Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA DE LA MODA T MT JS, MATIZO, 1908 raléeos y golas pudiera ser el tema principal de todo cronista de modas. Con efecto, es un verdadero furor el que existe por estas dos cosas, que en honor de la verdad, son muy lindas. Las cabecitas femeninas surjen, no demasiado esbeltas, pero sí muy favorecidas, de entre el rizado sedoso y la suave gasa, con cierto airecillo de candorosa ingenuidad, que armoniza á maravilla con la tez de rosa de la miajer francesa. Muchas juveniles bellezas se resisten á la nueva moda, porque recuerdan con cierto espanto los retratos de los antepasados, rígidos, tiesos, inmóviles r en medio de la gola, que robaba por completo la gracia del cuello. Si la naciente gola no toma alarmantes proporciones, no hay por qué temerla, y será un nuevo atractivo de la indumentaria femenil. Flecos y borlas es otro detalle que se gasta -on apasionado entusiasmo, y es un adorno precioso. Los corpinos llevan picos por todas partes. Bertas picudas, mangas de pañuelo, picos pronunciados en pecho y espalda, bandas que se cruzan en el pecho y descienden por la falda; todo ello con el exclusivo objeto de que sea terminado con borlitas de torzal y seda, mezclada con hilillos metálicos. Algunos escritores tratan de sacar partido de la moda, para lucir su ingenio, haciendo frases sobre el tema de que todo adorno movible está en completo acuerdo con la psicología de la mujer. Sea ó no cierta la semejanza, flecos y borlas producen maravilloso efecto en los traiesde teatro, baile, concierto, etcétera. desalado, teniéndole desde la noche anterior et agua, se deshace en hebras delgadas y se une al jamón; después de darles juntos una vuelta en la grasa, se sacan á un plato y se fríe en aquella misma grasa el tomate pelado. Una vez frito el tomate, se echa el arroz, el bacalao y el jamón; el agua, como los demás arroces, y cuando el arroz está para retirarle, se añaden los 50 gramos de manteca de vacas y los 50 gramos de queso rallado; se revuelve bien para que se mezcle todo. Este arroz admite toda clase de sobras de aves, de carne, de ternera y de caza, todo partido menudo. Calculamos para los arroces 150 gramos de aceite; pero esto puede aumentar ó disminuir, según lo más ó menos que guste la grasa, teniendo siempre en cuenta que el arroz queda más suelto y mejor no escaseándola. En el arroz á la milanesa hay que poner un poquito menos de aceite, atendiendo á que el queso y la manteca suponen cierta cantidad de grasa. Al echar la sal, que en todo arroz debe echarse al poner el agua, se agrega al arroz milanés un poco de pimienta negra molida. M Si ORRESPOnDEnCIA PARTICULAR. En esta sección se contestara a las consultas que nuestras lectoras gusten dirigirnos, siempre que la pregunta venga acompañada de STETU CUPONES COr r BLATlVOS, 0 SEA, DEL i i l 7 de los que se publican diariamente en las páginas de anuncios de A B C Las consultas habrán de- firmarse con un seudónimo t, con iniciales. Zas que se firmen con nombres ó apellidos, se contestarán con la inicial de los mismos. La Dirección se reserva el derecho de no contestar á determinadas consultas que exijan gran extensión en ¡a respuesta. L J e aquí la descripción de algunos modelos Uua enamorada. -1. a Para depilar. 2 Extirpación con la. uñas y suaves fricciones de éter. 3 a Todo hay que usarlo co: i de trajes primaverales, prácticos y sencimucha constancia. 4 a Masaje. No hay de qué. llos. El traje de primavera es importa itísimo. Una bizcaitarra. -No lo sé fijamente, pero creo aue sólo poc ¡Como que hemos de lucirlo en colaboración la familia. No tiene nada que agradecerme. con la naturaleza que entona himnos al retor Necrópolis. -jCarambita! ¡VayaunseudónLftoalegritol ¡Anda: no del astro rey! ¡Pues después de leer la carta, resulta pálido el seudónimo! Si Una falda ceñida en lo alto, luce en la mitad es verdadero su estado de ánimo, tiene más de imaginativo que de real; así es que, sólo con que usted quiera curarse, se curará. inferior un volante en forma, adornado de tres Jí. de S. F. -3 a- Sólo se consigue poniéndose en tratamiento bieses color verde seco, puesto que la tela es á en un instituto de Belleza. 