Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 3 á DE ENERO D E 1908. NÚMERO SUELTO, 5 CENTlMOSj 5 S i. ii Hia l CRÓNICA UNÍ V E R- SAL 1 LUSTRA D X AÑO IV. NÜM. 969, g íg) f 8 2. é Px: m 1 CONCURSOS DE A B C EL CENTENARIO DE LOS SITIOS p i santo n o m b r e d e la V i r g e n del Pilar va u n i d o á las gloriosas páginas de la historia de n u e s t r a Independencia. EJl sirvió d e aliento á los mártires que, defendiendo la integridad de Kspaña, perecieron entre las ruinas d e la inmortal Zaragoza; el amor q u e despertaba llevó á g r a n d e s epopeyas; la fe y el entusiasmo q u e hacía sentir arrastró á las mujeres á heroicidades, rayanas en lo sublime, y á los h o m b r e s á sucumbir, m u r m u r a n d o con sonrisa q u e vencía á los dolor e s d e la muerte, dos n o m b r e s q u e eran la expresión d e todos s u s amores: la V i r g e n d e l Pilar y E s p a ñ a N a d a m á s o p o r t u n o y legítimo en la conmemoración d e los sitios d e Zaragoza, q u e cantar á la divina inspiradora d e t a n t a abnegación y á la patria española. A B C abre u n Concurso, l l a m a n d o á él á todos los poetas q u e se sientan inspirados por la fe y por el patriotismo. L a s condiciones serán las siguientes: I. Libertad de metro y de extensión en la p o e s í a 2. S e adjudicarán dos premios, d e mil pesetas cada uno, p a r a l a s dos composiciones, u n a dedicada á la Virgen del Pilar y otra á España, que, á juicio de u u J u r a d o comp u e s t o de ñ u s t r e s personalidades d e la literatura, resulten merecedoras d e esa recompensa. 3. E l plazo para la presentación d e poesías expirará el 31 de Marzo, y se p o d r á n enviar á la m a n o ó por correo á la redacción d e A B C, Serrano, 55, en l a s i g u i e n t e f o r m a Cada composición en u n sobre cerrado, en el cual s e escribirá u n lema. E n otro pliego, también cerrado, sobre el cual figure igualm e n t e el lema, el n o m b r e del autor y las señ a s d e s u domicilio. 4. 1 1 J u r a d o en s u día, después d e exam i n a r las poesías presentadas y d e designar las q u e merezcan premio, procederá á abrir los sobres cxijoa lemas sean iguales á los de las poesías premiadas, p a r a proclamar el n o m b r e d e los autores. 5. a I OS escritores q u e concurran al Certamen p u e d e n optar á u n o solo de Ips dos p r e m i o á ó á l o s dos conjuntamente, s e g ú n q u e envíen u n a 6 dos poesías dedicadas á la Virgen del Pilar ó á la patria española. E n m o m e n t o o p o r t u n o publicaremos los n o m b r e s d e las personas q u e h a n d e constit u i r d J u r a d o y la fecha y el p r o g r a m a del acto s o l e m n e en q u e serán entregados los premios. Queda abierto d Concurso desde el día d e hov. ToRcuATo L U A D E T E N A tancias, la Confere; ncia de Algeciras es para todos una especie de Corán al que hay que someterse, en favor de la paz mundial. El acta famosa tiene dos aspectos: el internacional, que á todos concierne para evitar lo que pueda provocar discordia entre las naciones signatarias, y el local, que obliga á Marruecos, á Francia y á España; éstas últimas encargadas especialmente de la defensa de los intereses extranjeros y de que se cumpla en el Moghreb lo acordado en Algeciras. Pero en el fondo esta cuestión se asemeja mucho á un teatro de Marionetas en el que los actores son movidos por hilos que conducen factores extraños á sus fuerzas y á sus deseos, y en los que la cuestión marroquí está muy en segundo término. ¿a victoria de los alemanes de 1870 fué uno de los hechos que más han influido en la historia contemporánea; no sólo fué el engrandecimiento militar de Alemania; fué su crecimiento industrial y comercial; trabajadores sin exigencias, humildes, pero resueltos, se aplicaron á crear industrias, imitando las de ios países más prósperos y muy señaladamente las de la Gran Bretaña, llevándose á su país los mejores obreros que en todas partes pudieron