Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 1.016 A B C MARTES íy DE MARZO DE 1908. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA 5 ZARAGOZA CONFERENCIA TELEFÓNICA LUNES, l í 6 T. días, de pueblo. proporcionar alegría y regocijo al extranjera de la Exposición, que funciona en París, na dirigido una circular a los comerciantes, industriales y agricultores franceses, invitándoles á concurrir á nuestro gran certamen. Esta invitación ha sido muy bien acogida por los productores franceses. El pabellón de Francia, cuyos planos ya están terminados, comenzará á construirse muy pronto, y las obras, que estarán terminadas varios días antes de abrirse la Exposición, las dirigirá el arquitecto Mr Choutanard, encargándose de los parterres y adornos de plantación de arbustos el ingeniero jefe del Municipio de París. as fiestas. De día en día aumentan, con la suscrip ión pública y donativos, los fondos con que se ha de costear la iluminación del templo del Pilar. El acuerdo del Ayuntamiento, destinando 1.000 pesetas para tal fin, ha sido muy bien recibido. La Asociación de damas titulada Corte de tonor de Nuestra Señora del Pilar ha entregado mil y pico de pesetas para formar con luces el anagrama de la Virgen. Otras Hermandades también contribuirán á la iluminación. D. Gregorio García Arista se ha comprometido á sufragar los gastos que ocasione el motivo de D. Iñigo Arista, que ha ¡de figurar en la cúpula central de la torre del Pilar. La Subcomisión encargada de la instalación ha entregado el servicio á la casa Sucesores de Kriben, que se propone hacer uua cosa realmente grandiosa, empleando material modernísimo. Los trabajos los dirigirá un ingeniero de dicha casa y ¿e harán varias pruebas. Exposición de arte retrospectivo. El plazo de admisión de boletines para la presentacióa de objetos ha terminado. A juzgar por el número de adhesionesxla Exposición seta un éxito. En ella figurarán cuadros de Zurbarán, Goya y Murillo, trípticos de gran mérito, objetos de fecha antigua, tablas de gran mérito, orfebrería de gran precio y antigüedad, custodias, tapices magníficos, completry colecciones numismáticas, medallas pontific as íy muebles de gian valor y mérito antiquísimo. Es casi seguro que en este certamen figurarán seis tapices propiedad del Capí ilo de San Pablo, de la misma antigüedad y clase que otros cuatro que se conservan en el Palacio Real y dos en el Vaticano. La catedral de la Seo y el Pilar expondrán varios objetos, y durante la Exposición podrá el público admirar sus ricos tapices y las valiosas joyas artísticas que poseen. El senador del reino D. Manuel Ballesteros también expondrá artísticos objetos de su propiedad, como asimismo los Cabildos de Mallorca, Gerona, Lugo, Valencia y otras catedrales. La Junta del Canal Imperial de Aragón expondrá un retrato del duque de San Carlos. entenario de los Sitios. Esta tarde se ha reunido la Comisión de fiestas para examinar el programa de ellas en los diez primeros días de Mayo, mereciendo Ja aprobación de la comisión y acordando someterlo luego á la ejecutiva y á la municipal de Gobierno interior. Los días 4, 6 y 8 no habrá otro festeio que las iluminaciones y músicas callejeras. Contando con los toros y demás números se obtendrá la finalidad perseguida para esos Exposición. La El Comité de la sección El día 7 se celebrará un festival en la Plaza de Toros, á cuyo efecto se pedirá la autoríza; cióu oportuna para que puedan concurrir á este acto las músicas militares. recluido en el manicomio Provincial desapareció ebios días sin saberse sa paradero. Hoy estaba por el barrio de Montemolín, y allí logró echar á la acequia de San José á un hombre, una mujer y una niña, poniéndoles en grave peligro, y seguramente hubieran perecido, si vanas personas que por allí transitaban no lo hubieran evitado. El desgraciado demente no ha sido encontrado. I a incendio. En la madrugada última se ha incendiado la casa núm. 1 de la calle Mayor, que era propiedad de D. José Sánchez Tendero. El fuego empezó en una sala destinada á bailes de Sociedades de recreo, y se propagó á las habitaciones de la casa. El vecindario, las autoridades y la Guardia civil, trabajaron para evitar que se propagase á otras fincas. Fue salvado un hombre que estaba en peligro y que trabajaba allí. Las