Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ERNBS 7 P E FEBRERO DE 1908 NÚMERO S U E L T O 5 CÉNTIMOS SW M Miy- n awiiMiimniN mi -i llW 1 Manifestóme que el joven Soberano está do- Justicia. -Habiendo sido publicados los decretado de ideas nobilísimas y posee el corazón tos de 20 d e Junio de 1907 acerca de las publide todos los portugueses. La reina Amelia está caciones periódicas; de 21 de Noviembre del dando estos días pruebas de un valor y de una mismo año y de 30 de Enero último sobre el energía verdaderamente asombrosas. Ambos procedimiento de instrucción criminal en Lishan agradecido muchísimo las cariñosas mues- boa, los cuales no deben ser cumplidos, he tenido á b i e n decretar lo siguiente: E n ella estaban comprometidos 11 indivi- tras de simpatía de D. Alfonso y de las C DE NUESTRO CORRESPONSAL Artículo i. Decláranse nulos los decretos duos que, por la noche, esperarían al Rey, mon- ras españolas. LISBOA, 5 Por lo que se refiere al programa político, de 20 de Junio de 1907, 21 de Noviembre de tados á caballo, en el camino del palacio de NSI EDAD POR VER Ba oleada formida- Ajuda, cerca del sitio que después se ha llama- está contenido en los decretos que el Consejo 1907 y 31 ie Enero último, aquel acerca de las ble se lia agolpado de ministros acordó ayer tarde. N o hay más y L O S C A D Á V E R E S la gente á las puer- do el de la Memoria, por tal causa. Tampoco se que leerlos para convencerse de que la orien- publicaciones periódicasen éstos sobre el juicio de instrucción criminal Lisboa. consumó este atentado, del cual el rey D. José I tas del Neqroterio para ver los cadáveres de escapó milagrosamente. tación del Ministerio es completáinente liberal Art. 2.0 Queda restablecida la legislacióa los asesinos del Rey y del Príncipe. La agloEl del sábado i.o h a sido el único tata! el y demócrata. Y que esta política cuenta con la anterior á los referidos decretos. El presidente meración era tan nutrida que imponía; la olea- único perpetrado por gente del pueblo, por absoluta conformidad del Monarca, b a s t í a á del Consejo de ministros, el ministro y secreda, tan imponente y tan decidida á romper las hombres que en el concepto público eran teni- demostrarlo, si otros hechos no lo hiciesen ya. tario de Estado de los Negocios del Reino y el puertas, que hubo que satisfacer súbitamente dos por buenos, trabajadores, y no corroídos elocuentemente, una carta que hoy mismo ha ministro y secretario de Estado de los Negola pública curiosidad, dejándole franco acceso por la polilla de la ambición. recibido el presidente. cios Eclesiásticos y Justicia haránlo ejecutar. al interior. En los apretones y confusión del E n esta carta, autógrafa por más señas, dice Palais, 5 de Febrero 1908. -EL Y. -Francisco Solamente ha fracasado ahora la teoría de gentío, que saltaba por todo para entrar en el Lombroso. el Rey al jefe del Gobierno que, puesto que las José Ferreira do AmaraL- -Arturo Alberto de CamNecroterio, ha habido muchas personas atroCortes son las encargadas de fijar la lista civil pos Henriquez. AFFONSO GAYO pelladas, otras se h a n dejado atrás la mitad de al principio de cada reinado, con arreglo a l a Este dficreto merece explicación. E l decreto iiilül ini gus vestidos hechos jirones y son muhas las Constitución, él, deseando que, el Parlamento de 20 de Junio de 1907 disponía que, en lugar POR CABLE Y TELÉGRAFO ue perdieron cuanto llevaban en el bolsillo, esté completamente ibre de toda inclinación de aplicarse á la Prensa la ley que reglamenta DE NUESTROS ENVIADOS ESPECIALES algunas mujeres que llevaron sus pequeñuepara deliberar sobre este asunto, expresa su la emisión escrita del pensamiento, se aplicara Y CORRESPONSALES os en brazos sacáronlos magullados y hechos inquebrantable resolución de quejamás la Casa la voluntad del gobernador, dándosele facul LISBOA, 6, 7 M. una lástima. Real utilice ingresos que no hayan sido san- tades dictatoriales para imponer multas y susEl desfile ante los cuerpos de los regicidas 1- 1 ABLANDO CON fBER- T e n i e n d o e n cionados por él Parlamento. pender periódicos, sin intervención de los Trino cesaba, y se temía