Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A D R I D JUEVES 5 D E MARZO D E 1908. NUMERO SUELTO) i 5 CÉNTIMOS y D t llWI lfWIIIM i -ll W W Í VI- tHMMi y CRÓNICA U N I V E R SAL 1 LUSTRADA. AÑO IV. N U M 1.004. 2: É P O C A Entre los alumnos prodújose un pánico indescriptible; todos procuraron buscar las salidas y se abalanzaron á las puertas, atropelláudose unos á otros. Las bombas, por fortuna, no causaron grandes estragos, n o habiendo que lamentar más desgracias que dos niños gravemente herido? y algunos leves. La Policía acudió prontamente al lugar del suceso. Los criminales no han sido a ú n habidos; se practican activas pesquisas para encontrarlos ministro de M A D R I D A L DÍA TresElrectificaciones. la Gobernación dijo ayer or la mañana fueron viífitadísimos los tem- que carece de fundamento la versión, recogida P plos. Hay que smponer, piadosamente pen- por algunos corresponsales, atribuyendo al sando, que los fieles que recibieron la simbóli- Rey determinadas manifestaciones de tono huca ceniza no fueron por la tarde á reanudar la mascarada en Recoletos ni á enterrar la sardina en el Canal, Pero es lo cierto que hasta anocliecer hubo en aquel paseo y en la Castellana gente, máscaras, carrozas, confetti, gritos, alegría, en fin. La Cuaresma madrileña sólo tiene treinta y nueve días. Claro es que el Carnaval, que no h a sido muy rumboso en sus tres días, había de serlo menos en el cuarto. E l confetti se tiró en puñados de media docena de papelitos. De caramelos, las cubiertas; de flores, las hojas del tallo. Y así sucesivamente. En el Canal hubo lo de todos los años: mucho vino, mucho bailoteo, pocas máscaras, algunas pendencias epilogadas en la Casa de Socorro, niños extraviados y recogidos para dsvolvérselos á sus amantes y celosos padres, Bastante fresco en todos los sentidos de la pa abra y nada más. La gente bullanguera, rendida y estropeada, quedóse esperando las escurriduras del Carnaval para el próximo Domingo de Piñata. Y en Madrid, en el centro de la villa, apenas ocurrió nada; porque los atracos y las raterías que ayer como anteayer y como los días anteriores se registraron son una gota de agua en la inmensidad del Océano para l a mayoría e l vecindario. Otra cosa preocupa actualmente á muchos madrileños: escasean en los estancos las cajas de cerillas de las de 10 céntimos. Menos mal, si eso de la escasez y de la reversión del monopolio no para en que sube el precio. Ello es que apenas hay cajas de las, de 10 céntimos, y. naturalmente, ello constituye una honda preocupación para los que más que a l a cuestión de Marruecos, más que á la del voto corporativo y más que a l a del terrorismo en acción, conceden importancia á coleccionar las fototipias de las diferentes series. La política también enterró la sardina; ésto es, holgó. Por la noche no hubo más novedad que la función á beneficio de las escuelas públicas en el Real, con debut de una tiple española. Para la debutante hubo aplausos de aliento y de estímulo. Para las escuelas públicas el público que puede puso en práctica la socorrida frase de: ¡perdonen por Dios, hermanos! morístico, con motivo de la presencia del gobernador de Huelva en la cacería verificada en Doñana. Calificó también de infundada la noticia de haber aparecido en las esquinas de l a s calles de Barcelona pasquines amenazadores. Y por último, negó que la Real orden reglamentando determinados casos vuilnere ningún precepto del Código penal ni el convenio internacional sobre trata de blancas, porque lo 1 neidente cómico. ocurrido es que en el texto de íiíquella disposi- Como digo antes, los estudiantes ovacioción se deslizó una errata en lo referente a l a naron al gobernador por permitirles la entrada en el andén, y esto dio origen al incidente. edad de las mujeres á las que se alude. La música de la compañía de honores, creyendo que llegaban los Monarcas, empezó á toonsejo. Aunque está anunciada para mañana la car la Marcha Real y n o poco trabajo costó celebración de un Consejo de ministros, es po- convencer á los concienzudos músicos del sible, pero no seguro, que la reunión se verifi- error que habían padecido. Por fin se dieron cuenta de la plancha pararon los instrumenque hoy. Depende de lo que determine el Sr. Maura á tos y luego las risas del público, que por haber sido advertida ya la llegada, esta vez de veras, su llegada á Madrid, de los Monarcas, se trocaron en aclamaciones Bto y vivas! trada de los Reyes fué un momento solemnísimo. Las aclamaciones y aplausos ensordecieron el espacio. Una niña ofreció á la Reina