encontrar. Muy pronto enviaron viajantes con producciones semejantes que no podían competir con las origínales en bondad, pero eran utilizables y de una baratura infinita, que han ido mejorando cada vez en todos sentidos y con las que han invadido todos los mercados. Obedeciendo á Un plan meditado han aumentado su Marina de guerra para tener en 1919 una flotafcmenos numerosa que la inglesa; pero compuesta de unidades nuevas, unijormés, desde el gran acorazado hasta el pequeño torpedero, con lo que podrán hacer frente sin desventaja á enemigos poderosos. Hace años, y cuando ya no ñaDia tiempo de remediarlo, se dio cuenta de ello Inglaterra, y para tan grandes estadistas no podía existir duda- alguna; no se trataba de ideas de ambición y de conquista; se trataba de ser ó no sei no es la soberbia, no es el cerebro lo que exige, es el estómago. Ahí está el por qué de esa política admirable de adhesiones y de alianzas que tan cuidadosamente está tejiendo Inglaterra. Alemania aumenta su población y su riqueza por la fecundidad de sus mujeres y por la asiduidad, la constancia y el amor al trabajo de sus hijos, que se están apoderando de los mercados ingleses, y el choque sobrevendrá muy pronto y de modo inevitable. P- i es entre los mil incidentes de ese juego, la cuestión d e Marruecos no es de lo á s uotabl Hace dos años, y en estas mismas columnas, adelantamos nuestros temores como una sospecha; hoy el temor se h a convertido para nosotros en certeza. I ean nuestros políticos- -es decir, los que hayan estudiado lo bastante para adivinarlo- -lo que se ha dicho entre líneas en la Cámara francesa, y verán por q u é todos los hombres públicos en el fondo han estado de acuerdo; por qué Jaurés no ha dicho lo que podía haber dicho, y por qué Delcassé, pasados los momentos de efervescencia, y á p e s a r l e haber expresado los sentimientos de Francia, ha estado á punto de comprometerla muy seriamente. Los pueblos, como ios hombres, proceden con arreglo á las circunstancias; en el asunto de Marruecos, Francia tenía trazado un camino y ese tiene que seguir, como España tiene el suyo, que seguir llámese el presidente del Consejo Maura, ó Moret, ó Canalejas, ó Salmerón, ó Barrio y Mier. Y lo mismo que Francia, España no puede mezclarse eufecuestiones internas marroquíes, ni abandonar los intereses extranjeros en los puertos de Marruecos, ni la guarda y orden (policía) de sus fronteras con arreglo á lo acordado en Algeciras. Y aun los políticos más ardientes, que tarde ó temprano aspiren al Gobierno, se verán obligados á hacer lo que Jaurés ha hecho, con mucho patriotismo: á comprimirse. t iuM OVI LO Entre los sucesos de la jornada figuran el atropello de un hombre por un automóvil de los que hacen el servicio de Correos. Y eso que es de los eléctricos, de los que, según una frase ya popular, andan de puntillas. No fué ese el solo automóvil que ayer nizo de las suyas. Cerca de Madrid volcó otro que conducía á cuatro viajeros á una velocidad ¡de 40 kilómetros! Resultado del viaje: los cuatro descrismados; dos de ellos muy graves. ¡Y pensar que hay expresos y sudexpresos para poder viajar cómodamente y sin tanto riesgo! Un estudiante fué detenido por policía ful; esto es, por echárselas de autoridad y pretender explotar á los incautos. Demostró el tal estudiante que, por lo menos, estudiaba eso: el medio de vivir á costa ajena. Por la noche, frío, y además estreno en la Princesa, de Los segadores, drama de polémica. Hubo calurosos aplausos, porque aquello resultó una especie de Electra del catalanismo. Fué el único sitio donde anoche se sintió calor. imm EL RAJAH Y LA MALAGUEÑA BOMBAY, 6 T. E l triunfo consegruido por el Go ¿3 j mperado á todas sus esperanzas. No podrán ener más de 95 á 100 votos de mayoría deá a n en París amigos y adversarios. Su victoña es segura decíamos nosotros, si hacen las declaraciones de guardar la neutralidad en las contiendas interiores de