Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 991 A B C VIERNES 21 DE FEBRERO DE 1908 SEIS PAGINAS- EDICIÓN 4 ha de producirle ingresos en su caja, ese mismo periódico cuesta 15 céntimos. Actualidades es un magnífico semanario, admirablemente impreso en papel couohé, con multitud de fotograbados, grandes, claros, diáfanos, donde se observan los detalles como en la mejor fotografía. Y en cuanto á los asuntos, ofrece al público todas las notas de interés que registra la semana E 1 Gobierno tenía obligación de saber que al propio tiempo que se han cometido atentados terroristas por anarquistas, se han cometido otros muchos por personas que no tienen nada de anarquistas. Se refiere luego al proceso Rull, y dice que en él se reveló un verdadero mundo de criminalidad, del que salieron los antisolidaiios limpios de mancha de las acusaciones que contra ellos se dirigían. Esto debió convencer al Gobierno de que debía haber dirigido sus averiguaciones por otro lado. Afirma que dos de los procesados el uno era portero sacristán de monjas, y el otro un tal Perelló, de procedencia carlista. ¿Cómo va á explicar el Gobierno este error suyo? El Sr. MAURA: Con cuatro palabras. El Sr. SOL Y ORTEGA dice que celebrará que lleve el convencimiento al Senado con tal brevedad. Protesta contra los encarcelamientos que se están realizando sin que haya fundamentos de criminalidad en los detenidos. La impunidad de estas arbitrariedades no existe ya: ha pasado y viene la época de las represalias, porque los hombres no son borregos, y quizá algunos de esos atentados posteriores nazcan de esas arbitrariedades, y tienen alguna atenuación. (Grandes rumores. Voces: No, no. El Sr. SOL Y ORTEGA: Yo los condeno. Se suspende la sesión por cinco minutos para que descanse el orador. Kste es muy felicitado por las- minorías. PAGINA 2 ederemos los anusolidarios. l c jctie ia in objeto es inútil y estéril. Afirma que el Gobierno actual sigue en ei anco azul constituyendo un verdadero peligro para el país. UNAS CONCLUSIONES El orador deduce de los discursos proucm ciados en las Cámaras por los ministros, que no tenemos Ejército, ni Marina, ni Instrucción ública, ni un Estado fuerte y robusto, ni Poicía. Dice que cuando piensa todo eso, pregunte ¡i está en un país perdido, y dice á Gobierno, minorías y á alguien que está por encima de iodos que mediten, porque merece la pena de meditar muy hondo. (Bien ertlas minorías. EL SR. MAURA MA Col, y hermoso, en Madrid Sol y Ortega en ei oe. iado. Fueron los dos Soles que dieron entonación á la vida madrileña. El primero bañando de luz y alegría á la villa y corte. El segundo peleándose con los solidarios en el Senado, y llevando ráfagas de tempestad á aquella tranquila casa, donde, por regla general, se labora entre bostezo y bostezo y entre íi sta y siesta. Fue sugestiva la sesión. Su cróaica merece leerse como nota curiosa más que dificante. Ello fue, además, todo lo político de la joraada, porque eso de la crisis- -y nunca con más fundamento puede emplearse el eufemismo- -huele á puchero de enfermo. En la plaza de la Villa se ensayó un modelo ie cuba regadera, que puede ser conducida por un hombre y contiene medio metro cúbico de agua; pero este modelo se destina á las calles asfaltadas. De modo que con una docena de cubas hemos cumplido, porque no son muchas más las calles que disfrutan del privilegio del asfalto. La inmensa mayoría gozan del del can lo pelado, erizado y tente tieso. Se publicó el bando sobre la recogida de mendigos. La gente se paró en las esquinas donde aparecía fijado. Le leyó, le comentó, creyó en él? Comenzó la visita de inspección á los cinematógrafos para ver si se ajustan á las condiciones últimamente señaladas. Si hay rigor, -adiós, Madrid, que te quedas sin cines! En los Tribunales tres vistas por tres robos, ruto del tiempo. Los sucesos, un manojo, como las violetas del tiempo: hurto desorillantes, descubrimiento de una fábrica de moneda falsa, dos desgracias