que se promoviese una En fiste respeto al Parlamento y á la sobe- bunales. Esta disposición fué recibida con hosNARDINO M A C H A D O Sad! emos alteración de orden público; por l o u a l se orranía nacional estará inspirada toda la política tilidad, á la cual contestó J u a n Franco suspendenó desalojar el depósito y cerrar las puertas creído conveniente visitar á D. Bernardino del Gobierno. diendo periódicos, con ó sin motivo. AcercánMachado, el jefe de los republicanos portual cabo de u n a hora. El almirante Ferreira tenía convocado, al dose la fecha de caducidad del decreto, Franco Consejo de ministros, y hube de despedirme de lo reiteró en los mismos términos para seguir gueses. 1 OS REGICIDAS F U E R O N A f i r m a n los Con él hablamos de todo, del atentado, del él altamente agradecido, en mi nombre y en el aplicándolo hasta la reunión de las Cámaras. de A B C, portel honor que me había dispensado. La reiteración produjo peor efecto que el de D E ACUERDO f l l presente, del pasado y del porvenir. Siempre en compañía de Gayo, tomé? u n ca- creto primiüvQ, pues disgustó á los periodistas. Trataremos de- hacer u n resumen de lo que L is da Costa que ambos frecuentaban asidua- nos h a manifestado. rruaje yí- me marché á ver á Julio de Vilhena, Algunos diputados y senadores declaráronse mente por las noches el cafe Ogelo, c UQ. h a y en Los republicanos no podían ver CQU calma jefe del partido regenerador desde, la muerte autores de los artículos, resguardándose en la el Rocío, y en él solían hablar largo y tendido, que les arrancaran, una tras otra, las liberta- del inolvidable Heintze Ribeiro. Vilhena es qui- inmunidad parlamentaria y oponiendo la procon cierto misterio, para que los que estaban zá hoy el político más ilustre de todo Portugal. sentados á otras mesas no se percatasen de lo des con tantas dificultades conquistadas. El Hombre inteligentísimo, de sólida cultura, es tección legal contra agresiones del dictador. Llegaron las cqsas á tal extremo, que Franco, partido republicano es enemigo de la violenque trataban. y de los de y partidario de además un excelente- orador y u n escritor no- creyéndose omnipotente, publicó el decreto d e Los dos, conocidos como demócratas fervien- ciaevolución, golpes quefuerza, todas sus espe- tabilísimo. 31 de Enero último, reduciendo los derechos en la cifra, tes, no profesaban sus ideas con platonismo la Hízome s e n t a r á su lado en el despacho y la inmunidad pardespreocupado, ni se limitaban á expresar con ranzas. Por esto ha hecho cuanto de él ha de- habló conmigo largo rato. Su conversación es civiles y políticos, anulandolas garantías de las suspiros su deseo de que pronto se proclamara pendido para impedir los atentados. No pudo amenísima, fluida, siempre instructiva y siem- lamentaria y suprimiendo la República en el país, sino que sentían radi- creer nunca que el Rey sería la víctima del pre interesante. Sus primeras palabras fueron leyes criminales. JE; ste nuevo decreto concedía á los gobernadores y jueces facultades que percalismos mucho más hondos, y cuando expre- odio de los exaltados, y más bien creía que la saban sus opiniones políticas, no se recataban vida de Joao Franco estuviese en peligro. Pero para condenar con gran indignación el odioso mitían á Franco desterrar, deportar c encarce para decir que en los progresos de la evolu- nuestros esfuerzos para evitar u n a catástrofe atentado. ya más tranquilo, me dijo que todo lar á las gentes, según su capricho, y fué reciDespués; bido con exclamaciones de terror. ción social sólo se puede transigir con el régi- han resultado estériles. Los autores de la muerte del Rey y dell 16 que había pasado lo tenía él ¿previsto, no Después d e publicado el decreto, la Policía men republicano como forma de Gobierno puPríncipe heredero eran unos iluminados, exal- sólo de palabra, privadamente, en las conver- comenzó diariamentesá detenerla multitud d e ramente transitoria para avanzar más. saciones familiares, sino públicamente y hasta personas. Loskdiputados republicanos Antonio Sábese que los hijos de Bui 9 a, Ermelinda, de tados por las circunstancias y no empujados