Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NtTMERO 955 A B C JUEVES 16 DE ENERO DE i 9 o8. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. carnes sacrificadas en los mataderos de provincias. El conde de Peñalver les manifestó que iba DÍA 14 á proceder como lo había anunciado, por entender que era su deber y, además, porque era un derecho que tenia, con arreglo á la Real orden del Sr. Besada relativa á las subsistencias. Entiende el alcalde que esas muestras de contrariedad de los abastecedores pueden ser- -0, C 5- -0,20 un buen síntoma, porque supone que cedan- -0,10 en su resolu ción de encarecer el precio del ar tí culo. Y esto podr; a determinar el aplazamien 0,05 to de los propósitos del alcalde 0,05 Hablaron luego los abastecedores del arbi- -0,50 trio de romana del Ms dero, y tampoco se 26 mostraron conformes con el nueva impuesto del i por ioo. Agregaron que, como las reses no cuestan +0,50 siempre lo mismo, no resultaba equitativo di 9,75 cho pago. Y propusieron unos estados para la cobranza proporcional del arbitrio, que no convencie +0,33 ron al alcalde, quien les presentó otros, á su juicio, mucho más ajustados á la realidad. -0,03 Claro es que no hubo acuerdo entre ambas partes. El alcalde entiende que será más equitativo- -0,10 cobrar el impuesto por cabezas de ganado, á razón de 2.50 pesetas cada una Ahora los abastecedores dirán. FAGINA 5 reina doña María Pía á la función de ópera en San Carlos, fue objeto de una manifestación de respetuoso afecto en el teatro, al presentarse e 3 Príncipe en el palco regio. En su honor dará mañana un banquete el ministro de Italia, y á él asistirá el duque, regresando de Villaviciosa. i as nuevas Cortes. Dícese, y sólo á tíiulo de información acogemos el rumor, que las Cortes que habrán de ser elegidas en Abril sólo se reunirán para tomar juramento al príncipe heredero, que, actuará de Regente del reino durante el viaje de D. Carlos al Brasil, como también para recabar de las Cámaras un bilí de indemnidad á favor de los decretos dictatoriales y los gastos de la casa Real. I o más probable es que el Parlamento sólt funcione en todo el mes de Octubre. De la actitud de las Cámaras nada teme para su política el presidente Franco, porque espera obtener en las próximas elecciones de diputados una mayoría considerable sobre todos loa partidos juntos. BOLSAS DEL COTIZACIONES COPLAS DEL JUEVES. EL INFIEL MARROQUÍ Desde tiempo inmemorial mis compatriotas y yo somos zoquetes en política internacional; y á causa de esta ignorancia y por pecar de zoquetes, siempre hemos sido juguetes ó de Inglaterra ó de Francia. Hartos estamos de oir á los oradores huecos y floridos, que en Marruecos está nuestro porvenir, y ahora, cuando el Estado vecino se desmorona y andan ya Marte y Belona metidos en el fregado, dicen los mismos señores que sería una locura intentar una aventura sin provecho y sin honores. ¿En qué demontres quedamos? Nuestra misión decantada ¿es sagrada ó no es sagrada? ¿Pringamos ó no pringamos? El pueblo ha visto á estas horas, con ese. admirable instinto que aventaja en tercio y quinto a las clases directoras, que los que se denominan países civilizados, se buscan nuevos mercados, y á nosotros nos destinan á que gastemos dinero que nos falta de presente, metiendo inocentemente la mano en el avispero. Más claro, que al encendido volcán arriman estopas, y que si enviamos tropas, que costarán un sentido, cuando se acabe la- guerra veremos que España escupe nada más, para que chupe tranquilamente Inglaterra. Por lo cual yo y la mesnada neutral salimos del paso pensando que en este caso lo mejor es no hacer nada, no sea que en la aventura nos pase lo que otras veces y, en fin, que el (jue quiera peces que se moje la cintura. Sobre que inventan mentiras á sus fines necesarias las naciones signatarias del tratado de Algeciras, y sin razón intervienen con pretextos baladíes, porque