Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 20 DE ENERO DE 1908. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i.3 PAQ 1 A 3 r La cacería en El Rincón. S. M el Rey, con sus escopeteros, ante el cuadro de piezas cobradas por el Monarca en uno de los ojeos. NCARTEL PARA EL BAILÉ D E BELLAS ARTES Hace poco, la Exposición de carteles, moti- vada porel Concurso de la Unión Alcoholera, nos dio ocasión de señalar algún adelanto en el arte del cartel entre nosotros, y ahora la Exposición que el Círculo de Bellas Artes haorganizado en su palacio del Retiro, con los proyectos de cartel para el baile de máscaras que anualmente celebra, nos da nuevo motivo de confirmarlo. El asunto de este cartel se presta más que el otro á la interpretación artística; pero independientemente de esto, los progresos de nuestros artistas en este género especial, que tiene su técnica y medios peculiares, son ahora más patentes. Se han celebrado ya muchas Exposiciones de carteles, con las cuales se ha conseguido, no sin tropiezos, depurar el concepto artístico y tipográfico de un- cartel, que ha de ser expresión gráfica, sumaria de un. pensamiento oportuno, y ha de ser fácilmente estampado é impieso. En esta Exposición puede decirse que no ñay viñetas ni cuadros, los dos escollos en que Hasta ahora naufragaron artistas de talento, al tratar equivocadamente de trasladar al cartel lo que era propio para llenar alguna página de revista ó para cubrir un lienzo. Al propio tiempo que el dominio de la técnica del cartel, se advierte el prodominio dé la corriente no ya moderna, con sus preferencias por los efectos de luz y de las coloraciones vivas, á que tanto se presta el cartel, sino mo- dernista, con sus peregrinos cuanto graciosos atrevimientos. ¡Cuánto gozarían de observar esta intensa y un tanto desordenada ola de gusto artístico sus predecesores y padres el Greco, Goya v J, ¿usay! i. Cierto que hallarían al propio tiempo mucho que censurar; pero la tendencia no podría menos de agradarles. Grata impresión, en efecto, produce la Exposición, donde si no se tarda en reconocer errores y desaciertos, compensan de ellos el adelanto que se advierte en la mayoría de las obras expuestas y los méritos de algunas. En la fiebre de producción moderna, á que tanto contribuyen las sugestiones de la luz y del color, las obras suelen flaquear por el pensamiento, á veces tan insignificante, que bien luego delata no haber sido más que pretexto para conseguir un efecto. Y ya que los cultivadores del género cartel nan pasado del período de aprendizaje en el dicho procedimiento especial, hora es de que den al pensamiento más importancia, pues que el cártel es en suma un anuncio pintado. También esto deben tenerlo en cuenta los Jurados. En el caso presente se trata de anunciar un Daile de máscaras, que será en su fondo carnavalesco como los demás; pero que siendo quien lo da el Círculo de Bellas Artes, debe diferenciarse de todos por su anuncio. Desde este punto de vista hay tres carteles, notables en la Exposición. Es uno P 1- Adiado con el insisr fi c- ¿te leras hetera. Representa una matrona romana con careta, é imita tnoEl tercer cartel apropiado lo es por la idea, saico antiguo. Obra sería y sobriamente hecha, expuesta, bajo el lema Nitas en una. figura de en aquel conjuntó de pierrbts y de mujeres Minerva, que sin casco empuña el tirso para vestidas de colorines que invaden hoy aquellas entregarse por una vez á los delirios de Baca salas con la orgía de luz y color, que remedan Este pensamiento, difícilde expresar, pero gráen lo plástico la algazara, carnavalesca, pare- fico, permitía mayor y más importante descen cosa vetusta, demasiado arqueológica; pero arrollo. desde cierto punto de vista elevado, muy proSi prescindiendo dei concepto justo de la pio al objeto... cosa, se quiere no más que el general del baile Si se quiere que al pensamiento adecuado de máscaras, debe señalarse Alegría, que nos acompañen los colores vivos, la nota alegre ofrece una