Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE FEBRERO DE El holgazán se llama Colón, y proporciona á la humanidad un nuevo continente. Se llama líarwey, y explica la circulación de PARÍS, EJVE 1 0. 1008 la sanare. ucho se lamentan todos los moralistas del El holgazán se llama Lenefelder, y dota al excesivo lujo fenieuino, que creen pertur- mundo con la litografía. bador socialmente, y culpable, en gian parte, del alejamiento, cada vez uás creciente, de los hombres al matrimonio. Buscan las causas que puedan haber producido tan lamentables efectos, y en realidad no es una sola la causa, siuo varias. Dejando aparte casi todas, me ocuparé lioy, awique muy á la ligera, de una de ellas. En este París, el teatro ejerce en las modas una influencia decisiva. Antiguamente se asistía á los coliseos con el deseo de ver las obras que se representaban; de analizar su valor literario, de censurar su inmoralidad ó aplaudir los nobles fines y enseñanzas que encerrasen. En la actualidad, todo eso ha desaparecido casi por completo, y se va al teatro á ver las toilettes de las actrices, á comentar su lujo y elegancia. Las obras que se representen con gran apa- CRÓNICA DE LA MODA M como los demás mortales... pero sin sofiar, pties harto sueñan despiertos durante su rudo trabajo los galeotes de la nave del progreso. Necesitan, en fin, ser menos hombres. rato, aunque tengan escaso valor literario, dan excelentes rendimientos porque la gente va á termas que á oir. Y de este afán de contemplar el sprit y la exquisitez de las actrices, ha nacido el vivísimo anhelo de imitación; las, actrices imponen sus gustos y caprichos, y las señoras, que quieren copiar en todo ó en parte el lujo y elegancia de ellas, van lentamente aficionándose á hacer gastos dispendiosos. Es un veneno sutil que se infiltra poco á poco- en los organismos femeniles y acaba por perturbar realmente muchas vidas y hogares. Por dicha razón, es muy beneficioso cuanto se diga para intentar restablec el equilibrio de las lindas cabecitas, á fin de onsegwir que admiren cuanto quieran la elegancia de las actrices; pero que prescindan de sus deseos de imitación en beneficio del orden, de la economía y de la paz familiar y hasta del anquento de los contratos matrimoniales. ozan de gran favor las bayaderas, en perlas blancas mate, formando largos cordones trenzados ó enrollados, terminando cou bellotas ó franjas en perlas. Esta bayadera se coloca en torno del cuello, atándose delante, con caídas descendentes. INTA PARA ESCRI- Si se quiere que la Así como los trabajadores manuales necesiB 1 R EN PORCELA- t o m a n u n a ó d o 3 tan ilustrarse y educarse, según lentamente se NA Y CRISTAL partes de sahcilato va haciendo, los sedentario: ilustrados neceside sosa y se meztan trabajar en ocupaciones mecánicas. clan con partes de tinta china, líquida. E 1 trabajo manual es mejor mil veces que los Para hacerla blanca- tres ó cuatro partes de mejores gimnasios, pues cuando nuestros mo- sahcilato de sosa y una de sulfato de bario. vimientos obedecen á un fin determinado y Consérvese en botellas herméticamente ceobjetivo, son más agradables y armónicos, rradas, es conveniente agitarlas antes de hadándonos cierta alta idea de nosotros mismos cer uso de ellas. ver el fruto de nuestro trabajo exteriorizado y Se e cnbe con plumas de acero. condensado en un producto útil y bello. Los oficios mecánicos, que requieren más gusto A H I N C H A Z Ó N DE Desaparece en que fuciza, más habilidad que fatiga, son á seguida tomanLOS PlbS PROOUCI do, al llegar á propósito para distracción y desarrollo de la juventud, y aun de la edad viril. DA POR UNA LARGA casa, un baño de pies algo largo, CAMINATA en una cocción de hojas de saúco y uu buen puñado de sal. También puede emp el mismo RECETAS CULINARIAS jeto un cocimiento deearse paranogal conobhojas de sa gorda en abundancia. HILADAS En un almíbar ó punto de espejuelo se van pj echando por un embudo de cinco caños delga- I MPERMEAB 1 L 1 ZAC 1O N Se d e r r i t e n ditos las yemas batidas y pasadas por cedazo. 