Marruecos, absteniéndose de todo aquello que parezca conquista posible; y repetimos: La más elementalprudencia aconseja ir con la que siempre han caminado Lyautey, y más tarde Drude. Con el acierto dé nuestro general Marinas... España, que mm con Francia ha asumido en Marruecos laprotección de todos los intereses europeos, debe ir, por lo mismo, con mucha parsimonia en lo de provocar conflictos que pudieran obligarla á llegar más lejos de stispro- Y a está ahí! A poco más de las seis de la tarpósitos y mandatos. de llegó sigilosa, tímida, vergonzosamenNo por vanidad pueril copiamos lo dicho te. Dejó deslizar unos copos y se trocó en lluaquí hace tres semanas, que no es otra cosa via. Pero no lo duden ustedes, está ahí, retenida que la proposición Dubieff, aprobada en la Cá- por cualquier incidente. La revolución atmosmara por 336 votos de mayoría en favor del férica de anteanoche- -jy esatisí que es desde Gobierno de Clemenceau, sino para demostrar arriba! -la anunció ruidosamente. Los poetas á nuestros lectores la verdad de lo que veni- melenudos y reñidos con el aseo preparan ya mos consignando: que tal como están y son sus ripios dedicados al consabido sudario, á la las cosas, Francia y España no tienen otro ca- inevitable mortaja nivea. De u n momento á mino que el que siguen fatal y forzosamente. otro nos los colocarán. Y como en España se impone un debate soLa noticia del día fué la reunión habida en bre Marruecos, no deben los que en él se pro- el ministerio de la Gobernación por las autoripongan intervenir abandonar este punto de dades y los representantes de los establecivista para evitarse situaciones equívocas, y mientos benéficos, para tratar el problema de antes de tomar la palabra, procúrense el Diario la mendicidad en Madrid. De desear es que no de Sesiones del palacio de Borbón del 24, 27 y 28 se reduzca todo á una tentativa más. Y hay ue del corriente y estudíenlo bien. E n él verán hacerse á una idea: á la de que si el Sr. La Cierque Jaurés se ha comprimido, revelándose en va, que es el que acabó con los sombreros feél más el futur gobernante que el tribuno re- meninos en los teatros; el que ha hecho cerrar volucionario; que en el fondo todos los parti- los cafés y los teatros á su hora, y el que ha hedos estaban conformes; que la inesperada in- cho guardar el descanso dominical, no acaba tervención de Delcassé ha hecho, después de con la meridicidaci en las calles de la villa, no todo, innecesaria la de Clemenceau, y que Pi- acaba nadie. chón ha sorteado todas las dificultades por su La política estuvo ayer más animada. El discretísimo discurso, en el que, al contrario de Congreso y él Senado estuvieron más concuDelcassé, ha dich todo lo que podía decirse rridos. ¡Bueno! hay que ver que el tiem era sin comprometer á nadie. malo y que la gente no podía pasear. Y como vía de orientación de los debates, y La Junta del Centenario del 2 de May sipara que nuestros lectores estém al tanto de la guié trabajanáo c nf rme á sus buenos pr pécuestión, haremos txná síntesis de lo que pasa sit s. Si con estes se hiciesen las fiestas, no las entre bastiáores. P e r l a fuerza de las circuns- kabría más briliaates en el w u n i o enter AN AS DE EN S E Ñ 11 KT ZrkT 7 nATÍñf U N DEBATE Í. A CUESTIÓN DE MARRUECOS MADRID AL DÍA y o d o un idilio internacional, idilio consagra do bajo los auspicios del severo rito de los sijs, acaba de llevarse á efecto hoy mismo en la capital del Estado indio de Kapurthala. El rajah de dicho Estado y una linda malagueña, la Srta. María Delgado, han contraído el vínculo matrimonial, y á estas horas la gentil andaluza, es de suponer que, tratándose de una andaluza, no dejará de atesorar gracia, donaire y gentileza, al compartir el tálamo nupcial del jefe de los sijs, leones, como son comúnmente denominados por los pueblos fronterizos, egcreerá su saleroso y soberano influjo sobre los afortunados vasallos de su augusto marido. La ceremonia se