pérdidas- materiales ascienden á 5.000 pesetas. suelto. U n loco demente Un L IDEAL BOUQUET la calle del Príncipe, núm. 3, de esta corte. La hemos visitado y podemos asegurar que resplandecen el mayor gusto y la más exquisita elegancia en todos los detalles de su lindísima instalación, no menos apartada de lo vulgar que de lo extravagante. Son notables sus vitrinas de roble con lunas biseladas (estilo inglés) su espléndida iluminación eléctrica y cuanto áe refiere á su sobria y apropiada ornamentación, y si á esto se agrega un variado y elegante surtido de objetos nacionales y extranjeros, no es dudoso que el nuevo establecí miento se sumará pronto al número de los de su clase más acreditados en esta capital. Mucho lo celebraremos. tan simpático y atractivo Conrificado la apertura de unatítulo se ha veperfumería en 1 a corrida de la Prensa. La animación y el entusiasmo que reina entre los aficionados por asistir á la corrida de la Prensa, es ¡extraordinario. La demanda de billetes es mucho mayor que la de años anteriores. Ayer fueron recogidos casi todos los pedidos de los señores socios, siendo ya muy pequeños el número de los encargos que quedan por despachar. Anoche llegaíon á Madrid los toros de Miura y Pablo Romero, y por la mañana serán desencajonados. Los hermanos Bombita llegarán mañana en el expreso y Machaquito el jueves. Vicente Pastor, como buen madrileño, se encuentra en la villa y corte y seguramente no defraudará las esperanzas de sus paisanos. Hoy de nueve de la mañana á ocho de la noche, en el local de la Asociación, San Marcos, 44, se despacharán los nuevos pedidos á los socios. Mañana y pasado mañana, se venderán ai público en el despacho de la calle de la Victoria, las localidades sobrantes. S. M. D. Alfonso XIII y el príncipe Kuni, honrarán con su presencia la corrida. INFORMES TAURINOS mendadas á intermediarios, en cualquier concepto que lo sean. En ningún caso, según el art. 2.0, se consentirá ni abonará precio, retribución ó giaüficaDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ROMA, l 6 8 M. cion por las gestiones ó reclamaciones á q e p l proceso Nassi- Lombardo. J se refiere el artículo anterior. Se asegifí que el proc- tieral del Los demás artículos- -nneve son todos- -esTribunal de Ape ón de esta upíUi, ha re- tablecen las iúst -eeiones para el cumplimiensuelto la, compareci fticia de Lorcbardo, ei ex to de cuanto se refiere á este asunto con relaacusado áe S absnelto por el Tribunal Su- ción á las Direcciones generales de Adminispremo, ante un r i vo tribunal. tración, de la Deuda, y á los registradores de El p ue. ará en los primeros días la Propiedad, notarios, etc. de Abra- j ic. -xdeiitó del Tribunal ha recibido ya las OTtuaciones oel asunto Nassi, que serán detenidamente examinadas por el Jurado. i a huelga de ferrocarriles. En vista de la extraordinaria agitación POR TELÉGRAFO que reina entre el personal de ferrocarriles, se supone que Giolítti está dispuesto á acceder á DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR las peticiones de dichos empleados, y se teme CÓUOOBA, ¡6, 3 T. que tal decisión sea interpretada como una raicen de Valsequillo que en la dehesa de h sf prucLá de debilidad. Canalilla, próxima á aquel pueblo, se pre La situación es muy grave, pues se anuacia sentaron dos desconocidos de mal talante, re una nueva huelga. quiriendo al encargado de la finca para que les. entregase, de grado ó por fuerza, 2.000 peseta peregrinos belgas y franceses. Para amedrentarlo, dijéronle que uno de ellos La peregrinación de Bélgica, dirigid por era Rebeca, el sobrino del Pernales. Mons. Fernando Decroix, llegará mañana á Como el pobre hombre, sorprendido, no tu esta capital. viese dinero, le pidieron las caballerías que Los peregrinos de Arras llegarán la semana había, en la finca, 3 aunque el operario se repróxi tna. sistió, no pudo evitar, por temor a que sobrf él descargasen sus armas de fuego, que afanasen KIQ ha escrito el Kaiser. J Se desmiente en los centros oficiales la una buena yunta. sus escopetas, poi noticia que circuló ¿firmando que el Kaiser ha- si Al huir dispararon al aire en su persecución alguien trataba de salir bía escrito al rey Víctor Manuel acerca del Al fin los bandoleros han caído en poder dt desarme. la Guardia civil. Llámase uno Fulgencio Conesa