Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID MARTES 21 DE ENERO DE 1908 NUMERO S U E L T O 5 CÉNTIMOS if) fíS MADRID AL DÍA tada poco favorablemente para los que voluntariamente se retraen de intervenir en cuestioPródiga en audiencias y en sucesos de diD eguimos en remedo, y para mayor consuelo nes de tal importancia. versa índole é importancia fué la mañana de rebozados e n barro. Pidamos fervorosaonsejo de ministros. ayer en el regio alcázar. cnente que nos devuelvan nuestro Madrid; éste En el domicilio del Sr. Maura se reunió Muy temprano, antes de las diez, acudieron nos es desconocido. ayer el Consejo de ministros, durando la re- al despacho con el Monarca los ministros de En la Casa Consistorial debía haberse cele- unión desde las dos y media hasta las cinco. Estado y Gracia y Justicia, los cuales converbrado sesión extraordinaria, pero no hubo núQuedó aprobado un proyecto de ferrocarrimero. Los señores del margen no se decidie- les secundarios, para ponerlo en relación con saron con S. M. de los asuntos de más relieve en sus respectivos departamentos y después ron á nadar hasta la plaza de la Villa. el de ferrocarriles estratégicos sometieron á la firma regia varios decretos. Las vistas celebradas en los Tribunales no También fué aprobado un proyecto dictando De once á once y media despachó el Rey con fueron de las que entretienen los ocios de los reglas para la enajenación de las obras artísel presidente del Consejo, y en seguida dio comurmuradores. Una falsedad, un incendio. ticas. mienzo la numerosa audiencia que D, Alfonso asuntos en los que no cabe arrancar la piel á Fueron despachados varios expedientes de tenía pendiente. nadie; indulto de penas menores, y otro concediendo Mientras tanto, la Reina doña Victoria bajó á En Palacio y en sus alrededores fueron de- la cruz blanca á un capitán de Artillería, como tenidos una loca que venía de Valencia, nada premio á los estudios científicos que ha reali- las habitaciones llamadas del Duque de Genova, para examinar los preparativos en ellas menos que en nombre de Dios (si hubiera sido zado. realizados con objeto de recibir al príncipe Aren el de la cara de Dios habiía venido de Jaén) Parece! que entre los indultos figura el del turo de Connaught, que como ya hemos anunun loco que derrochaba filosofía y rnetafisica en periodista D. Benigno Várela. ciado, se alojará en Palacio los días que perescritos, y dos curas que se vinieron á las maEl proyecto de comunicaciones marítimas manezca en Madrid. nos. Total, cuatro casos de demencia. no pudo ser examinado por falta de tiempo. Procedentes de la estación del Norte llegaron Fueron detenidos los autores de un parricidio cometido va á hacer cuatro años. No fué, yi oy, á las tres, se celebrará un nuevo Con- dos grandes vagones capitonés repletos materialmente de muebles y objetos artísticos de no, la Policía la aprehensora- -hay que hacerla sejo, la propiedad de la Reina doña Cristina, proesa justicia, -fué la benemérita. cedente de la herencia de su madre, la arLa noticia desoladora del ídía fué la de q u é I o de Barcelona. el Hospicio se hunde. No le hunde sólo la falta El alcalde y el presidente de la Diputa- chiduquesa Isabel. Para que hubiese de todo un poco, registráde cariño de la Diputación; le hunde la hume- ción provincia de Barcelona conferenciaron dad, esta lluvia pertinaz que nos abruma. Ayer anoche con el ministro de la Gobernación para ronse algunos sucesillos que calificaríamos de de madrugada se hundió un paredón. Poco á tratar de la organización de la Policía particu- cómicos si no tuviesen un fondo de tristeza. Fué uno de ellos la detención en la portería poco irá hundiéndose el vetusto edificio, y lar en aquella capital. El Sr. La Cierva quedó en estudiar el asun- de la mayordomía mayor de una pobre mujer radios esperanza y porvenir de muchos madrito y dar á dichos señores