por escrito. por el partido republicano. José D Almeida, Affonso Costa y Pinto dos siete años, y Manuel, que acaba de cumplir Ahí está- -añadió señalándome u n montón Santos, fueron encarcelados entonces. Otros No somos responsables d e l o sucedido, cinco meses, verdaderas víctimas del extravío de periódicos que, desordenados sobre una mental del profesor, serán acogidos por un gru- Pronto quedará constituido un nuevo Gobiei mesa, empezaban y á amarillear bajo la pá- tuvieron que huir. Joao Chagas y Fran 9 a Borpo de amigos de éste, que están resueltos á no, y en su mano está que la agitación cese tina del tiempo. -Ahí está esaserie de artículos geS, periodistas notables, fueron encarcelados. otros ganaron la frontera. asegurarles pecuniariamente su porvenir. Esta Habrá paz si nos deimelven nuestros amigos Además atribuíanse á Foráneo propósitos d e solidaridad, si como muchos creen, no está ins- injustamente encarcelados. Y ese será el único qae he publicado en los periódicos con el títupirada en sentimientos meramente humanita- medio eñcaz para demostrarnos que el nuevo lo de Situación clara y en los cuales, después deportar á. muchos diputados, senadores, literios y compasivos, sino en simpatías por las Ministerio desea emprender una política d de j i g a r detenida y desapasionadamente los ratos, periodistas, y oradores de mitiñes, y esto ideas que Bui 9 a profesaba y que le empujaron concordia. Necesitamo hechos y no promesas. a c t o l e v a d o s á cabo durante todo el tiempo originó la tragedia. de la desdichadísima dictadura de Joao FranALVARO CA. LZADO De aquí el deseo del nuevo Rey y del Goal odioso asesinato, convertiría en plena creenco, acababa yo profetizando que esto no podía bierno de derogar los decretos y restablecer cia la sospecha de que se trata de u n crimen acabar más que con u n a revolución ó con un las garantías qUepide el país. U 8 B 0 A, 6, 4 r. político, cuya responsabilidad alcanza á muEn el art. 2.0 de la derogación se ordena el chas personas que sin dud él estaban comRÓNl CA T E L E G R Á F l- Desde que Alva- crimen. El crimen ha venido, y el crimen ha restablecimiento de la antigua legislación, y plicadas. -xo Calzado v VQ evitado la revolución. Afortunadamente, gdespués de los horrores mañana, cuando el Diario do Govemo publique CA D E N U E S T R O RE- negamos á esta El temor á ser detenidos y descubiertos, por D ACTOR SR. T O M É capital fué núes- perpetrados, la pacificación del país está hoy el decreto, los ministros del Interior y de Justilo que fuesen forzados á declarar, ha sido can tra constante as- asegurada con la presidencia del almirante Fe- cia comenzarán á ejecutarlo. Tres diputados q u e sa de que muchos callasen ó negasen conocer á Costa y Bui 9 a, siendo amigos suyos, cuando piración celebrar entrevistas cour los políticos rreira do Amaral, hombre rectísimo, de muy están detenidos serán libertados mañana temse ha practicado la diligencia de identificación. significados. Juzgábamos ambos que ellas ha- buena fe, político neutro, al cual ayudaremos prano, porque no puede juzgárseles ni encarNo es cierto que D. Carlos hubiese regalado bían de ser para nosotros, parai A B C y para todos. dos amigos míos que forman parte del celárseles sin autorización del Congreso. E l Los ministro del Interior h a enviado Una circular á Bui a la carabina Winchester, con que solía sus lectores, de más provechoso resultado que hacer de ocho á quince disparos en diez segun- cuanto nos pudieran decir los periódicos loca- Gabinete aseguran la concordia de los regene- telegráfica á los gobernadores d e provincias les y las murmuraciones de la gente. Calzado radores. Ambos, antes de aceptar la cartera para que cesen las funciones que les concediedos, y de la cual se valió para el regicidio. que lesiíié pfreci dav por Ferreira, m e pidieron A Juan Sabino Costa, reconocido, al identifi- consiguió ver al jefe del partido republicano, instruccion es. Yo me limité á decirles que la ron los decretos de Franco, y para que los periódicos suspendidos reaparezcan sin sometercar su cadáver, como inocente y totalmente Bernardino Machado. Yo, menos afortunado, no