son los marroquíes los únicos que la tienen. ¡Sí! La tienen. Porque pasa que las restantes naciones por arreglar sus cuestiones les van echando de casa... SINESIO DELGADO DE MADRID Interior, al contado, Serie 3? -en diferentes series id Interior, fin comento id Interior, fin próximo Amortizable, Serie F- -en diferentes series. Obligaciones del Tesoro Ayuntamiento de Madrid. Bestdtaa. -Expropiaciones del interior. -Cédulas de ensanche Baneo de España Banco Hipoteoario Banco Híspalo- Americano Banco Español de Crédito Eio do laTPlata Arrendataria de Tabico. Sooied. Oral. Azucarera. Preferentes. -Ordinarias. Cédulas del Banco Hipotecario CAMBIOS. Francos Libras 81,75 83,70 81,80 101,25 101,25 S 3.50 97,75 450 109,50 410 405,50 101,75 43,50 101,85 14,20 28,76 i t DE BARCELONA Interior, finda mas Amortizable. Banoo Hispano- Colonial Acciones, Nortes- -Alicantes. -Oxonsas 101,20 66,05 90,10 23,40 TERRIBLE INCENDIO POR TELÉGRAFO PARÍS, 1 8 M. -0,05 -0,05 DE PARÍS Interior... Exterior Bent francesa S u s o nuevo Torco Argentino, 4 por 100,1896 Brasil, i por 100,18 S 9 Nortes. Zaragozas Andaluces Crédito Lionéa Banoo Nacional de Méjico Metropolitano. Biotinto Thomson Da Beers Tharsis Goldfields. Band Aliñes e 71,80 95,70 95,40 95,60 83,40 274 375 159 1.188 945 510 1.740 641 868 160 91 148- 2,20+ 0,37- -0,17- -0,70- -0,27- -0,30 HUNDIMIENTOS EN R 1O TINTO I OR TELÉORAFO SEVILLA, l í I O H +0.15 2 -que es pavoroso el aspecto que ofrece la población. Por todas partes se ven ruinas. Muchas casas, que por un verdadero milagro se co iservan en pie, amenazan derrumbarse de un momento a otro. El desprendimiento de tierras contirnta, lo cual hace que la situación se agrave ma- aún para los infelices obreros. i 1 as noticias que se reciben de Ríotinío dicen 1 j n voraz incendio ha destraído por completo la conocida Agencia internacional de recortes titulada El Argos de la Prensa. Resultaron cinco heridos, entre ellos- dos fotógrafos, y todos se encuentran ea estado bastante grave. Ignórase á qué causas puefle atribuiré el siniestro. El servicio de incendios funcionS con prontitud; pero los esfuerzos de los bomberos resultaron infructuosos para atajar la acción de las llamas. Las pérdidas sufridas por la mencionada Agencia, aparte de las materiales del edificio, son bastante considerables. DTI T A D C C y tresillos. Los mejores NOTICIAS MILITARES las dos de la tarde se celebró ayer en Fornos un banquste en honor de los generales Madariaga y Heredia, exclusivamente de militares Asistieron un centenar de éstos y reinó en él un gran entusiasmo. Casi todos ellos eran de los adheridos al cívico- militar que se organiza en honor del general Madariaga, lo cual facilita las gestiones de la Comisión encargada de éste, que no encuentra en el casco de Madrid local suficiente para más de 150 personas. A unque se ha dicho que el comandante ge- neral de los somatenes de Cataluña, señor S. uiz Rañoy, había llegado á Madrid llamado por el ministro de la Guerra, en los centros oficiales niegan que sea cierto tal llamamiento El general Rui 2 Rañoy ha estado en Madrid hace pocos días, pero su viaje no ha tenido relación alguna con el cargo que desempeña. Así nos lo aseguran personas que tienen motivo para estar bien informadas. ÚLTIMOS DATOS É IMPKESIONES AJÍ ADBID Las notieias relativas al oonflioto yanqrü japonés produjeron baja por la mañana en el Bolrin; pero por la tardo e mercado, animado por 8l alza da París, esta más firme. p A B I S Mercado muy firma. Siguen el alia del EiotinTM to y la dol cobre, que vale en IiOndrsa 64,37 libras tonelada. A D i L L A K b O lo M di Prado, 13. a rd de pieles finan para caballero, 175 pesetas. Carmen, IO, Peletería. CATABRO DESCUIDADO Un catarro mal cuidado concluyo muchas veces por degenerar en bronquitis, cuando no se transforma ea tisis pulmonar. Esto nos haeo aconsejar, hasta con insistencia, á los enfermos, qne combatan el mal