Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 971 A B C SÁBADO J. DE FEBRERO DE 1908. SEIS PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 4 hacer las debidas indicaciones al gobernador rado caducado el plazo para pedir indemniza- el Sr. Osma en Abril la suya, que el Sr. Canaciones. lejas nos decía hace poco que era del nuncio (de Toledo. Cree que se trata de un caso en que están en sin duda para los efectos exteriores del deEl Sr. ROSALES ruega al ministro de Hadel Rey, del GobierESIÓN DEL DÍA 31 DE Se abre la sesión cienda que se eviten las dificultades que, á pe- peligro las prerrogativas mismos representan- bate. El Sr. CANALEJAS: Para la galería. sar de la desgrayación de los vinos, sufren los no y, sobre todo, de los- o á las cuatro meLa mayoría, á coro: Sí, sí; para la galería. á Madrid. tes del país, que no debemos delegar en que ENERO DE 908 n o s c u a r t 0 b a j o caldos en Córdoba al ser remitidos pública el los Tribunales de justicia intervengan en lo reEl Sr. MAURA: Pues la intervención del Pide al ministro de Instrucción la presidencia del Sr. Azcárraga. contrato de arriendo del teatro Real para ver suelto por las Cámaras en su día, en 19 de Oc- nuncio de Su Santidad no es de ahora, es de Es leída y aprobada el acta de la anterior. tubre de 1868. 1902. En aquel año sí era yo ministro, pero de empresario tiene alterar los El Sr. CALBETON manifiesta que retira va- si el de las localidadesderecho á de trabajarpre ¿O es que vais á sostener que el Concordato la Gobernación; era ministro de Gracia y Juscios en caso acrias enmiendas al proyecto de ley sobre ins- tores de gran renombre. tendrá fuerza de ley hasta contra las leyes dic- ticia el Sr. Dato, que ahora nos preside, y jefe pección de las Compañías de seguros. del Gobierno mi ilustre y querido amigo el seEl ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA tadas después? RUEGOS Y PREGUNTAS Añade que se debe considerar otro aspecto ñor Silvela. ofrece traer el contrato. El obispo de JACA denuncia al ministro de del problema: el moral. Y aquel Gobierno, en sus primeros pasos, Hacienda el abuso que cometen varios inspec- LAS COMUNIDADES RELIGIOSAS Fundamenta este aserto diciendo que para trató con el representante del Papa, denotando tores del Timbre acerca de los derechos canóEl Sr. NOUGUES consume el segundo tur- evitar el desprestigio á la Administración y bien á. las claras que era el desenlace de obras nicos de las parroquias. no en la interpelación promovida por el señor hasta á las altas dignidades de la Iglesia, anteriores iniciadas por el partido liberal que La Mesa ofrece poner en conocimiento del Burell respecto de las indemnizaciones que so- siempre se han resuelto casos como el que se acababa de dejar el Poder, en cuyas manos la. ministro el ruego del obispo de Jaea. licitan determinadas Comunidades religiosas. discute por créditos votados por las Cámaras, columna termométrica llegó á cero. (Risas. El Sr. CALBETON recuerda que hace unos Creo haber demostrado que en 1894 se reRepite la historia hecha del asunto por el se- único modo de evitar el cohecho probable y la calumnia segura. meses pidió al ministro de Hacienda el envío ñor Burell. conoció el derecho y que se suspendió su efeeal Senado de unos expedientes que aún no ha Siempre se nos dice que se van á traer le- tividad supeditándolo á la condición de tratarCree que las Comunidades religiosas creadas enviado. después de la Restauración no se deben consi- yes, y nos parecemos á aquellos maridos con- con Roma, y efectuado esto en 1906, ya no se También recuerda que denunció que los cré- derar sucesoras, aunque lleven igual nombre, descendientes que se contentan con el saludo podía hacer igual. ditos de Corporaciones civiles y eclesiásticas pues son homónimas de las que existían antes de los favorecedores de sus esposas. (Risas. Desvanece luego el orador los temores preDedica un párrafo elocuente á la obra de la sentados por los Sres. Nougués y Canalejas que se reconocen en el ministerio de Hacienda de la revolución de Septiembre, las cuales fuese basaban en documentos falsos. Y tampoco ron declaradas disueltas y extinguidas, y, por revolución. respecto del riesgo que corre la Hacienda esha, hecho caso de esta denuncia el ministro alu- lo tanto, no dejaban lugar á derecho alguno. Declara que aunque