una canastilla de flores; el Rey se abrió paso con gran dificultad, despidiéndose de las personas conocidas. Después de revistar la compañía que hacía los honores subió el Rey al tren, y á las nueve en punto se ponía en marcha el convoy Real. La ovación se repitió entonces más formidable. Vítores, aplausos, las señoras agitando sus pañuelos, el público saludando, todo, en fin, formaba un cuadro pintoresco. EL FINAL D E U N O S AMORES POR TELÉGRAFO C DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR LA CORUÑA, 4 I T LOS REYES EN A N D A L U C Í A POR TELÉGRAFO CATÁSTROFE EN DOS ESCUELAS DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SEVILLA, 4 4 T ón Alfonso en la catedral. Para asistir á la ceremonia religiosa del día han concurrido esta mañana á la catedral el Monarca y su séquito. Á recibirlos salieron el arzobispo Sr. Almaraz y el cabildo eclesiástico, los cuales acompañaron á S. M. hasta la capilla Real, donde se conservan los venerandos restos de San Fernando. Fué descubierto el sepulcro y mostrado á D. Alfonso y sus acompañantes el cadáver del Santo Rey. El señor arzobispo impuso en la frente al Monarca la ceniza bendecida. Lo propio hizo el prelado con las personas de la comitiva regia. Después, en la propia capilla Real, celebróse un misa rezada que oyó el Rey. Seguidamente regresó S. M. al alcázar. T or el reo de Guillena. E n Palacio han sido recibidos en audiencia particular por S. M. el arzobispo, el ex miMl gM nistro Sr. T? crbólla y l e diptatados D Angelo, Megía, Camino, Cañal y Checa, que han ido en comisión á pedir al Rey conceda indulto al reo de Guillena, condenado á pena capital. D. Alfonso, que escuchó afablemente la solicitud generosa de tan ilustre Comisión, hnbo de manifestar que, aun cuando no se le ocultaegreso de lot; Reyes. Como en otro lugar decimos, hoy p o r la ba la gravedad del delito, propendía su ánimo mañana, á las diez y cineo, llegará á la esta- á la clemencia y sentiría vivísima satisfacción ción de Atocha el tren Real, que conduce á los en poder otorgar el indulto, si se lo aconsejaba su Gobierno. Reyes de regreso de su viaje á Andalucía. El Gobierno acudirá á la estación á esperar SEVILLA, 4 7 N á S S MM. erribo de reses. En la dehesa de Tablada se ha verificado p r l Sr. Maura. Ayer tarde era esperado por algunos el el acoso de reses bravas. E l Rey vestía de ameSr. Maura en el sudexpreso de París; pero el ricana, y al llegar á Tablada se la quitó, quedándose en mangas de camisa. Tomó una gapresidente del Consejo no llegó. rrocha, y marchó acompañado de los marqueses Vendrá hoy en el sudexpreso del Norte. de las Cuevas del Becerro, Villamarta, D. Joa yiajes. quín Rivero, González Soto y un hijo de éste, El director de Obras públicas, Sr. Andra- y el Sr. Maza. Fueron también varios criados de, marchó anoche á Barcelona. del marqués de las Cuevas. El ministro de la Gobernación h a negado El Rey formó pareja indistintamente con sus q u e dicho viaje tenga relación con el que el acompañantes, consiguiendo derribar varios día 10 emprenderán el Rey y el jefe del Go- terneros y terneras. Estas últimas tenían poca bierno á la capital de Cataluña. bravura, quitando el atractivo de la faena. El Sr. Moret volvió á guardar cama ayer, A utógrafo Real. El Rey ha escrito una carta autógrafa al después de regresar del entierro del Sr. Quiro- teniente hermano mayor de la Maestranza de ga Ballesteros. En caso de que noy se hallase mejorado, tie- Caballería, agradeciendo el obsequio que la ne el propósito el jefe del partido liberal de sa- mencionada Corporación había hecho á Su lir por la noche con dirección á Biarritz, donde Majestad la Reina. Saluda á todos los maestrantes y elogia los pasará los días que restan de semana consatrabajos de los que han pintado el álbum. grado al descanso. p a r a los pobres. H- oy regresará á Madrid, de Lisboa, el conde El Rey ha dado 1.500 pesetas al alcalde de Romanones. con objeto de que sean repartidas en la BeneTambién se hallará de regreso en esta corte ficencia municipal y demás personas necesitaesta noche el ex ministro liberal Sr. García das, habiendo remitido también á dicha autoPrieto, que está en Torrijos, provincia de To- ridad todos los memoriales recibidos. ledo, donde h a pasado los días de Carnaval. Igual cantidad h a remitido al presidente de la Diputación provincial. El ministro de la Guerra regresó ayer á esta EYJLLA, 4 U N corte, procedente de Robledo de Chávela. H a manifestado que el general Sr. García C alida de los Reyes. Aldave ha venido á Madrid únicamente por Desde mucho antes