una solución en una que llevaba en sus manos un pliego de papel, leños! María Guerrero y Fernando Mendoza llega- nueva conferencia que tendrán hoy ó inañana. y que, según decía, venía desde Valencia enviada nada menos que por Dios para saludar á fon ayer procedentes de América, satisfechos e l Sr. Salmerón. de su viaje. Pero para satisfacción la del públi- Los Sres. Cambó y Junoy visitaron ayer D. Alfonso XIIL La perturbada embajadora fué detenida y co d l Español. al Sr. Salmerón, que ha recaído en la enferme- conducida á la Comisaría. La política, más animada cpn la proximidad dad que viene padeciendo. Coincidió esto casi con la expulsión pacífica de la próxima batida parlamentaria. En el Conde las galerías bajas de Palacio de un infeliz greso hubo reapertura del tan acreditado cine. 1 os Sres. Sanllehy y Prat de la Riv a. Sino que la película es la misma que la de la Como ayer anunciábamos, por la mañana demente que dejaba en disiintos lados papeles temporada anterior, 1 público está ya can- estuvieron en Palacio los presidentes de las escritos con enrevesados pensamientos filosóficos y frases iucoherentes sobre religión, polísado de ella: la de Administración ó régimen Corporaciones populares de Barcelona. Los Sres. Sanllehy y Prat de la Riva, alcalde tica, etc. etc. ó, si ustedes quieren, lío local. A la misma hora, dos sacerdotes que se haEn el Círculo de Bellas Artes se inauguró de Barcelona y presidente de aquella Diputattna Exposición de cuadros, labor femenina y ción, respectivamente, permanecieron largo llaban al pie de la estatua de Fruela III, en la rato en la cámara regia, á pesar de la inmensa plaza de Oriente, acentuaron los términos de notable por más señas. la conversación que sostenían en términos taY nada más. Por la noche no hubo ningún audiencia que esperaba en la antecámlira. A la salida se mostraron complacidísimos de les; que aquélla degeneró en disputa y ésta en suceso teatral que lamentar. E l barómetro, la afable acogida que el Rey les había disoen- riña á puñada limpia, á la que pusieron fin los como Navarrini, bajo. guardias de Orden público que allí prestan sersado. m, D. Alfonso se enteró minuciosamente, ha- vicio. ciendo atinadas preguntas que revelaban el Como antes decimos, la audiencia regia fué interés y atención que dedica á los asuntos de numerosísima. Entre otras personas, cumplimentaron al MoEstado, respecto de la situación especial que atraviesa la capital del Principado y remedios narca el cardenal arzobispo de Burgos, señor Aguirre; el duque de Veragua; los generales De frK JLaM I M s convenientes para normalizarla Interrogó también el Monarca á los dignos los Ríos y ¡González Montero, entre otros; el j ám. iniBttat. cíon local. representantes de las Corporaciones populares jefe del Estado Mayor Central de la Armada, Ayer se celebró la anunciada reunión de barcelonesas sobre las reformas emprendidas general D. José Stran, á quien acompañaba la Comisión que entiende en el proyecto de Ad- en el interior d e iudad, y sobre las fiestas el subsecretario del ministerio de Marina, seministración local, y esta reunión fué la última en proyecto para coi memorar el centenario mor Ferrer. de las que han sido dedicadas á discutir las en- del reinado de Jaime I, á las cuales mostró También ofrecieron sus respetos al Rey el miendas presentadas al dictamen. Ahora, des- deseos de asistir, reiterando el gusto con que arzobispo de Tarragona, el diputado á Cortes de el lunes, la discusión se traslada al salón volvería á Barcelona y á otras poblaciones de D. Estanislao Urquijo, el ex alcalde de San Sede sesiones. Cataluña, como ha ido ya en anteriores oca- bastián Sr. Elósegui, los generales Aguilar, El objeto de la de ayer era tratar de las en- siones. Marvá, y Casanova y muchos jefes del miendas presentadas por el Sr. Cambó al arEjército. T e viaje. tículo 172, referente á la