en el fondo se trata de pañola con Reales órdenes como la que se disdido. Afirma que aunque fuera de justicia abonar un pleito, la cuestión es eminentemente polí- cute. Le consta que la Mesa había puesto en co- las indemnizaciones en cuestión, se debían pa- tica, por ser de derecho público. En 1899, dice, el Sr. Puigcerver, liberal, y nocimiento del ministro esos ruegos, y si con- gar antes los alcances á los soldados que lu Esta es la ocasión de hacer obra práctica, y después el Sr. Salvador, liberal también, recotinúa ese mutismo utilizará los medios que le charon por la patria. que no nos acusen con justicia el perder el tiem- nocieron y confirmaron el derecho á la reclada el Reglamento para poner á salvo su digExeita al ministro de Hacienda á que diga po en discursos, y debemos decirle al Gobier- mación, doctrina defendida por el Consejo de nidad y la del Senado. con toda claridad si las Comunidades religio- no que esa Real orden es ó un error ó un aten- Estado en su informe. Con estos antecedentes tado á nuestra prerrogativa, y debemos impe- se quita el aspecto de que acusáis á este GoEl PRESIDENTE promete transmitir el re- sas deben ó no cobrar sus indemnizaciones. cordatorio. Pide que se vote una ley para acabar con dir que el atentado se lleve á la consumación bierno, que decís, ya no de clericales, sino de. El ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA toda clase Se abusos amparados en las dificul- total en la realidad. mauristas. (Grandes risas. da seguridades al Sr. Calbetón de que en cuan- tades del expedienteo. Reconoce que se debe tratar con Roma, para Rechaza los ataques dirigidos por el Sr. Cato pueda el Sr. Osma satisfará sus deseos. El Sr. Nougués, al hablar de las Comunida- hacer un nuevo Concordato, sean cuales fue- nalejas al considerando tercero de la Real orEl Sr. CALBETON no se conforma con las des religiosas, dice con repetida insistencia las ren las consecuencias. den y á la sentencia del Tribunal Supremo. explicaciones dadas por el Sr. Rodríguez San Bernardas, las Teresas, las Juanas. (Se acuerda prorrogar la primera parte de la Declaro que no es facultad del Gobierna el Pedro, porque entiende que encierra una desLe interrumpe el conde de ALBAY: ¡Muy sesión hasta que acabe su discurso el Sr. Ca- secuestrar? los derechos ajenos, y que si en consideración haber dejado pasar tanto tiem- gracioso! nalejas y le conteste el Gobierno. 1894 se exigió que se concordase, así se trató po sin enviar los espedientes pedidos ni dar Sostiene el jefe de la minoría democrática, de hacer, ya he dicho cuándo y se fracasó. Por (Grandes risas en toda la Cámara. contestación alguna. Sigue el diputado republicano su discurso y al finalizar su discurso, que en caso de acce- todo esto creo qwe es una ofuscación del señor Dice que tienen suma importancia estos recordando una interpelación hecha por el con- derse á lo que soslayada y fraccionariamente Canalejas el suponer á este jefe del Gobierno asuntos, porque creen los liberales que el Go- de de Romanones, dice que la minoría repu- pretende la Iglesia, que entonces había llegado abdicando ante la potestad eclesiástica. bierno actual está minando los cimientos de la blicana en esta cuestión, como en todas, cum- (la hora de modificar el presupuesto del clero. En un párrafo, que es acogido por la mayorevolución de Septiembre, que nosotros esta- ple con su deber sin espoleamientos de nadie. (Bien en las oposiciones. ría con murmullos de aprobación, dice el señor mos dispuestos á acentuar con todas sus conInterviene en el debate el señor presidente Maura que el Sr. Canalejas ha hablado de la Acaba preguntando al ministro de Hacienda secuencias, siempre dentro de la Monarquía. prescripción, y afirma que ésta será la mejor si cree que su Real orden puede anular la del del CONSEJO DE MINISTROS, El ministro de INSTRUCCIÓN PUBLICA Sr. Gamazo, y si está dispuesto á dar curso á Empieza diciendo que no había querido in- salvaguardia contra los abusos y, por de pronrepite que el Gobierno está dispuesto á dar cuantas reclamaciones de igual índole se le tervenir en este debate, por haber expuesto to, ya había dicho el ministro de Hacienda que todo género de explicaciones. cuanto era necesario el ministro de Hacienda desde 1872 sólo se habían presentado ocho representen. El Sr. DAVIIyA: Más valiera