ha vermcado con gran pompa j boato. Altos funcionarios, en unión de las funcionarías correspondientes de Kapurthala, de Yind, de Faridkot, de Kalsia, de Nabha y de Petiala asistieron al acto religioso. Distinguíanse los varones, que son en la raza de los sijs hombres fuertes, de robusto aspecto, de espíritu guerrero jamás desmentido, seres que alardean de analfabetismo y que siempre van cubiertos de brillantes armas, dejando íiüUr al aire su larga cabellera, no tousurada ni aun en su niñez. Las toilettesy joyas de las damas no desmerecían de los bélicos arreos de los caballeros ni en gusto ni en magnificencia; pero sobre todas las de su sexo descollaba el garbo de la airosa española, adornada con el clásico pañolón de Manila y cuajada materialmente de flores y de piedras preciosas. El momento en que los novios se juraban amor imperecedero ante el Grantah, el libro sagrado, fué en extremo solemne y conmovedor. Los guerreros lanzaban al viento sus gritos de combate, los sacerdotes entonaban los cánticos litúrgicos, y María Delgado, por no quedarse corta ante aquella algazara, se arrancó por malagueñas y no hay para qué describir el efecto. El entusiasmo fué tan delirante que en aquel mismo momento y mejor que con ningún tratado diplomático, la simpatía y las cordiales relaciones entre España y el Estado de Kapurthala quedaban aseguradas de modo imperecedero. Llegó el momento de los bailes que siguieron al festín regio, y las danzas sagradas debieron parecer un tanto aburridas á la novia, porque, previa la venia del augusto cónyuge, lució todo su repertorio de tangos, boleros, sevillanas y demás abracadabrantes bailes, que volvieron locos al rajah, á los encopetados personajes de la Corte y á los guerreros. Porque es de advertir que la señorita Delgado, antes que rajah consorte, había sido una de las hermanas Malaguitas que en el Kursaal madrileño y en otros tablados y coliseos de varietés habían hecho gala de su agilidad y conocimiento del arte coreográfico genuinamente andaluz. Los invitados aplaudían á la novia y envidiaban la suerte del rajah, que en el año de 1905, y con motivo de ¡las fiestas de la boda del Rey D. Alfonso XIII, tuvo la ventura de conocer á la que hoyies su bella y media naranja. El amor vela y hoy protege la alianza de dos pueblos remotos entre sí, pero unidos por el más dulce y atrayente de los lazos. Después de las danzas, los graves sacerdotes elevaron sus preces á áíz pidiéndole que la felicidad de los cónyuges sea imperecedera y que la esposa se avenga á las costumbres de Kapurthala. Susurrase entre los conspicuos, que para evitaría la novia nostalgias de su país natal, va á construirse una plaza de toros en la capital del Estado. Wká anudaron, prefiriendo qii los días anteriores disfrutar del bello sol á gozar de la oratoria de los padres de la patria. De lo que se deduce que en la política influ ye directamente el estado del tiempo. En las primeras horas de la ísesión hizo el Sr. Burell una pregunta relacionada con la Real orden de Hacienda sobre la pretensión de las Congregaciones religiosas, de que las abone el Estado el importe de los conventos confiscados el año 69. Fué interesante el debate, porque el asunto, de que se ha venido hablando durante estos días, parecía rodearse de un aspecto misterioso, que se encargó el ministro de Hacienda de desvanecer. Parece, por lo que dijo el ministro, que en el asunto intervinieron los Sres. López Puigcery e r y Salvador (D. Amos) cuando ocuparon la cartera de Hacienda, y lo que ahora se ha hecho se ha reducido á disponer, ¡en vista de un acuerdo del Consejo de Estado, que se dé cur, so legal á los expedientes incoados en viirtud de las reclamaciones de las Ordenes religiosas. Cuidó bien el ministro de hacer resaltar que el hecho de dar causa legal á uno ó varios expedientes no es resolver éstos favorablemente. La discusión no terminó, porque transcurridas las dos horas destinadas a ruegos