Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ID, L U N E S 20 DE ENERO DE 1908. NUMERO S U E L T O 5 CÉNTIMOS m) B S INFORMACIÓN POLÍTICA Sf es. Sanlleliy y Prat de la Riva. LosAyer tuvimos ocasión de saludas al CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA AÑO IV. NÚM. 959 l ig 2. É P O C A Balboa; por el gremio de ultramarinos, D. San tiago González; por el gremio de comestibles, D. Fulgencio de Miguel; por el gremio de comestibles del radio, D. Segundo García; por el ídem id. del extrarradio, D. Valentín Enebral, y por la Federación patronal, los Sres. Garzón. Gómez Avila, Antón y Atienza. Detrás seguían unos 200 coches, y á pie unas i. í oo personas p n el trayecto. La comitiva, al subir la rampa que con duce al Depósito judicial, siguió por el Paseo de las Acacias, Ronda de Toledo, Paseo de la? Delicias y Puerta de Atocha. El paso del fúnebre cortejo fué presenciado, por millares de almas. I f n incidente. Al llegar la comitiva al paseo del Prado. intentó ir hasta la plaza de Cánovas, contraviv niendo lo que sobre el particular está dispuesto; pero u n retén d e guardias de Seguridad, oportunamente apostados en aquel sitio, hizo á la comitiva seguir el itinerario señalado para estos casos. C e despide el d u e l o E n Pardiñas se detuvo el fúnebre cortejo, desfilando ante la presidencia del duelo todos los que concurrieron al entierro. p n el cementerio. A las cinco de la tarde recibieron cristiav na sepultura las víctimas de la tragedia de la calle de Ciudad- Rodrigo. El cuerpo de Santiago fué inhumado en u n sarcófago, propiedad d é l a familia y en el que está enterrada su madre. Antonio Martínez fué enterrado en la manzana de adultos, letra D. ¡Descansen en pazS alcalde de Barcelona, Sr. Sanllehy, y al presidente de la Diputación de aquella provincia, Sr. Prat de la Riva, quienes acogieron con deferentísima atención nuestra visita. V Nos confirmaron u n o y otro que el objeto principal de su viaje ha sido, como por telegrama y en esta sección h a dicho ya A B C, el asunto d e la Policía particular. E s ésta u n a cuestión que los diputados y senadores y los presidentes de las Corporaciones provincial y municipal, estiman de grandísima importancia EL DÍA DE AYER 1 os catalanes. y de inaplazable solución Kn tal sentido, 37 A primera hora de la mañana marcharon ayer Los Sres. Sanllehy y Prat de la Riva, alcalaunque envueltas en delicada forma, oímos á los Sres. Sanllehy y Prat terminantes insinua- á Aranjuez, en tren especial, S. M. el Rey y los de de Barcelona y presidente de aquella Dipuciones que denotaban hasta qué punto se con- invitados por el marqués de la Mina á la cace- tación, resi) ectívamente, permanecieron largo siderarían los elementos de orden de la ciudad ría preparada en su magnífica finca La Fla- rato en la cámara regia, á pesar de la inmensa audieneia que esperaba en la antecámara. condal desatendidos por el Gobierno si en la menca, en honor del Monarca. A la salida se mostraron complacidísimos de Además del Rey y del dueño de la finca, iban esfera oficial no se prestase positiva facilidad el presidente del Consejo, D. Antonio Maura; la afable acogida que el Rey les había dispená las funciones de la antedicha Policía. Ya dijimos que el Sr. Sanllehy había con- el conde de San Román; los duques de Bivona, sado. versando extensamente sobre ello con el pre- Santo Mauro y Medinaceli, y los marqueses de- D. Alfonso se enteró minuciosamente, h a sidente del Consejo. Añadiremos ahora q u e la Torrecilla, Viana, Romana, Ivanrey, Villavi- ciendo atinadas preguntas que revelaban el interés y atención que dedica á los asuntos de en esta entrevista quedó descartada la solu- ciosa de Asturias, Nájera y Villavieja. Tan pronto como llegaron los expediciona- Estado, respecto de la situación especial que ción que días atrás dio como