2 a Espuma de nieve. 3. a No lo sé. rayas blancas y verdes. El volante en forma 4. -1 En algún Bazar. Ignoro su precio. Es usted muy amable, y que parecía olvidado, vuelve. La chaqueta es celebro que se haya decidido á escribirme. una especie de gracioso smoking, embellecido Una que aunque cause horror es la musa de un pwtor, -1. por bieses de seda y botoncitos de oro. ChaleSí; seguirán usándose. 2. a Hágasela de piqué, batista ó seda laco de piel de gamuza, que deja en su escote vable. La falda de lanilla listada, blanca y azul; cinturón igual. descubrir un camisolín de tul con lunares. 3. a No la desarme usted; puede usarla. 4 Las tocas estarán muy de moda en primavera y verano. 5. a Para suavizar y blanOtro de eolien, color palo de rosa. La falda quear las manos. 6. a Perjudicial no es; pero creo que útil, tamestá formada por gruesos pliegues. Dos líneas poco. Sólo el masaje facial puede hacerlas desaparecer. 7, Un de bieses de raso la guarnecen á nivel del dopoco más grandes que el cuadrante. Sí; abrochadas y puntilla bladillo. El cuerpo es una torerita muy corta, alrededor. M e complazco mucho con su amistad, á la cual formando una sola pieza con la manga kimono. correspondo. Minúsculos bieses de seda, con botones de plalina que ha reñido con et novio y esta muy contenta, y otra ta oxidada, cierran la torera dejante, dejando que está contenta porque no ha reñido. ¡Así es el mundo El seudónimo de ustedes me recuerda aquello: entrever una blusa de encaje. Cinturón de piel. El cura de Alcañices á la nariz llamábale narices; Otro. Vestido de lanilla fantasía, marrón y y el cura de Alcañiz blanco, forma americana, es decir, no ceñida á llamaba á las narices, la nariz la espalda, cercada de dos largas solapas alY vivían felices menadas, ribeteadas de trencilla de seda. Esta el cura de Alcañiz y el de Alcañices. guarnición se repite en la parte inferior de la No se enfaden ustedes por la bromita; son ustedes muy galantes falda plisada. DE F O T TRAMPUS. y afectuosas para mí. i a Con miga de pan mojada en vinagre. El interior de la levita descubre una blusa 2. a Unos cuadrados grandes. 3. Cualauiera de los dos son Sabido es que desde hace pocos años, apenas comienza el mes de Marzo, empiezan á lucirse los sombreros bonitos y elegantes. de linón, en la que ondula una vaporosa chotina admiradora de la S. -1. a Siempre la naturalidad es lo rrera de encaje, sujeta en lo alto con un lacito de primavera, especialmente para paseo, visita y concierto. v mejor; pero puesto que quiere frase hecha, diga: Mucho gusto... de terciopelo negro. La presente primavera, los sombreros grandes alternarán con las tocas de regular tamaño. í Y después: lie tenido un verdadero placer... 2. 0 Lo mismo, sino Con esta chorrera se llevará cuello recto de Nuestro modelo es una feliz combinación de tul y terciopelo de color azul porcelana, adornado con unaque añadiendo: Jieconózcame por una verdadera amiga... Sí; xencería ó de tul plisado; pero ni el uno ni el grande y caprichosa fantasía. en nombre de los padres. No hay de qué. otro omitirán el acompañamiento obligado de Dos palomitas de primer vuelo. -Han hecho usteaes muy la finísima gola en el borde, para servir de escribirme, y espero no la La piel de mono, glaseada y planchada, re- ros, que no se paran ante las mayores dificul- bien en decidirse ábueno. 2. Ocho meses querigor será éstade marco al rostro. última vez. i a Es de y ocho a cibe en el mercado el eufónico nombre de nu- tades cuando se trata da hacer negocio, está la alivio. 