original alegoría: Un Mefistófeles como mejor expresión, ahí está Saturnalia, obra rojo, bien dibujado y expresivo, sostiene en la en que acaso es superior á la ejecución la idea, palma de la mano á una traviesa mujercilla la cual es de singular valor plástico: represen- que, tirando de un hilo, hace bailar á un mono, ta una bacante luciendo su desnudez blanca y un señorito con frac rojo. alegre sentada sobre un centauro rojo, al que El baile como orgía- de colores que imprecoge por la cerviz con la mano derecha, mien- siona al artista, está muy bien expresado en tras levanta triunfante con la izquierda una Sport, que es como una vista del salón desde copa de champagne- El autor, con fino senti- punto de vista alto, destacando sobre la roja miento artístico, empleó para su obra los cua- alfombra los gallardos bustos de las mujeres tro colores de los antiguos: las tierras roja y con mantones de Manila. Es éste un buen carocre, negro y blanco. tel, hecho con rojo, azu blanco y negro. Por su finura y su excelente dibu, o de ao, tar, París, en el que con tres. coloreSj tierra tostada, blanco y negro, aparecen trazadas tres lindas- máscaras conversando con uá modernista perfilado y algo decadente. Eos carteles premiados expresan ideas apropiadas. El primer premio lo ha obtenido BoJieme, y por su mérito artístico lo merece. Su autor es D. José Pueyo. No representa el baile mismo, sino su resultado práctico: la cena de una pareja. I a vencedora lleva mantilla blanca. ha. víctima viste de frac. Con estos elementos, esto es, las siluetas negras y blancas, un fondc verde y los reflejos rojos de la luz ha compuesto con acierto el Sr. Pueyo un excelente cartel. El segundo premio lo ha ganado D. Fernando Villodas con Del baile, una figura espiritual y fina de mujer bien ataviada y efecto de tonos verdes muy bien obtenido. El Jurado ha recomendado, además, otros carteles. Uno de ellos, Eterno diavolo, es notable por el pensamiento ingenioso y de actualidad que encierra. Representa dos mujeres enmascaradas: una de locura, como emblema del Carnaval; otra de chula, jugando el lance de moda con un viejo verde. Otra obra recomendada; Manolín, es sin duda estimable entre las modernistas; pero su pensamiento pictórico fue ya desarrollado oportunamente y fue premiado en el Conpurso de la Unión alcoholera. Debemos citar además Colombino, Elgante moderna, Vals y champagne, Galop, Trío, Artagnan, Eureka, losen, Locura, Liásita, Chopín, Esperando, Importación del vals, Ostende, Aurreray Noche. En i todos hay algo que revela pueden los autores con más tiempo ó madurez hacer mucho. José RAMÓN MEL 1 DA ECOS DE LONDRES LONDRES, 1 7 DE ENERO DE I 5 0 8 Madrid. El banquete de los geógrafos. La mesa presidencia De izquierda á derecha, de pie: Sres. AJvarez Sereix y Azpiazu; sentados: Dr, Pulido, Sr. Vincentí, Dr. Cortezo, Sr. Martín Sánchez, general Concas, general Puigcerver, Sr. López Muñoz, Sr. Francos Rodríguez y Sr. Nougués. RALANCE ECONÓMICO Ahora que ya -las festividades de Pascua han terminado, es ocasión de que el país, al igual que los comerciantes, haga el balance de sus gastos y de sus ingresos durante el pasado año. I, as cifras que éste arroja no pueden ser más satisfactorias, y demuestran que las teorías de los librecambistas son las mejores y que el sistema actual es preferible al proteccionista. Pero es preciso convenir en que las cifras son más elocuentes que las teorías, y como á ellas debemos remitirnos, -las enunciaré como 3 a prueba más palmaría de mi aserto. ha. importación ascendió en 1907 á libras esterlinas 645.904.176 (38.015.676 más que en 1906) la exportación fue de 426.204.396 libras (más que en 1906 50.629.258) y la reexportación se elevó á 91.972.141 libras (6.869.661 más que en el año anterior) Ei notable crecimiento del comercio británico en los últimos siete años se patentiza en el hecho de que en 1907 el comercio con el extranjero alcanzó la cifra de 1.164.000.000 libras, que en 1901 sólo ascendió á 870.000.000 libras.