probable la Prensa, y que se apuntó otra, según la cual ni esta- rios á la posesión del marqués de la Mina, se atraviesa, la capital del principado y remedios convenientes para normalizarla. rán á las órdenes de Arrow los jefes de los mu- dirigieron á la capilla y oyeron misa. Interrogó también el Monarca á los dignos Después se sirvió en el palacio un espléndinicipales y mozos de escuadra, n i serán tampoco quienes dirijan los servicios, sino que ha- do almuerzo y, á las once, se dirigieron á los representantes de las Corporaciones populares barcelonesas sobre las reformas emprendidas brá un tercer funcionario sobre ellos, nombra- puestos para empezar la cacería. do especialmente para tal cargo por el gober- Duró ésta hasta las seis de la tarde, y en todo en el interior de la ciudad, y sobre las fiestas nador, y q u e asumirá Idi. áixQ, cdLón, inmediata- este tiempo sólo cesó de llover desde las doce en proyecto para conmemorar el centenario hasta las tres, á pesar de lo cual se cobraron 90 del reinado de Jaime I, á las cuales mostró mente asesorado ox el detective inglés. No pudieron ayer los Sres. Sanllehy y Prat liebres, 115 conejos, 254 perdices y 20 varios; deseos de asistir, reiterando el gusto con que volvería á Barcelona y á otras poblaciones de de la Riva conferenciar con el ministro de la en total, 479 piezasA las seis regresaron los cazadores al; pala- Cataluña, como ha ido y a en anteriores ocaGobernación. Lo harán hoy, seguramente. Y terminado que sea este asunto en los términos cio, y en él se sirvió u n a espléndida comida, siones. que apuntamos, ó en cualesquiera otros, el se- terminada la cual, regresaron aquellos á la es 1 almuerzo. ñor Prat regresará á Barcelona, con objeto de tación de Aranjuez y, en tren especial, que llegó Aún despachó el Rey, terminadas las audiendar cuenta oficial del resultado á la Junta que á las ocho á la estación del Mediodía, empren- cias, con los altos jefes palatinos, y se sentó á iniciara v organizó el repetido servicio poli- dieron la vuelta á Madriu. Huelga decir que los expedicionarios volvie- la mesa, para almorzar apresuradamente, bascíaco. tarde que de costumbre, con el proron muy satisfechos de la excursión realizada, tante más bajar á la estación del Norte á reciCuanto al alcalde, aún permanecerá ocho ó de y que el caballeroso marqués de la Mina hizo pósito príncipe de Connaugh. iiez días en Madrid, pues se propone gestionar bir al la favorable resolución de algunas cuestiones los honores en su finca con la esplendidez en él característica. locales, entre ellas la referente á cambio de edip a s e o de la Reina. A las ocho y diez mitiutos regresó D. Alfonso ficios para cuarteles. Sin duda está relacionaLa Reina doqa Victoria dio en carruaje, do con ello el envío de documentación y pla- á Palacio en u n automóvil con su caballerizo acompañada por la duquesa de San Carlos, su nos, que precisamente ayer mismo recibió de mayor y su primer montero. paseo habitual por la Casa de Campo y el CamBarcelona. po del Moro. Las Reinas doña Victoria y doña Cristina saLos Sres. Sanllehy y Prat se mostraron co f ya íTcct si- ios, pero bastante ingenuos, ai lamen- lieron ayer juntas en carruaje y tomaron el t é en la Embajada inglesa. tar lo que estiman constituye un excesivo pun L CRIMEN DE LA CALLE tillo de amor propio por parte del Poder ejecutivo, en cuanto sea no apresurarse á reconocer DE CIUDAD- RODRIGO y á facilitar la acción de la Policía particular LA MAÑANA DE HOY p l entierro. Sobre este punto, ya lo hemos dicho antes, se icspacho oficial. No obstante lo desapacible del día, á las consideran como mandatarios, con misión caPródiga en audiencias y en sucesos de dos de la tarde de ayer, numerosa y compacta tegórica é inaplazable, si bien animados de espíritu conciliador, sobre la base de que la cosa divería