Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 9 S 8 ABC. DOMINGO 19 DE ENERO DE 1908. OCfTO PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA 5 Esta tarde, de cinco á siete, recibirá á sus amistades la señora de Rendón, esoosa del ministro del Ecuador. Está bastante mejorado de su enfermedad el hijo de los condes de Clayna. Nuestro distinguido amigo D. Manuel de Mendivil na leído ante una reunión de amibos, en un Círculo aristocrático, sa nueva comedia en cuatro actos El triunfo del mando, de la que se hacen grandes elogios. Se ha suspendido el banquete y la recepción anunciada para mañana en la Embajada de Austria, á causa de la muerte del archiduque de Austria, el gran duque de Toscana. El ministro del Tribunal de Cuentas, D. Antonio Hernández, continúa en grave estado. Ha llegado á Madrid el marqués cíe la Riestra. También han regresado á la corte los marqueses de Villaviejo y el conde de los Llanos. Ayer mañana se verificaron en la iglesia de Santa Bárbara solemnes funerales por el eterno descanso de la señora doña Ramona Prieto y Crespo, madre de los Sres. D. Manuel y D. Alraro García Prieto. La concurrencia h a s i d o extraordinaria, figurando en ella el Sr. Moret y toda la plana mayor del partido liberal y del democrático, el presidente del Senado y significadas personalidades de ambas Cámaras. Reiteramos á los señores de García Prieto nuestro más sincero pésame. A LOS NIÑOS INTERESANTES ARTÍCULOS CUENTOS FANTÁSTICOS, CURIOSIDADES PRECIOSOS GRABADOS áel duque de Veragua, Miura, Aleas, marqués de Gnadalest, conde de Santa Co rna, Benjumea, Campos López, González bandín D. Felipe Salas y D TrasDa Gama. De matadores están contratados hasta ahora Minuto, Quinito, Bombita, Machaquito, Gallito, Vicente Pastor y Bombín III, q ue tomarán parte en las corridas de aDono También puede darse como segura la contrata de Lagartijo. Para las dos corridas extraordinarias que organiza la empresa en el mes de Marzo, de ocho toros cada una, propónese contratar á Relampaguito, Moreno de Alcalá, Manolete y Vázquez, y de conseguirlo, tomarán parte los cuatro en ambas corridas, lidiándose en la segunda ganado de D. Felipe Salas La empresa madrileña ha hecho proposiciones al apoderado del matador de novillos Reverte II, ofreciéndole una corrida del duque de Veragua en el próximo mes de Febrero, alterMando con Platerito y Pataterillo, y otra en la canícula, no habiendo llegado las partes á un acuerdo. Los Sres. Duran y Retana permanecerán en Sevilla varios días más. SORTEO DE CIEN JUGUETES EN COMBINACIÓN CON LA LOTERÍA Qumito y Bombita III. Quinito, y Manuel ToJoaquín Navarro, rres, Bombita III, han sido contratados para torear en Madrid, cuatro y dos corridas respectivamente. DON SIL VERI O LA CARNE COMPRE USTED TODOS LOS DOMINGOS 10 céntimos el número. 10 céntimos e! número en toda España. por ciento de los ingresos que tengan las funerarias por enterramientos, conducciones, etc. Le contestó el Sr. De Blas en nombre de la Comisión, y dijo que el proyecto que se discutía mejoraba el del Sr. Sánchez de Toca. El Sr. Iglesias refutó lo expuesto por el señor De Blas, y afirmó que había un aumento de 400.000 pesetas en el actual con relación al anterior en beneficio del monopolio. Terminó pidiendo que fuese retirado el dictamen por ser lesivo á los intereses de Madrid. Rectificaron ambos. Se puso á votación, entró refuerzo de concejales, contra lo corriente en los demás casos, y quedó aprobado el monopolio por 21 votos contra 9. La sesión terminó á las doce y media. A limpiar el barro. (á los tenientes de El alcalde ha ordenado alcalde que hagan cumplir las Ordenanzas municipales á los dueños de establecimientos públicos, vecinos de cuartos bajos y porteros para que desembaracen de barro la parte de acera q e corresponda á las casas en que habiten. A spirantes aprobados. Los aspirantes aprobados para el grupo de contabilidad de las oficinas municipales en los exámenes últimamente ceiebrados, han sido los siguientes, en el orden de numeración en que van á continuación: Manuel Martínez Ubago, Fernando Moriega Olea, Manuel Ducmet Arizcuffl, Emilio Legarra Llorens, Antonio Castelain Tauriz, Nicolás González Palomino, Ángel Caballero Fernández, Ricardo Franco Sánchez, Antonio Heredia Alonso, Guillermo Mora ChaurjL. Gonzalo Martín Molero, Manuel María Marcma, Lucio Cerredo Iglesias, Juan Redondo Granados, Rafael Pedié Jiménez, Manuel Bernabé Vicente, Carlos López Costnen, Ignacio Martínez Basan, Ramón Mesonero Romanos, Joaquín Federico Uncini, Deogracias Olarquiaga, Juan Sanz, Juan