etcétera. Y nada más. No hubo por la noche ningún estreno ni debut que lamentar. (HOPLAS DEL VIERNES ¡ESTE ALCALDE... ¡Qué famoso es Peralver... ¡Qué conde... ¡Como él no hay dos... ¡Qué alcalde; no puede ser más á la buena de Dios... El presidente del CONSEJO DE MINISTROS comienza explicando su interrupción y presenta sus excusas al Senado por el tono de ella. El Sr. CALLEJA explica también su mte rrupción. El presidente del CONSEJO impugna las afirmacioues hechas por el Sr. Sol y Ortega de que este Gobierno haya fracasado por no haber conseguido acabar con el terrorismo, que es un nial de muchos años en Barcelona. Niega que haya heeho él ni ninguno de sus ministros promesa de acabar con el terrorismo catalán cuando viniera al Poder. (El Sr. Sol y Griega hace signos negativos. Cuando el partido conservador llegó á la obernación del listado se ocupó de subsanar CONTINUA EL SR. SO. Y O TEGA las deficiencias de ia Policía y tiene la conA las cinco y veinte prosigue la sesión, y en ciencia de no haber interrumpido sus trabajos para organizaría. el uso de la palabra el Sr. Sol jr Ortega. Los atentados terroristas se sucedían en El Gobierno- -dice- -tuvo á bien dar una patente de impecabilidad á la agrupación soli- Barcelona, y en Andalucía imperaba el bandolerismo, y esto último lo ha extinguido el Godaria, á principios del mes de Enero último. A poco de formarse la Solidaridad catalana bierno conservador. se produjeron en Barcelona varias exploOcupándose luego de la gestión de ías aucosiones. ridades de Barcelona, dice que es muy íícú Entonces los solidarios crearon una Junta afirmar que un gobernador ha fracasado. de defensa y contrataron al detective ¿ir. Arrow El Sr. DAVILA: ¿Quién ha dicho que el go para organizar una Policía de investigación. bernador de Barcelona ha fracasado? La Diputación y el Ayuntamiento votaron Ei Sr. MAURA: Cerca le tiene S. S. I a ocupación de Mar Chica. cada uno 50.000 pesetas para esta Policía, y El Sr. CALBETON: Y lo sostengo. Oportunamente y con todo detalle pabii- j nombraron otra Junta de defensa, compuesta El Sr. MAURA defiende y elogia los trabacamos los telegramas en que nuestro corres- I de tres diputados y tres concejales, encargada jos hechos por aquella autoridad, que siempre ponsal en Melilla nos daba noticia de ia ocude administrar esa Policía especial. ha procedido de acuerdo con el Gobierno. pación de Mar Chica por las tropas españolas. Hace notar el orador que todos los indiviAfirma que de la suspensión de garantías A este feliz hecho de armas se refiere el primeduos de esa nueva Junta eran también solida- sólo se ha usado para realizar registros domiro de los grabados del presente número, rerios, y alguno de ellos nacionalista. ciliarios de sospechosos, pero sin cometer producción de una instantánea obtenida en el Los senadores solidarios le interrumpen con atropellos. momento en que nuestros soldados tomaban frecuencia. Si hemos conseguido descubrir á algunos posesión de las trincheras desde donde les ha Alguno de esos individuos cree que Catalu- complicados en atentados anteriores, algo se bían hostilizado los moros para impedir s u ña es una nación y el resto de España un con- ha conseguido porque se habrá destruido la desembarco. junto de naciones. impunidad. i os Reyes en Hornachuelos El duque de SOLFERINO: Una ConfedeNiega, que haya dicho en el Congreso que De la estancia de SS. MM. en la provinración. con la suspensión de garantías fuese á lograrcia de Córdoba quedará, entre otros agradabiEl Sr. CALLEJA: Hace falta que el Gobier- se el descubrimiento de los autores de la cololísimos recuerdos, el del solemne acto que preno conteste á esa manifestación antipatriótica. cación de explosivos. sidieron el martes último en Hornachuelos: la En ia extirpación de esos delitos no haj inauguración de las escuelas Reina Victoria. UN TUMULTO ni debe haber diferencias, todos debemos tenD. Alfonso, como aparece en nuestro grábader á ese fin. Nosotros usamos, entre