he podido lograr aceptasen, y que mientras fuesen ministros se á otra ley que la de Prensa. Los procesos ajeno á la tragedia, lo halló la Policía, al recogerlo muerto del suelo en la plaza del Comerr hasta hoy que me re cibiese el presidente del obrasen con absoluta independencia. No quiero contra individuos sin inmunidad serán resuelCÍO, con u n revólver en la mano. Pero clip no Consejo. Preocupado estos días con la corapli- que pueda decirse que yo pretendo ejercer co tos muy fácilmente, porque las actuaciones serán consideradas nulas. acusa complicidad desde el momento que á cadísima tarea de la constitución del Cabinete acción sobre ellos ni sobre nadie. Lo qme ha ocurrido tenía que ocurrir, no haEl ministro de Justicia llevará á conocimienprevención no había portugués que saliese á y la redacción de las primeras disposiciones la calle sin alguna arma en el bolsillo, durante que habrán de restablecer la paz c u los espíri- bía otro remedio dada la rigidez de la dictadu- to de los Tribunales ordinarios los procesos, y tus y señalarla orientación dclnjievo Gobier- ra, Franco quiso tirar demasiado de la cuerda en casi todos se dictará auto de sobreseimienla dictadura. no, habíase negado en absoluto recibir á na y la cuerda terminó por quebrarse. to. E n los casos en que esto no pueda ser, se Creo que el día. del entierro no ocurrirá ab- concederá la libertad bajo fianza, y como el GoN POCO D E Es oportuno recordar en die, á hablar con nadie, á no ca mbiar una- sola impresiéh conjquien no hubiese de oiñ partir solutamente nada, desagradable, sobre todo, bierno desea resolver este asunto con rapidez, -H i c T O R i A momentos lastentahabiéndose ausentado Joao Franco, cuya pre- se comenzará hoy mismo á poner en libertad á tivas de regicidio que en con él las responsabilidades del Gobierno. íDCsta rnañana, v por ñn, acompañado de nues- sencia en el cortejo hubiera podido constituir los detenidos, siendo seguro que todos estén la Historia de Portugal registran los cronistas. Hallamos la primera en 23 de Agosto de tro corresponsal Affonso Gayo, conseguí verle. un peligro. El pueblo portugués es natural- libres antes del día 8. El decreto no es aún co 1484. Reinaba D. Juan I I Contra él tramó mna Me recibió en su palacete particular de la rúa mente pacífico y gusta de vivir- dentro de la nocido en detalles, pues la Prensa de la nqéhe no lo alcanzó. Sin embargo, ha producido en conspiración su cuñado D Diego, duque de Quintinha para evitar la aglomeración de pre- ley. Terminaaa la que podríamos llamar la parte las clases populares gran regocijo y en clases Vizeu. Dióle en la nariz al Rey el tufillo de lo tendientes que le asedian en su despacho ofiesencial de la interviú, seguimos todavía char- altas mayor aún, pues garantiza el restablecique se fraguaba, y llamando á su presencia al cial. desleal, le preguntó: Kl vicealmirante. Francisco Joaquín Ferreira lando largo tiempo, pasando revista á los hom- miento de la normalidad, alejando la probabi- -Duque, ¿qué haríais vos con quien os qui- do i iaral es u n hombre agra dabiiísimo, de bres políticos de Portugal y luego á los de E s- lidad de nuevos disturbios. aspecto bondadoso, robusto y. recio, que lleva o paña, especialmente á. los conservadores, sus siese matar? correligionarios, elogiándome con tal motivo- -Matarlo yo primero- -respondió el de i- con- gran holgura sus sesenta y cuatro años. Recibióme en un despachito elegantemente en términos calurosísimos la labor gubernazeu sin inmutarse ni advertir la intención de T as misiones extranjeras. amueblado. Al saber que yo era u n- periodista mental de Maura, -que conoce muy á fondo. la pregunta. Terminamos por fin la entrevista, de la cual- Además de las ya comunicadas, se sabe- -Por tu boca te condenaste- -dijo entonces extranjero, salióme vivamente al éíicuentro el Rey, mientras hundía sü puñal en el pecho para negarme to da conversación que pudiera me llevo u n agradabilísimo recuerdo, ecsalzan- ue las naciones tendrán en los funerales retener carácter de interviú; pero h e d í a presente él y agradeciéndolo yo la sensatez y buena presentación en esta forma: del