Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OMERO 9 9 5 A B C MARTES 25 DE FEBRERO D E ¡9 o8. OCHO P A G I N A S ¿D i C l O N i. 4. PAGO A 3 V 1 4 V, 4 1 i. w U. u i V: Madrid. Los marqueses de Quirós y el capitán Kindelán (x) en la barquilla del globo Alfonso X l l i momentos antes cte la ascensión FOT. A B C que realizaron ayer mañana. semana, Y, ¿quién se fija en nada al llegar á car alivio á sus- dolencias, ya que no la. cqm- co? Porque tan. pronto. sos- encontramos- er. Monaco, si- todos vienen empujados por la pleta y. radical curación. Ved todos estos los dominios dé Su. Alteza Serenísima misma ambición y acariciados por la misma tuberculosos que, cubiertos de pieles y pa- como cruzamos de acera y nos dicen que 3 ra esperanza, que los hace confiar en que van á seando al sol, tiritan de frío... Ved los pa- estamos, en territorio francés... Moñaco tieganar millones? ralíticos, los cojos, los reumáticos que avan- ne, por lo visto la extensión- de un pa ¡Pagará la banca... I a banca paga mucho, zan penosamente, pero, con cara risueña, ñuelo... Pues sí, señores... Esto es independiente A 4O NACO Como es un reino chiquitín, efectivamente; desde los 30 millones de fran porque aquí han logrado sacudir los miemeos que percibe todos los años Su Alteza bros que parecían muertos y los han dado del todo, y esta mañana hemos presenciado yi j o s habitantes de Monaco Serenísima hasta los gastos enormes de la un poco de energía y movimiento, gracias el recibimiento que le han hecho sus subdi quieren que todo aquí sea pequeño, á excep- postura en escena de una ópera como Moro al calor, gracias ai sol... tos á Su Alteza- Serenísima al príncipe ción del Casino, que es una ciudad, y los delRhin, que sólo se hace tres noches... Todo Otros vienen por snobismo, porque es chicAlberto- 1, que ha venido dte París á pasar en hoteles, que son inmensos. El puerto de lo paga la banca, y para que pueda pagarlo pasar el mes de Febrero en la Cote d Azur... su reino la gran semana de ¡as fiestas... Monaco, visto desde la Condamine, es un Es todo un Monarca este príncipe Alber esas utilidades enormes que re- Estos ni juegan ni se divierten; éstos se juguete, y produce asombro ver andar en él y la. queden los poseedores de acciones del visten sus mejores galas por la mañana, se to I... En Marsella se embarcó á bordo de su parte entre barcos de alto porte y gran calado que vieyate de recreo, el Princesa Alicia, y por mai nen á amarrar justamente en los muelles... Sindicato, es preciso que haya muchísimos cambian de traje por la tarde y se esco- hizo el viaje, á fin de entrar en el puerto di millones de tontos que vengan á vaciar sus tan por la noche... Se aburren muchísimo, Todo es aquí pequeñito: los jardines, los pero procuran estar presentes en todos los Hércules, que sus fieles subditos habrár paseos, las tazas de café y hasta las raciones bolsillos en el tapete verde del Casino... empavesado, i os cañones del castillo co que sirven en los hoteles y restaurante... Un menzaron á vomitar nubes de humo, los es individuo que tenga buen diente, en Monatampidos nos ensordecían, y el buen Príncico se muere de hambre. Y es el caso que, pe desembarcó y pasó revista á los 75 caracomo hay que hacer tanto ejercicio, subir bineros que componen todo el formidable tantas cuestas y corretear tanto, el apetito poderío militar del Principado de Monaco. se abre de par en par, y cuando nos vemos Las parisienses se han reído mucho al en el hotel en presencia de las dos cucharapresenciar las ceremonias cortesanas que e das de sopa, la mitad de una pescadilla y el Príncipe parecía tomar muy en serio, excefilete transparente, con un merengue y una sivamente en serio quizá. Yo he pensado naranja por postre, nos dan muchas más gaque esta pequeña Monarquía hace mucho nas de comer... Esta timidez alimenticia daño á las grandes, porque así, en chiquito, es el único grave inconveniente que tiene el es como se advierte toda la ridiculez