Palomino, Ernesto Panero Sagarduy, Tomás Sanz López, Mariano Jiménez Hernández, Gregorio Babé Montana. José Tellache, Santiago Ruigómez, Ramiro Díaz Sobrado. Continúan los exámenes de los aspirantes á ingreso en las plazas de Administración. por si puede servir la noticia como elemento de juicio en el pleito del precio de la carne, tan interesantísimo para el vecindario de Madrid, diremos que en el último mercado mensual celebrado anteayer en Salamanca, lejos de advertirse escasez de ganado, se ha notado abundancia, puesto que á pesar de los anteriores días lluviosos y de no hallarse muy buenos los caminos, fueron presentadas más de ochocientas reses de ganado vacuno. Cuanto á los precios, su promedio ha sido de ¡o reales arroba, y eso que, según hace constar un periódico, en rigor hay que consignar que dichos precios han reaccionado con relación á cuatro semanas atrás. Lo que quiere decir, en buena lo gica, que en el mercado castellano costaba hace treinta días el novillo para la matanza á menos de 12 pesetas arroba, promedio. NOTAS MUNICIPALES D eunión de vocales asociados. A las, diez y cuarenta y cinco minutos empezó ayer la sesión de la Junta municipal, bajo la presidencia del alcalde. Había en los escaños siete vocales asociados y seis concejales. Sin debate quedaron aprobados los acuerdos siguientes: Jubilación de un maestro de las Escuelas municipales, una transferencia de crédito de 3.000 pesetas, para atenciones en los Asilos de la noche; otra de 4.000 pesetas, para atenciones en los Depósitos de mendigos; autorizando el pago del servicio de prestación personal, con aplicación al capítulo de Imprevistos, y otro, aprobatorio de la modificación de un concepto del art. i. capítulo 4. -del presupuesto de 1907, para que puedan autorizarse las consignaciones de los maestros y maestras de las Escuelas de adultos. p l monopolio del, seryicio fúnebre. Puesto á discusi j el convenio con las empresas, funerarias, üs- vado á efecto por ía Comisión á instancias del alcalde, con el pliego decondiciones y reglamento para llevar á cabo elsservicio de enterramientos y conducción de cadáveres, fue combatido con dureza por los Sres Barranco, Largo Caballero é Iglesias. Los, impugnadores estuvieron conformes en reconocer que este proyecto de convenio reforma con perjuicio de los. intereses municipales y del vecindario el proyectado por el señor Sánchez de Toca, pues mientras el de éste proponía tarifas más bajas y sólo concedía un plazo de cinco años teniendo en cuenta que psra tal fecha ya podría el Ayuntamiento municipalizar el servicio, el proyecto actual concede un plazo de diez años y no percibe una cantidad íija anual, sino que señala un tanto UN AfeFIXiADO p n la calle del Ferrocarril, 11, principal, fa lleció ayer Diego de la Granja Robles, de sesenta y seis años, el cual se. acostó anteanoche, dejando en su cuarto un brasero encendido. Los vecinos de la casa, al ver ayer que Diego no salía de su habitación, dieron cuenta á la Comisaría del distrito. El Juzgado de guardia, que era el de Palacio, constituyóse en el lugar del suceso, encontrando muerto en su cama al desgraciado Diego. JSl cadáver fue trasladado al Depósito ju disial. INFORMES TAURINOS preparando la campaña. El Liberal, de Sevilla, llegado ayer á Madrid, dice que la empresa madrileña continúa sus gestiones con los ganaderos D. Felipe de Pablo Romero, señora viuda de Muruve, don Fernando Parladé y D. Pablo Benjumea, pues tiene decidido propósito de adquirir reses de estas afamadas vacadas. Con el Sr. Benjumea llegó á un acuerdo la empresa madrileña, habiendo ultimado contrato para dos corridas de toros y otras dos de novillos. Hasta la presente tiene adquiridos bichos LOS TABERNEROS A yer se ha reunido, en el salón de actos de la Sociedad La Única, la Junta directiva del gremio de ultramarinos. Se tomaron acuerdos acerca de las relaciones que hasta el día de hoy han mediado entre los elementos que constituyen el indicado gremio y el de vinos. Sobre estos acuerdos guardaron los reuni dos especial reserva. BIBLIOTECA n i A B C 16 LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES 13 que quiera casarse con ella? ¿No es lo más lógico del mundo? ¿Acaso podía yo pretender que él se fijara en mí? Y, sin etabargo... ¡Oh, qué locura! Dieron las dos. -Tengo frío... Nunca he tenido tanto frío... Todo ha concluido. El la quiere... jCuánto habrá pensado en ella! -Qué feliz debe de ser ella... ¡Y qué desgraciada soy yo! Poco á poco fue calmándose; reflexionó y pensando una determinación, la puso en práctica en el