Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
983 A B C T J E V E B I 5 DE FEBRERO DE 3908. OCHO PAGINAS. EDICIÓN Junta élírectiva de la Asociación General de Navieros Españoles nombrada para el año de 1908, con residencia en Santander: Presidente de hoaer. S. M. el Rey. Presidente, Excino. Sr. D. Victoriano López Dóriga. Vicepresidente, D. Ramón de la Sota, presidente áe Ja Asociación de ns. vieros de Bilbao. Vocales. Kxctno. Sr. D. Tomás de Ibarra, excelentísimo Sr. D. Manuel de Izaguirre, señor D. Manuel de ía Cerra, Sr. D. Sebastián Simó, Sr. D. Ma uueí Oromi, Sr. D. Joaqnín Arutni y señor barón de Satrústegui. Vocal tesorero, Sr. D. Francisco Camino. Vocal secretario, Sr. D. Tomás TJrquijo. Terminó la sesión otorgándose un amplio voto de confianza á la presidencia y á la Mesa, y otro á la I4 ga de Sociedades anónima de España, que tan galantemente ha cedido su loca! para la celebración de la Asamblea. O N ERROR. D, 5 L I1 B nr E n l a Audiencia de Avila celebróse el día JUKAUU 2 0 ¿e O c t n b r e último um juicio por jurados centra un sujeto á qKien se acusaba de un delit le homicidio. Los jueces populares emitieron tra veredicto de culpabilidad; pero como de las isontestaciones de aquéllos desprendíase la alevosía como cualificativa del asesinato, el tribunal de derecho impuso al procesado la pena de cadena perpetua, con gran estrañeza y iesconsuels del Jurado, quien al contemplar s a obra apresuróse á redactar una instancia al ministro de Gracia y Justicia manifestándole lealmente qme se habían equivocado al contestar, pues su propósito no ya no llegaba al extremo de declarar autor de un asesinato al procesado, sino que se proponía absolverlo; es decir, reconocer su inculpabilidad. La instancia se cursó, pero como había qtie atender por si no producía electo á los trámites terminantes y brevísimos que señala la ley para la interposición del recurso, hízose así, y ayer se celebró la vista ante la Sala segunda del Tribunal Supremo. Bl letrado recurrente sostuvo que no existía la, alevosía que por error habíase estimado. l autor del homicidio había obrado en gítima defensa al dar muerte á su contrario. Ignoramos si el Tribunal encontrará en ía lentencia recurrida motivos legales suficientes para casarla; pero ¿no es cierto que en la esfera ai; la moral hay razones que aconsejan la anulación de un fallo basado en un error, que los propios jueces populares se apresuran á reconocer y declarar ante el Gobierno de la nación? Coa motivo de ser el santo de S. A. la infanta dona Eulalia, vistió ayer la servidumbre de p epetidamente nos hemos visto obligados á Palacio de media gala. avisar en las columnas de A B C que nada S. M. la Reina doña Cristina presidió ayer tiene que ver con esta Símpresa uti señor que, para conseguir anuncios, se hace llamar en ios la Junta de Dan: as de Beneficencia Domiciliaperiódicos de las poblaciones que visita co- ria, habiendo acudido más de doscientas, que nocido publicista de los concursos de A B C y después cumplimentaron S. M. El Libera! fe Madrid Y como ayer mismo leímos el indicado reclamo en el Diaria de Córdoba, ademáa de haber telegrafiado al director de dicho estimado CTÍ 2 de Mayo. colega que era inexacto lo que se afirolaba en Kn la reunión celebrada ayer por la Coel reclamo, lo consignamos aqmí pan. conoci- misión ejecutiva de las fiestas que se han de miento de los anunciantes y del público en ge- celebrar an Madrid para conmemorar el centenario del 2 de Mayo de 1808, se examinó el boneral. ceto de monumento hecho por el escultor señor Mariiías, que, como ya dijimos, fue preDEL JUEVES. miado, y se resolvió Ique el Sr. Moreno Carbo SANTOS E ME GAS nero, de acuerdo con el Sr. Marinas estudiara el presupuesto del proyecto para emprender la En Linares Rivas, construcción lo antes posible. autor de comedias, 3 Jn París se halla delicada de salud la bella. El criterio y el propósito de la Comisión es hay un sainetero señorita doña Alicia Longoria. inaugurar dicho monumento con ocasión de de la buena cepa. las fiestas, ó, por lo menos, tener