del llaPrincipado mado derecho divino en pleno siglo xx Pero si no hay abundancia de comidas, en y con la navegación aérea casi descubierta. cambio el oro corre á mares, la gente gasta Este aparato cortesano para recibir á un sin duelo y parece que nadie da valor al diseñor que vive exclusivamente de la cagnotnero. Si subís al tranvía, y el departamento te, y que tiene sobre su conciencia tantas láde segunda clase está ocupado ya, oiréis que grimas y tantas vidas, la verdad, me parece el público invade el de primera, diciendo: un exceso de complacencia... Bueno que sea ¡Bah! Qué importa... ¡Pagará la banca! Si Soberano, bueno que cobre 30 millones; entráis en un comercio y por un objeto cualpero huya de la ostentación... Venir con la V 1 quiera veis que os piden cuatro veces su vapompa soberana á solicitar nuestro saludo lor, pagaréis sin vacilar, diciéndoos también: después de echarnos dos llaves y haber Es caro; pero qué importa... ¡Pagará la Monaco. Vista panorámica. nos cobrado la puerta, resulta un poco fuerbanca! En el hotel os llevarán 20 francos por una habitación de dos metros en cuadro, os que á la Cote d Azur vienen á disfru- tés, en todas las fiestas, en todos los ban- te... Y para esto no hay derecho... divino. y además os advertirán que cada vez que tar del clima encantador de la Riviera, quetes y en todos los estrenos, á fin de que JOSÉJL AN CADENAS toquéis el timbre os costará el dinero todo esos no viven en Monaco ni en Monte Cario; se entere bien el mundo de que han venido, Monaco. Febrero. lo que pidáis, desde el jarro de agua tem- esos se quedan en Cannes, en Mentón, en de que están aquí, y sus nombres son siemplada hasta la bujía para acostaros, lo que Villefranche, y sólo suben al. Principado pre los obligados en toda crónica mundana. os aumentará el precio de la pensión en cuando se anuncia algún espectáculo- de su Son gentes que han venido de las cinco otros 20 francos lo menos; y, sin embargo, gusto, cuando hay un acontecimiento sen- partes del mundo y están deseando que lleveréis que todas estas gentes, después de sacional que los atrae. I a mayor parte de gue el momento de partir á sus casas resvacilar un momento, aceptan cuantas condi- los Monarcas tienen propiedades por estos pectivas, porque cuando regresen es cuando ciones las imponen, sonriendo enigmáticas contornos; los millonarios, los poderosos de comenzará para ellas la verdadera diversión, A los señores fotógrafos de profesión y ú y pensando- Bueno... No importa... ¡Pagará la tierra se han construido aquí un nido para el más grato placer... Entonces podrán visilos aficionados que envíen á la Redacción ia banca! tar á sus amigos, recibirán á sus conocidos invernar. Pero estas otras gentes que llenan los pa- y hablarán á todos de la esplendidez del cie- icASC Ortografías sobre algún asunto de Porque los hoteleros son los tiranos de iiónaco... En todos los hoteles podréis leer, seos de Monaco y van como hormigueros lo azul, de la fuerza del sol, del torbellino interés y de palpitante actualidad, se les J entrar, grandes carteles redactados en vivientes ascendiendo hasta la cumbre del de fiestas y diversiones, de todas las deliabonará JDJEZ PESETAS por cada prueba cinco ó seis idiomas, advirtiénuoos que si Casino, no han venido á disfrutar del sol ni cias que en la Cote d Azur han gozado... io traéis equipaje estáis obligados á pagar á del panorama, y se pasan la vida encerrados que publiquemos. áiatio, y si lo tenéis se os concede un crédi- en las salas de juego, devorados por la fiebre Qero Monaco ¿es independieate? Esta preAI pie de cada fotografia se indicará el 0 de tres días; pero de todas suertes habéis ¿3 el oro, nerviosos, impacientes. gunta nos la hacemos una docena de ie satisfacer vuestra cuenta dos veces por Y los que no vienen á jugar vienen á bns- veces todos los días... ¿Y dónde está Móna- nombre ele su antor. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EÑ LA COTE D AZUR 5 í- INTERESA r