de la hora designada asuntos particulares, no siendo exacto que para la partida del tren Real, un gentío inmenso llenaba las calles del tránsito. haya sido llamado por el Gobierno. Dentro de la estación no se permitió la en En cuanto al general Marina, comandante general de Melilla, no vendrá por ahora á esta trada más que á determinadas personas, h a biendo necesidad de ampliar la autorización, corte. en vista del vehemente deseo de la multitud ñas oposiciones. de ovacionar á los Reyes á su partida. El director general de Comunicaciones ha Esto hizo que el andén fuera ocupado por ordenado que el Tribunal de exámenes á las una masa compacta, dominando las señoras, plazas de aspirantes de contabilidad de Telé- formando un conjunto brillante aquella mugrafos examine diariamente á 100, en vez de chedumbre y las clases oficiales y militares. 15, como se venía haciendo hasta ahora, utiliLos estudiantes, con sus banderas, pidieron zándose para ello la mañana y la tarde. permiso para entrar al gobernador, y concediLa medida tiene por objeto evitar á los aspi- do, ovacionaron, á la primera autoridad. rantes, casi todos de posición humilde, una larMinutos antes de las nueve llegó á la estaga permanencia en Madrid. ción el príncipe de Asturias, tributándole hoSe autoriza la segunda vuelta para todos nores una compañía de Infantería con bandera aquellos aspirantes que por cualquier causa no y música. se hubieran presentado en la primera. El público vitoreó al Principe, y penetró deLos aspirantes que no tengan la documenta- trás de él en la estación, arrollando cuanto se ción en regla, podrán ultimarla hasta que la oponía á su paso. segunda vuelta empiece. Seguidamente llegaron los Reyes. Doña La resolución del Sr. Ortuño es jUvSta y bene- Victoria vestía traje claro y sombrero; D, Alfonso, de uniforme dé lá l seolta Real La x- D Q l E N T O CUARENTA Y SEIS NIÑOS ABRASADOS rOR CABLE. Y TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR NUEVA YORK, 4 S T. C e acaba de recibir u n telegrama de Cleve land (Estado de Ohio) diciendo que un horroroso incendio ha destruido u n a escweia de niños. En el momento de ocurrir el siniestro se encontraban dentro del local 400 alumnos. Dícese que hay muchísimas víctimas. KUEYA YORK, 4 J T INPORMACIO POLÍTICA R D Tümpiezan á recibirse detalles concretos de la A catástrofe de Cleveland, Superan en horror á cuanto podía concebirse. La escuela en que h a ocurrido el siniestro llamada de Lakeview, era u n edificio de cons trucción reciente, situado en CoUingwood, uno de los más hermosos arrabales de la ciudad en medio de una calle ancha y espaciosa sombiKUt íi. iie grandes árboles. Todavía no se ha logrado averiguar como empezó el incendio. Lo único que se sabe es que tuvo origen en la planta baja, cerca del portal, cuando los niños se encontraban en las aulas dando clase. Al escuchar las criaturas las voces de ¡fuego! y ver las llamas que penetraban por las ventanas de los patios, lanzáronse enloquecidos hacia las puertas, pero al llegar á los pasillos se encontraron cegados por el humo y tuvieron que retroceder. E l fuego había prendido en la caja de la escalera y l a salida era imposible. La confusión fué horrible. Las criaturas, enloquecidas, presas degun pánico espantoso, huían, desatentadas buscando refugio en las habitaciones de los pisos altos, arrojándose por las ventanas á la salle, precipitándose los más en las mismas llamas de que querían huir. La noticia circuló rápidamente por la ciu dad, é inmediatamente empezaron á organizarse los trabajos de salvamento. Acudieron todo el Cuerpo deí bomberos, los soldados de la guarnición y los marinos de los buques surtos en el puerto. Todos rivalizaron en realizar prodigios de valor. Arrojándose denodadamente entre las llamas consiguieron salvar á muchísimos niños, algunos heridos, otros casi asfixiados ya. Sin embargo, vá pesar de todos los esfuerzos, más de 8o criaturas han perecido carbonizadas, sepultadas bajo los escombros de los techos que se desplomaron. Otras 20 íquese arrojaron por las ventanas fueron recogidas gravemente heridas. La catástrofe h a producido en Cleveland una impresión enorme, NUEVA YORK, S, t M las nueve de la mañana de hoy dirigióse á casa de su novia, María Teresa Zuega, el teniente de Infantería del regimiento de Isabel la Católica D. José Morales Vilar, hijo del general Morales Albo. Acababa de leer en un periódico local que María publicaría en breve un tomo de poesías titulado Alma que llora, y como por lo visto no tenía él noticias de semejante proyecto, ni era, por