Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
U V! 5 ¿SO 1.010 MIÉRCOLES 11 MARZO- 190 S. OCHO PAGINAS. EDICIÓN PAGINA 6 í. Barcelona. La escuadra austro- húngara, á bordo de cuyo buque almirante almorzará hoy S. M eJ Rey. FOT. BALLELX. MI HKUURAMA MILITAR Y ÚLTIMO a d a de apremiante actualidad nos impide J dedicar esta conferencia semanal al tercer punto del programa militar que usted desearía ver realizado. El general Marinas ha sabido trastear á los cabileños limítrofes de Mar Chica; y los franceses del general D Amade, metiéndose en honduras bélicas suministran á nuestro Gobierno demostración indudable de la sangre y dinero que cuestan las aventuras en tierra marroquí; 20 millones confiesa el Gobierno francés que le va costando lo de Casablanca en pocos meses; pero no cuenta los gravísimos desperfectos sufridos por sus buques de guerra, que un corresponsal alemán asegura que llegan á 150 millones. No será tanto, ni acaso la cuarta parte; pero de todos modos en esta ocasión el Gobierno español ha sido más sensato, y la opinión española más despierta que los franceses. Tranquilos del presente, háblenos usted del porvenir; siempre gusta hacerse ilusiones. -Pues tampoco es nuevo para los lectores le A B C ese tercer punto de mis sueños militares, y me apresuro á decir que lo que aquí puede no pasar de sueño, es realidad en otras partes. Quizá haga ya dos años que con o asión de las gestiones de D. Alberto Aguilera para el derribo de algunos cuarteles viejos y malsanos del casco de Madrid, escribí en A B C varios artículos preconizando las ventajas de la vida militar en campos de instrucción sobre la vida de cuartel, que, á poco que se anaü e, se encuentra incapaz de responder á las exigencias de la pedagogía militar moderna, ni tocante á la educación que ha de engendrar una disciplina sólida, ni tocante á la adaptación del cuerpo é inteligencia del ciudadano á las habilidades profesionales. En la fecha de esos artículos rjude prescindir de mi eterna cita de la milicia suiza, porque precisamente por esos días el Gobierno autónomo del Canadá (muy atento á los problemas militares des- de que el Japón se ha revelado gran potencia militar por mar y por tierra) al hacer una estudiada y discretísima reforma de su organización militar terrestre, ponía como base de todo el sistema la instrucción del soldado en grandes campamentos, donde estuvieran reunidas tropas de todas Armas, totadas las diferentes unidades, y el conjunto de ellas, de cuantos elementos son indispensables para la vida de campaña, tan diferente bajo todos aspectos de la vida pacífica, acompasada, urbana á que se acostumbran generales, jefes, oficiales y fcropa en JS cuarteles. Claro es que el Gobierno sanad nse (uno de los más ilustrados y despiertos áil globo, si no el más) daba como condición previa del suficiente aprovechamiento de una instrucción y de una educación militares interna- y ae corta duración la preparación escolar ae la juventud en la primera y segunda enseñanza. Creería ofender la perspicacia más modesta, insistiendo en la ventaja qwe se lograría, cuando, al salir á campaña, para el militar no haya más diferencia respecto á lo que ha practicado en la escuela de la guerra, que el peligro, diferencia que en los jóvenes más bien es estímulo que otra cosa en toda ocasión, y en los viejos también lo es, caanüe. la causa por la que se baten es digna del sacrificio personal de gentes realmente patrióticas. En la actualidad el recluta, al entrar en el cuartel y emprender la instrucción militar, penetra, viejo relativamente, en un mundo nuevo, extraño y generalmente incomprensible (minucias cuarteleras, táctica coreográfica, etc. y si ya instruido ha de salir á la guerra, tiene que olvidar el modo cuartelero