Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, MARTES 28 DE ENERO DE 1908 NÚMERO S U E L T O 5 CÉNTIMOS iS H ll iw- -il iiNi CRÓNICA UNÍ VERSAL I L U S T R A D A AÑO IV. N Ü M 967. f íf í taMMan taHHM tai SEVILLA, 2 7 I J M 2. É P O C A n el trayecto. Las calles estaban atestadas de gente. revé h a de ser la crónica sumaria d e ayer. Por deseo expreso del Monarca n o se orga ¡Día más soso, Por la mañana se constituyó en el Ayunta- nizó comitiva para entrar en la capital. Delante del cocíle del gobernador, que premiento una comisión ejecutiva para organizar el centenario del 2 de Mayo, y quiera Dios que cedía al en que iban SS. MM. y el príncipe de 0.0 tengamos otro centenario del Quijote. H a y Asturias, abría marcha la Guardia civil. En medio de grande y espontáneo entusiasmuy buenos propósitos y sincero entusiasmo; pero de haber eso á haber pesetas hay una di- mo atravesó el coche regio el trayecto que meferencia que no puede salvarse con los mejo- dia de la estación- al Prado de San Sebastián, disparándose multitud de cohetes en señal d e 2 S propósitos del mundo. no obstanEn lot Tribunales se suspendió la vista de la júbilo y arrojando muchas flores, abundancia causa instruida contra el matador de u n vigi- te la prohibición gubernativa, en huecos del lante del tranvía, con lo que quedaron defrau- tal que casi cubrieron la capota y dadas las esperanzas de los que esperaban u n carruaje. El príncipe ae Asturias fué vitoreado por los juicio con emociones. La política no dio substancia á la comidilla. niños de las escuelas públicas, desde la pasaEl Senado y el Congreso están duermes. Los rela, situada entre el Prado de San Sebastián y liberales alardeando- -algunos, n o todos- -de la calle de San Fernando, al desfilar el coche ganas de pelea, y alguien que está sobre ellos, regio por allí. La esplendidez primaveral del día realza la sin ser soldado de fila pero con mando en jefe, quitando el pistón á la terrible arma d e hermosura del cuadro y aumenta la animación. combate. En todo el trayecto hasta el Alcázar no ceRespecto de sucesos callejeros, se deslizaba tranquila la jornada, pero por la noche vino á saron las aclamaciones, Al pasar los Reyes por la fábrica de tabacos corrompernos las oraciones el consabido crivieron agolpadas á la verja á todas las cigamen con las honorables puñaladas de rigor. Los actores se reunieron en Asamblea en rreras. Una comisión de éstas, luciendo sobre Apolo, y bajo la inspiración del dios de este sus hombrosy ricos pañolones de Manila, se adelantaron acercaron al coche nombre trataron asuntos de su profesión y de- quiando á S. M. doña Victoria con regio, obseun precioso signaron nuevo Consejo de ministros de su í zf y con otra copiosísima lluvia de flores clase. sueltas. Y no hubo más en el transcurso del lunes, favorecido como los días anteriores con u n También echaron gran número de hojas imtiempo espléndido. Por la noche los reventa- presas con el siguiente cantar: Tienes el mismo nombre dores de teatros dieron paz á isus pies y los ovaque la Patrona; cionadores de divos tranquilidad a sus manos. tienes ange en la cara, MADRID AL DÍA B E Después se supo que el aplazamiento había obedecido á prescripción facultativa del doctor Grinda, el cual, teniendo en cuenta el estado de la Reina Victoria, aconsejó que antes descansara un poco y tomara alimento. En la puerta del templo recibieron á SS. MM. el obispo y todo el cabildo, precedidos de cruces parroquiales. Los Reyes llegaron hasta el altar mayor á los acordes del órgano y bajo palio, que llevaban los concejales. Terminada la función religiosa, que escucnaron en lujosos reclinatorios, visitaron la capilla Real y la de la Virgen de la