Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO JUEVES 23 i ENERO Or. o 8 OCHO PAGANAS. EDICIÓN i PAGINA Z jai B -4 Pardo. La cacería de ayer en Navachescas. S. M el Rey (i) el príncipe de Connaught (2) y los demás invitados, ante las reses cobradas. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Y así ha resuelto llamarse... Simona á seceatío de la Rcuaissance, que se destacan cas... 131 cartel de la Renaissance lo anuncia con enormes letras rojas. No es que anun- hoy de este modo, y á mí me ha hecho un cien ninguna obra nueva, porque el éxito de I efecto extraño ver el nombre de Simona á Samson, siempre creciente, lleva viento en secas, al lado de los nomtíres y apellidos de popa la comedia de Bcrustein, que en breve las demás actrices... Cualquiera pensaría que alcanzará la centésima representación. La curiosidad parisina se ve atraída por un nombre que aparece hoy por vez primera... ¡Simona A B C EN París contempla LAS EX ¿do lod mievos boy embobacarteles del tampoco quiere lucir sus apellidos paternos y maternos. ¿No conoce el inundo entero á la gran trágica por el nombre de Sarah? Pues á ella la conocerán también por el de Simona... la esposa adúltera á llevar el apellido del esposo, precedido de la pequeña partícula ex? Y cuando viéramos que en las tarjetas de visita, en los carteles de los teatros, enila Prensa, en toda clase de documentos públicos y privados una señora cualquiera sacaba á relucir el ex que los Tribunales la impusieron, no tendríamos que preguntar qué clase de pájara era. Con esas dos letras nada más nos bastaría para dar á entender finamente en una Ha sido verdaderamente una lástima que la costumbre del ex que pretendía implantar Simona ex Le Bargy no haya cuajado, porque su uso hubiera simplificado mucho las cosas... El único inconveniente es que, en París sobre todo, las x se hubieran agotado en seguida en las imprentas, pues son innumerables las damas que tendrían que lucir el ex denunciador en sus tarjetasPero puede que se pusiera en moda y el ex fuese tan distinguido que substituyera al hidalgo de, que ninguna parisiense que se estima deja de adjudicarse... Porque no hay hija de portera que no se ponga el noble de por delante... José JUAN CADENAS Hasta ayer, en el reparto de la obra figuParís Enero. raba el nombre de Si o,i a Le Bargy, pero las diferencias entre los divorciados esposos lian terminado ya, sin necesidad de esperar DEL ESPÍRITU la decisión de los Tribunales, y evitando el escándalo á que la vista pública del proceso A LA FUERZA habría dado lugar. Simona Le Bargy empeñábase en contiCegún dije antes, mi amigo el inglés rué aga rró por la solapa y me sacudió bruscamennuar anunciándose con el apellido de su te, al mismo tiempo que exclamaba: ex esposo, pero éste, consideiando que ya- ¡Cómo quieren ustedes tener espíritu, si les es bastante vergüenza la de ser engañado, falta la facultad primera: el valor! Son ustedes no quería que la esposa infiel siguiera arrasunos cobardes, unos timoratos, unos pobres trando por los carteles el apellido que traihombres cionó. La razón está de parte de Le Barg 5 Al verme sacudido de aquella manera tan y sólo en París, donde la moral es algo así brusca, sentí ganas de enfadarme y cogerle como un mito, pueden perder el tiempo los también yo de la solapa á mi inglés; pero me Tribunales ocupándose en asuntos de esta contuvo la idea de que aquel amigo mío quenaturaleza. ríavdecirme alguna cosa rara, violenta y cruda, y preferí aguantarme Así, pues, le repliqué en v La ex esposa de Le Bargy había enconseguidatrado un medio para seguir ostentando el- -Me parece, amigo mío, que usted, como la nombre del marido, y no cedía ni á tres timayoría de sus compatriotas, míralas cosas de lones. No sé quién la dijo que bastaba anteEspaña con un poquito de fantasía ¿Por que poner la partícula ex, y estaba resuelta á llasomos cobardes los españoles, sobre qué sucemarse así en lo sucesivo... Simona ex Le sos reales se funda su opinión de usted? ¿Ha Bat y... vi to huir algún español delante de su rival, ha sorprendido alguna escena de vitanda co Y es que estas pobres mujeres que tienen bard; a, alguna bofetada que quedó sin respues talento son tontas de capirote... Ex Le Barta, algún duelista que huyó de la pistola de su ey... 1 Mad. Simona estaba decidida á cargar adversario, algún marido que pidió excusas al con el ex toda la vida, sin pensar que el ex enfurecido amante... iba á ser su eterna vergüenza... Todo el que- -Nada de eso he visto. ¿Que taita me hacen leyese los carteles ó viera en los periódicos á mí los hechos inmediatos y de realidad tan el nombre de la actriz con el nuevo apéndigible para conocer la verdad en sus mismos ci ce, se preguntaría: ¿Ex ¿Qué quiere decir mientos? Los actos de cobardía pueden pulu lar á mi alrededor y, sin embargo, ellos no me ese ex? darán suficientes datos para juzgar á un pue Y los que están enterados explicarían el es posible que al entrar en el jeroglífico, dando todo género de sabrosos S. M el Rey contemplando los perros utilizados en ia cacería ae ayer. blo; tropezase con un moro, ó conzoco de Fez me diez moros, F O T S GONI. detalles... ¡Ex! Ex quiere decir ex persona que llevaran el jaique limpio como una patena, nombre, solo y aislado, está solicitando conversación entre señoras que Fulana ó ¿iba por eso á creer que los moros son aseados, decente, ex mujer honrada, ex esposa fiel. Ex es un estigma infamante que esta actriz un apellido, otro nuevo apellido... para vol- Mengana habían faltado á sus deberes, y así y no unos gorrinos, como en efecto son? Nada arrastra por los carteles de los teatros nacio- ver á hacer con él la misma cosa que hiciera de una mujer condenada ya, se diría des- de eso. Yo tío necesito para orientarme en un país otra cosa que leer sus periódicos, los pe nales y extranjeros... ¡Eso quiere decir el ex! con el primero. preciativamente: riódicos no mienten, aunque el vulgo español Le Bargy ha sido generoso con su mujer, -iBah! Esa es una... ex... Alguien- -quizá el mismo marido- -la ha Y cuando se supiera que alguna dama crea lo contrarío, y digo que no mienten, por quitado la venda de los ojos, y la actriz in- evitándola la vergüenza del ex que pretendía que ellos, como verdadt signe se ha decidido á abandonar el apellido lucir con testarudez verdadei amenté feme- flitteaba y se comprometía en coqueteos pe- ros reflejoscolectivamente, sonemocional, con del estado actual, de su esposo para imitar á Sarán Ber- nina, pero los Tribunales debieran aprove- ligrosos, sus amigas la avisarían cariñosa- junto de todo un pueblo. Le dije antes que yo, char la idea para aplicarla á todas las espo- mente diciéndola. nhardt... primeramente, iba á enterarme por las cuarta -jComo se entere cu 1 marido, te va a olanas de los periódicos, de todo cuanto atañe Simona Le Baigy, pues, ya no se llama sas divorciadas. COITO se llamó hasta el día de ayer; pero ¿Hay nada más sencillo que condenar á atizar un ex como tina casa á la esencia del carácter nacional; pues ahora -mmM M