Hacienda local, enEspecial mención merece la entrevista que miendas que, tras de minucioso debate, no fue- Anoche, en el sudexpreso, marchó á Bia- sostuvo con el Rey el agregado militar de ron aceptadas por el Gobierno y la Comisión. rritz el ministro de Hacienda, quien se propo- la Embajada de Alemania, general Bronsart, Empezó el Sr. Maura por explicar los extre- ne regresar á Madrid el día 23. quien mostró á S. M. el álbum que su Soberamos contenidos en el citado artículo, en el que no regala al regimiento de Caballería de Nui ü l conde de Romanones marchó, también mancia, del que es coronel honorario, y tamse contiene la base de lo que será la Hacienda anoche, á Cartagena, regresando á Madrid bién es digna de señalarse la audiencia de los municipal. Esta Hacienda tiene forzosamente que ir li- antes de la reapertura de Cortes. comisionados barceloneses de la que se da cuengada á la provincial y á la del Estado, pues ta aparte pretender separarlas sería producir un grave 1 a minoría republicana. Aún despachó el R: ey, terminadas las audienquebranto á las tres, anque cree que no pasará El jueves, á las cinco de la tarde, se reuni- cias, con los altos jefes palatinos, y se sentó á mucho tiempo sin que sea posible sentar los rá en el Congreso la minoría republicana, bajo la mesa, para almorzar, bastante más tarde que jalones para marcar la divisoria entre la auto- la presidencia del Sr. Azcárate, con objeto de dfe costumbre. nomía de los Municipios para la explotación determinar la línea de conducta que ha de seLa Reina doña Victoria dio en carruaje, de I0 servicios, los derechos de los ciudada- guir dicha minoría en la discusión del proyec- acompañada por la duquesa de San Carlos, su nos y los intereses del Estado. to de reforma de la Administración provincial paseo habitual por la Casa de Campo y el CamDijo que la misión principal de la nueva or- y municipal. po del Moro. ganización debe consistir en inspirar al contriSegún habíamos anunciado, ayer llegó á Mabuyente la confianza de que los sacrificios que drid, en el sudexpreso el príncipe Arturo de haga no h a n de ser estériles, Connaught, primo de la Reina doña Victoria, Declaró que no es posible acudir al Tesoro que ya estuvo en Madrid cuando el bautizo del para aportar recursos á la Hacienda provincial, Príncipede Asturias. porque esto seria abrir una puerta lateral en Y s e f Si A. á quien acompaña un ayudante, fué la ley de presupuestos de ingresos del Estado. Yecla, fué recibido en la estación por el infante D. FerLo que se puede hacer, en el porvenir, es aco- A utonio Ortega Yague, vecino ae meter u n a simplificación en el índice de las sorprendido por las autoridades cacen nando, el personal de la Embajada inglesa y percepciones del Estado; pero esto ha de ser diendo una pira, en la que iba colocando cada- las autoridades. El Rey le recibió en Palacio al pie del vestíveres extraídos del cementerio, para tostarlos una labor muy lenta y muy prudente. bulo, y en seguida el príncipe Arturo subió á Terminó rechazando las enmiendas del señor como unos v ilgares cochifritos. Hecho un reconocimiento en la casa de este cumplimentar á las Reinas doña Victoria y Cambó, porque con su aceptación se restarían original ciudadano, se encontraron en la bode- doña Cristina y á la infanta doña María Te 93 millones al Tesoro. El Sr. Cambó expuso su opinión de que los ga, tinajas que contenían restos humanos aliDespués, y acompañado del duque de San Municipios no pueden arbitrar recursos por- ñados, ni más ni menos que las famosas acei- Pedro, grande de España puesto á sus órdenes que el Estado acapara los tributos, por lo cual, tunas de La Campana. Interrogado por las autoridades acerca de su por especial disposición del Rey, fué á saludar no aceptaba la municipalización de los servicios, el Estado debía contribuir á la creación monstruoso delito, manifestó