Antigua. El Rey vestía uniforme de oapitáíi general. Desde la catedral los augustos viajeros marcharon en automóvil á visitar las ruinas de Itálica. SEVILLA, 2 7 7 T Los periódicos dicen qne el carácter del con de Szechenyi es muy disunto del de los demás aristócratas europeos, cuyos ruidosos divorcios fueron una prueba evidente de los malos tratos que sus mujeres, ricas herederas americanas, tuvieron que soportar. Se han adoptado medidas legales para que no se vea nunca comprometida la fortuna d e miss Glady, y el matrimonio será dueño de la renta y no del capital. Si n o tienen hijos, l a fortuna volverá á manos de la familia Van derbilt. NUEVA YORK, 4 7 6 T 1 a visita á las ruinas. A las cinco regresaron los Reyes de su excursión á las ruinas de Itálica, en donde recorrieron detenidamente el circo romano y las galerías. Lo mismo en el barrio d e Triana que en los pueblos de Camas y Santiponce fueron objeto de calurosas demostraciones ¡de entusiasmo. De regreso de Sevilla pasearon en el automóvil por el magnífico paseo de las Delicias, llegando hasta Palmera y entrando en Palacio á las seis de la tarde. El automóvil que ocupaba el gobernador civil sufrió una ligera avería en el camino. p l príncipe de Asturias. El príncipe de Asturias paseó por los jardines del Alcázar en brazos de la duquesa d e San Carlos. Después recorrió en carruaje algunas calles de la población. SEVILLA, ZJ, I 1 N omida íntima. La comida celebrada esta noche en Palaque entró en Sevilla. ha tenido carácter íntimo. Sólo han asistiCerca de la Lonja S, M. dispuso que ei Prín- cio á ella los personajes palatinos, el conde de do cipe siguiese derechamente hasta el alcázar. BOR TELÉORAFO Acto seguido se verificó el desfile ante Sus Saint Llande, el marqués de Viílapanés y el SBVIL A, 2 7 8 M Majestades de las tropas. D. Alfonso lo presen- jefe de parada, coronel Sierra. A ntes de la llegada. SEVILLA, a 8 1 M L a noticia, aquí recibida anoche y hoy pu- ció desde su carruaje, puesto de pie. La Reina blicada por la Prensa de la mañana, de haber se levantaba siempre que pasaban las bande- p r o g r a m a para noy, salido los Reyes y el príncipe de Asturias con ras de los regimientos. A las diez de la mañana los Reyes visitaEn tal momento, u n anciano intentó apro- rán la Escuela de Pirotecnia y Artillería, dirección á esta capital, ha despertado en la ximarse al coche real para entregar al Monarpoblación gran entusiasmo. A las seis de la tarde se celebrará la recepMuy á primera hora comenzó á afluir gente ca un rollo de papel. Como. la policía, salién- ción de autoridades a la estación de San Bernardo con obieto de dole al encuentro, se lo impidiese, el veterano El Rey y el príncipe de Connaught marchaesperar á SS. MM. descubrió las cruces ganadas en campaña que rán el día 5 á Trasmülas, permanecerán dos A la hora que telegrafío, el público há inva- ornaban su pecho, y entonces el Soberano, sa- días en la finca del conde de Agrela y después dido las dos rotondas de la estación, esparcién- ludándole y consintiéndole que se acercase, irán á Villamanríqué. i ose poi ios aii- tíúedores. recogió de síis manos el memorial que le ofrecía. También asistirán á las cacerías de Lachar I na numerosa y inimada rspresentacjon de y cotos de Guana, Garvey y Sanlúcar. SEVILLA, 2 7 1 n t las clases escolares se apresuró también á reciLas cigarreras están entusiasmadas con la bir á los Monarcas, llevando consigo y á su ypn el alcázar. idea de que la Reina visitará la Fábriea de Luego que se verificó el desfile de las tro- Tabacos. frente las banderas de las Facultades de la Uni- pas que habían cubierto la carrera, los Monarversidad V I II I I Vese y a en los andenes, en lugar preferente, cas