otros, de A estas palabras se produce UJ. gran tumul- ese medio de la suspensión de garantías, porlo, iba vestido á usanza de los ricos labradoto de protesta, se cruzan frases agresivas entre que está en nuestra facultad. (Muy bien. Aplaures del país, con sombrero de ala ancha, camiliberales, mayoría y solidarios, y la campani- sos en la mayoría. sa de chorreras con botones de filigrana de lla presidencial no logra restablecer la calma. oro, chaquetón corto con coderas, calzona Defiende la presentación de la ampliaciór. El presidente del CONSEJO se levanta aira- de la ley de represión de los delitos por medio ajustada, y bota alta de campo; los adornos del do, y dirigiéndose al duque de Solferino, le in- de explosivos, la fundamenta y recuerda al setraje eran alamares negros con sabos de plata crepa y dice, entre otras cosas: incelada. ñor Sol y Ortega que ese proyecto de ley es Eso no sé puede ni se debe decir en una una ampliación de la ley de 1894. Cámara. ¡Eso es una perfidia! (La mayoría y Atribuye á la pasión y al calor políticos en los liberales aplauden, los solidarios pro- contra de la Solidaridad las manifestaciones testan. que acerca de la organización de la Policía El Sr. MAESTRE: Esa confederación está particular ha manifestado el Sr. Sol y Ortega. en el pensamiento. Ajuicio del presidente del Consejo están desPOR TELÉGRAFO (Vuelve á reproducirse el tisnralto; el señor provistos de razón los cargos que con este moDE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR Maura responde algo que no se oye y replican tivo ha dirigido al Gobierno. i a o 2O 1 r. los liberales con igual viveza protestando de ara S. S. -dice al Sr. Sol y Ortega- -la Soi a escuadia alemana ha zarpado hoy en dilos tonos airados del presidente dei Consejo. iutaudad es un enemigo, y para el Gobier rección Sur, no obstante haberse dicho Por fin se restablece la tranquilidad y con- no... que regresaría inmediatamente á Kiel. tinúa el Sr. SOL Y ORTEGA. El Sr. SOL Y ORTEGA: Para S. S. es un A bordo estuvieron antes á cumplimentar y amig despedir al Príncipe y á la tripulación el coPASÓ LA TORMENTA El Sr. MAURA: Es una parte del elemente mandante del puerto y una comisión de mariLuis SE TAPJA. Prosigue el orador haciendo historia de la importante de Cataluña, como algunos otros. nos españoles. organización de la Policía especial y asegura Explica luego ia breve intervención del GoLos alemanes prometieron volver en Mayo- ZL AUTOMÓVIL que esa Junta era la hoja de parra deí gober- bierno en el punto relativo á la Policía partip óximo con una división de acorazados. nador, que era el que organizaba y disponía de cular. La despedida ha sido muy afectuosa. DE LA Afirma que el Sr. Sol y Ortega ve en todat La presencia del comandante de Marina á I a Sociedad La Gran Peña tiene para el ser- esa Policía. Con esto quedaban los antisolidarios á mer- estas cuestiones de Solidaridad á través del jordo del York, muy á primera hora, se expli- vicio de sus distinguidos socios un magniprisma apasionado de la política, y donde el ca, porque fue portador de un telegrama de Su fico automóvil; este automóvil dispone de los ced de sus enemigos los solidarios. Ataca luego la Real orden Soi y Ortega veía un la Junta Alteza la infanta doña Paz, así redactado: tres faroles reglamentarios, que son encendi- ción de esta Policía especial, sobre la organiza- Sr. defensa, él sólo veía alsolidario en de la Diporque equivale de presidente Si la escuadra alemana se halla ahí toda- dos, con arreglo á lo que disponen las sabias vía, deseo á mis compatriotas de ambos países cuanto incumplidas Ordenanzas municipales, á declarar la incapacidad de la Policía españo- putación provincial, elegido por Barcelona. nos va ¿En dónde está el fracaso del Gobierno y Stt dense un apretón de manos en mi nombre. apenas se ocultan en el horizonte los últimos la oficial. (Grandes rumores. ¡Y luegodel Sulmos al Mogreb á organizar la Policía parcialidad? A tal despacho