muy adelanSin querer acaso Pasado mañana se cumple el primer anivertada la obra para cuando llegue la fecha del derrochó las pruebas sario de la muerte de D. Enriaue Hotsman. centenario. en detalles breves on e te moüyo S f dirán xn anana misas en a Aún no está elegido el lugar del emplazay en escenas sueltas iglesia de San José, y pasadlo en la de Santa miento; pero es lo más probable que sea instadel último estreno Bárbara. lado en la glorieta de San Bernardo, en substide Sanios y meigas, A su viuda y á sus padres políticos, los sañotución de la antiestética y poco afortunada que hace un par de días res de González Alvarez, reiteramos la expreconcepción que representa al Fénix de los Innos dio en la Zarzuela. sión de nuestro más sentido pesar. genios. Pintando al desgaire IE a mendicidad. Ha sido muy sentida en los Círculos aristocostumbres gallegas, El alcalde toa pasado una tercera comunicráticos la muerte de la virtuosa dama dona con arte, con gracia, cación á las entidades que concurrieron á las Juana María de la Encarnación Ruiz de Arana con sal de la tierra N PARRICJD 3O La causa contra Fran- y Saavedra, marquesa viuda de Ayerbe. reuniones para la extinción de la mendicidad, reveló sus dotes, cisco Garrigues Senra con objeto de que designen los vocales que han A sus laijos, el poseedor del título, la dufuecomo una promesa terminó ayer tarde con un veredicto de culpasa de Sessa, el marqués de Velilla de Ebro y el de que hará en el género bilidad, en el cual se reconocía la atenuante de todo lo que quiera. embriaguez, que alegaba el defensor; Sr. Díaz vizconde de Roda, damos muestro pésame más SI un aficionado Valero; pero como el parricidio, delito áe que sentido. que si ejerce yerra, se trataba, está castigado con pena indivisible, Anteayer hubo banquete en la Embajada de Siempra hemos aconsejado contra las bronquipuede dar consejos -s l circunstancia de atenuación no produjo Italia y en la Legación de Méjico. tis, catarros y resfriados antiguos descuidados el á quien siempre acierta, glecto alguno, y la Sala condenó, por tanto, al aso del Alquitrán Gnyot como el mejor de todos yo á Linares Rivas, procesado G- arrigues á cadena perpetua. Los señores de Rendón regresarán de París lo remedios para todas estas enfermedades. ¿Por autor de comedias, á fines da la semana actual. qué es el mejor remedio? Por dos razones: 1. Por diría que cuando p N F E R M O S Se hallan enfermos los maque ea el preparado con si Alquitrán precédante de Se encuentran en Zaragoza los señores de gistrados de esta Audiencia planease piezas asa pino marítimo tan celebrado, y especial solaSres. Gullón, Martí Correa y Romero de Te- Ijiflán (D. Manuel) con música alegre, menta de Nornaga; y 2. Porque es el producto lejada. sencilla y ligera, gítimo, PREPARADO POR EL MISMO GUYOT, El 17 celebrará su santo la distinguida espodejase el recurso A todos les deseamos un rápido y total resel abio inventor de la solubilidad del Alquitrán, sa del presidente del Consejo Sr. Maura. de la nota tierna tablecimiento. siendo él quien depara y refina el Alquitrán mepara hacer saínetes La esposa de nuestro querido amigo el ilusUN PASANTE diante un proeaáimisnto especial, al cual se debs puros y sin mezcla. tre periodista y diputado liberal D. Julio Buque el producto sea superior á todos los demás No dude que en ello rell, ha dado á luz cor toda felicidad n v remedios similares. Sasía mezclar una cucharadiel triunfo le espera niño. te ds Jas de café ds Alquitrán Gayot, con cada SAMBLEA GENERAL DE to Tanto ia madre como el recién nacido se engrande, indiscutible, vaso do agua al tiempo de comer, para obtener el donde pocos llegan, cuentran en estado satisfactorio, por lo cualferesaltado apetecido. De venta en todas las farpara mayor lustre lici. amos al amigo y compañero. macias. de las patrias letras. Ayer tarde se celebró la segunda y última ADVERTENCIA. -Si oa quisieren vendar tal 6 Ya que los Quintero Sesión con igual gran concurrencia de asociacual producto sn lugar del Alquitrán Guyot, DEStrazan en la escena dos