3 M u y rizado y hueco; moño bajo y grandes lazos. Qara regalar dwlces de bautizo, no se estilan tria y los comerciantes la venden también habilidad del parroquiano para descubrir las 4. a Extirpación con las uñas y suaves fricciones de éter. 5. a Esfalsificaciones. No es ello siempre cosa fácil, críbale una á su casa diciendo que, en vista de todo, supone ya cajas, ni bolsitas, ni platos. Se hacen como castor del Canadá Todos los años entran en las tenerías milla- ni mucho menos; pero en la mayor parte de usted terminadas las relaciones, y pídale sus cartas. unos Moisés de alambre dorado finamente tejiUna mamá joven, -1. Una limpieza diaria escrupulosa ei do, y con tan caprichoso juguete se participa á res de pieles del vulgar conejo, que, una vez los casos el comprador no saldría fácilmente á impedid ya se formado, dar tres las amistades que el lindo bebé, recientemente perdida su identidad, gracias á los artes y pro- engañado si sometiese la prenda comprada á suficiente días aceiteque se forme. Sidulces ha pasar después un ó cuatro de almendras cedimientos del oficio y á los tintes empleados, un detenido examen, conforme á las instruccio- peine espeso. Después, lavarlo diariamenteycon agua caliente. venido al mundo, ha recibido el primer Sacrasalen á la venta con diversos nombres llamati- nes que siguen: mento: el del bautismo. 2. a Agua de salvado. 3 a Se llevan de ambas maneras. Quedo á vos. La piel de mofeta se transforma en cebeMetiendo los dedos entre el pelo y peinán- sus órdenes. como Una argentina casi su ícese qwe vuelve la moda de los dijes, que llina de Alaska, la zarigüella se emplea de las dolo con fuerza en dirección contraria á la suya carta. Jabón y piedra negra. -No recuerdo haber recibidode pómez. Agua de salvado y espuma del hasta la natural, esto es, á contrapelo, se pone al desaunque no olvidados por completo, sí se substituto pelo zorro azulfylas veces piel cabras de largo, de piel de llevaban con menos entusiasmo que en años yak del Himalaya, óhace no menos cara del cubierto el cuero, y no cuesta ningún trabajo nieve. Bicarbonato. 1 Si lo da una persona competente, creo Una madrileña. -de la ver si hay en él algún remiendo ó alguna cosa pasados. contestada en la oso australiano. tura sospechosa. La mayor parte de los com- que sí. 2. noQueda que resultará. 3. aanterior, pues haciéndolo por Pero los dijes actuales haa de tener mérito sí misma creo No sé. El mayor enemigo de las pieles valiosas es pradores, y en especial las señoras, hacen preAmat a. -1. Jabón y piedra pómez. z. a soio puede corre artístico, ó al menos valor material, y cuando cisamente lo contrario: alisan el pelo en su di- girse en Institutos de Belleza. no son juguetillos antiguos ó cincelados de la polilla, que todos los años hace estragos en Una que hablar con el J ey. -a comprenderá mérito, han de ser, por lo menos, con adornos los almacenes por valor de muchos miles de rección natural para apreciar su finura, y lo que ningunadesearíatres preguntas que mexhace son de mi ustea de las perduros. La experiencia ha demostrado que á pe- que hacen de este modo es ocultar mejor las de esmalte y piedrecillas auténticas. tenencia. Lo siento. sar de los mil y un remedios que se recomien- composturas y añadidos. Una amapola. Primavera, i INo; con Colonia da! 3 Una de las pieles que más se falsifican es la O e habla de resucitar para el próximo verano dan para combatir la plaga, no haywmejor sisLavándose con agua boricada templada. 4. a Diz. En cualquier los enormes abanicos que se llamaban Pe tema que el primitivo de conservar las prendas del armiño. La verdadera piel de armiño tiene buena perfumería. 