Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Entonces, y creo que al presente ocurra 1 Una vez- -añade Castro y Serrauo- -nos pinel tiempo cubre con el velo del olvido todos los hechos, quizá mis discretas lectoras se ale- taba sus ahogos de dinero, que por cierto eran misuióV el jornal que prudencialmente ganan gren leyendo estos renglones; las que hayan grandes. No tengo una peseta- -decía. -He los niños en. los talleres, se imponía et? la Ciia P 77? 7 S, TEB 7 EJ 0, 1908 sabido los hechos, para recordarlos; las que los agotado los recursos de las obras y los del de Ahorros, á fin de que al cumplir la 1 i Asilo; las personas que me prestan y los v t í para cuánto con Dará qué habrá sido el furor, la lucha titáni- ignoren, virtudvervoluntadpuede y á cuánto al- tos solemnes, me han prestado ya; en momen- glamentaria, entre ios dieciocho oficio a t e n los que me pudieran establecerse y de ca sostenida por los grandes sombreros, á canza la á tan hermosa obra una débil mujer, dan aunque los pida con impertinencia, aca- años, y un pequeño capital. que dedicó esfuerzos, abnein de conseguir el triunfo en la batalla empe- gación sublime y constancia verdaderamente ban de darme. No sé adonde dirigirme ni de dido El Asilo ha vivido siempre ae limosna 5! v iada al comienzo de la temporada? sobrehumana. La heroína se llamó Ernestina quién valerme; ¿qué hago? con ellas se ha construido; ha tenido deudas Todos los asuntos del mundo siguen idénti Nosotros la miramos con fijeza y la dijimos, exorbitantes que, con la protección del Cielo os rumbos; mucho anhelar, desear vivamente Manuel de Viilen 3. Fue Ernestina dama de ilustre prosapia y de como quien lanza un rayo de luz: Ernestina, y la de Ernestina, se han ido pagando poco- í las cosas; poner todo nuestro empeño para conseguirlo, y después... un vacío en el alma, grandísima hermosura, que abandonando todo no hay más remedio que robar. Ella reflexio- poco, incluso la que se contrajo para la edificaen el espíritu ó en la vanidad, que nos lleva género de aspiraciones mundanas se consagró nó un instante, y repuso: Todavía no. Aquel ción de la parte de terreno que completaba la Indefectiblemente á anhelar otra cosa nueva; á desde su primera juventud á la altísima em- todavía, que tantas ternuras encerraba, la hizo manzana, y que había donado también graciodesdeñar lo que á tanta costa se adquirió; á presa de salvar del abandono y la miseria álos sonreír y enrojecer cien veces cuando, en oca- samente la condesa de Carvajal. ¡Oh, si todas las energías humanas fuesen desear algo que no sea aquello por que tanto pobres huérfanos, y darles, á la vez que el ali- siones parecidas, se lo recordábamos. suspiramos; a comprender que todo deseo va mento del cuerpo, cristiana educación y me- En 27 de Enero de 1886, cuando el Asilo fun- dirigidas por caminos rectos! ¡Cuántas y cuan dios de atender á los diarios problemas de la cionaba en el hermoso local, debido en gran trascendentales enmiendas sociales pudieran fatalmente seguido de otro deseo; eada afán parte á la colaboración activa y entusiasta del llevarse á cabo! vida. engendra otro afán. Careciendo de bienes de fortuna para lograr marqués de Cubas, y estaba á panto de abrirse Por la voluntad sublime de una sola mujer, Y aunque, superficial, el asunto sombren! ha grandioso templo, mismo, ¡ornado el mismo camino, trayendo el hastío el fin que apetecía en las proporciones que ha- al culto el Manuel de Villena, unido alde mor- ese Asilo, que tantos y tantos desgraciados ha Kmestina atacada de los sombreros monumentales apenas se ha- bía soñado, consagró su vida entera á inclinar tal enfermedad, rodeada en su lecho de muer- recogido del mundo de la miseria y de la hoi la voluntad ajena al propio objeto, obteniendo bía logrado implantarlos. te por varias ilustres damas de la aristocracia, ganza, los devuelve á la sociedad convertidos I, as tocas y gorritas son las que privan al de todos los Poderes y hasta de la caridad pú- hizo constar su último deseo de que la reem- en hombres honrados y útiles. blica elementos para i r engrandeciendo su presente, desquiciando el presupuesto meior obra. plazase en la presidencia de la Junta la señora