1 DE LOS Z P T T O! de seboen? 6 El almíbar ha de cocer, y la yema lia de dejar- de aceite de oliva y se añade una de espérala se caer con hgere? a y en todas direcciones, de ballena y otro tanto de cera, embadurnandándole una vuelta de cuando en cuando con do con esto la suela. la espumadera y sacándolas, cuando están cuajadas como fideos, á uu cedazo ancho para qne UANDO LA POL 1 LL Se vuelve esta se escurran. -del revés y se le Se deben echar ea pequeñas porciones porA T A Q U e A UN i. -p a s a p o r e n C i m a que salen mejor, y cuando se saca la primera F O M 8 i (4 u n a plancha lisa tanda se hace subir el almíbar de nuevo á puny to de espejuelo, y así todas las veces que sea go se riega y frota el suelo concaliente. Luetrementina, y necesario hasta terminar la operación. se coloca de nuevo la alfombra, cuidando de T CONOCIMIENTOS ÚTILES c repetir el tratamiento dos ó tres veces. G modesta del prometido uo permita que el collar luzca esmeraldas, perlas, rubíes, brillantes un ninguna otra piedra preciosa el collar debe er de perlas de oro. moda ordena La boda figure unque entre los regalos de collar; cuando la fortuna PASTILLAS D E CAFE Se hace un almíbar á punto de bola, es decir, que al verter una gota de almíbar en un vaso de agua forme una bolita; al almíbar se agrega una jicara de café muy bueno, muy cargado y bien pasado por la manga. Esta mezcla se vierte sobre un marmol untado de aceite de almendras dulces, cuando la parte está solamente templada, se cortan en cuadraditos con un cuchillo que tenga buen corte y que esté bien engrasado con aceite de almendras dulces. CARAMELOS El almíbar para I03 caramelos debe de estar, naturalmente, á punto de caramelo. En la preparación de los almíbares está consignado los grados que debe marcar el pesajarabes. Se perfuma este almíbar cou la esencia que se quiera, y se deán sobre el mármol, cortándolos como las pasEl holgazán se llama Montgolfier, y deja es- tillas. tablecido él principio de la navegación aérea. El holgazán se llama Niepce ó se llama Daguerre, y aprisionan la imagen en la cámara fORTEZAS DE FRUTAS Ya sean naran fotográfica. V CONFITADAS j n t t ¿l i m o n e s Se llama Morse, é inventa el telégrafo. pre p Se llama Eddison y realiza las prodigiosas igual modo. Bien raspadas por hiera, p a r a n se aplicaciones del sonido, que hacen dar á la en cuatro cascos y se les quita la carne. parten humanidad un paso gigantesco en el camino Si se quieren confitar enteras se les quita un del piogreso... poco de cascara por cada lado, y con una cu fistos holgazanes, no contando para nada al la carne. artista que crea, al industrial que modifica y chanlla se saca perfectamentecociendo, y cuaná hervir en perfecciona y al comerciante que satisface las doSe ponen entra y sale aguafacilidad se echan la con exigencias del hombre, me parecen algo más en unaguja barreño con agua bien fresca, donde se dignos de imitación ¿ue el noble literato que tendrán tres días, cambiándoles frecuentemente deja la pluma por la lezna y el tirapié, y al he- el agua; luego se ponen en un gran cedazo para redero de u nombre le coloca en las manos la que escurran, y se colocan en una vasija de escoba del barrendero. porcelana honda, en que estén sueltecitas; en Pero prescindiendo de exageraciones, siem- seguida se echa almíbar frío y abundante, que pre viciosas, justo