que la primera. CONFIAD DE LA OFERTA; ES INTERESADA, cuadros andaluces La ponencia nombrada para redactar el inLo mejor en tales casos es exigir terminantemente de mano maestra, forme que debe presentar ia Asociación ante, a y fino de estos días revistará el jefe del Estado el Verdadero Alquitrán Guyot, cuya etiqueta, sí y á Madrid retratan -Mayor Central, general Martitegui, la Comisión del Congreso de los diputados qt e es ei legítimo, deberá llevar, además del nombre López Silva y Vega, sección del regimiento Húsares de Pavía, que ha de dictaminar en el proyecto de i y de FoGUYOT en letras grandes, la firma, también de tengan su Velázquez mento de las industrias y comunicaciones ma- está ensayando la nueva montura y equipo. Guyot, oblicuamente y en tres colores: violeta Lugo y Pontevedra E itinerario para la marcha que esta fuerza rítimas, sometió á la aprob a. c ón da a AsamDlea verde y rojo, ó igualmente las sefiaa del Laboratoy alternen los tangos el borrador de dicho escrito, u ue fue apfSbaáo üa de üacer á Andalucía está terminándose. rio: Casa L. FRERE, 19, rae Jacob, París. y las malagueñas P? rece que existe e) propósito de no limitar por unanimidad. Este tratamiento vieaa á costar DIEZ GEN con las tonadillas Se acordó que se solicitase hora de la Comi- las -iiiciativas del oficial que manda la expreTIMOS AL DÍA, y... cura. y con las mtiñeiras gii 5 del Congreso para poder presentar el in- sada íuerza ducante la excursión, fijándose Precio del frasco para el público en toda Espa inerza aneante la Hágase el milagro ft) i. uie á que antes hemos aludido y qpe revela ña, pesetas 2,50. Depósito general, Baacans y Salí de que resplandezca v j, r- únicamente ¡os crias que ha de invertir y el núñas, Olaris, 111, Barcelona. En todas las farma la gracia castiza daramente la perfecta unión que reina entre mero de kilómetros que haderecoarer. eias y, droguerías. todos los navieros españoles. que entona y alegra, Suspendida sesión por breves momentos j h. yer tomó posesión áe su cargo de primer y háganlo los santos T 3 Í para procede; gún dispone el reglamento, á I teniente fiscal en el ConsejoSuprem de ira Consejo Supremo o háganlo las meigas, la elección cL ueva Junta directiva y fijación Guerra y Marina el ilustrado coronel de Infanque el medio no importa de; la residencia 2? a durante l año 1993, se tería D. Juan Renté Biixó, el cual ha prestado si es grande la idea... JE ESGJOS gsOTgssate q u e pn úe aprobó por unanimidad ía siguiente candida- el juramenco ante el Consejo, con las formali 4 üz- Trarnte el tafearas dades de ritual. tura: SINESIO DELGADO, De veáis en todas las Farmaems de Kspaña. U DE A 3 C B JWILUJNES 1 B madre para explicarle lo inexplicable: la súbita desaparición de Luisa del U tranquilo hogar doméstico. Había inventado para ello un accidente, en ei cual él mismo había confiado al pronto, y luego la necesidad de ana temperada de convalecencia en el Mediodía. La señora de Hiena: leía como en ijn libro en el pensamiento de su hijo; comprendía que la engañaba, que él mismo ignoraba lo que hubiera podido ser de Luisa, el sufrimiento que esta ignorancia le producía y su desesperación profunda, mortal. Por esto temía que cometiese alguna locura atentando contra su vida; temía y esperaba confiando en el perdón. Pero su esperanza quedó frustrada: Luisa Sabia vuelto y su padre ¡a había arrojado de casa. Murió la pobre mujer sin haber logrado el consuelo que ansiaba. El comandante, solo, veló durante dos noches el cadáver, y ni aun ante aquel rostro, cuyos labios entreabiertos parecían aconsejarle el perdón, había podido perdonar. Detrás del féretro, cuando los sollozos le ahogaban, recordó la vergüenza que había echado sobre sa apellido le luja culpable, y también la jreehazó con una mirada terrible y acusadora. Pero en aquella hora trágica, en la silenciosa y sepulcral soledad del pabellón de la calle Lepic, el comandante Ríeux, á solas eon su conciencia, temía haberse equivocado. Porque si se hubiera equivocado, si hubiese sldo injusto en su severidad, sería él el