M. a ATOCHA OSSOR 1O Y GALLARDO organizado el tejer y destejer de la moda. Fundada ésta por sus propios recursos en doña Adela Salmón de Suárez, y entregó su Por esta razón es muy conveniente que en alma á Dios con la tranquilidad del fatigado modestísima casa, por la que sólo codos los asuntos de la vida eduquemos nues- unauna peseta diaria, y recogiendo en satisfa- obrero que después de haber llenado con crecía ella á tra voluntad á fin de que nos obedezca y no tres niños bajo el cuidado de una hermana de ces su misión de trabajo, se entrega al descan- CONOCIMIENTOS nos tiranice. Acostumbrémonos, pues, á en- la Caridad, Ernestina pudo ver en breve que la so, premio debido á su incesante labor ÚTILES cauzar nuestros deseos, en todo lo que respec- simiente no se había perdido, y que sólo era ta a modas (puesto que de ese asunto solamen- necesaria una constancia ilimitada para su AVADO DE LOS PA- Los pañuelos ae pitemos algunos importantes detalles relacioseda, muy frágite se trata en estas crónicas) y veamos, sin que desarrollo y grandeza. nados con tan interesante fundación. ÑUELOS DE SEDA les, se lavan dipor eso se altere ni uno solo de nuestros nerEsta arranca del año 1857, y nació, como he fícilmente. Hay que enjabonarlos en frío, vios el ir y venir de novedades. Una Tez for- iQué hermosísimas luchas hubo de sostener mo do nuestro plan de gastos, ninguno de los la fundadora del Asilo en aquella campaña indicado, en una casita de la calle de la Pa- juagarlos y enjugarlos. Luego se hace heivir rada, con tres niños y una hermana de la Ca- agua, con tantos puñados de salvado como pacaprichos de nuestra graciosa deidad debe te- diaria y jamás interrumpida! El embajador extraordinario que llegaba á ridad. ñuelos haya que lavar, y se filtra el líquido al ner poder bastante para alterarnos. la corte- -dice Castro y Serrano; -el príncipe Posteriormente fue ocupando otras varias través de un paño; se sumergen en esta agua lo reclamaba el número de Rábido es que los higienistas tienen declara- que venía á visitar á los reyes; el banquero que casas, conformeen la calle de Atocha, núm. los los pañuelos durante algunas horas, y luego negocios; que gozaba 68, da la guerra á los cortinajes, á los que ta- hacía buenos hombre ó el artista de moda; e acogidos, y yatalleres de imprenta, encuader- de exprimirlos se cuelgan. Hay que plancharcelebridad; el la mujer pudo instalar chan de encubridores de todo género de micro- difunto opulento, nadie se substraía á las peü nación y sastrería, poniendo al frente de ios los antes de que se sequen del todo. bios y de enemigos del sol y de la luz. que parecía haber Todas las campañas que se siguen con tena- ciones de aquella criatura que la dieran. Y es mismos maestros de crédito, con buenos suel- DARÁ LIMPIAR No debe emplearsej para cidad, se ganan, y mucho más si van acompa- nacido para pedir ylevantaba muy temprano, dos, encargados de enseñar á los niños las resse ñadas de una gran dosis de razón como ocurre que Ernestina Dios por haber amanecido, y pectivas profesiones. y daba gracias á La dirección del Asilo quedó encomendada mejor para fregarlo y abrillantarlo, es un trapo en este caso. á Niño. Jesús que tenía Primero, las cortinas desaparecieron de los dirigiéndosedeun cuarto, le decía: Niño, en el á los Hermanos de la Doctrina Cristiana, ins empapado en leche desnatada, y si la leche esvoy en España, y fue echos, y se dieron al olvido las antiguas camas reclinatorio pansu los pobres huérfanos. Tú sa titución que no se conocía Ernestina Manuel casea ó no se quiere emplear en este servicio, á buscar el de importada por influencia de colgadas. puede usarse agua tibia con medio vaso de brás lo que haces. Desde cuya hora, sin des Villena. Después se corrió la orden al dormitorio en cansar un segundo ni ocuparse en nada ajeno deEn 27 de Diciembre de 1880, el rey D. Alfon- aceite de kerosina por cada cubo. general, y los cortinajes desaparecieron de á su propósito, corría y corría, ya visitando la so XII colocó la primera piedra para el nuevo ellos. M A N C H S No s e deben quitar casa provisional de educación, ya reconocienterrenos nunca de la ropa hasta Ahora se pretende hacer lo propio en