es consignar que el princi tenga 12 grados; á las doce horas se quita el pío en que descansa la doctrina del literato almíbar, y añadiendo algo de azúcar, se le hace aludido es respetable y que á él han consa- tomar 17 grados, y se repite la operación de grado notables trabajos algunas ilustraciones. echarlo en las cortezas. El Dr. L. Marco, en un artículo titulado Con el almíbar, siempre frío y abundante, Compensaciones daba la siguiente uoinia. esta operación se repite cada doce horas cu la muy razonable: misma forma, aumentando cada día el almíbar Los que viven de su fuerza rea deben cinco grados, hasta 32, entonces se echau las tomar como compensación algo del alma hu- cortezas en el almíbar cociendo y se ponen en mana encerrada en los libros, periódicos, tea- el ángulo de la hornilla unos diez minutos. Se tros y Museos; depurar sus sentimientos, ad- separan, y cuando están frí. i s se guardan. Cuanquirir ideal, educar bu voluntad, ser poco á do se necesita servirlas se s acau, se escurren y poco más hombies. se ponen en las varillas hasta que se secan. Los que reman forzados en las galeras de la Si son para comerlas en seguida, se sacan inteligencia, deben, como compensación, dejar del almíbar cuando está co npletautente frío, y su banco, levantar el doblado cuerpo, andar al se colocan en las varillas, hasta que se sacan, a e libre, moverse, respirar, digerir y dormir en sitio fresco y aireado. i VWlVLO T 1 A B D E TWSSO 7 J CGRRESPOnDerKIA mRTICULAR WP 3 En esta sección se contestara a las consultas que nuestras lectoras gusten dirigirnos, siempre que la pr gunia venga acompañada de STETÉ CUPOJVES COT I -LAIIVOS, O SEA DEL 1 AL 7 de los que se publican diariamente en tas páginas de anuncios de A B C Las consultas habrán de firmarse con un seudónimo 6 con iniciales. Las que se firmen con nombres ó apellidos, se contestaran con la inicial de los mismos. La Dirección se reserva el derecho de no contestar á determinadas consultas que exijan gran extensión en la respuesta. Lencaly- -No sé qué aconsejar á usted; mándeselo á sa nombre bajo sobre Gracias. Tres pilongas- -Primera. Una botonadura Con un tuncb. Luis XV ó ingles. Dos meses Suiza o Italia. Segunda. Andar mucho, no comer féculas, dulces, salsas, uvas, pan y manteca, ni beber cerveza y estar un gran rato de pie después de cada comida El final de Norma El niño de la Hola, fingida Mirelia, Mana y no recuerdo mas en este momento Tercera Si la ha olvidado realmente, no existe receta que pueda atraerle de nuevo No tiene nada que agradecerme. To 5 C -Su carta casi hace llorar, tal numero de jayesll ha incluido usted en ella. Entérese de los señores que tienen ¡ay! la profesión del padre de su adorada, y que ay! vivan en el barrio que usted dice Una vez averiguado, ay! diríjase a las porterías a preguntar, ay! si aquel señor tiene una hija de las senas que usted dice, y ¡ayl en cuanto la halle, escríbala, pero sin ayes. Cuatro que admiran el talento de la S. -1 Fricciones diarias con sublimado al 1 por 1.000 2 Dicen que da muy buenos resultados un cocimiento de vino blanco, quina y unas g- tas de ricino. 3 De crepé, con grandes flecos hechos á encaje. 4. Es muy prematuro, se dice que sí, pero lo de las mangas e mas dudoso. Quedo muy reconocida a sus galantes frases. -1 R Un ano de rigor y otro de ahvio. a a Durante el primer año solo las de intimidad y familia, después toda 3. Después del primer año 4 a Durante el alivio, sj, pero sin piedras de color. No hay de que, y muchas gracias PepitaM- -i. n Raya á un lado y tirabuzones aprisionados con un lazo Negro o color caldero y de tamaño grandísimo. 