tranquilamente, á la infant á doña Isabel y á los príncipes don de la Hacienda local donando 30 millones de más bien con orgullo, que aquello era un nue- Raniero y D. Felipe de Borbón. El príncipe Arturo irá con los Reyes á Sevivo procedimiento que había inventado, aunque pesetas. Expuso el Sr. Maura las razones en que se todavía no disfrutaba de patente, para fabricar lla, invitado por D. Alfonso, y asistirá á las cafunda para no aceptar ninguna de estas dos conservas humanas, con las que se proponía cerías de Lachar, Trasmulas y otras. Al anochecer estuvo ayer en la Embajada pretensiones, razones que no son otras que la alimentarse, dada la carestía que habían alinglesa. necesidad de defender los intereses de la ha- canzado los artículos de primera necesidad. n Palacio se hospeda en las habitaciones A pesar de lo fácil que era para el tal Anto- cienda del Estado. Rectificaron varias veces ambos señores, sin nio Ortega la explotación de su nueva y ori- que ocupó hace años el ministerio de Éjstado, llegar á un acuerdo, y por tanto, sin que fue- ginal industria, las autoridades no han queriH o y comenzará en los montes d e El Pardo do dejarle por más tiempo que siguiese fabrisen aceptadas las enmiendas del Sr. Cambó. la gran cacería de reses, á la que el Rey ha inDespués de una breve intervención del se- cando conservas de tan última novedad, y lo vitado gran número de aristocráticos cazadoñor í; ni lérrez de la Vega, habló el Sr. Azcárate han encarcelado. mañana, en ella toPor las manifestaciones é incoherericias re- res. L. a cacería seguiráinglés que y llegó ayer á para preguntar íl, para los efectos de la tribumará parte el Príncipe tación loca las entidades comerciales serán latadas por el individuo en cuestión, se supo- esta corte. cotí. laeraaas como vecinos de los respectivos nte que se trata de un pobre demente. Las autoridades tuvieron también que interA. untamientos. Esta noche, de diez á una, se verificará en el palacio de la infanta Isabel el baile por el Afirmó el r. Maura tener en cuenta la ob- venir en otro suceso desagradable. Por cuestiones de intereses, Pedro Lucas Gó- santo de S. M. el Rey honor de la Reina servación, y terminó la reunión, que, como hemez estranguló á una mujer llamada Águeda doña Victoria. mos áicho, fué la últiima. Ayer no asistieron de las oposiciones más Contreras Guardiola. El cotillón, que tendrá 18 figuras, lo dirigique los Sres. Azcárate y Cambó. rán el c o n d e del Real y el vizconde del El agresor era hijo político de la víctima. Les liberales y los demócratas no quisieron La verdad que á cualquier llaman hiio Pontón. concurrir y su ausencia no dejó de ser comeii- político. El número de invitados asciende á 700. ABC Ki i CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. AÑO IV. NÜM. 966? iS ig 2. É P O C A El día 24 saldrán para Sevilla las fuerzas di la Escolta Real allí destinadas de jornada. Hasta ahora no hay orden ninguna para qufe vayan guardias alabarderos. Con SS. MM, y AA. irán á Andalucía: la camarera mayor, duquesa de San Carlos; el aya del príncipe de Asturias, condesa viuda de los Llanos; el jefe de la Casa militar, general conde del Serrallo; el mayordomo de S. M. la Reina, duque de Santo Mauro; el caballerizo mayor; los ayudantes de S. M. señores general del Río, conde de Aybar y teniente coronel Águila; el inspector de los Reales Palacios, se ñor Zarco del Valle; el jefe del Gabinete telegráfico del regio alcázar, D. Rafael Campos; el Dr. Grinda y el oficial de la Mayordomía mayor, Sr. Canale. DE PALACIO C EL PROCESO THAW POR CABLE NUÍYA YORK, 2 0 7 J M ás testigos. Sigilen declarando los testigos citadon por la defensa. Sus declaraciones son análogas, y esto produce algún cansancio ó monotonía. ü n guardia de la prisión dice que T h a w creía oir voces de niños, cuando no había ruido alguno en el establecimiento, Uno de los agentes que condujo