índole é importancia fué la mañana de multitud afluyó al Depósito judicial, donde se hoy en el regio alcázar. hallaban los cadáveres de Santiago de la Tose resuelva en tono afirmativo. Muy temprano, antes de las diez, acudieron rre y Antonio Martínez. Antes de concluir nuestra breve conversación preguntamos á los Sres. Prat y Sanllehy al despacho con el Monarca los ministros d e La plazoleta circular en que el macabro ediE i Jse proponían ir á cumplimentar al Rey, y Estado y Gracia y Justicia, los cuales conver- ficio está enclavado se hallaba totalmente llena vivamente nos contestaron que no solamente saron con S. M. de los asuntos de m á s relieve de curiosos y amigos de las víctimas de esta lo deseaban, pero que también habían expre- en sus respectivos departamentos y después tragedia. Pocos minutos antes de las tres, losempleasado este deseo al Sr. Maura para que, á su sometieron á la firma regia varios decretos De once á once y media despachó el Rey con d. os del Depósito judicial, auxiliados por vavez, el jefe del Gobierno lo expusiera á Sm Majestad, pues tendrían verdadero gusto en el presidente del Consejo, y en seguida dio co- rios agentes de la autoridad, abrieron las puerofrecer sus respetos al Monarca y en referirle mienzo la numerosa audiencia que D. Alfonso tas del Depósito, permitiendo al público que, sin detenerse, desfilase ante los cadáveres. cuantos antecedentes se dignara apetecer res- tenía pendiente. pecto á las cuestiones de Barcelona, supuesto a Reina Victoria. que el Rey tan solícitamente se interesa por la Mientras tanto, la Reina doña Victoria bajó g e organiza la comitiva. vida de las provincias y, con motivos de actua- á las habitaciones llamadas del Duque de Gé- A l a s tres de la tarde comenzó á organilidad, h a de sentir acentuado esté legítimo in- nowa, para examinar los preparativos en ellas zarse la comitiva. Por la puerta posterior del Depósito es saterés por lo que á Barcelona se refiere. realizados con objeto de recibir al príncipe Arturo de Connaught, que como ya hemos anun- cado el ataúd que encierra los restos de Sandministración local. ciado, llegará esta tarde y se alojará en Pala- tiago, á hombros de varios de los compañeros Esta tarde, á las cinco, reanuda sus se- cio los días que permanezca en Madrid. del gremio á que pertenecía el infortunado cosiones la Comisión que entiende en el proyecmerciante to de Administración local, para tratar de los l y i nebíes de la Reina madre. El féretro es colocado en una lujosa y seveartículos referentes á la Hacienda municipal, i T Procedentes de la estación del Norte llega- ra carroza, arrastrada por seis caballos empecuyo examen quedó aplazado en las sesiones ron dos grandes vagones capitonés repletos ma- nachados. celebradas en la anterior etapa. terialmente de muebles y objetos artísticos de En el testero del coche mortuorio es colocaEl Gobierno quiere llevar á estas reuniones la propiedad de la Reina doña Cristina, pro- da u n a corona de flores naturales, en cuyas cedentes de la herencia de su madre la ar- cintas se lee la siguiente inscripción: Alfonsiun criterio bastante amplio en lo que se refiere á la admisión de enmiendas que puedan dar chiduquesa Isabel. ta, á su inolvidable Santiago. por resultado la cristalización del conjunto de W a r i o s sucesos. A los lados de esta corona son colocadas opiniones; pero en lo que no está dispuesto á Para que hubiese de todo un poco, regis- otras dos, que llevan estas sentidas dedicatovariar de opinión es en el procedimiento que tráronse algunos sucesillos que calificaríamos rias: La Única, á su malogrado consocio ha de emplearse en la discusión del dictamen. de cómicos si no tuviesen un fondo de tristeza. Sus tíos José y Celestina, á Santiago Declaró ya el Sr. Maura que el proyecto no A continuación, la carroza se pone en