2 Hasta el tobillo 3 a Del color del calzado. No me molesta una señorita tan simpática. tino que pasó una vez por la estación ae Loja y compro un cantarilla. -Sí debe usted pensarlo mucho y despacio Gracia por sus galanterías. lina moreni con colores. -1 Si da resultado a No perindica; se da jabón y sobre el sitio enjabonado se pasa la piedra. En 1 is buenas perfumerías 3 fodus necesitan ser usados con gran constancia 4 Un año de rigor y medio de alivio. Seis meses 5 Los hombres sujetando una de las puntas entre dos botones del chaleco, y las señoras sobre la falda 6. No. 7 Tengo mucho gusto. Cuente con una amiga verdadera 8. Se ofrece en nombre de los padres. 9 l o mismo Nú me molesta, y si mz comolace contestar á usteu. C. f de! IV- -A mí me parece que no tenía Interés por usted, pues 51 lo hubiese tenido habría hallado medio de arreglarlo. No debe usted insistir. Perdóneme que no le conteste i lo que me pregunta referente a mi, hay que respetar el incógnito. S e llevan bastante las botas con chanclo de Cotor rosa ufanee- guarnecido de volantes de la charol y botín de color del traje: verde, vio- misma lela. Canesú de linón bordado. leta, gris, marrón, heliotropo. No es bonito, Sombrero de fieltro rosa, adornado con un gran pero hay que dar cuenta de todo cuanto se lle- lazo color rubí. va á título de elegante. A ada vez se marca más la costumbre de lle var faldas á rayas ó cuadros, y chaquet del tono más obscuro que ostente la tela de ¡a falda. Si ésta es blanca y negra, ó blanca y verde, ó gris y azul marino, el chaquet ha de Ser negro, verde ó azul. Pioduce á la vista un efecto algo extraño; pero no deja de sei una linda moda. ada día pierden más importancia los centros v de mesa, y la importancia que pierden los centros la ganan las flores. Las mesas floridas producen tan lindísimo efecto, que á su vista se olvida el continente, por neo que saa. Los más lindos sourtouls se hacen con una sencilla tablilla de madera, la cual se cubre de una capa espesita de arcilla, en la cual se plantan flores y follaje. Las flores lucen grandemente con dicha presentación y se conservan frescas durante mucho tiempo. VIZCONDBSA B. DE NEU 1 LLY EL TRABA 1O MANUAL p a r a muchos desgraciados que no tienen la costumbre de discurrir por cuenta propia, el trabajo material y mecánico es el único que merece consideración y respeto; todo loque uo sea abrir la tierra con una azada, transportar materiales á hombro ó subir cubos de cal á los últimos audamios de una obra en construcción, es vivir en la holganza, ser unos perezosos y no ganar el pan que se llevan á la boca. En vano será que se les haga ver que muchos de esos holgazanes les han dado los beneficios de una civilización que no saben apreciar; en vano que se lei enumere el prodigioso resultado del trabaio intelectual, para ellos el dilema es bencilh imo ó se tienen callos en las manos, ó se es un holgazán. Y no es lo mato que personas sin ilustración piensen de este modo, cuando otras que debieran no compartir ¡semejantes modos de pen ar, parecen darles la razón Es evidente también que hay muchos oradores de club que so tteiien análogas teorías, y muchos obreros para, quienes el trabajo intelectual es una completa holgazanería. Y, sin embargo, el trabajo manual seguirá produciendo lumbre con el pedernal y el eslabón, mientras que el intelectual ha sabido utilizar los yacimientos del petróleo, ha lepartklo después el fluido gaseoso por cañería que llevan la luz a grandes distancias, y hoy reparte con la misma facilidad el alumbrado eléctrico. hl holgaeán se llama Gutenberg, y deja iai. preso y multiplicado prodigiosamente el pensamiento hutnimo. Se llama Silvestre TI? é inventa el reloj. Se V- íma. Areazo, é inventa las notas musl- cates. rm MBSJt, VE xmon wumeo, con BCWI M O