y preguntas, quedó el Sr. Burell en el uso de la palabra para proseguir hoy el debate en forma de interpelación. Luego se reanudó la discusión del proyecto de Administración local, notándose algo más de entusiasmo por parte de las minorías para a c u d i r á la batalla. Teniendo en cuenta, sin duda, los comentarios que el martes se hicieron y, queriendo dar señales de vida, pidieron votación nominal en el art. i.o No es caso de repetir una vez más cuanto se dijo ayer respecto de este proyecto, ni de recoger las profecías que de la suerte que le aguarda se hicieron. Todo fué lo mismo que el día anterior y que hace dos semanas y hasta un mes: confianza absoluta, por parte del Gobierno, en que bien pronto será ley; propósitos en las minorías de oponerse á que estas esperanzas se conviertan en realidad. Realmente estamos al principio de lajornada, y conviene esperar unos días para ver eJ rumbo que toman los acontecimientos. Aparte de lo que dejamos consignado, poco ó nada dio de sí la tarde política, porque si bien en el Congreso había bastante concurrencia, como decimos al principio, no existía abundancia de asuntos interesantes. jT os erratas. En nuestra información política pu! iicada ayer se deslizaron dos erratas de imprenta que cambian por completo la verdad de los hechos. Decíamos: El Sr, Moret añadía: Hoy, que ha sido el primer día de discusión, nos hemos achicado... Y quisimos decin El Sr. Moróte añadía: Hoy, que na sido el primer día de discusión, nos hemos aburrido... Conste así, en gracia á la veracidad que siempre sirve de norma á todas nuestras in formaciones. O esión secreta. El Senado celebró ayer sesión secreta, destinada á la aprobación de las cuentas del mea último y al contrato con las Compañías de ferrocarriles para los billetes de libre circulación de los senadores Los dos asuntos quedaron aprobados. r e s p a c h o con el Rey. Durante la permanencia de los Reyes en Sevilla, irá de vez en cuando á esta capital alguno de los ministros, ó tal vez el presidente del Consejo, para despachar con S. M. protección á la infancia. Anoche se reunió en Gobernación, presidida por el ministro, la J u n t a de protección á la infancia, quedando nombradas las ponencias que formarán el Consejo El Sr. La Cierva se propone dar gran impulso á estos trabajos, para que cuanto antes pueda ser aplicada la ley. onsejo. Es muy probable que hoy por la mañana se celebre Consejo de ministros en el domicilio del Sr. Maura. nos comunica nuestro estimado compañero D. Horacio Miguel, director de- i 2 ííw y corresponsal de A B C en Zamora, lo siguiente, relativo á la visita hecha hoy al ministro de Fomento por una comisión de gallegos y zamoranos: Pocas veces se solicitará de los Poderes públicos una concesión de tan extraordinaria importancia para diferentes regiones de España. Nadie puede dudar la importancia suma que en sí encierra la facilitación del cambio de productos entre los comercios de Galicia. Castilla y Portugal A tal fin respo... aen lo aeseos d e gallegos y zamoranos que se encuentran en esta capital, representando á las diferentes entidades de sus respectivos países, solicitando la construcción de un ferrocarril secundario que una directamente las citadas regiones. Dicha comisión visitó ayer al señor ministro de Fomento, acompañada de los diputados á Cortes por tales provincias, Sres. Requejo, Sil vela, Galarza, Cid, Vincenti, Bugallal, Macuso, Molina, senador, y de otras personalidades. Expuesto el objeto de la visita al señor ministro, contestó Sr. G o n z a l o Besada acóne Orense. D Zamora á epígrafe Bajo este INFORMACIÓN POLÍTICA p n d Congreso. Hubo ayer en d Congreso bastante más concurrenda qtte en los alas anteriores, sin duda p rque el día, M o Y desapacible, invitaba á refugiarse en agüella temperatura confortable. En las tribunas se vio á l a s damas amigas de las emociones parlamentarias, que n habían a p a r e a d o áesde ue las s e s i o a se re-