Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ADRID, MIFR O IT CRÓNICA Ü N I V E R O i J 1 I, U S T R A D A. AÑO ¡i w NÚM. i.oo3 km m m r SF 1 fiaHía X 4 iHi ri ¿i í 2 -i íi- áJortAa í íí wrtB iH M e E á a í í ite iBí 9 fc 2 g W w í s w s 5 CÉNTIMOS m V- f- S: a- 1 jf- jií wE i -ar TS üES BnTi zr ff 4 7 p P r r a- W a. r, B í V. í C w w. w- s j i o; 1 sis 3 scE 2: i T: s 3 XTM ijy! i. ísr n t T isT- ir: í s i jrí sz Síu íiiirj íaflrsisrx wffiir j ííSTi Ksr: r: í- -áaiu i2 TM! í 2 Ek ifi í á. á. i.3? í 7 íI. iLy- S 3? 3? I3 C i i5 El Carnaval en Cádiz. Artístico templete levantado en la plaza de la Constitución, imitando una gigantesca so nbri ia ds encaje. r- OL. CA TROYÉiiDE MADRID AL DÍA l fin se le logró al Carnaval un buen día para lucirse y disfrutar á sus anclias. I a mañana, espléndida; la tarde menos espléndida, pero asaz buena para que hubiese máscaras, carrozas 3 mucha animación por esas ca lies de Dios. Por sabido se calla que no hubo nada nuevo, y que á todo lo expuesto el lunes y el domingo se le dio el tercer golpe. Con tanto golpe había de resultar, naturalmente, machacado. Como mot dé la jiii hubo uno? copiíos de nieve que un indiscreto nubarrón d- slizó á la terminación de la tarde, como i0. streia íroma. y para ramillete final, un susto, que degeneró en pánico, á las siete de la tarde, en la calle de Alcalá; Un cable de fluido eléctrico, del que alumbra á la calle del Barquillo, deiprencliósc del poste y produjo una cascada de chispas que infundieron pavor. Cuidado que las chispas son frecuentes estos días; pero las de ayer, las eléctricas, originaron carreras, atropellos, desmayos y hasta contusiones. La tranquilidad se restableció; pero costó Dios y ayuda. Y aquí dio fin el Carnaval; perdonad sus mu- i chas faltas, incluso ia que cometerá hoy, lán- I zándose, á medios pelos, al Canal y á los pa seos para cantar el último bisso no dclla cxislema mía. De política tampoco hubo nada. El Pre i, dente, fuera; casi todos los diputados, fu ra. Desde mañana cuatro días, jueves, viernes, sábado y domingo, sin mascarada en las callea ni en otras pai tes. Sucesos los hubo á granel, desde el atraco en el Prado, con agresión y todo á la víctima, hasta la ruin ratería, sin faltar el diario incendio y la obligada reyerta. Pero, en fin, tampoco hay que liaccrle graves cargos á Momo. Habrá bebido mucho; pero fuera de las chispitas de nueve y las de electricidad antes mencionadas, no ha originado otras de las que tanto dan que sentir. Por la noche nada notable. Baile y más oaile. Y hoy, ya se sabe, la ceniza. A 1- 1 cardenal nació en el año de 1833, Elevado al sacerdocio en T 858, ocupó varios cargos pan- oquiales en la diócesis de Osma, asando luego al de penitenci irio de la catedral de Santiag de Cuba. En 1876 fué nombrado obispo auxiliar de Toledo; pasó á la diócesis de Avila en 1882; á la de Madrid en 1806, 3- á la arzobispal de Valencia en 1892. En 1894 fué elevado á la púrpura cardenalicia, y por último se le designó para la silla de Toledo en 1898. Eu todos los caigos que ha desempeñado el cardenal Sancha ha demostrado una fe inque- I a Crónica de salones ha dedicado columña brantable y un celo digno de todo encomio, y niás columnas en la Prensa diaria al esque probó cumplidamente cuando, durante la pléndido baile dado por la marqixesa de Squirevolución de Septiembre, estuvo preso en la lache en su suntuoso palacio, y de este asunto publica Jr w i rt í í? í en el número de mañaiía isla de Cuba. J un grabacio de gran tanuulo, perfecto como una innu- jorable fotografía. Además, dedica el colega preierente lugar y considerable espacio á las fiestas carnavalescas, al viaje de los Reyes y á otras muchísimas iuformaciones, cuyas primicias ofrece á sns lectores, todo ello e n t r a b a d o s admirables, maravillosamente impresos en papel estucado; y todo ello por el insignificante precio de 15 céti timos. Así se explica el éxito extraordinario de Ae tiialidades desde su primer número ALIDADES EL CARNAVAL Í 7 l tercer día. La gente quiso despedir en plena calle a Carnaval, sin acordarse de lajugarreta con que cerró el segundo día. Bien que la temperatura de ayer, aparte algunos ramalazos de viento frío, fué más benigna que la del domingo y lunes. En los paseos de Recoletos y la Castellana y en la calle de Alcalá, apenas se podía dar un paso. Tanta era la concurrencia. Eas máscaras sueltas, estudiantinas y carro zas desfilaron y se hizo nuevo derroche de coiifetti. Casi todas las tribunas veíanse también ocupadas por nutrida concurrencia, en la cual formaron núcleo principal bellas señoras y señoritas. Por ambos lados desfiló constantemente grai número de carruajes, mucho mayor que los días anteriores, generalizándose la batalla de confetti, flores y dulces. También se arrojaron bolas de papel de colores, que hacían bonito efecto. Entre los coches desfilaron casi todas las carrozas que en los dos días anteriores se han visto. E l número de comparsas y máscanos fué taní bien más considerable que en los días pasados. Ea animación se extendía á la plaza de Castelar. Paseo del Prado y calle de Alcalá, donde la afluencia de gente era grandísima. A. última hora cayeron unas chispitas de nieve i0 VC EL CARDENAL SANCHA l- oy se cumple el 50.0 aniversario de la celebración de su primera misa por el eminentísimo señor cardenal D. Ciríaco María Sancha y Hervás, arzobispo de Toledo y primado de España El Exmo. Sr. D. Benigno Quiroga Ballesteros, ex ministro liberal faJiecido ayer KXÍ esta coríc. FOT. KRANZEN.