que no tuviera y no querer prolongar él la discusión estéril- clamaciones por las Comunidades religiosas, y Contéstale el ministro de HACIENDA. que darlas. si se declarara su derecho la ley de ContabiliManiñesta que el decreto de 19 de Octubre mente. El ministro de INSTRCCION PUBLICA: de 1868 sobre las Comunidades religiosas se Hace constar que la Real orden discutida es dad, velaría por la legalidad del pago en todos Sin duda alguna; pero cuando hay necesida- habrá de tener en cuenta cuando se dicte una un acuerdo del Consejo de ministros, y añade los casos existentes ó que se susciten. des hay que satisfacerlas. (Risas. que el Sr. Canalejas, al terciar en esta cuestión, Otro tema aquí desarrollado con elocuente resolución completa. Repite que la cuestión en su aspecto legal no ha podido sustraerse al terreno que pisaba. aparato es el de la revolución de Septiembre. ORDEN DEL D) A Yo creo, añade, que debemos ir al terreno ¿Pero es que desde 1868 no ha habido otras coes que su Real orden dispone que se dé curso SUSPENSIÓN DEL JUICIO POR JURADOS legal á las reclamaciones entabladas sin resol- de la justicia, que es el de la verdadera con- sas? ¿Y la Restauración? ¿Y la Constitución de cordia. 1876? Estos pequeños detalles y otros semeEl ministro de GRACIA Y JUSTICIA resu- ver el fondo del asunto. Ante todo, conviene recordar que la Real jantes de la Historia de España se le han olvime el debate de la totalidad. Contesta categóricamente que una Real orNiega que el proyecto que se discute encie- den puede suspender los efectos de ptras an- orden del Sr. Osma sólo dispone que se dé dado al Sr. Canalejas. (Risas. curso legal al expediente de referencia, y á esto No molesto más, porque las cosas, en su núrre ataque ninguno á la ley del Jurado, puesto teriores. que esta suspensión está justificada de sobra Rectifica el Sr. NOUGUES, celebrando la lo ha calificado el Sr. Canalejas de caso de res- cleo esencial, no pueden ser más sencillas. Alapor los hechos con arreglo á la misma ley del precisión de las contestaciones del Sr. Osma, ponsabilidad ministerial, de usurpación de las bo el que se echen al viento las banderas de Jurado, y por esta misma razón no hay en el aunque cree que su teoría es peligrosa, porque funciones del Parlamento y de otra porción de los partidos, y si á los liberales y á f cratas no les parece bien lo que hi. proyecto nada ilegal ni nada anticonstitu- de llevarse á la práctica, muchos Ayuntamien- cosas muy graves. Veamos lo que hay en este asunto y en la otras ocasiones, entonces decidlo y proponed cional. tos habrían de devolver los bienes que adquiesfera luminosa que lo envuelve. El Sr. Osma lo contrario. Pero con claridad. ¿Creéis que se No se han opuesto fundamentos serios á la rieron en 1868. ley proyectada, y puede afirmarse que sólo ha Asegura que las ocho Comunidades que aho- manda á sus subordinados que se tramite le- debe negar hasta el examen del derecho? Noshabido retórica en la oposición hecha y en los ra reclaman por valor de ocho millones de pe- galmente el expediente, y al fin del hecho re- otros creemos que se debe atender á cada exdictados contra el Gobierno con tono agresivo setas serán pronto más de 100 y su importe sultaría una de estas dos cosas: que hubiese pediente. Son dos criterios, y con el nuestro derecho y se reconociese, ó no lo hubiese y se estamos satisfechos. Con él queremos que nos por parte de los oradores que hicieron uso de 400 millones de pesetas. ayude la nación, y si queréis disputarnos el la palabra. Alude á los Sres. Canalejas, Moret y Azcá- negase. Ya se sabe que esto es una. perogrullada; Poder con el vuestro, decidlo, y que os aproTermina con un elocuente párrafo, excitando rate. á todos á que desechen en esta cuestión la idea Rectifica el ministro de HACIENDA, justi- pero cada vez siento más afición al parentesco veche, y si la nación os ayuda, que la aprovepolítica y que colaboren sólo al bien de la pa- ficando concreta y razonadamente la validez con el famoso personaje, porque veo cómo las che. (Risas. Pero de todo ello que se entere pasiones sacan de quicio las cosas más senci- bien el país, porque nosotros no perderemos tria. (Muy bien en la mayoría. de su Real orden. Rectifica el Sr. ARIAS DE MIRANDA. El Sr. CANALEJAS consmme el tercer turno llas, y por eso ante todo quiero