Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
hílTMERO 982 DE JVUESTRO- CORRESPONSAL ABC. MIÉRCOLES 12 DE FEBRERO DE 1908. OCHO PAC 31 NAS. EDICIÓN PAGINA 4 A B C EÑ ROMA noMA, 8 p r i E S T A CATÓLICA Q u i z á á l a h o r a Dnr- r i i- ivr misma que estas líGRECO- LATINA publiquen en A B C se estará celebrando en la sala de Beatificaciones de la Basílica de San Pedro una gran ceremonia, a principal y de más relieve de las fiestas con que se conmemora el XV; Centenario de San Juan CrisóstOmo, doctor excelso de la iglesia griega. Cierto que las funciones religiosas, al propio fin consagradas, comenzaron en el Vaticano el i de Enero pasado, día en que la Iglesia rinde culto á aquel Santo Padre, celebrando la misa de pontifical el cardenal Rampolla, como arzobispo de la. Basílica, en la capilla del Coro, donde el cuerpo de Crisóstomo se venera. Pero la fiesta grande, la en que se dirá solemnemente! a misa pontifical griega, coram Snnctissimo, así dicho, con asistencia del Papa, del Sacro Colegio de Cardenales, del Cuerpo ciiplomático y de la Corte pontificia, esa está lijada para el miércoles, 12. En esta fiesta oficiará de pontifical en la gran misa griega Mons. Cirilo VIH Gcha, patriarca greco- melquita de Autioquía, asistido por numerosos oDispos y presbíteros concelebrantes. No hay para qué decir que la importancia de este acontecimiento es extraordinaria, porque jamás en los siglos transcurridos se dio una manifestación tan solemne, ni siquiera parecida, de la unión y fraternidad de los dos grandes ritos de la Iglesia católica. En los Concilios de l yon (1274) y Florencia (1438) en que la Iglesia griega se declaró unida á Roma, no llegó á concurrir el Papa á una ceremonia griega, siquiera griegos y latinos concurriesen iuntos á la ceremonia papal latina. Ya en el Concilio de Lyon repetían los griegos en su lengua el Símbolo, cuando los latinos cantaban su credo; entonces fué cuando se adoptó la costumbre de cantar en latín y en griego la Epístola y el Evangelio en las misas pontificias solemnes. Últimamente León X I I I autorizó á los monjes griegos d e Grossaferrata para tener sacerdotes latinos que cantasen en esta lengua el Evangelio yiia Epístola en el pontifical griego. Adquiere este relieve especial, al ser cumplido ahora delante del jefe de la Cristiandad y en la propia Basílica de San Pedro. Porque es de notar que Pío X concurrirá no sólo por su personalidad eminente, sino á título de jefe jerárquico de todos los Ritos, y, como tal, tomará parte muy activa en ¡a ceremonia litúrgica griega. El Papa será quien bendiga el incienso y á los ministros; él quien dará la salutación de paz á la asamblea; é también, quien pronunciará las fórmulas iniciales y la última del (anon; él, en fin, quien deslizará de sus labios deprecantes la fórmula eulógica final, la bendición. A las peticiones litúrgicas que los ministros griegos reciten en su lengua contestará en el mismo idioma el Pontífice romano. Cuando los griegos proclamen el Símbolo en su lengua, los cardenales y demás miembros que asistan al acto lo dirán en latín. Por el interés que h a despertado la fiesta y por lo extraordinario del caso, son muy iolicítados y buscados los billetes de invitación á la ceremonia, con los cuales, gentes de extremada viveza extrañas al Vaticano, han ten ido redes para atraer á los extranjeros fcrvienles y curiosos y, mediante endoso á buen precio, especular con ellos. En la audiencia privada que Su Santidad ha otorgado al arzobispo de Antioquía, Pío X le ha expresado su anhelo de que se estrechen más y más