ha contestado en estos tér- destellos de los rayos solares. El Sr. SOL Y ORTEGA: En la patente dt minos: Pues bien; ayer tarde, el Garduña, uno de tán! (Fuertes rumores y risas. Dice luego que He cumplimentado el telegrama de V. A. al nuestros más acreditados randas, pensó que entre solidarios y antisolidarios existe una impecabilidad dada por el Gobierno á la Solidaridad. almirante del York, y agradecérnosla vivamen- eso de tener tres faroles era demasiado lujo muralla de odio. El Sr. RUSIÑOL: Lo sentirá S. S. Buena El Sr. MAURA niega la existencia de esa para un automóvil, aunque éste perteneciese á te su atención. pretendida patente. Protesta de los dictados una Sociedad tan brillante como La Peña, y prueba está dando esta tarde. El Sr. SOL Y ORTEGA: Durante las elec- de reaccionario dirigidos al Gobierno. desde luego pensó en apoderarse de uno de ciones nos trataron los solidarios como enemi Yo os doy franquicia- -añade- -para que acaellos. El Garduña eligió las siete de la tarde de gos de Cataluña. ¡A mí me presentaron como paréis todas las libertades. El Gobierno labop n esta casa estamos de enhorabuena. Actua- ayer para realizar su hazaña, y creyendo que enemigo declarado de España en un artículo rará tranquilo y con arreglo á su conciencia. Edades, el nuevo periódico ilustrado que nadie le veía en tal sitio y en tal hora, se apo- de un periódico solidario. No aconseja en ningún sentido á las minoha editado la Empresa á que pertenece ABC, deró del farol posterior, huyendo como alma Sigue atacando á los solidarios por su cam rías respecto de este asunto, porque sabe que ha tenido un éxito extraordinario que legíti- que lleva el diablo en dirección al Rastro, dis- paña enconada en las elecciones. ninguna de ellas puede inhibirse de las respecmamente nos enorgullece. EISr. RUSIÑOL: Eso es lo que le duele tivas responsabilidades. Cada cual sabe cómo puesto á reducir á numerario el aditamento luEl público, no sólo ha arrebatado de manos minoso del automóvil de La Peña. áS. S. va á proceder. de los vendedores los ejemplares del expresado El Sr. SOL Y ORTEGA: Me duele, y tengo De todos los discursos pronunciados poi Pero ¡ay! el Garduña, que es candido de semanario; ha hecho algo tnás, que nos llena suyo, no contaba con que la nueva Policía, ga- la franqueza de decirlo. Pero si yo hubiese ido las minorías en las Cámaras, el terrorista, el de sincera y profunda gratitud: se ha acercado nosa de laureles, husmea, vigila y escudriña á la Solidaridad, ésta me hubiera dado el acta. perturbador y el que ha faltado á la ley ha sido á nuestras oficinas y á nuestra redacción para con loables constancia y asiduidad, y cuando (Muy bien en los escaños. el Gobierno. Eso es el alfa y el omega de lo felicitarnos, consagrando con su aplauso nues- él se creía ya seguro, hizo presa en él la férrea Declara que por un acto de supremo patrio- que da el Diario de Sesiones en estos días. (Muy tra obra. tismo se resignan los antisolidarios á sufrir la; bien en la mayoría. Nutridos aplausos. mano del inspector Sr. Bravo. A los queridos colegas Heraldo de Madrid, El farol volvió á su sitio, y el Garduña qwe- vejaciones de que son objeto por parte de lo; Contra los crímenes terroristas- -dice con solidarios. La (o, respondencia de España, Diario Universal, dó á disposición del juez de guardia. tono de indignación- -no esperéis medidas suaEl Mundo, España Nueva y Correspondencia El Sr. RUSIÑOL: Valiente prueba de patrio- ves, sino el castigo á todo trance para su reMi I tía 1, que anoche se ocuparon de la aparitismo está dando S. S. (Rumores y protestas. presión, para extirparlos. ción de Actualidades, damos las gracias por sus El Sr. SOL Y ORTEGA insiste en sus pala Y el que no hiciera esto, el que no luchara, afectuosas frases. bras, y dice que lo ha dicho antes en la Ram no será digno de gobernar, sino de manejar el Continúa el bla de Cataluña, exponiéndose á las iras de su; huso y la rueca. (Muy bien. Muchos aplausos He