Jumílla, na tural de La Unión (Murcia) y el otro, por nom bre Gabino Herrera, es natural de Aldea Can tinera, provincia de Cáceres. Declararon que una mala tentación les hizo p l Instituto Nacional de Previsión. tomar nombre de bandidos conocidos en esta Quedan nombrados en el decreto de Go- región para arramplar con el ganado de h bernación que hoy publicará la Gaceta: Presi- dehesa. dente de la Comisión gestora del Instituto NaAi erece elogios el servicio prestado por Ir cional de Previsión, D. Eduardo Dato, y voca- benemérita. les de dicha Comisión D. Gumersindo de Azcárate, D. Luis Marichalar y Monreal, vizconde de Éza, D. Segismundo Moret y Prendergast, D. Vicente Santamaría de Paredes, D. José Ma- p n la calle de Hortaleza, 116, segundo, se do lúquer y Salvador, D. Matías Gómez Latorre y claró anoche un incendio en el hollinad, D. Rafael Salidas y Panzano, propuestos por una chimenea, siendo sofocado á los pocos mo el Instituto de Reformas Sociales, y conforme méritos. á lo dispuesto en el art. 5.0 de dicha ley, el duPocos minutos después, en la calle de San que de Alba, el marqués de Zahara, el conde Roque, 3 y por la misma causa, se inició otro de los Andes, D. Bernabé Dávila, D. Elías Tor- incendio, que también careció de importancia. mo, D. Abilio Calderón y D. Julio Puyol y Y por último, á las diez y media, se tuvo coAlonso. nocimiento de que la chimenea de la casa nú 1 a Beneficencia particular. mero 2 de la calle de Francisco de Rojas, esta En el preámbulo de este decreto e con- ba ardiendo, por haberse prendido el hollín. signa que los bienes de la Beneficencia partiEn los tres citados siniestros las pérdidas cular sufren frecuentemente detentaciones que fueion de escasa consideración. hacen ineficaz ó debilitan el noble esfuerzo de quienes destinaron su patrimonio al socorro de indigentes ó desvalidos, afines de instrucción y á otros también benéficos, que tienen POR CABLE por objeto remediar las necesidades sociales, DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR apreciadas ó sentidas con mayor viveza por ARGEL, l6, 1 2 M. aquellos bienhechores. La incuria ó la desidia de los organismos ambio de almirante. oficiales han contribuido á que perdure el mal, El contraalmirante Rouvier, comandante y dado ocasión á que, prevalido de ellas el sór- de Marina de Argel, destinado á otro puerto, dido interés de gestores é intermediarios, se ha inspeccionado los buques y defensas movimermen ó consuman caudales dedicados a tan bles de Argel y Oran, pasando revista á la altos fines, alimentada, la codicia á expensas tripulaciones. Terminada la ceremonia, el contratorpedero de la caridad. El primer artículo establece que toda ges- que arbolaba el pabellón de Rouvier, lo arrió El contraalmirante Arago, que le reemplaza tión, reclamación ó investigación relacionada con bienes de Beneficencia que haya de efec- tomará posesión mañaaa con el mismo ceretuarse en oficinas ó dependencias del Estado, monial. Provincia ó Municipio se hará directamente p n v í o de refuerzos. por los legítimos representantes ó patronos de Ha salido para Casablanca, llevando á su las fundaciones, y no se admitirán las enco- bordo tropas de refuerzo, el vapor Caravan ITALIA POR TELÉGRAFO SECUACES DEL PERNALES DOS NUEVOS DECRETOS TRES INCENDIOS FRANCIA EN ARGELIA BIBLIOTECA DE A B C 100 LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES 97 nastilla de boda de su hija, y como ella no llegará á París hasta la víspera de la boda, tengo que hacer los trajes por las medidas que me ha traído. Hacerlos es lo de menos, pero para probarlos necesito una muchacha que tenga las mismas medidas que la hija del príncipe, v no la encuentro. A ver tú, Luisa, si rae sirves. Luisa se puso en pie, se acercó á Mad. Victoria, y esta empezó á mar medidas. No servía. Juana, con toda su inocencia y deseando ser agraaaole á su protectora y maestra, se ofreció espontáneamente. ¡Oh casualidad! Tenía exactamente el mismo cuerpo que la hija del príncipe ruso. Ven, ven en seguida, que te voy á presentar a él. ¡Qué suerte! Tú me calvas! Juana, emocionada, siguió á Mad. Victoria nasta el salón donae escaba, medio oculto en la sombra, un caballero alto, de patillas blancas, rostro muy encarnado y aspecto digno y grave. La modista le dijo: -Vuestra Alteza se dignará