formalmente l s lazos que unen á la Iglesia griega con la de Roma. Si fuese posible- -ha dicho á Mons. Cirilo Geha el Samo Pontífice- -que cayesen las barreras de prejuicios que á tantos hermanos de Oriente separan de la Iglesia católica, habríamos logrado el mejor éxito magno de este Centenario, que viene á renovar los faustos gloriosos de Gregorio X y de Eugenio IV. p A T E C l S M O ANTI- Acaba de salir de la imprenta VatiMODERNJ STA cana, por orden del Papa, el catecismo de la Encíclica Pascendi, contra los católicos llamados modernistas. Lo ha redactado en Francia el P. Lemius. Al frente de la edición va una carta del cardenal Merry del Val, reconociendo este Catecismo como la mas autorizada explicación de la Encíclica y expresando cuánta satisfacción h a experimentado Su Santidad al conocer la obra. Mons. Herardt, profesor de Patrología en la Facultad de Teología católica, instaurada en la Universidad Wilhelma de Strassbourg (Alsacia) se pronunció resueltamente en favor de los modernistas y de sus tesis teológicas en u n artículo publicado en la Koelnische VolkzeUung, no temiendo que su lenguaje se conceptuase injurioso para el Papa ni contra su autoridad. Mas como en la misma publicación apareció seguidamente una carta colectiva de protesta del Episcopado, Mons. Herardt se h a apresurado a retractarse solemnemente, diciendo que se somete á la autoridad pontificia y reprueba su obra. Mas, en vista de que los alumnos de la Universidad no se recatan para hacer manifestaciones favorables al modernismo del profesor Ilerardt, la Santa Sede no se ha dado por satisfecha con la retractación de éste y le ha recogido el título de prelado doméstico de Su Santidad que le fuera conferido, y h a ordenado al arzobispo de Strassbourg, Mons. Fitzel, que retire de la cátedra de Herardt lo. s tu diantes de Teología. Y acaso no quede en ello la cosa. Porque el ileseontcuto del Vaticano seguramente no ex ciuyc á IMou. s. Fitzel, que no será e. Ktraño re ciL a en breve noticias desagradables de 1 i Congregación de obispos... D F. Se ha vj, i: icado en la iglesia de vSan Jerónimo el bautizo del hijo de lo. nuirquesj de I H N R I Q O E VIH Esta noche se cantará en Santillana. Apadrináronle el duque del Inían el teatro Real por prime- tado y la señorita doña Belén Arteaga. ra vez la ópera de Saint- Saens, Enrique VIII. Se le impuso el nombre de Jaime. Escribió el genial maestro esta obra dos años después que SamÓ 7i y Dalila- Es obra para Ha fallecido doña Narcisa García Vargas, tiple, contralto y barítono ó bajo cantante madre do nuestro estimado amigo el diputado Su mise en scene es grandioso. Como corres- á Cortes D. Javier Millán, á quien, com M toda ponde al asunto de la obra. la familia, acompañamos en su dolor. Don Gómez de Feria, embajador de España en Inglaterra, ha conocido en Blois á na BoHa sido pedida la mano de la señorita doña lena, enamorándose locamente de ella. La rei- Amalia de Torres, hija del diputado á Cortes na de Inglaterra, Catalina de 4 ragón, mujer de por La Coruña D. Eduatdo Torres Taboada, Ivnrique VIII, protege estos amores. Pero el para el joven diputado D: Fernjndo Sánchez Rcv, que ha conocido también á Ana, y se ha Ariona. prendado también de sus encantos, para tenerla cerca de si la nombra dama de la Reina, la i a bella marquesa d e Espinardo recibió hace marquesa de Pembrok, y ante la corte, ayer muchas felicitaciones con motivo de cemientras pasa por el fondo el cortejo que lleva lebrar sus días. á Buckingham al cadalso, Enrique VIII declara su amor á la futura Reina. H a falleciQo en Méjico