restablecer sus nada. naturales términos. El presidente del Consejo acaba su discurso, Rectifican también los Sres. LÓPEZ MU- en la interpelación del Sr. Burell. Ante todo, una declaración. Es absoluta- diciendo: ÑOZ, DE BUEN y ministro de GRACIA Y Cree que la cuestión presenta otros aspectos, Nunca corren mayores peligros los prestiJUSTICIA, haciendo hincapié los representan- y añade que va á volver por los fueros del po- mente imposible que se pague nada, porque para hacerlo es indispensable una ley especial; gios de los Parlamentos que, cuando haciéntes de las minorías en que el Gobierno no se- der civil. ñala plazo determinado para que cese esa susOpina que se trata de un caso de responsa- así que todos los temores del Sr. Canalejas por dose eco de pasiones vehementes, se inmiscupensión, y contestando el ministro que ese bilidad ministerial, en el que se agravia la mo- los fueros del Parlamento servirán para otra yen en los derechos civiles, en los derechos plazo ha de ser determinado por las circuns- ral pública y se alientan inconcebibles espe- ocasión, que en ésta no vienen á cuento. (Apro- privados, porque eso es la tiranía, y de ésta bación en la mayoría. sólo hay un paso, el de la hipocresía, para atentancias, y éstas habrán llegado cuando cese la ranzas. Y esto no lo digo yo ahora porque sí, lo es- tar á la libertad. situación anormal que ha dado origen á la pre (La Cámara está muy animada y presta gran tablece de modo categórico la ley de Presusentación del proyecto. (Grandes y prolongados aplausos en la maatención al debate. Agrega que la suspensióu del Jurado es sólo Manifiesta que la revolución de 1868 puso puestos de 1904, en su art. 21. Por lo tanto, yoría. Muchos diputados desfilan por el banco para los delitos cometidos por medio de explo- fin á un sentido histórico y dio al dominio del como no se estila el narcotizar á los diputados azul y felicitan al Sr. Maura, saliendo después á los pasillos. La Cámara queda muy desanisivos. Estado el disfrute de bienes que hasta hoy no alguno tenía que enterarse. (Risas. (El Sr. SUAREZ INCLAN interrumpe diri- mada. Se suspende la discusión á las seis y veinte. trató de quitarle ningún acto legislativo ni migiendo palabras que no se oyen al ministro de Se suspende esta discusión. nisterial. LAS COMPAÑÍAS DE SEGUROS Censura que el ministro de Hacienda haya Hacienda. Grandes rumores. ORDEN DEL DÍA Tenéis que declarar, con valor y con lealPuesto á discusión el dictamen de este pro- querido soslayar la importancia del caso, resolSe toman en consideración varias proposiyecto ele ley y terminado el debate sobre la to- viendo el expediente como un expediente bu- tad, señores de la izquierda- -dice el Sr. Mau ciones de ley. ra, reanudando su discurso- -si lo que queréis rocrático cualquiera. talidad, se pasa al examen del articulado. Ensalza la personalidad del Sr. Gamazo y es que estrangulemos el derecho ajeno, negán- RÉGIMEN LOCAL Sin discusión se aprueba el art. 1. Al art. 2.0 se admite una enmienda del señor elogia su Real orden en este pleito, Real orden donos á examinarlo. (Aplausos en la ma Se reanuda el debate sobre el proyecto de Administración local. Lastres, y son desechadas otras varias, des- cautelosa y oportuna, cuyo fin prinsipal era no yoría. turbar la quietud de los espíritus. El Sr. GARCÍA PRIETO: ¿No hay ningún pués de defendidas por sus autores. Es desechada una enmienda del Sr. ALCAa Se aprueba el artículo, así como el siguiente, Afirma que no se trata de un problema de Gamazo que pida palabra? (Grandes rumo- LA ZAMORA al art. 3.0 res en la mayoría y protestas en las oposiciodespués de retiradas otras enmiendas y admi- clericalismo, sino de legalidad ó ilegalidad. El Sr. CARNER y el Sr. QUIROGA BAtida una del Sr. Calbetón. Recuerda que el Sr. Gamazo se cwidó mucho nes. Se produce un pequeño escándalo, que LLESTEROS retiran otras suyas al art. 4.0 Se suspende la discusión. Se acepta una del Sr. ALCALÁ ZAMORA de hacer constar que este asunto debíaTesol- logra cortar, á campanillazos, el presidente de al 5. verse por las Cámaras, de acuerdo con la San- la Cámara. OTROS ASUNTOS Sigue el Sr. MAURA. ta Sede. El Sr. ALCALÁ ZAMORA defiende otra enSe vota definitivamente la concesión de de Qué habilidad la de tratar de presentarme mienda al mismo artículo, que la Comisión Dice que la Real orden del Sr. Osma es un f rechos pasivos á la viuda del general Ollero y estímulo al agio y á la codicia de los logreros enfrente de mí mismo, procediendo con in- acepta. 