á Thaw á la Comisaría, declara que éste iba abatido, como el hombre que acaba de ufrir una lesión. I a madre de Thaw. La entrada de la madre del procesado produce honda impresión. Esta dama, cuya arrogancia era tan grande cuando representaba á la sociedad de Pittsburgo, aparece aliora rendida, aviejada. Su cabello está blanéí; su cara muestra muchas arrugas. Viste de negro y lleva toca de viuda. Todo el mundo siente hacia ella gran simpatía. -Los indicios de demencia- -dice- -son, desgraciadamente, muchos en las dos líneas de la familia. Sólo un acceso de esa enfermedad pudo conducirle irremediablemente al crimen. Y la pobre señora llora y dirige miradas de ternura á su hijo. Thaw, inquieto, nervioso como nunca, prestó gran atención á las mani r festaciones de su madre. I a esposa del procesado. Evelina Nesbit se presenta más bella que nunca. Su traje, casi de niña, la presta más atractivos. La blusa es azul, con cuello sujeto por una corbata de lazo suelto. Se adivina la emoción que siente al comparecer, porque se sonroja un poco su frente. Para firmar la fórmula del juramento se quita el guante de la mano derecha. Entretanto sonríe amablemente á Thaw, que la contesta con una especie de risa forzada y un saludo poco elegante. Declara la mujer de Thaw que á los catorce años sirvió de modelo para los artistas en Filadelfia y al siguiente año hizo lo propio e a Nueva York. Después se dedicó al teatro. A petición del fiscal, el presidente no la permite referir las gestiones que realizó para obtener otro eiqpleo. Cuenta después, cuándo conoció á T h a w á fines de 1901. Luego en 1902 le vio varias veces, una de ellas cuando la declarante estaba enferma en un colegio. No obstante la oposición de Jerome, refiere su viaje á Europa en la primavera de 1902. Entonces fué cuando Thaw la preguntó por qué no quería casarse con él. Ella, para explicarle la negativa, le refirió lo ocurrido con White. En este momento Jerome pide que siga la vista á puerta cerrada sin excepción para nadie, ni aun para los periodistas. Dice el fiscal que la historia que ha de hacer la testigo ha de ser abominable. El presidente dice que la puerta cerrada debió pedirse en la primera vista. Si excluímos á los periodistas, agrega, no impediremos que publiquen las declaraciones que el año pasado hizo la señora de Thaw. Sin embargo, suplica á los reporters que supriman en lo posible los detalles escabrosos en bien de la moral pública. Jerome dice que si los periódicos publican detalles procederá de oficio contra ellos. Yo no tengo para qué mezclarme en lo que los periódicos hagan ó dejen de hacer. De todos modos, esperemos á conocer la opinión de la defensa. La defensa dice que, por interés mismo de la señora de Thaw, pide la exclusión del público y de los periodistas. El Tribunal acuerda estudiar el asunto y co rnuuicar su resolución en la Audiencia próxima. NUEVA YORK, 2 0 8 H, INFORMACIÓN CONSERVAS HUMANAS Thaw. D iCclaralamistress celebrada hoy ha declarado En sesión mistres Thaw, la esposa del procesado, y su declaración ha sido causa de varios animados incidentes entre la defensa y la presidencia. Pretendía aquélla enérgicamente que la vista se verificase á puerta cerrada para oir á la testigo, fundándose en el carácter íntimo de las manifestaciones que había de hacer; pero el presidente no se dio por convencido, y mantuvo su decisión de que declarase en vista pública, con gran satisfacción del numeroso público y de los periodistas que llenaban el salón donde el juicio se celebra. Aunque no con la minuciosidad de detalles que la primera vez q u e se vio este proceso, mistress T h a w hubo de relatar con cierto detenimiento las relaciones que había mantenido con el arquitecto White antes de casarse, sus aventuras y correrías con éste durante algunos meses y cuanto se relaciona con el procesado y la víctima n escenas que ella interviniera.