el Sr. Smithlein, herEn el acto segundo, don Gómez se ha ente- mano de los señores de Bermejillo (D. Jarado del amor cj ue el Rey y Ana se profesan. vier) Enrique VIII da una fiesta en el parque del Ha regresado á Madrid D. Ignacio Urcola. castillo de Richmond, para festejar á su reciente pasión, y ante la negativa de ella á ser Con motivo de su luto no recibe hoy la sesu amante, la ofrece hacerla su esposa, previa la repudiación de Catalina. Catalina tle Ara- ñora maruuesa del Pazo de la Merced. gón era viuda de un hermano del Rey, y aunque el Pontífice autorizó su nuevo matrimonio, no han tenido sucesión, y un precepto del Levitico podrá servir de base para anular todo MELITON GONZÁLEZ eso. En el acto tercero estamos en la sala del Parlamento inglés, con el tribunal que ha de juzgar si el matrimonio del Rey con Catalina jeroglifico. de Aragón debe anularse ó no. El Rey expone sus pretensiones; la Reina las suyas, más fundadas en el amor á su esposo que en la conservación de la Corona; don Gómez sale á la defensa de la Reina: hasta amenaza con la guerra de España. El Rey hace un llamamiento al pueblo; el pueblo contesta que nadie debe ni puede imponerse á los ingleses, y el arzobispo de Cantorbery, como presidente del tribunal, anula y declara contrario á Dios el matrimonio di Enrique V I I I y Catalina. El legado del Papa declara válido, en nombre de la Iglesia, el casamiento, y entonces el Rey se subleva contra el Pontífice, funda la Igle. ia anglicana y se proclama jefe de ella. El último acto se divide en dos cuadros. E n rique y Ana se han casado hace ya tiempo. Mientras se verifica el ensayo de un baile con que van á festejar el cumpleaños del Soberano, los cortesanos comentan los sufrimientos de la pobre Catalina, que, retirada en el castillo de Kimbolt, muere de pena. Don Gómez se presenta inopinadamente con u n mensaje de la Reina anterior. Ana cree que viene á perderla, mostrando al Rey las enamoradas cartas que, cuando eran novios, tuvo la debilidad de escribirle; pero don Gómez le asegura que todas, menos una que conserva la ex Reina, fueron quemadas á su debido tiempo. Entra el Rey; don Gómez se descarga de su mensaje, reducido á felicitar al Rey en nombre de Catalina por sii cumpleaños, y á decirle que si ue siempre enamorada de él, y el Rey decide ir á Kimbolt, para ver si da con la clave de sus inquietudes. En Kimbolt acaba la ópera. La ex Reina, rodeada de sus damas, va haciéndoles merced de sus joyas y preseas, reservándose sólo esa carta que Ana escribió á don Gómez. Ana Bolena entra la primera: quiere convencer á su rival para que le entregue esa carta; pero Catalina lio renuncia á su venganza. El Rey y don Gómez vienen después. Ensaya el primero cuantos medios se le ocurren para hacer hablai á su antigua esposa: el amor, los celos, el ultraje... y cuando ya está á punto de decirlo SubsfítuycnJa ¡na vocal por otra resulta todo, muere la Reina, dando apenas el tiempo preciso para echar la carta en el fuego de la una fiera. chimenea y rogar á don Gómez que perdone él también. EL ESTRENO DE ESTA NOCHE DE SOCIEDAD BANQUETE LITERARIO u e s t r o querido amigo ei señor conue deES tcbau Collantes, desde hace muchos añoS tiene la costumbre de reunir á su mesa el día de su santo á aquellos amigos que, periodistas activos como él, con él lucharon y riñeron brillantes campañas en los azarosos días de la Revolución y Gobierno provisional, y cu lo más pacíficos, pero también de batalla, de 1 Restauración. El conde de Esteban Collantes, luchador ae toda la vida y obligado paladín, por natural