marFué uno de ellos la detencióu en la portería contiene, para los efectos de la discusión, más de la mayordomía mayor de una pobre mujer cha, llevando las cintas los señores siguientes, que un solo artículo, y, por lo tanto, no serán que llevaba en sus manos u n pliego de papel, todos ellos presidentes de barrio del gremio concedidos más que tres turnos sobre éste. De y que, según decía, venía desde Valencia en- de ultramarinos: Mariano Catalina, Bernardo la misma opinión es el Sr. Dato. No existe, viada nada menos que por Dios para saludar á de la Vega, Santiago González, Ceferino Ropor lo tanto, ninguna diferencia de parecer en- D. Alfonso X H L dríguez, Julián Gutiérrez, Aquilino San José y tre los presidentes del Consejo y del Congreso. La perturbada embajadora fué detenida y Crisanto Rábago. Después de esos tres turnos, se procederá á conducida á la Comisaría. En tanto que ocurría lo que dejamos descridiscutir las enmiendas, todas las que sean preCoincidió esto casi con la expulsión pacífica to, los compañeros del infortunado Antonio sentadas, pues el Gobierno está dispuesto á de las galerías bajas de Palacio de u n infeliz Martínez hiciéronse cargo del ataúd que condar al debate, en esta forma, toda la amplitud demente que dejaba en disiintos lados papeles tenía los restos mortales de aquél, y por la que se desee. escritos con enrevesados pensamientos filosó- puerta principal del Depósito lo sacaron para De lo contrario, sería discutir, uno por uno, ficos y frases incoherentes sobre religión, polí- colocarlo en la carroza que esperaba en dicha 400 artículos, y todo el mundo reconoce que tica, etc. etc. puerta. esto constituiría un exceso de oratoria. Sobre el féretro se coiocó una corona de pluA la misma hora, dos sacerdotes que se haLa discusión del proyecto empezará el lunes. llaban al pie de la estatua de Fruela III, en la mas blancas, con la dedicatoria siguiente: A plaza de Oriente, acentuaron los términos de su compañero. La Juventud I o de Barcelona. la conversación que sostenían en términos ta El alcalde de Barcelona, estuvo ayer en les, que aquélla degeneró en disputa y ésta en ü n marcha. Gobernación para pedir hora al ministro, con riña á puñada limpia, á la que pusieron fin los A las tres y diez minutos se puso en moobjeto de tratar de la organización de la Poli- guardias de Orden público que allí prestan ser- vimiento la fúnebre comitiva. cía particular. Abría la marcha u n a sección montada del vició. El Sr. Sanllehy conferenciará hoy coa el seCorrió el rumor, no comprobado pomosotros Cuerpo de Seguridad. ñor La Cierva. A continuación iba la carroza de Atitonio, y y que debe acogerse con reservas, sobre todo, ü 1 presidente. después del reciente caso ocurrido á una ilus- detrás de ésta la de su infortunado jefe. La presidencia del duelo quedó formada del -El Sr. Maura pasó el día de ayer en La tre dama, de que se había suspendido el baile modo siguiente: preparado en casa de la infanta doña Isabel. Flamenca, cazando en compañía del Rey. D. Miguel y D. José de la Torre, hermano y I a audiencia. tío, respectivamen de Santiago, llevaban la p l Sr. Osma El ministro eie Hacienda marchará hoy á Como antes decimos, la audiencia regia representación de la familia. Biarritz, de donde regresará el jueves fué numerosísima, Por la Sociedad La üaica. D, ürique, I ópe 7, TU otícias varias. Entre otras personas, cumplimentaron al Mo H a empeorado en la enfermedad que pa- narca el cardenal arzobispo de Burgos, señor Aguirre; el duque de Veragua; los generales De dece, el Sr. Salmerón. los Ríos y González Montero, entre otros; el yi yer conferenciaron acerca del proyecto de jefe del Estado Mayor Central de la Armada, Administración local los Sres. Sánc ánchez general D. José Stran, á quien acompañaba Guerra y Cambó. el subsecretario del ministerio de