prosiguieron el itinerario señalado hasta al alcalde, al arzobispo Sr. Almazán, al gober- el alcázar, á la puerta del cual se reprodujeron nador y á todas las demás autoridades y altos los vítores. Las aclamaciones más entusiastas partieron funcionarios del elemento oficial. de u n selecto grupo de señoritas de la aristoLa estación está engalanada. cracia, que aguardaban allí la llegada de LONDRES, S 7 4 M Las tribunas que para presenciar la llegada Soberanos, y que arrojaron flores á su paso. los I as notician de última hora respecto á la boda, de SS. MM. levantaron previamente las CorCuantos han visto al príncipe de Asturias se poraciones y Círculos sevillanos rebosan d e muestran encantados de su hermosura y ro- acusan que se amplían y acrecientan el boato y la solemnidad del acto; se verificará gente. éste, por fin, en el salón de baile del palacio, La carrera que han de recorrer las augustas buetez. No hay para qué decir que en los Reyes ha que estará adornado con millares y millares de personas está cubierta por las tropas de la guarcausado gratísima impresión el recibimiento orquídeas. Orquídeas amarillas adornarán las nición. En el andén está formada, para hacer los ho- que les h a dispensado Sevilla, Tal impresión mesas para el banquete, y serán blancas las nores á los Reyes, una compañía de Infantería, es la que D, Alfonso h a transmitido á la Reina que cubran la mesa de los novios. doña Cristina, al conferenciar con la augusta Nada de luz del día; los ventanales y balcocon bandera y música. nes permanecerán cerrados, y una iluminación La población presenta el aspecto de los días señora desde el alcázar. maravillosamente dispuesta derramará su luz de fiesta más solemnes, o n t r a la creencia de las autoridades y co- por entre las guirnaldas de flores. SEYii, LA, a y 9 M misiones, no hubo en el alcázar recepción A la lista de regalos hay que añadir los siA l llegar los Reyes. oficial. guientes: E n este momento aparece el tren Real en Zafiros y aiamantes ofrecidos á la novia por agujas. H a variado m u y poco la hora d e la p a r a las tres de la tarde se h a señalado la vi- sus damas de honor; u n a tiara de js milíme sita de los Reyes á la catedral, donde se oficialmente señalada. tros de alto, constelada de costosas piedras y E n el público se produce gran movimiento cantará u n solemne Te Deum. de una labor maravillosa, y u n magnífico code ansiosa expectación al ver avanzar la locoGRANABA, a y 3 m llar de diamantes, que le cubre parte de los motora del convoy regio. I a cacería de Trasmutas. hombros, regalo d e Vanderbilt, padre, y u n Al punto las baterías de la plaza h a n hecho Mañana es esperado en su posesión a e enorme solitario, con fina cadena de oro, relas salvas de Ordenanza, y la Giralda ha echa- Trasmülas el conde de Agrela, á quien acom- galo de Alfredo Vanderbilt do sus campanas á vuelo. pañan el duque de Bivona, senador por GraLa Policía vigila el palacio para impedir el La multitud al ver á D. Alfonso, que venía nada, y el marqués de Ivanrey. acceso de rateros. asomado á u n a ventanilla d e su coche, proUltímanse allí los preparativos para las reAgentes de la Policía particular custodian rrumpió en ¡vivas! repetidos. gias excursiones cinegéticas. los regalos. Cuantas personas llenaban el andén estaban La benemérita estará encargada de la vigiNUEVA YORE, S 7 1 2 M debidamente autorizadas y ostentaban carác- lancia de la comarca todo el tiempo que don ter oficial. Alfonso y sus invitados estén cazando en Tras- 1 os periódicos americanos dicen que nunca una boda había despertado expectación tan Al descender los Monarcas de su departa- mülas y Lachar, grande como la que produce la de miss Gladys mento fueron