todas do las obras del nuevo asilo, ya buscando tra- Asilo en parte de los vastos Coello, yque hoy ocupa en la calle de Claudio que ha DE B RRO que estén completaÍ S habitaciones, y para ello comiénzase por bajo para los talleres, ya agenciando en las bían sido cedidos al efecto por la buenísima y hacer las puertas lindísimas, con muchos es- oficinas públicas ios mil asuntos que su com- piadosa señora condesa de Carvajal, íntima mente secas, porque si se cepillan cuando conservan algo de humedad, el barro penetra en pejitos cuadriculados. plicado negocio ocasionaba, porque primero de la fundadora. El triunfo de la higiene no es aún definitivo, estableció una Lotería, y suprimidas éstas, co- amiga 1884 se hallaba terminado el Asilo, ex- el tejido y lo estropea. En Si las manchas no salen bien con el cepillo, f los cortinajes no desaparecen por completo, menzó á rifar cuantos objetos se le venían á la hecha de iglesia, obras ambas debipero se modifican. Los más modernos son de mano, y cuando las rifas fueron sobrecargadas cepciónarquitecto la académico señor marqués apliqúese un poco de alcohol puro, que da exal y nansú, linón ó finísima etamine, plomados de tributos, se dedicó á vender libros; alter- das Cubas, que, profesando tanta admiración celentes resultados en toda clase de telas. con ricos encajes. De esta maner 1 el aspecto nando todo esto con pedir y pedir, hasta que á de á Ernestina, se complació en de las habitaciones es claro y li oso; el sol las nueve de la noche, habiendo comido no se como amistad buena obra con su inteligencia, concurrir á tan y la luz no se ven eclipsa y- el polvo puede sabe qué, ni muchas veces dónde, se retiraba su actividad y su fortuna. En dicho año se ECONOMÍA DOMÉSTICA ser lavado, único modo de que desaparezca rendida á su casa, en cuya humilde celda, pues trasladaron los niños y los Hermanos al nuevo realmente sin llevar sus impurezas á la atmós- una celda parecía, daba gracias al Niño Jesús edificio. ODO DE CONSERVAR Se emplea un fera. por lo bien que se había portado con los huérfaagua que conEn 1887 falleció, como cmeda dicho, la funLASCARNESCRUDAS tenga las partes D os y se la tranquilidad 1 a moda se muestra entusiasta y apasionada del justo acostaba á dormir eonmadrigada si- dadora, sin ver terminada la iglesia, que se solubles del hollín de chimenea llamado salmuepara principiar á la abrió al público en 2 de Julio de 1888. por el encaje Duquesa y por el de Irlanda, Entonces había 74 niños y continuaban los ra de hollín. Habiendo examinado una comisión Se gastarán mucho, por lo tanto, blusas, cor- guiente su perdurable tarea. En ocasiones la empresa no resultaba tan talleres de imprenta, encuademación y lito- vanos pemiles y una lengua de vaca conserpinos, fracs y cuerpos- esclavinas de encaje. obvia, y las diñeultades que se le presentaban grafía, así como otro de zapatería, habiéndose vada de este modo hacía algunos meses, la enhubieran sido insuperables á caracteres menos suprimid 9 el de sastrería, por resultar impro- contró de un excelente sabor y bien conservar ada vez se acentúa más la moda del traje da. Algunas carnes se han tenido en este líductivo, t T- negro para teatro, y si hasta no hace mu- enérgicos. quido ocho hora otras solamente cinco, y, sin cho lo llevaban solamente las mamas, al lado embargo, estas últimas se encontraron muy K de las cuales descollaban las hijas con toiki 1 buenas. í, a. comisión halló este nuevo método uT de juvenil frescura, rosa, azul y blanco, hoy i preferible al común, porque no solamente las 1 cosas suceden de modo absolutamente opuc ¿í iílr 1 1 2 1 ti carnes conservan su peso, su volumen y todas 1 LS 5 5 3 to y son las jóvenes las que visten de negj sus substancias nutritivas, sino porque pueden gX r r r s A fs para asistir á los coliseos, y las madres, p guardarse mucho más tiempo y hacerse en 5 poco bien conservadas que se hallen, dan n toda estación, y la fumigación es impracticable g i en el verano. preferencia á trajes blancos. Su. s I s Si Sobre el tul negro producen muy lindo ef ec- F 4 i 1 t s tos las echarpes de colores vivísimos, como ci s ue fei v N 4 SS rojo coral, el verde brillante, el azul fuerte s w S ALDO CON LECHE