5. a La crema, no. Los polvos, sí. Es usted ricones. Al oir la noticia, el buen gusto ha pro limpias de polvo, y por esta razón, en todos los siempre el pelo más corto y afelpado que la de muy amable. testado, y confiamos en que su protesta será almacenes se sacuden y varean las pieles unas liebre ó de conejo. Verdad es que cabe el re- Guadalupe, -Sí, señora; la vida pasa formando proyectos cuantas veces al mes. En donde no se hace así curso de cortar el pelo de éstas á la altura que para pasarla bien. Color palo de rosa. Tanto mérito hay en atendida por las damas elegantes. la polilla se apodera de los géneros, y cuando se quiere; pero la superchería se descubre le- hablar bien como en callar con oportunidad. E -aie. Sí. N o es VIZCONDESA B. DE NEUILLY se quiere recordar, el comerciante se ha arrui- vantando algunos pelos y examinándolos de preciso. Yo soy con ello la beneficiada. cerca y por separado; si están cortados, se ob- Un enamorado. -Puede usted decirla: nado. Los dientes de tu boquita, Una trampa muy corriente entre los pelete- servará que no acaban en una puntita fina, morena, me tienen preso; FALSIFICACIÓN ros es la de humedecer las pieles y estirarlas como ocurre con un pelo entero. ¡en mi vida he visto yo Aparte que hacer cadenas de DE PIELES para que sean más grandes. El peleterosacar tos que esde esto, pueden examinarse los rabi- ó cualquier otra ton. ería semejante. huesosl y vuelta. Marrón. costumbre dejar en las prendas de prefiere la cantidad á la calidad, puede De ida pjl oficio de peletero es uno de los que más mayor provecho en la venta de una piel estira- piel de armiño. El rabo de este animal debe Gracias. se prestan á mistificaciones. Desde el mo- da hasta más no poder, procedimiento que la ser de ocho á diez centímetros de longitud, con OOO. ¡Oh! qué melancólico es este comunicante. A juzga, mento que entran las pieles de diversas clases pone mucho más fina que en su estado nor- algo menos de la mitad de un color negro in- por el tono de su carta, debe usted peinarse con melenas, come en la tenería hasta que salen de ella, general- mal, y más expuesta á estropearse. En éste, tenso, y no debe terminar en punta, sino en los que llaman ingeniosamente las madrileñas, náufragos J. ci vapor Lila. Yanqui. Calados. Es usted muy galante. mente con un mote que aumenta su valor para como en todos los casos, el perjudicado es el una especie de grueso pincel. Una que desea la intervención de la S. para el cambio ae i el comprador incauto, las falsificaciones se su- comprador ignorante que no se fija en la delMUJER Y LA CASA. -Para las dos primeras, nada. Para la terceden de un modo prodigioso. gadez de la piel y se le rompe en poco tiempo. cera, sólo niquelarlo de nuevo. Y está tan extendida en el comercio de piePero no es en la venta y preparación de pie- ECONOMÍA Eí asturiano de Villanía... -No entiendo ej final, tfoere les la costumbre de imitar pieles caras con pie- les nuevas donde tienen campo abierto para usted usted á la rubita que DOMÉSTICA que no debeeso, sinodecirla nada. Diga N o Querer y pensa les de escaso valor, que hace un par de años mistificaciones los peleteros de poca conciendepende de de sus cualidades. TAÍIÚ. -i. N o es fea de forma, pero necesita usted esc- i una Asociación de peleteros ingleses se creyó cia. En muchas ocasiones se arreglan prendas ARROZ A LA. M I- Aledio kilo de arroz, a y cuatro en el deber de hacer públicas las trampas más con pieles viejas, que el parroquiano paga por LANESA 5 r a m o s í d bacalao, mucho y con cuidado. 2. Medio año de rigor, Para viaje me de alivio; pero sin manto. 3. a Bulbilífero. 4 a óz comunmente empleadas por los de su oficio. nuevas, sin más trabajo para el comerciante, i- wx aft C l e n g f a m o g ¿e jamón, llevarse sombrero de crespón. 5. a Según la edad de la que u La piel de foca, por ejemplo, famosa por lo que descoser la piel usada, humedecerla, esti- 50 gramos de queso de Parma ó de Gruyere, haya de usar. Quedo como siempre á Sus amables órdenes. ¡levado de su precio, se imita con piel de rata, rarla hasta lograr que alcance la longitud pe- 50 gramos de manteca de vacas y medio kilo y los peleteros dan á esta imitación el nombre dida, y cobrársela al parroquiano como si fue- de tomate. -de foca del Báltico para distinguirla de la le- ra nueva. Se fríe el jamón (en aceite bien pasado) pargítima foca de Alaska. Contra todas estas maiasartes de los pelete -tido ea. pedacitos. El. bacalao. -que debe estar D