hechas las presentaciones oficiaCon ello está relacionado el viaje que el go- Vanderbilt con el conde Szechenyi, les del momento. bernador y el comandante jefe de la Guardia Sin embargo, á la boda asistirá, fuera de los Saludó á SS. MM. el alcalde con un breve civil hicieron ayer á la finca del conde de parientes, muy poca gente, pues sólo se h a indiscurso, al que puso término con vítores á los Agrela. vitado á un corto número de amigos íntimos. Reyes y al Príncipe, calurosamente contestaSEVSLLA, 9. J, 1 0 M Mr, Vanderbilt dio ayer s u tercer comida dos por los concurrentes. con música, siendo invitados, además de los Contestó el Rey expresando al alcalde la sa- C n el viaje. A pesar de la distancia, el viaje no ha fa- novios, algunos extranjeros que h a n llegado tisfacción que experimentaba. con el objeto de asistir á la ceremonia nupcial. Vestía D. Alfonso uniforme de la Escolta tigado á los Reyes. En el trayecto se unió á la comitiva el ex El programa h a sido muy interesante: las céReal; la Reina lucía u n precioso traje de color ministro D. Amos Salvador, que ostentaba la lebres arpistas miss Geraldine Parrar y miss morado. El Príncipe, vestido de blanco, mostrábase i- epresentación d e la Compañía de Madrid, Ada Sossoli acompañadas en el piano por RiZaragoza y Alicante. cardo Barthelemy, tocaron varias piezas de su sonriente al descender del tren. Los Monarcas, después de comer y hablar interesante repertorio. El alcalde entregó á la Reina un lindísimo ramo de flores, ceñidas por u n a cinta con los un rato con las distinguidas personas de su Los dos hermanos de miss Gladys, Alfredo y Regnault Vanderbilt, que se dirigían á Nuecolores nacionales y descansando en un por- comitiva, se retiraron á descansar. teboiujuetAQ. plata y oro en que aparecía gra- Al llegar á Córdoba el tren regio, el gober- va York, fueron detenidos por las nieves. E l nador, Sr. Cano y Cueto, que había acudido á primero, que venía en ferrocarril desde Newbada respetuosa y expresiva dedicatoria. Con otro bouquet, con cinta rosa, obsequió á la estación á cumplimentar á SS. MM. no pudo port, estuvo bloqueado desde las seis de la tarhacerlo porque aún descansaban. Habló con el de hasta la madrugada, y regresó al punto de S. M. doña Victoria la Maestranza. Después de revistar la compañía de Infante- marqués d e Viana, y su conversación recayó partida á bordo de su yate; el segundo tuvo ría que había en los andenes, los Reyes pasa- principalmente sobre las cacerías regias en i a que permanecer tres horas cerca de Portsmouth dentro de un coche. ron á ocupar el carruaje en oue entraron en la provincia. Los novios permanecerán en Newport hasta 1 SEVILLA, 2 7 4 T ciudad. el 4 de Febrero, y se embarcarán á bordo del Las señoras, que invitadas habían entrado 1 p Te Deum. en los andenes, hicieron caer u n a verdadera A las tre de la tarde los Reyes salieron vapor Kaiser Wilhelm con rumbo á Europa. El conde Szechenyi dará en sus posesiones lluvia de violetas y otras flores sobre nuestra al Te Deum que se cantó en la catedral. de Dains (Hungría) una serie de fiestas, con el gentil Soberana. Había llamado mucho la atención que no enEl príncipe de Connaugh fué conducido al trasen por la mañana, iabiendo pasado la co- objeto de q ue la condesa se ponga en contacto cea la sociedad h ú n g a r a alcázar directamente. mitiva tan eerca del teEaplOi LOS REYES EN SEVILLA tienes corona, g Dios te bendiga! Eres la más hermosa p s t a mañana, á las once y media, se verificó la ceremonia del matrimonio civil de miss Gladys Vanderbilt y el conde Szchenyi. Se celebró en el salón estilo Luis XVI del hotel de Mad. Vanderbilt, decorado con blanco y oro y adornado profusamente on orquídeas