentes. Empezaría á ser útil. Lloró mucho el pobrecito. Nosotros sentimos que se removían nuestras entrañas y nos marchamos de la sala, para no sollozar, Sor María y yo. Y se lo llevaron... V. F. tomar distinto alimento, suministre su, leche al BIENHECHORES DE LA JNFANCJA recién llegado que carezca de su madre. La vida de los niños es, como se ha dicho, al aire libre enjos días buenos; cada pequeñuelo CONCEPCIÓN ARENAL tiene su cochecito; en los días lluviosos se reA llegado para aquella santa mujer la fugian en la galería cubierta, mantenida á una hora de la justicia. Se la rinde en todo temperatura igual, mediante la calefacción por el mundo civilizado entusiasta y fervapor. viente tributo de admiración y de respeto, por sus señalados y grandes méExisten salas de aislamiento, baños y enferritos; pero entre los mayores puede mería. Se les pesa periódicamente y, por últicontarmo, cuenta la fundación con aparatos de delavado mecánico, y su UN VIVERO INFANTIL sinfección yde la leche, etc. aparatos de es- se rsuuamorhacia terilización te n ra STE nombre merece la fundación franLos padres que se ven precisados á dar sus los pobres ni cesa llamada Pouponniere, de que dan niños á criar, obtienen de este modo ventajas ños. 4 idea los grabados que acompañan. Es- extraordinarias, pues sabidas son las malas En la Voz de tablecida cerca de Versalles, en Porche- condiciones en que se hallan la mayoría de los la Candad, refontaine, consta de un gran jardín, en entregados á mujeres que se encargan en su; vista que fundó el cual se han construido varios pabe- casas de este servicio. y dirigió mullones separados que ilevan los nomLas Inclusas oficiales debieran estar en el chos años, casi bres de sus fundadores, Castellane, Rothschild, campo, y las madres abandonadas deberían exchisivainent e etcétera. Admítense niños de pecho para ser asimismo contar con esta noble protección que redactada p o r criados convenientemente, y al mismo tiempo les permitiría no dejat á su hijo y rehabilitarse la incompara ble escritora, hay páginas dedicadas á combatir la explotación déla infancia, hermosísimas. Sus doctrinas respecto á la protección de los niños, fueron aceptadas con aplauso en todos los Congresos especiales celebrados en Europa y la gran reforma que se inicia en España ha sido inspirada por la soberana inteligencia y el gran corazón de doña Concepción Arenal. os cambios bruscos de temperatura ocurridos en estos días han aumentado e número de niños enfermos. Se han observado algunas fiebres eruptivas, perc los más frecuentes han sido los padecimientos del aparato respiratorio, corno anginas, bronquitis de mayor ó menor intensidad y varios casos de tos ferina ó convulsiva. Nunca se recomendará lo bastante á las ma dres el no hacer uso de específieos que calman la tos y no han sido prescriptos por el médico de familia. No pocas veces es peligroso el empleo de la medicación narcótica en los niños la cual tiene indicaciones especiales. También se han presentado padecimientos de vientre, y singularmente afecciones renalespor enfriamiento, acompañadas de vómitos s supresión de orina, síntomas ambos que deben preocupar á los padres en cuanto se presentenpor la gravedad que pueden ofrecer en la infancia. ante sí mismas, contribuyendo con sus cuidado; á salvar la vida de otros niños. Sería facilísimo tener establos próximos que proporcionasen la leche recién ordeñada en inmejorables condiciones, y de esos centros que hemos llamado viveros infantiles saldrían seres robustos y sanos, y las madres, de quienes se ha hecho mérito, no tendrían que arrastrar una vida de bochorno ó de oprobio al ocultar la existencia de una infortunada criatura cuyo mayor delito es haber nacido. Mediten acerca del particular los homDres de corazón y entendimiento. ¡Cuan fácil sería crear algo parecido en la parte alta de esa barriada saludable llamada Ciudad Lineal y en la proximidad á los pinares de Chamartín! LA SALUD DE LOS NIÑOS DICHOS Y HECHOS DULTERAC 1O NES En la Sociedad DE LA LECHE de Pediatría de París se ha discutido el hecho de haberse presentado una epidemia de diarreas en los niños alimentados con leche de vaeas que consumían hojas ó pulpa de remolacha y residuos de las cervecerías, quedando demostrada la gravedad que ofrece esta circunstancia para la salud. En Bélgica se han adoptado medidas legis lativas para proteger contra estas adulterado nes la leche destinada á los niños de pecho. pSTADISTI C A El Dr. Hecker ha calculaBENEF 1 CA do 9 u e gastan algunas poblaciones parala curacion de los niños y su proporción por habí tante: i CUADROS REALES QU 1 QUIN nos dio que hacer el dichoso Joaquinito! fU acostarle en la cama núm. 7 parecía un pájaro sin plumas, moribundo, se cerraban sus ojitos con muda expresión