culpable de la muerte de su madre. Tal era ei dilema espantoso que le inquietaba y al cual no acertaba á dar solución. Encendió la lámpara de su despacho, ia misma que ueraba en la mano la noche que se le presentó Luisa suplicando el perdón, y comenzó á pasearse por la estancia pronunciando frases incoherentes, recordando todos los detalles de la desaparición de su hija, su confianza de los pfimeros momentos ea que el seductor de Luisa repararía su conducta y se casaría con ella. La falta de Luisa era evidente, pero ¿y sa eríraen, ei del comandante Sieuz? Su condénela le contestaba y le remordía. -Vivía libre como ei aire... Toaos la queríamos maculo... Kb estaba vigilada como lo aconsejaba la prudencia mas elemental... Sí, sí, liamos sido imprudentes. Ya no tiene remedio. ¡Pobre criatura! Asombrado al oírse a sí mismo esta última exclamación, quiso arrepentirse ahogar en injurias aquel grito salido del alma. jY no pudo... Recorrió una vez más toda la casa, visitó la abandonada habitación de sa bija, y al fin cayó sentado y prorrumpió en sollozos. -No puedo, nc puedo. Ssto es demasiado sufrir. No me es posible seguir viviendo en esta casa. Acabaría por suicidarme. Salió á la calle, encaminóse á la basílica del Sagrado Corazón. Miró á la ciudad desde aquella altura; contempló el hervidero humano, uno de cuyos átomos era Luisa, y dijo: -Yo la encostraré; oiré csaísto teag atse decirme, y sólo entonces juzgaré. Como la puertaWTf a cárcel. Colli -Megret refirió á su mujer detalladamente la entrevista que acababa ae teirer con Bressieu. -Todo eso- -comentó el la- -es lo que yo suponía. Quiere que ios demás trabajen por él sin que él teaga que pagar nada. Tenemos que andar listos para que no nos envuelvan entre el barón y Delrue. Si te parece podríamos ir á almorzar aX aubourg cíel Temple. -Sí, es cosa de prepara r la faena Ya conocemos las se as de la muchacha y la casa donde trabaja. Contando con Amelia no tardaremos en lograr nuastro propósito. ¿Está enterada? -Sabe ÍO que es absolutamente necesario qae sepa: que puede ganarse algunas monedas óe oro si nos ayuda como otras veces, y que hay que trabajar con una inocente. Peto no perdamos tiempo. Vete al restaurant y espérame mieníi as yo me informo. Asilo hizo. JEJncatninóse al café- restaumnt convenido, tomó asiento ante una Se las mesas, y pidió an aDerítivo y los periódicos del día. Repasando Le Petitjoun al, leyó el reiaío del suceso de la calle del Depósito eu el cual, co todos c etallcs, se refería la escena sa que fue víctima el conde de Kermor, y estuvo á pusto de serlo Juana. Comprendió que el caballero á quien se aludir, con la inicial D... ao podía ser otro que Andrés, y se dio cuenta exacta de todo lo que había sucedido, de todo el fracasado plan de Delrue, del por qué, habiendo resultado mal la intentona de los apaches, el secretario ísjtiíiio del marqués de Kermor había acudido á 1 para perder definitivamente á Juana. Leyó más adelante ía batalla entre el Muralla y los agentes, la muerte del Rizos, que el periódico relacionaba, examinando la cuestión acertadamente, eon el otro suceso, y se ¿elicitó de que el azar hubiera preparado tan bien su intervencióa en el negocio Llegó á poco sm mujer. -La casualidad nos favorece- -dijo ella. -He estado en el taller donde trabaja, ó donde trabajaba al menos, pues Iiace dos días que no la han visto. Cómo lo has sabido? -Me lo ha dicho una aprendiza que salía á tin recado y á quien pregunte hábilmente. Velan todos los di, s; trabajan hasta ios domingos. Hay atiera mucha costara. ¿Y la conocen bien en el taller? -Sólo saben que se llama Juana. Ignoran dónde vive. -Pero tú no lo ignoras. -Vengo de su casa. Los informes de Delrie eran exsetos. ¿La has visto? ¡Buena tontería hubiera sido! He hablado con la o er i. f -tu dicíso que se mudó hace pocos días; que se recoge tarde; que ti viernes v- -zió Jiás tarde que nunca, ó mejor dicho, eí sábado, porque eran ya las do 2 ía madrssgada, ¿comprendes? -Mejor qse tú, signe. D d entonces esté enferma y sólo ha salido una ó dos veces. La porte a