color malva. La ceremonia religiosa tuvo efecto media hora más tarde, á las doce, en la catedral d e Saint Patrick. Ofició Mons. Lavalle, asistido del reverendo John Byrne. A la entrada del templo se un suntuoso arco de triunfo cuajado de orquídeas, l o tos y crisantemas. El cortejo nupcial llegó á la catedral poco antes de mediodía, escoltado por policía de á caballo, que á duras penas conseguía mantener á la muchedumbre que á cada paso iba engrosando, por coincidir la hora con la salida de los obreros y empleados de las fábricas y t a lleres. Los novios penetraron en el sagrado recinto á los acordes de la orquesta, compuesta de 65 profesores, que ejecutó la Marcha nupcial d e Lohengrin y otras marchas triunfales de Beethoven y Rubenstein. Durante la fiesta, la amplia nave de la catedral, cuajada de luces y adornada con magníficas colgaduras, ofrecía un golpe d e vista deslumbrador. A la salida, la orquesta ejecuto ei vais lavc rito de miss -ladys Vanderbilt I I m i t o 11 1 Cardenal moribundo POR TELÉGRAFO PARÍS, J, I I N p l arzobispo h a facilitado u n a nota oficiosa manifestando que se h a agravado el estado de salud del cardenal Richard, El jirelado padece una angina maligna. Se le ha adininistrado la EsSfcremaunciói; H a recibido la bendición del Papa. El estado del ilustre enfermo es desesperado VALENCIA POR TELÉrONO LA BODA DE UNA MULTIMILLONARIA C e reproduce el alboroto. Los estudiantes han reproducido hoy los alborotos. Fueron los alumnos de Medicina á la Facultad de Derecho, al Instituto y á las E s cuelas Normal y de Comercio, logrando reanudar la huelga La Guardia civil montada maniobró ft- ente á la Universidad para disolver los grupos. Fueron detenidos tres escolares, llamados Vicente Soriano, Mariano Vilaplana y Antonio García. A la una, próximamente, se reprodujo la manifestación estudiantil, dirigiéndoee al edificio del Gobierno civil para pedir la libertad de los detenidos. Nuevamente disolvió los grupos la Guardia civil. Esta tarde se reunirá el Claustro universitario. El gobernador ha ordenado la detención d e varios alumnos de Medicina, uno de ellos hijo del Dr. Moliner, por los discursos que han pronunciado en el mitin escolar. tUNEB, 2 7 I I N. 1 as embajadoras de Inglaterra y Francia. Procedentes de Madrid h a n llegado, en el correo, Mad. Revoil y iady Bunsen, esposas, respectivamente, de los embajadores de Francia y de Inglaterra Hospédanse en el notel de París. Permanecerán aquí hasta el sábado, visitando la ciudad y la vega, y luego marcharán á Barcelona y Tarragona. Mañana visitarán las fábricas d e cerámica de Manises, acompañadas del gobernador civil. Este ha puesto á su disposición un inspector de Policía onsecuencias de un motín. Los detenidos esta mañana han sido encarcelados en la Torre de Cuarte á disposición de la autoridad militar. L a Policía detuvo, además, á otro, pero fué puesto en libertad por el gobernador después de imponerle una multa de 75 pesetas. Durante toda la tarde los estudiantes han recorrido las calles céntricas y los alrededores de los centros docentes, dispersándolos sin e s fuerzo la Guardia civil. cuerdo del claustro. A Se han reunido los catedráticos de la Facultad de Derecho para ocuparse de los sucesos actuales, acordando protestar contra el quebrantamiento de la disciplina académica, y anunciar á los estudiantes que los que persistan mañana en su actitud serán dejados para Septiembre, y los que falten tres días seguidos á clase perderán la matrícula. n bando. El gobernador civil na publicado un bando recomendando sensatez á los estudiantes y diciendo que si bien no puede obligarlos á que asistan á clase, está firmemente decidido á impedir Que se cometan coarciones. U