duque. Brasil, el barón de Aguiar d Andrade, miNo hay para que consignar que con la muer- por Gayo mi doble personalidad de periodista información de A B C, del cual, según me dijo, nistro en Lisboa; Méjico, su encargado de Nete de D. Diego abortó el complot contra el So- y representante de la provincia de Madrid, era lector asiduo. Entre lunas y otras cosas, Affonso Gayo y yo gocios, Sr. Zeuil; Inglaterra, el duque de Edimcambió de parecer y se puso galantemente á berano. Castello. Franco relata que reinando don mi disposición. De algo h a de servir en este teníamos el estómago en los talones, y como burgo, almirante de la Marina inglesa; Japón, ese no e s precisamente el sitio de u n estóma- el vizconde de Tanaka, ministro en París; ItaJ u a n IV se fraguó otra conspiración para per- miando ser diputado provincial. Con tono sincero, franco y persuasivo, ha- go, áecidimos hacerle subir en el primer restau- lia, el conde Ottobono Radicali, el marqués de derle. Alma de ella era Domingo Leite. La ocasión para el regicidio la ofrecía la procesión del blóme, de la tarea abrumadora que sobre él raní q u e halláramos al ¡paso, después, claro L u s e m á de Rorá y el conde de Carpineto, á Corpus, á la cual el Monarca había de incor- pesa estos días, mostrándose, sin embargo, sa- está, de dejar estas n tas en la taauilla de Te- quienes presidirá el duque de Aosta; Alemania, el ayudante del Emperador, general de porarse. Todo estaba dispuesto para consumar tisfechísimo por juzgar que está debidamente légrafos, En el camino vemos en- un carruaje á los ofi- Versen, y el mayor De Brandis, y por el regiel atentado en la tarde del 21 d e Junio de 1647; compensada co n la acogida que le ha dispen- pero el crimen fracasó, porque á tiempo lo supo sado la Prensá nacibnal y la extranj. era. Confía ciales españoles del regimiento de Castilla, miento núm. 20 de Infantería, del cual era coel Rey. ¿Cómo? ü ñ tal Roque da Cunha, que en que con el patriotismo de todos, la confian- que se dirigen á Palacio. El recuerdo de la pa- ronel honorario D. Carlos, el efectivo, barón andaba metido en la trama, dio el soplo y re- za del nuevo Monarca y i a buena disposición tria se sobrepone al deseo de almorzar, y nos de Luctzow; el mayor Lauer y el primer tey nos niente Bloch von Blotewitz; Turquía, Turkancibió dinero á cambio de referir con todos sus en que se halla el país, conseguirá salir ade- apeamos del coche, detenemos el su lante en la empresa ue se le h a confiado, á ponemos á charlar. Cuando por fin nob 1 espe- bey, ministro del Sultán en Madrid; Rusia, detalles lo que se preparaba. Estados Unidos y Países Bajos, sus represenEl 3 de Septiembre de 1758 era la fecha se- pesar de las dificultades con ue tropieza, da dimos, en un reloi de torre dan las cuatro. tantes diplomáticos e n Lisboa, Mr. De Fouton, RAMÍREZ TOMÉ ñalada para dar muerte al monarca D. José I. das las dificilísimas circunstancias actuales. Mr. Loring y Mr, Ruyssenau; é igualmente No soy ni he sido nunca hombre político- -Para que pereciese en la embascada proyectaBélgica y Sueci USBOA, 6 8 M. da había tomado todas las seguridades que me dijo. -Soy sólo un marino que sabe dónde Los nombres de los que forman la Embajada creyó necesarias el factótum de la conjura, el está el peligro y que está dispuesto á todos los p l decreto de derogación. duque de Aveiro, hermano político del mar- esfuerzos para salvar los escollos que se le El decreto, de derogación de las m edidas extraordinaria de Francia son, además del general l7oi sin, el teniente coronel de Ingenieros qués de Tavóra, nombre que por tal circuns- opongan. Haré conservar el orden dentro dé dictatoriales de Joao Franco, dice así. Mr. Tombra y él subjefe de Estado Mayor de tauria pasó á la HistorJ uaido al recuerdo de la Constitución, puesto que en ella se encuen Ministerio de Negocios Eclesiásticos y J u s la Armada Mr Courrejoiles. tra cuanto hace falta para coasegttúrlo la Gonspiració üda -Direcdóa geueral d e los Negocios de LA TRAGEDIA DE LISBOA ÚLTIMOS INFORMES ABC 9 fl mmme 0 m w CRÓNICA UNÍVE RSAL I L U S T R A D A ANO IV. NU 977 S 2. E P O C -Mk lBiiimin f iin- -iijft m A c U