lo antes pasable, hoy que tan sencillo y seguro es el tratamiento por el Alquitrán de Guyot. En efecto, el uso del Alquitrán de Guyot basta para carar en poco tiempo el catarro más tenaz y la bronquitis más antigua, pudiendo conseguirse hasta dominar y aun curar la tisis por declarada que esté. Basta para ello mezclar una cncharadita, de las de café, de Alquitrán de Guyot, con cada vaso de líquido del que se beba a las comidas. Hállase da venta en todas las farmacias A d v e r t e n c i a -S i os quisieren vender tal 6 cnal producto en lugar del Alquitrán de Guyot, DESCONFIAD DE LA OFERTA; ES INTERESADA. Lo mejor en tales casos es exigir terminantemente el Verdadero Alquitrán de Guyot, cuya etiqueta, si es el legítimo, deberá llevar, además del nombre Guyot en letras grandes, la firma también de Guyot al bies y en tres colores: violeta, verde y rojo; é igualmente las señas del laboratorio: Sasa L. Frere, 19, rué Jacob, París. Este tratamiento viene á costar d i e z c é n t i m o s a ctía y... cura. Precio del irasco para el público en toda España, ptas. 2,50. Depósito general. Bascans y Salinas, Claris, 111, Barcelona. En todas las farmacias y droguerías. NOTAS MUNICIPALES jr entenario de 1808. El alcalde manifestó ayer su propósito de que el Ayuntamiento de Madrid tome parte activa en conmemorar el Centenario de la gloriosa guerra que España sostuvo por su independencia en 1808. Para ello va á proponer en la sesión que se celebrará mañana viernes, que se nombre una comisión, compuesta de IO concejales y de representaciones de todas las fuerzas vivas de Madrid, á fin de que propongan la forma de conmemorar con solemnidad extraordinaria acontecimiento tan inolvidable. l os abastecedores de carne. El alcalde y los abastecedores de carne de Madrid han celebrado una conferencia que duró nada menos que hora y media. Estos mostraron la contrariedad que les ha producido el propósito del alcalde, publicado en los periódicos, de introducir en la capital NQTAS LUSITANAS POR TELÍGXAFO L 13 BOA, l 5 5 T S oy firmará S. M. el decreto de organización de servicios en Marina y los nombramientos ua alto personal en consonancia con las reformas. Por telégrafo se lia ordenado al Sr. Puente que haga entrega de la Comandancia de Marina de Valencia y venga á Madrid para encargarse de los asuntos especiales del ministerio. CTl duque de los Abnizzos. Ha marchado hoy á Villaviciosa, donde el Rey se encuentra y además los invitados por S. M. á las excursiones cinegéticas allí organizadas, el duque de los Abruzzos, que llegó ayer á esta capital á bordo del acorazado italiano Regina Helena Anoche el ilustre viajero, que asistió con la BIBLIOTECA DE A B C gfc LA SEÑORITA DE LOS CIEN MILLONES 6 ¿La obrerita? ¡Eso es una locura! -i- El la quiere. -Serán amantes, quizá. -Serán esposos, si quiere ella. Sidonia palideció; un estremecimiento agitó todo su ser, y sus ojos lanzaron relámpagos de ira. Luego se dirigió á la puerta vidriera, y, sin precaución alguna, levantó la cortina. Su mirada recorrió toda la habitación; pasó sin detenerse sobre el grupo conmovedor que formaban la marquesa y el conde, ella sentada en un sillón, él á sus pies, en un taburete, con la cabeza apoyada en el regazo de su madre que acariciaba sus cabellos, mientras Enrique le hablaba con voz dulce, contándola sus inquietudes, sus tristezas de ausente. Sobre la pobre obrerita, oculta detrás del biombo como una culpable, se posó la dura mirada de Sidonia. ¡Qué! ¡Aquella humilde trabajadora que ella jamás había visto que había desdeñado mirar... Ahora la veía perfectamente, y desapareciendo de sus ojos poco á poco la expresión de curiosidad, manifestábase en ellos una involuntaria admiración; luego unos celos desesperados, y, por último, el odio, el odio qu e no perdona, mortal y sangriento. Su rival era divinamente hermosa y pma, indudablemente pura como el lirio. En las tinieblas del alma de