A L se le al coíí si s i cido eche S? 1 i) ír r i; rS el rosa asalmonado. PARA EL RESFRIADO sal, se saca de la oí ¿i i CRÓNICA DE LA MODA 1 AL 1 (o y rc f 5 1 C e inicia la novedad de que las botas feme ninas sean muy altas, en forma de polaina, y de la misma tela del vestido. Cuando ella es fina, se coloca sobre un fino pañete del mismo color, y si la tela es paño ó cachemir 6 raso, las botas sólo llevan dicho género. En cualquiera de ambos casos, el chanclo de las botas debe ser de tafilete charolado. VIZCONDESA B. DE NEH 1 LLY si 1 í. 4- 1 i s i S 1 i i 5 1 W i Si 5 1 3 Sí s i 1 S H -J 1 n iw 1 1 i? M 71 1 P íj Lt. ú r n 5? r f K r í S -4 í 1 s 1 r yi I ir t X 1 1 1 parte del hervor como media taza de caldo, en el q u e se echará doble cantidad de l che y u n a cucharada g r a n d e d e azúcar, meneándolo hasta que las partes grasosas se hayan mezclado bien con la leche. Esta bebida es tan útil para el pecho como agradable al paladar. XORRESPOÍlDErrciA PARTICULAR. Wl oj í 1i v- L ASILO DE É NOS DEL SAGRADO CO? RAZÓN DE JESÚS 1 HUERFAs 9 n f S sí P i ¡p Si; sil m H I t? ¡4- a i 1 1 Ti TÍ W i- 2 ít te r I 4 sí En el aristocrático barrio de Salamanca, y al 1 5 $1 1 XSi t 1 final de una de sus principales calles, se alza, ií! 4 S k n hermoso y soleado, un gran edificio de ladri- -i m s i- -J n- R T S rí llo. Por la fachada principal tiene su entrada Í í 5 V la capilla. Una gran tapia rodea el jardín, den 1 s ¡s i Á tro del cual se oyen con frecuencia voces y ri i- i 1 4, sas infantiles. é U TM niña de la Esperanza. -i o es susceptible de consejoj úni? V f d f Es el Asilo de huérfanos del Sagrado Cora- k camente puede usted hacer, el aceptar, reserve niose un poquito i i, -Vi zón de Jesús. el corazón, hasta que vea usted su comportamiento. í l ií x r I Los que le vemos hoy funcionar bien regido, Una preocupada. -Si sabe usted el nombre de alguno de sus! ¿tí 8 amigos, envíe á preguntar como si fuese el. No hay de qué. ¡sirviendo de refugio y amparo á muchísimote ir X Tíia tepo. -Se lavan con agua y jabón, y se dejan secar al r 1 niños que en él encuentran amor, alimento c s g 3 ii j H sol. IS ¡instrucción, nos parece muy natural que a jj Í 5 s 5 r 1 r fete s; lina de la Papulondia. -Sí; jpor qué no? Portarse bien i f n 23 2 sea y nadie piensa en cómo habrá nacido y se f r r con él, wi habrá desarrollado el Asilo. No todas las fun- í r 1 lina de la perla de los mares. -i. Agua exigenada á nueve 3 S a ti daciones piadosas cuentan al comenzar co- j r s volúmenes. 2 a Fricciones con sublimado al 1 por 1.000. 4- H í I ÍS i i l a más fea del mundo. -1. Pregunte usted en la calle de Ja i- fortuna suficiente; algunas han pasado épocas T Mí niuy aflictivas, y nacen, viven y son, únicac 1 si Montera. s a De dieciséis á diecisiete años. ¿Antes ó despueBtr mente por el heroísmo de alguien. Este que T de vestirse de largo? 3. Petrólep Gal. 4 Según del color que i.1 fe f 1 i TML, 1. I quiera dar al cabello. No hay de qué. tíos ocupa y los muchos asilados que protege, s fefe Vredts de P. -Con jabón y piedra pómez. MI opinión par deben todo cuanto son á una mujer. Es una sirven para eso, que Iiermosísima página de heroicidad; por su gran- CUKúT ATliO HECHO SOBRE ETAM 1 NE. A PTiTiTO DE CJ llZ. PUEDE HACETiSE COTÍ ticular es que los libros noser el mejor guía. yPuedesólo un ir hservadón constante puede adqim L. deza ha. trascendido algo al público; pero como EX. VN SOPO 7 TA ZAMT MHM O UM CEMTJ O ZME CZ B 7 -FÍ? Z r 7 ÍO S Utia ti trato tocia! E uuój muy amable. V- y ÍV Ls 1 í p p 5 í, w f w s i 1 s s fM w 5 5 Sí? 1 1 I s -H r) 55 TL S Xh RS PT 1 s í? í w í i 1 r 1 i V VÍSSÍ 1 s ti S tff 1 4 iMi i 1 jmVEKJ ETiClA. En esta sección se contestará á tas consullas que nuestras lectoras gusten dirigirnos, siempre que la pregunta venga acompañada de STBTE CUPONES COTiRELATIVOS, O SEA DEL i A L 7, de los que se publican diariamente en las páginas de anuncios de A B C Zas consultas habrán ae firmarse con un seuaommo ó con iniciales. Zas que se firmen con nombres ó apellidos, se contestarán con la inicial de tos mismos. Za Dirección te reserva el derecho de no contestar á determinadas consultas que exijan grétn extensión en Ut respuesta. 1 I VI ü i