5 la inclusión en el plan general de la carretera de negocios que estafean ontenidos por la explicable abstracción mental é interpretando El mismo señor, autorizado por la Cámara, de la estación de La Coruña á los baños de Real orden de Gamazo. al ilustre hombre público que citáis en forma defiende otra enmienda del Sr. Gómez Acebo, Ateijo. que la Comisión no acepta, porque la primera Cree que se trata de un problema gravísimo que él no os agradecería. Y después de fijar el orden del día para hoy. de trascendental importancia, que debía haber Porque en la Real orden de 1904 del señor parte está ya en la ley con una enmienda, que se levanta la seeión á las ocho menos diez. levantado en pie á la opinión liberal del país. Gamazo, tantas veces citada, se declara en su se aceptó, del Sr. Ruiz Jiménez, y la segunda se Cree que ha llegado ya el caso de declarar párrafo primero textualmente que la Comu- acaba de aceptar por medio de otra enmienda. Se acepta una del Sr. RUIZ JIMÉNEZ; retiprescripto lo que por la legalidad de la revo- nidad de monjas Teresas tiene derecho estricto á que se le indemnice del terreno y edificio su- ra el Sr. ARIAS DE MIRANDA una; se aceplución lo está desde hace cuarenta años. tan dos del Sr. ALCALÁ ZAMORA. Esa Real orden en su génesis jurídica, en yos de que se incautó el Estado. Lee el orador el párrafo á que se refiere, y del Sr. Osma, es Entre los Sres. LOMBARDERO y ALCALÁ D E L DJA 3i Con la puntuali- su génesis intelectual no es (Grandes rumo- agrega: gESlON ZAMORA se discute otra enmienda, que al fin dad de costum- del nuncio de Su Santidad. Y eso lo dice el mismo que luego propone se retira. DE ENERO DE 1908 bre en la presen- res. El Sr. GUTIÉRREZ DE LA VEGA pide Trata de demostrar que lo realizado por el la suspensión de ese derecho hasta que se pacte temporada parlamentaria, declara el Sr. Dato Sr. Osma ha sido sugerido por la curia romana. te con Rom a. Todo es del mismo ministro y lo unas aclaraciones relacionadas con este arabierta la sesión á las tres y media. tículo 5.0 Cree que el Gobierno ha condescendido con firma la misma persona. Escasa concurrencia en los escaños, más que ¿Y eso qué significa? Pues que el Sr. Gamalee otra enmienda del Zamora, de ordinario en las tribunas, y en el banco azul el Sr. Osma, pero que no es un acto suyo co- zo veía en este asunto otra fuente de derecho y SeSr. CARNER pide á la Sr. Alcalá se lea el el Mesa que el presidente del Consejo y los ministros de la lectivo la Real orden del ministro de Hacienda. que la revolución, que es la única que vosotros artículo con las reformas que en el se han inEl Sr. MAURA: Pues lo es desde el primer Gobernación, Instrucción pública y Marina. reconocéis. troducido, porque el orador no está conforme, día, por acuerdo del Consejo de ministros. RUEGOS Y PREGUNTAS Y llegáis á más. Llegáis á decir que es es- y quiere discutir algo que se ha aceptado. El Sr. CANALEJAS: Esperaba esa declaraEl ministro de MARINA contesta al señor ción, porque conozco la gallardía de carácter candaloso hasta solicitar el reconocimiento de Con este motivo se entabla un breve debate ese derecho. entre los Sres. MAURA, CARNER, AZCARAQuiroga Ballesteros al ruego que ayer le di- de S. S. TE y MORET, sobre si se deben ó no discutir, El Sr. BURELL: Yo no dije eso. rigió. Discute la sentencia del Tribunal Supremo El Sr. MAURA: Pero lo ha dicho esta tarde como en los proyectos ordinarios, los artículos El Sr. ROSALES se queja nuevamente de en que se fundaba el Sr. Osma, y dice que no reformados, á lo que se opone resueltamente el (os abusos que á su juicio se cometen en el es aplicable al caso actual, añadiendo que con- el Sr, Canalejas. (Este asiente. El Sr. Gamazo dijo que se debía concordar, jefe del Gobierno. distrito de Torrijos para forzar la elección de viene recordar que el alto Tribunal citado ocutratar con Roma, y ¿quien ha quebrantado esto? un diputado á Cortes. pa un edificio de una Comunidad religiosa. Se acepta una enmiendaalart. 6. vdelseñor El ministro de la GOBERNACIÓN promete Cita varios casos en que el Estado ha decla- Dictó aquel ministro su Real orden en 1894, y ALCALÁ ZAMORA. S CONGRESO