perdonarme. Lo más aproximado que he podido hallar es esta señorita. Todas las medidas coinciden. No me choca, porque esta señorita se parece muchísimo é mi hija; los mismos ojos azules, el mismo cabello rnbio, el mismo talle, la misma edad y hasta la misma expresión. Es un parecido absoluto, hasta el extremo de que se las podría confundir á una con otra. Juana estaba confusa, pero satisfecha, porque al fin podía prestar algún servicio á Mad. Victoria. Además, halagaba su amor propio el hecno ae parecerset a tina princesa que iba á casarse. Se le acercó el príncipe y la dijo, ai despedirse: ¡Palabra de honor! Es- asted más bonita que mi hija. Tiene usted mas dulzura en la mirada y el pelo más bonito. Voy á escribírselo á mi esposa. Otra sílfide rubia, que no es nuestra hija. Mi mujer va á querer adoptarla á Acompañado por Mad. Victoria, salió el, noble ruso. Juana volvió á la habitación de Luisa, y no pudo enterarse, por consiguiente, de lo que se decía en el vestíbulo. Si lo hubiera oído se hubiese quedado asombrada. ¿Eh? ¿Qué tal? -decía Mad. Victoria al principe Dumeskoi ¿Que le ha parecido á usted, doctor? -Extraordinaria; es bocado de emperador. Comprendo el capucho del condesito de Kermor y lo comparto. -Todo el mundo se enamorará de eila, como Delrue. Es una verdadera SU ptra usted sí; pero para mí también. No me importa anda fie Dclra Que casta de pájaro ee ese? -El hombre de confianza del barón, del marqués y el del negocio. ¡Ahí ¿El del negocio? Bien, pues que se guarde el dmero y yo me contentaré con lo demás. fférñ ÜSI qaedan por saber las novedades de la entrada de hoy, que no s poca cosa. -Lo visitaron todo, inquiriendo minuciosamente, examlnanoo registros y pruebas fotográficas, viendo una por una á todas las detenidas. Dos ó tres retratos llamaron su atención, porque tenían algún parecido con Luisa, pero era un parecido caricaturesco. El policía separó aquellas positivas, afirmando que le serían de gran utilidad para sus gestiones. Pasaron á la cárcel de mujeres. Tampoco allí estaba ni había estado Luisa. El coronel Rieux tuvo una impresión profunda al ver entre las monjas que allí prestaban servicio á la misma hermana de la Candad que le había asistido cuando cayó herido en la batalla de Champigny. Sor Francisca, rodeada de las reclusas, les refería historias y fantasías, que, al mismo tiempo que distraís. n la imaginación de aquellas desgraciadas, las enseñaban el verdadero camino y les hacían confiar en su redención, inspirándoles esperanza en lo porvenir. Al entrar Rieux en la gran sala de la cárcel, sor Francisca, ó Sania Franctsea, como la llamaban cariñosamente todos allí, relataba la odisea de una madre que había logrado la salvación de su hijo, criminal empedernido, y con tanta ternura hizo el relato y de tal manera describió el amor maternal y su influencia en los hijos, que el coronel Rieux que la había escuchado atentamente, se sintió conmovido, y al salir de la penitenciaría su rostro había cambiado de expresión, sus ojos brillaban 1 a luz de la esperanza, sus labios sonreían. ¡Luisa estaba perdonada! XXI 1 EL TRAJE DE BOD; Al mismo tiempo que se caimapa la excitación del padre, la conciencia de la hija, su febril alucinación tranquilizábanse por momentos. Juana Le Brenn había sido la Sania francisca de Luisa. Ambas seguían siendo huéspedes de la Collin- Megret, y ni una ni otra pensaban siquiera en leer periódicos, por lo cual no tuvieron ocasión de enterarse del siguiente anuncio, que se publicó repetidas veces: Luisa Ü está perdonada, y lo que hizo, olvidado. Su padre la espera todas R las mañanas, á la hora de costumbre, junto al sepulcro de su abuela. Leerlo hubiera sido para la víctima de Delrue la salvación, el descanso, ei consuelo y la rehabilitación; pero la fatalidad pesaba sobre su vida. Y no era que les estuviese prohibida la lectura de periódicos; antes por el contrario, iaa obreras del salón de Mad. Victoria compraban y leían cuantos periódico picarescos salían ¡i luz, y la pervertida Amelia la Pesie había intentado hacérselos leer, sin conseguir más que una digna y enérgica repulsa d ambas muchachas, repulsa que se repiti 6 cada vez que Amelia intentó contaminarlas del vicio que constituía su condición saliente. Tan censurables manejos hicieron pensar más de una vez á Luían T-