za, de toda idea noble y de progreso, tiene 1 satisfacción de sentar á su mesa anualmente 3 los representantes de la Prensa periódica, q e tienen además la doble cualidad de seramig suyos, y en estos verdaderos banquetes, siui bolos del cariño y homenaje al compañero ca riñosísimo, han estado en años pasados h o bres eminentes como Castro Serrano, Perreras, Echegaray, Selles y Ricardo d Vega, y tantos otros, cuyos nombres son 1 recuerdo vivo de su valimiento. Anoche comieron con el conde de E s t e b Collantes, Miguel Moya, el marqués de vi deiglesias, Francos Roíiríguez, Pérez de Oü man, Vicenti, Betegón, Mellado, barón del Ca tillo de Chirel y Monte Cristo. Nuestro Director, Sr. Lúea de Tena, con gT sentimiento suyo, no pudo asistir por encoO trarse enfermo. i Una nota simpática hubo en la comida y t la de ser presidida por la hermosa condesa Esteban Collantes, y sus dos lindísimas jas, Manolita y María, preciosa trinidad, que el más preciado tesoro que posee el conde. Durante la comida se recordaron tietaf j pasados, y contaba el conde, con esa especi amenidad que él solo posee, sucedidos oe primeras labores periodísticas en El Eco de paña; anécdotas del tiempo de la revolución. algún que otro recuerdo, sacado de ese infn so archivo que él solo posee, de satisfacoon é ingratitudes que ha conseguido en las ele das posiciones políticas que ha disfrutado. Se brindó por la prosperidad del ilustre an fitrión, y todos levantaron también su ctíy porlafelicidad de aquellas lindas criaturas, ñas por todos conceptos de eternas ventur Esteban Collantes cerró los brindis con n cariñosísimo para todos los presentes, los cu les hicieron votos por encontrarse reunidos el mismo día en el año próximo. jj Tan hermosa fiesta terminó á las doce de noche. iA PARA PASAR E L R A T O NOTICIAS MILITARES I a brigada de Cazadores de esta P f ta gión (excepto el batallón que está cado en Alcalá) desarrolló ayer un supn táctico, á las órdenes de su jefe, el disting general D. Guillermo Pintos. g. Consistía el supuesto en la defensa M blo de Aravaca, que tomó á su cargo el b llón Cazadores de Barbastro, mandado f j i teniente coronel Sr. Jiménez Pajarero, y jdos los otros cuatro batallones en dos jjjg ñas, que se dirigieron por San Fernando n de ellas y por el interior de la Casa de la otra. Llegados á las inmediaciones del p blo, lo atacaron con decisión, y con no me empeño fué defendido por Barbastro. Las tropas salieron de Madrid á las jij y media de la mañana, y comieron una P f o en el campo. Eran las cinco de la tarde cU entraban de regreso en Madrid, encaminan se á sus cuarteles á los sones alegres -á músicas. E n la Casa de Campo encontraro S. M. la Reina Cristina y á la infanta M Teresa, á las cj ue rindieron los honores col pondientesp l general de brigada Sr. Jaquetot, ¿gS mente ascendido á este empleo, se aa pedido del regimiento Húsares de la P g ¿s. que ha mandado por espacio de muchos Jefes, oficiales y tropa han hecho al g C Jaquetot una despedida cariñosísima. A l hacerse cargo del mando de la fnel para que recientemente fué n o m b r a general Aguilera, ha dirigido u n expresi j, legrama al emperador de Austria, corone norario del regimiento de León, qu- pertc á la unidad citada. A las tres de la tarde se verificó ayer e yjo tierro del jov n D. Emilio Bourgón, del gobernador militar del palacio de Btie vista. iiA la conducción del cadáver asistieroB chos militares que profesan al respetable nel Bourgón gran afecto. Damos á éste y familia nuestro sentido r same. TRIBUNALES ROBO D E RELOJ E S Ayer t a r d e terminó