Sidonia surgieron pensamientos espantosos, como rayos de tempestad. Aquél era el instante decisivo y trágico. Sintió que llevaba en sí algo que no estaba en su ánimo antes, y era el crimen, la muerte. Volvióse hacia el hombre, que ante aquel rostro de Medusa, tembló. -Sr. Delrue- -le dijo. -Usted es siempre un fiel agente de mi padre ¿verdad? -Tenga usted prudencia, señorita, los criados nos observan. -Sr. Delrue- -prosiguió Sidonia, -usted sabe que mi padre posee el documento falsificado por usted. Delrue tembló; sus dientes castañetearon de espanto. -Tranquilícese usted- -continuó ella. -Sería lástima enviar á presidio á un hombre de tantas ideas y de tantos recursos como usted. ¡Por Dios, señorita! ¡Las paredes oyen! -Delrue -añadió bruscamente la hijadel banquero, -usted es pobre. ¿Quiere usted ser rico? Cuando usted quiera le devolveré el documento falsificado, y con él le daré un cheque de cien mil, ¡qué digo! de quinientos mil francos. Su interlocutor quedó asombrado. No podía hablar, pero Sidonia vio en su mirada que era capaz de ejecutar sus designios, v aue no tenía más que comunicárselos. Por fin, él dijo: ¡Todo lo que usted quiera! Ella entonces se le acercó más, y continuó: -Que mi boda con Enrique se realice, es cuenta mía. No tiene usted que volver á ocuparse de ello. Pero llegue yo ó no llegue á llamarme condesa de Kermor, quiero, ¿entiende Uated? quiero que desaparezca ese obstáculo. El día en que usted me comunique que esa obrerita, que Juana ya no s, un oitstíkah. No puede usted dejar de serlo. ¿No es eso? ¿Y qué? -Que desde que te marchaste no ha dejado ella de ir á tu casa una sola semana y visitar largamente á tu madre, hablando de ti. Y que tu madre la quiere como auna hija. ¿Nada más? -Que si yo me llamara Enrique de Kermor, antes de quince días estaría evitada la ruina d mi casa. Enrique le interrumpió violentamente: ¡Jamás! El coche se detuvo. -Enrique, amigo mío, el barón de Bressieu está allá arriba... ¡Jamás! -Es deber mío advertirte. Creo, estoy seguro de que con sola una palabra que tú digas, el acaudalado banquero te abrirá los brazos. ¡Jamás! ¡Tu amistad te ciega, y porque es así, te perdono que hayas olvidado, aunque no sea más que por un momento, que un Kermor no vende su nombre. ¡Y basta! ¿Sabe mi madre mi llegada? -Te espera dentro de dos ó tres días. Yo no he creído que debía enseñarle m telegrama... -Has hecho bien. ¡Pobre madre! Y al decir esto bajó del carruaje. A la puerta de su casa estaba parado un magnífico automóvil, en cuyas portezuelas se veía una B y una corona de barón doradas. 1 LA ROJA El conde de Kermor subió lentamente la escalinata de mármol. En el vestíbulo, adornado con estatuas y plantas verdes, los criados le recibieron conteniéndose para no manifestar muy efusivamente la alegría que les daba ver á su amo convertido en héroe después de la ausencia. Enrique vaciló en el último instante. Su corazón latía con violencia. Se sentía morir y revivir todo á un tiempo. Y en aquel momento, olvidando la ruina de su casa, su heroica tentativa del Oubanghi, las palabras de Delrue, el barón de Bressieu, la señorita de los cien millones el mundo, el cielo y la tierra, balbució d s nombres que eran su adoración, toda la vida de su alma: ¡Juana! ¡Ma J! Atravesó el salc U de la planta baja que todo París conocía, obra maestra de armonía y de opulencia, y luego otras dos ó tres magníficas habitaciones, llenas de objetos de arte antiguo. No necesitaba preguntar á nadie; sabía que encontraría á su madre en su tocadorcito, cerca del jardín, en aquel tocador amueblado con encantadora modestia, donde sólo eran admitidos los íntimos, donde ella rezaba, trabajaba y pensaba en su hijo. Seguido, ó mejor dicho, espiado por Delrue, se detuvo un momento en el ¿alón azul que precedía al tocador de la marquesa. I, e parecía como si algo de su ser fuera á romperse. Lluego, se encaminó rápidamente hacia una puerta