de vivir, en momentos en que, desgraciadamente, sus superiores, tan inexpertos como el soldado, no aciertan á ejercer con éxito la más difícil de sus misiones, y la más importante, cual es la de conservar á las tropas las fuerzas físicas, única base sólida y duradera de las fuerzas morales. Todo esto, y mucho más que daría materia para un regular folleto, va encerrado en mi sencilla fórmula de substituir la instrusción militar cuartelera por la instrucción previa escolar y la instrucción definitiva en campamen tos. Todo ello, también, es. simplemente an orolario facilísimo del pensamiento onteiiido en la Instrucción del tiro, del general; Primo de Rivera, que en mal hora se ha dejado distraer de su principal misión para dediearss á repre- sentar charadas de movimiento en las llanuras, previamente regadas, de Carabanchel. -Está bien; pero eso que usted quiere, aún no lo han hecho Ejércitos muy adelantados, y aunque sea un progreso indiscutible, no me parece fácil que en profesión tan rutinaria como es la militar (según el insigne Mohán, y según el raciocinio) encuentre usted gente capaz de dar el salto. -A saber. En las aldeas de orillas del Nalón han pasado desde el candil de aceite á la luz eléetrica, sin conocer petróleo ni gas... -Pues aquí si salimos del candil y llegamos al petróleo, dése usted con un canto en los peehos. Pero, en resumen, a lo que usted aspira es; á que tengamos material completo para un Ejército de 150.000 hombres; á que se implante la instrucción nacional del tiro de guerra, y á que la instrucción definitiva se haga en campo de instrucción. ¿No es eso? Pues sus nietos le llevarán al otro mundo noticias de lo que en este sentido se haya adelantado. JENARO ALAS CONGRESO 1 NTERNACIOW N A L CONTRA EL DUELO El Comité ejecutivo del primer Congreso internacional contra el duelo, que se celebrará en Budapest, ha redactado la orden del día provisional para dicho Congreso, que es la siguiente: i. Informe de cada una de ías Ligas sobre el movimiento antiduelista, en sus respectivos países. 2.0 Creación de un Centro internacional. Organización de una oficina central internacional. 3.0 Medios de propaganda: acción por la Prensa, por la aristocracia y por las señoras. 4.0 Educación de la juventud en las ideas antiduelistas. Concurso internacional para la redacción de un Manual con este objeto. 5 Institución de Tribunales de honor mixtos (civiles y militares) 6. Medidas legislativas que deben iniciarse para la abolición del duelo. a) Proposición del estudio de un, proyecto de ley contra el duelo, que será sometido por el Comité central á las Potencias y acompañado de una acción concentrada y simultánea de nuestras Ligas para ganar á la causa á los jefes de Estado, Gobiernos y Parlamentos y para hacer admitir esta ley en el Código penal de los países civilizados. b) Reforma de las leyes civiles y militares concernientes al duelo. c) Organización en todos los países de un Tribunal de honor con fuerza de ley 7.0 Designación del lugar oara el segundo Congreso. El Congreso inaugurará sus tareas el 3 de Junio próximo. L, a Junta de la l,i ga advierte á todas las personas que deseen manifestar su adhesión á los fines que se propone el Congreso, que pueden hacerlo por carta dirigida al presidente de la JLiga española contra el duelo, calle de los Medrazo, núm. 8, principal derecha. r COMPRE USTED TODOS LOS JUEVES EL SEMANARIO ILUSTRADO ACTUALIDADES INFORMACIONES FOTOGRÁFICAS DE TODO EL MUNDO IMPRESIÓN ESMERADÍSIMA SOBRE PAPEL ESTUCADO NOVELA ENCUADERNABLE CON ARTÍSTICAS ILUSTRACIONES Bilbao. La barca francesa Dupleix varaaa en ja desembocadura del Cadagua, después de incendio que destruyó la parte interior del buque y. su cargamento. Í O T BANTALÓ EL NÚMERO, 1 5 CÉNTIMOS EN TODA ESPAÑA