Marina, seü n Gobernación se recibió ayer un despacho ñor Ferrer. del gobernador de Valencia, dando cuenta p l r e g o del Kaiser. de que lo ocurrido en Alcubla h a sido u n a co- Especial mención merecen la entrevista lisión entre dos bandos políticos, resultando que sostuvo con el Rey el agregado militar de un muerto y dos heridos leves. la Embajada de Alemania, general Bronsart, Fueron detenidos 36 individuos. quien mostró á S. M. el álbum que su Soberana regala al regimiento de Caballería de Numancia, del q u e es coronel honorario, y también es digna de señalarse la audiencia de los comisionadosbarcelones. es. DE PALACIO BOLSA DEL D Í A 2 C l U l A D R I D Cierre: Interior contado, 81,85; F i n de mes, 81,90; Amortizable, 101,55; i Banco 452; Banco Hipotecario, 251; Español: de Crédito, i i o Tabacos, 403,50; Explosivos, 320; Azucareras, 1- 04,25; Ordinarias, 45; Obli- clones, 103,75- Francos, 14,40; Libras, 28,79.1 -HHB- -iV III111 III- E EL PROCESO THAW POR CABLE NUEVA YORK, 1 9 8 M. D L A 1 U ás sobre la locura de Thaw, Ha i: ntinuado el desfile de los testigos de la defensa. Todos ellos tienden á demostrar en sus declaraciones que el procesado está loco. Un antiguo profesor suyo, que le conoció á la edad de doee años, refiere que el joven Harry interrumpía á lo mejor la clase y lanzaba gri- tos, sólo comparables con los de las fieras, siendo inútiles cuántos medios se ponían en práctica para hacerle salir de esta crisis, n o quedando otro recurso que el de hacerle salir de clase y conducirle á su domicilio, en el que su familia, que ya estaba advertida de este pa- decimiento, llamaba iuniediatamente á un fa cultativo. El profesor en, cuestión declaró también que en 1881 la madre de Thaw le escribió una carta en la que le decía textualmente: Temo que mi desgraciado hijo acabará en loco como s u tío. Esta carta, á la que se dio lectura en plena Audiencia ha causado profunda impresión. Otro de los testigos manifestó haber visto á White blandiendo un revólver v diciendo que quería matar á Thaw. Esto ocurría en ocasión de que White acababa de ser abandonado por Evelyn Nesbitt. 7 Cuando este testigo acabó de declarar fué suspendida la sesión hasta el siguiente día. 1 nterés en auge. Continúa siendo cada vez más creciente el interés que ha despertado esta segunda vista del ya celebérrimo proceso. Mañana comparecerá á declarar como testigo la madre de Thaw, y existe u n verdadero pu gilato por ocupar un asiento en la sala de la Audiencia, pues todo hace creer que las manifestaciones que la citada señora exponga han de ser realmente interesantes. oferta UnaHoy seoriginal. mucho de una origih a hablado nal oferta hecha á Thaw por carta, y que h a sido rechazada. Es el caso que u n desesperado, residente et Ohío, h a escrito al procesado manifestándole que está dispuesto desde ahora á sufrir la condena que el Jurado le imponga, ya sea la de prisión perpetua ó la pena de muerte por la electrocución, y q u e para que esta substitución que propone se realice es necesario que se le anticipe la cantidad no pequeña de 600.00 c libras esterlinas con objeto de asegurar para siempre el bienestar y suntuosidad de su familia, muy numerosajpor cierto, y actualmente casi en la indigencia. El rasgo de t a n original comunicante, q u e tan á lo extremo lleva el amor á su familia, es de tal naturaleza, que muchas personas creen que se trata de un desequilibrado. De todas maneras, su proposición, como st comprenderá, no podía tener alcance práctico alguno, porque no bastaba que el procesado la aceptase; hubiera sido preciso reférmar las leyes para hacer taa cruel substitución, 1 a impresión dominante. V Subsiste U misma que desde el principio de la vista; pero acentuándose marcadamente á medida que los testigos que declaran van evidenciando el desequilibrio mectal de Harry Tbaw.