acto. Tomó el candelabro, lo colocó sobre el escritorio de la marquesa, y, utilizando uno de los plieguecillos que allí había, escribió: Señora marquesa: Ha sido usted siempre tan indulgente para conmigo; es usted tan buena, que sin duda me perdonará usted que ¿a abandone sin despedirme. No me atrevo, señora, y por eso escribo esta carta que yo dejaré donde usted la encuentre. Ruego á usted, sobre todo, que no me crea ingrata. Desde que se murió mi pobre madre sólo he sido dichosa I lado de usted. Si me marcho de esta manera es porque á ello me veo obligada por razones que no me es posible explicar á usted. Por estas mismas razones, cambiaré de domicilio. Es ésta una determinación que he tornado hace muchos días y que me ha hecho y me hace llorar mucho... Era cierto; al escribirlo lloraba. Espero que usted me perdonará, y al despedirme prometo que seguiré venerándola y que no la olvidaré nunca, nunca. JXJANA L Puso el pliego en un sobre; escribió la dirección después de cerrarlo y lo dejó en sitio bien visible del escritorio. Luego se abrigó con su mantón, cogió de sóbrela chimenea una llave, saho por la puerta- ventana que daba al jardín y se encontró en la calle, desde la cual contentólo el palacio donde quedaba su felicidad. Estaba ya sola en el intuido, caminando hacia lo desconocido hncía la insondable desesperación. ¡Pobre palomita perdida en el infierno helado de París! No eres tu la única desdichada. ¡Otras muchas llevan una cru ¿semejante! Nevaba... -Siéntate, Enrique. Tengo que decirte cosas de alguna gravedad, y como soy opuesto á todo lo que parezca escena de melodrama, voy á ser breve y claro. He hablado con Delrue. Sé que ha ido á buscarte á la estación, porque sabía que llegabas... y esto no es un reproche. En fin, él te habrá dicho... -Todo, padre; me lo ha dicho todo; que estamos completamente arruinados. -Yo debo advertirte que tu madre lo ignora; sospecha que estamos en mala situación, pero no imagina la verdad. -Yo me encargo de decírsela, y al mismo tiempo de demostrarla que estoy aquí para reconstruir la hacienda de lo Kennor, aunque á ello tenga que consagrar mi vida entera. Enrique hablaba con la convicción de trn espíritu firme y recto, deseoso de dar ánimos á su padre, ya que era imposible hacerle cambiar de vida. El marqués, en tanto, paseaba de arriba á abajo, tranquilo, como si estuviera en A foyer de algún teatro. Estaba algo más pálido que de costumbre, y esto era todo. -Dices que quieres reconstruir la fortuna de los Kermor. ¿Pero cómo? -Allá, eu África, hay inmensas riquezas sin explotar Volveré- -Reflexiona, Knrique. ¿Cuánto tiempo necesitarías? Reflexiona bien. -A lo más, diez años; por lo menos, cinco. El rayo de esperanza que había brillado en los ojos del marqués se extinió úbit- -Es mucho tiempo. Antes de un año la falta de recursos habrá matado á tu madre. Y de esto yo sólo tengo la culpa. Yo Sólo la pagaré. Enrique experimentó una angustia infinita. Su in; rada se dirigió hacia la puerta vidriera y dos lágrimas ardientes brotaron de sus ojos. ¡Pobre pobre madre! -Escucha- -dijo el marqués con ía calma espantosa del jugador que arriesga su última carta, -la situación es tremenda, lo sé ivutie aoootros no debe haber frases inútiles; tus reproches no serían ta i joientos como los que á mí mismo me hago Él daño está consumado; la 1 ñipa es mí 1 únicamente; te suplico que la repares, y como la reparación es posible y aun honrosa... u ¿Cómo? -Delrue te lo ha indicado de seguro. Yo se lo encargué. ¿Sidonia? Enrique se irguió, crispó los puños, y dijo, como había dicho poco antes: ¡Jamás! Hubo una paitsa, un silencio de muerte. E marqués reanudó la conversación en voz más baja todavía y mirando fijamente á su hijo. ¿Porqué? La familia es estimable; un poco grotesca, un poco excesivamente banquero el padre, pero sin tacha. Sidonia es hcruma, n n v herso será una admirable peñOia de su er- a; yo te io fío. ¿Por qué 110 quiere sa varnos? Al fin y al cabo, algún día tendrás que casarte v menos ventajosa mente que con ella. Conteniéndose para no faltar al respeto a sa paare, nnnque re mora ó labios. ¡Sí! V EN LA CALLE En el instante en que Juana Le Brean volvía en sí, la vícli- uiu. de Andrés Luisa Rieux, despertaba de su desvanecimiento en el cuarto del hotel del bulevar de Clichy. ¡Extraña coincidencia de dos destinos! Primer o nato de unión de una misma fatalidad. Luisa no lloró. Era muchacha fuerte y animosa v sabia hacer frente a la desgracia y á la traición. Tomó dei armario una cadenita de oro y se la puso al cuello. i, ra ua regalo