dolorosa, no lloraba, gemía calladamente y se dilataban las alas de su nariz al mismo tiempo que sus la bios se fruncían entreabiertos sorbiendo con espasmos de fatiga el aire. El padre le había abandonado ó andaba preso, y la madre estaba en una clínica de operaciones. En el hospitalillo pasó dos años, y la hermana de la sala y yo, entonces estudiantino hambriento y triste, encargado del aparato, cobramos al chicuelo un gran cariño. Quiquín era dócil, se pasaba el día pidiendo TJÁNTO Es una Inclusa en el campo, donde hay dormitorios de día y otros de noche para poderlos limpiar y desinfectar á diario; sobre todo, se respira aire puro. Allí se practica la lactancia artificial en condiciones higiénicas severas. Pero existen, además, nodrizas, y entre és- ros eran sonoros, acompañados de abrazo apretado; para dar los pequeñitos alargaba su hociquín gracioso y entornaba los ojuelos negros y expresivos. Sor María le confeccionaba muñecos de trapo, yo le traía estampas y chucherías baratas, y nos preocupaba á los dos la suerte del que juzgábamos huerfanito. Ya tenía yo pensado llevarle aun Asilo de que era médico mi maestio. Allí le acabarían de criar y luego sería un mócete y quién sabe á lo que llegaría bien educado y protegido... Era nuestro hijito. Una tarde se presentó la madre, á quien nadie conocía, acompañada de otra persona, en quien á la legua se adivinaba su antipatía hacia el chico. Venían á buscarle. Había el infeliz escapado de la muerte y beítos y él los daba gandes y piquitos. Los prime- tas, son preferidas las desgraciadas que no pueden criar á su hijo por falta de recursos. Se admite en casos tales en el establecimiento, á te madre y al niño, remunerándola con la condición de que vigile y cuide á otro niño mayorcito, y que cuando su hijo pueda empezar á Viena gasta... i85.ooo marcos. Por habitante i í céntimoII. LA AGENDA MATERNA Berlín- -652.720- -32 ODA buena madre debiera llevar anota- Leipzig- -100.000- -20 68.000- -j 3 das en un libro especial: el día del na- Dresde- -40.000- -f. cimiento de cada uno de sus hijos, las Colonia- -it. 5- -2 pesadas durante su lactancia, las ob- Monaco- -servaciones referentes á sus enferme- BIENHECHORES En Monza (Italia) lafadades, los datos de crecimiento, las DE LOS NIÑOS íi 1 B e l S m i b a ofreparticularidades relativas á la aparicido construir un pabeción; de los destellos intelectuales, todas las llón especial para niños, independiente de 1 minucias y pequeneces de la vida infantil, al hospital. parecer insignificantes, pero preciosas. El abogado Cario Merlo, de Novara, ha deLo son para los padres cuidadosos, pueden jado cerca de 800.000 liras para la obra de los serlo también para la ciencia, que estudia con escrofulosos pobres de dicha ciudad. cuidado todo lo que atañe á la psiaología y fisiología de los niños. Nada más hacedero, á pesar úe las ocupacioBIBLIOGRAFÍA nes que abruman al parecer á la mujer de su os libros del hogar. -Dr. Toledo y Tolecasa, toda vez que nunca sobra tanto tiempo do. -Cómo se cría un niño. -Un tomo como cuando se trabaja mucho y con orden. de 142 páginas en 8. menor. M. Pérez Si la mujer hacendosa lleva cuenta exacta de Villavicencio, editor, Madrid. sus ingresos y gastos, como aconseja la EconoEl Dr. Toledo, práctico muy distin mía domestica, si se suelep conservar euidadoguido, ha coleccionado en un tomito samente las joyas adquiridas y los objetos de varios artículos publicados en La Épovalor, anotando sus precios; si los hombres ordenados clasifican sus valores y los títulos de ca, respecto á puericultura. Su lectura es sumapropiedad de sus fincas están siempre al co- mente instructiva y amena. rriente, ¿por qué razón esas delicadas y pre átecismo de la madre de familia. -Manual de ciadas joyas que Dios da no han de ser objeto 1 higiene de de celoso cuidado evitando su posible pérdida? tor G. Delcuve. la primera infancia, por el docXalabader ¡Cuan pocas familias se interesan por estos y Serra. Ranon Traducción del Dr. editor, Mavitales asuntos! En el extranjero, especialmen- drid- Barcelona. de S. N. Aralucee, te en Alemania, cuidan algunas madres de. El autor ha escrito su libro en forma de callevar un libro- sanitario en el cual obligan á tecismo, con preguntas y respuestas redactasus médicos á escribir sus fórmulas y pres- das en estilo claro y sencillo. Esta obra í e cripciones. Lo hemos comprobado personalde en la Expos mente en Madrid en alguna, ocasión, conven- premiada con medalla H i goro e de Bruselasción internacional de ien ciéndonos de la importancia de esta práctica. de T 897. El día que se adopte la Agenda materna en el hogar, la higiene habrá realizado una gran conquista de trascendente 1 ímportaneia para el arte de cuidar á los niños ARTE DE CUIDAR A LOS NIÑOS