aquí algo de lo que á este propósito dice -NAL DE LA SESIÓN DEL Sr. SOL Y enemigos. nuestro estimadísimo colega. El Mundo: en la mayoría. DÍA 20 DE FEBRERO ORTEGA. La lucha nuestra con los solidarios es por El último éxito corresponde á la Empresa Excita á las minorías á que presten su coa iditora de Blanco y Negro y A B C con la pu- Las autoridades y el Gobierno han limitado la unidad de la patria. curso en obra como ésta de saneamiento social, blicación del semanario ilustrado Actualidades, sus pesquisas y sus averiguaciones, para desMuchas voces: ¡Muy bien! ¡Muy bien! (Aplau- y si acaso se lo negaran, el Gobierno solo perque constituye el más franco éxito periodístico cubrir á los que han colocado bombas, á perse- sos nutridos. manecería en I su puesto de peligro aun contra guir á los anarquistas y á los antisolidarios, y de la actualidad. Para esa lucha no nos faltarán bríos. Pero todos, y sabría cumplir con su deber. (Nueva Bn París, en Londres, en Nueva York, cen- ese es otro error del Gobierno, que tal vez ha no los tenemos para luchar contra el Gobierno salva de aplausos ahoga las últimas palabras si nos opone sus fuerzas y las de esas otras en del presidente, en cuyo acento entrecortado s tros populosos donde las tiradas se miden por frustrado la investigación. e millones, Actualidades se vendería á 30 ó 40 cén- Y demuestraljque este Gobierno creía que tidades. nota la dolencia que padece y el cansancio. tirios, v aquí, donde el marcador de las má- esos atentados son obra de los anarquistas, Pide la opinión de las minorías liberal y de Los senadores de la mayoría desfilan para quiuas si por acaso, señala poco más de me- cuando al decretar la suspensión de garantías mocrática en lo concerniente al decreto de sus estrechar la mano al Sr. Maura. mo Liento de miles de ejemplares, y donde el presentó el proyecto especial de represión del pensión. Se suspende la discusión y se levanta la se. anunciante regatea los céntimos del aviso que anarquismo. Según la contestación que nos den, asíj ro sión á las siete y media. NUESTROS GRABADO: EL PRÍNCIPE ADALBERTO ¡Jamás su bondad desdice... ¡Jamás á nadie se niega... Porque Mariani le íice que no riegue... pues no riega. ¡Es un ser de almíbar lleno... ¡Es un hombre que es un santo. Y bueno es que sea bueno, pero, ¡caramba! no tanto. Ordenó hace pocos días, con los más finos modales, que tuviesen los tranvías paradas discrecionales. Y cuando toda la gente se empezaba á acostumbrar á un método conveniente para subir y bajar, N nos da la noticia nueva de que tal disposición es solamente una prueba ó ensayo de la función. Y nos dice, siempre atento, que si con la tal medida no está el público contento, la revocará en seguida... Hombre más bien educado no cabe, á decir verdad; pero á mí me ha reventado con tanta amabilidad. Pues sé que los madrileños van en seguida á elegir lo de volver á ser dueños de bajar y de subir, Y ¡hay que ver, caros lector lo pelmas que son hoy día las señoras y señores que hacen parar el tranvía! Hay señor que al emplead manda parar, tan formal, en el quince duplicado de la calle tal ó cual. Hay dama tan exigente que se enfada y se propasa si no paran justamente frente al portal de su casa Y hay señora que quisiera que el tranvía, á ella sumís la subiese la escalera y la dejase en su piso. Por eso clamo y no en bai contra la ley que hoy empieza... Ha cometido el alcalde, por amable, una torpeza. Modificando el proyecto que dio, tendremos contadas en el más corto trayecto unas doscientas paradas. Por eso la tal medida es justo que yo deteste; yo, que me paso la vida en el tranvía del Este. En él subí, frente al Banco, siendo un niño, por mis cuentas y tenía el pelo blanco cuando me bajé en las Ventas. De modo que si hoy en día, siendo ya hombre grave y serio me subo al mismo tranvía... me quedo en el cementerio. En fin, que el conde la ha enut o, y por amable y dulzón, en el arroyo ha dejado su mejor disposición. ACTUALIDADES SENADO