otra parte, partidario de que las mujeres se dediquen á la literatura, fué, como decimos, á casa de su novia, con el fin de que la muchacha le diera explicaciones acerca del asunto. Ya en el domicilio de María, que es un balneario bastante conocido, entabló conversación sobre el particular, y como su novia le confirmara el suelto que tan á disgusto había leído, trató de convencerla, aconsejándola, rogándola y suplicándola que desistiese de la publicación de las poesías y abandonase la literatura, pues éste era, en opinión del Sr. Morales, el único medio de apartarla del ridículo, que seguramente le esperaba como pago á s u s desvelos. María, encariñada con su obra más que con el novio, acogió con indiferencia las palabras de éste; pero ante la insistencia con que la rogaba llegó á irritarse, amenazándole con terminar sus relaciones amorosas. La amenaza surtió terrible efecto, pues Morales, que durante la conversaeión con María había ido excitándose gradualmente, furioso, fuera de sí, sacó un revólver y disparó tres tiros contra la poetisa, la cual cayó al suelo ensangrentada. Dos de los proyectiles habíanse alojado en el parietal izquierdo de la desdiohada javfn. El teniente, antes de que ía madre y l o s criados de María, que acudieron al oír las detonaciones pudieran detenerle, salió á la calle y emprendió precipitada fuga hacia la playa. Al llegar á la orilla del mar se disparó un tiro en la cabeza. Unas mujeres que lo vieron caer acudieron á socorrerlo, encontrándolo con vida. La tragedia ha impresionado profundamente al vecindario de esta población, pues tanto el agresor como su víctima gozaban de generales simpatías. María Teresa, aunque herida, no está gi ave. El teniente murió en el acto. A -M. ESTADOS UNIDOS POR CABLE DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR WASHINGTON, 4 T p i e s t a diplomática. Los embajadores del Brasil dieron anocne en su espléndido hotel un banquete y una velada en obsequio á los ministros de España y Cuba y otros diplomáticos. jyiedida de expulsión. gi Centro encargado del servicio de inmigración h a propuesto al Gobierno medidas á fin de expulsar de los Estados Unidos á los anarquistas y criminales extranjeros, así como también deportar á los anarquistas del país A yer la Bolsa tuvo una sesión más animada que los días pasados. A primera hora hubo fírmeza. Sin embargo, el cierre fué irregular. a l l a y su esposo. E n sus últimas declaraciones, que la Prensa acoge, Glacia desmiente que su hermano tuviera las relaciones intimas á qiaie se h a aludido. Mantiene su acusación contra Roy. A menazas. Supónese que de origen anarquista h a n recibido cartas anónimas el arzobispo Farley y níiss Grace Strachan, presidenta de la Unión d e Institutrices, conteniendo graves amenazas. Dicen los anónimos que han de ser exterminados los elementos directores del clericalismo y la plutocracia de la Bolsa. La Policía h a redoblado su vigilancia, paderewski. El célebre pianista Paderewski dio ayer un concierto. Estuvo realmente colosal. Y al terminar, fué tal la aglomeración de personas que se acercaban á felicitarle, que medio asfixiado y excitado por su trabajo, sufrió un pequeño ataque nervioso. NUEVA YORX, 3 U N U 1 f n nuevo telegrama que se recibe de Cleve land dice que la catástrofe de la escuela de Lakeview es mucho mayor de lo que se creyó en un principio. Hasta ahora van retirados de los escombros 146 cadáveres de niños. Unos están completamente carbonizados. Otros presentan magulladuras horrorosas, que demuestran que las infelices criaturas murieron aplastadas, pisoteadas por sus compañeros. Entre los cadáveres se han hallado los de cinco institutrices. Mr. üpton, director del colegio, hizo prodigios de heroísmo, salvando á algunos niños. Sacándolos por las ventanas logró poner en salvo á 18. Por fin cayó desmayado entre las llamas con un niño en brazos. Los bomberos lograron sacarle, pero tan gravemente herido, que se teme que muera. TIFLIS, 4 8 N p n una escuela de esta población se h a des arrollado un cruento suceso que no h a revestido afortunadamente las terribles proporciones que eran de temer. Habían terminado los niños sus clases y puestos n pie cantaban el himno nacional, cuando una mano criminal arrojó desde u n a de las ventanas en el interior del recinto dos botabas d diaamita. D eclamaciones yanquis. Un telegrama de Caracas dice que el ministro de los Estados Unidos ha presentado al (Gobierno venezolano una nueva nota insistiendo en la necesidad de someter á un arbitraje los litigios relativos á los subditos americanos.