j v ijj yigta ¿g la causa seguida contra Antonio Sánchez, Andrés Castillo, José Alonso, Sebastiana Montoya y Dionisia Martínez, y terminó de modo satisfactorio para todos los procesados porque el fiscal retiró la acusación para cuatro de ellos, y el Jurado absolvió al que quedó en el banquillo. B N T A T I V A D E D E S- Nada menos que de haber intenC A R R J L A M I E N T O tado hacer descarrilar á un tren acusó ayer el fiscal en la Sección cuarta á un sujeto llamado Patrocinio García. Y, realmente, las explicaciones que éste da acerca del hecho de autos, no son m u y satisfactorias, y hacen presumir que, en efecto, el Patrocinio es un socio de muy mala intención. Yo iba guiando mi carro por un camino próximo á la vía- -decía ayer contestando á preguntas del ministerio fiscal. De pronto se detuvieron las caballerías ante un enorme trozo de riel que, cruzado en la carretera, constituía un obstáculo casi insuperable; me apeé, cogí con ambas manos el pedazo de hierro y lo tiré á un lado del camino. Y se quedaba tan fresco con esta explicación, porque no añadía que el sitio donde arrojó el riel era precisamente la vía por donde el tren tenía que pasar al poco rato. El fiscal, entendiendo que en el hecho, tan sencillamente expuesto por el procesado, existia el ánimo de causar un mal, que caracteriza el delito, pidió que se impusiera á Patrocinio seis meses de arresto. El letrado, Sr. Alonso Bayón, abogó por la absolución de su patrocinado. I j N P A R R I C I D I O Hoy terminará la vista de l a causa seguida contra Francisco Garrigues SeiTa por el delito de parricidio. Ayer informaron e l físcal y el defensor del procesado. UN PASANTE CONTRA. E U N PROFESOR D STRASSBOURG M u j e r e s cr ¡minal ft, Hace muy poco tiempo un inteligente co cuyo nombre es famoso en América, instaló n W jj cipales de la casa número 18 de la calle de AJ jj unos grandiosos almacenes de saldos, inangaranO jj. ellos un negocio comercial á la moderna y ao mente nuevo en España. Apenas abiertos al P jé l admiración y el entusiasmo que cansaron fnW g t mente estupendos, al extremo de que diariain ger ven en la necesidad de cerrar diferentes veces lK ii LAS SOLUCIONES MAÑANA tas al público para contener aquella avalancha o na que acude impulsada por nna justa y explica nosidad. ¿Qué liay allí? jt SOLUCIONES A LOS P A S A T I E M P O S Muy sencillo: mil artículos de todas clases ANTERIORES precios: 0 Felpillas todos colores, 2 varas por 15 céatil gg. TRANSPARENTES. Horquillas invisibles, 10 paquetes por 15 cénW gerP E P E LÓPEZ. Horquillas lisas, 10 paquetes por 2 5 céntiinof j í ville, tas, dama 6 co. á lO c é n t i m o s Toallas afeiP á 2 5 céatini i. Pañuelos, á lO céiitinioí) aS de barros, á p e s e t a Paraguas, á 1,25 P V Manteles do vata y media, á 1.15 peí etaü. Pie blanca, á 8,15 pei etaM. Rasos, seda snpetiot g OScéuUniós. Terciopelo superior, á p e s e t pe, POR TELÉGRAFO algodón, todos colores, á 40 céntimo. Lanas OE NUrSTRO SERVICIO PARTICULAR ñores, á r e a l SEVIIXA. I J ¿N. Ved, pues, amables leotorag, si no resultar f p l Jurado h a condenado á muerte á Damián justiüoando el título de estas lineas, la mujer qa n oofflP Porras Collado, que el año anterior y en verse sus bienes, KO realizando todas suscali J Átodiosos Almacenes de Saldos de la niascarado, mató al capataz de la huerta del los gran principales. cha, 18, marqués de Esquivel, en el paseo de las Pal, cs meras. iiiej y tresillos, t- os I El reo escuchó el veredicto con lu mayor de Madrid. Prad i tranquilidad. Alcalá, S, Cale Colonial. CONDENADO A MUERTE BILLARES