Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DVÍERNESio E ENERO DE 1908. ERO S U E L T O 5 ÍiQÉNTirAOS ABC iwm %i t CR 0 ÍICA UNÍ VER. SAL 1 L U S T R A D A AÑO NUM. 949 m ss 3 1 É P O C A 1 m m, 9 f f af f taí nKA It MMuMM n B H n tll- I l l l f l- -W f IIWBMIIWj MHH Ifl WHH Cádiz. Entierro del iJustre filántropo D. José Moreno de Mora. Paso de Ja fúnebre comitiva por Jas calles de la ciudad. tección de todos los intereses europeos en Marruecos. (Flota este pensamiento en todo el articulado del Acta; está ratificado por las notas que ambos pueblos han comunicado y han aceptaA T I F I C A N D O nuestros lectores no do los demás; por la lógica irrefutable de los tuviesen pruebas de la hechos; por las afirmaciones de los demás Go. íeriedad de nuestras informaciones, habría lle- biernos declarando que no enviaban sus buí adó el caso de que la pusieran en duda leyen- ques á aguas marroquíes porque de la defensa do, en general, la Prensa de allende y aquende de sus subditos y del orden estaban encargael Pirineo: la francesa, lanzándose á elucubra- dos Francia y España conjuntamente. ciones propias del Caballero de la Triste Fi 3.0 Presentar el primer frente á todas la. 9 gura, y la nuestra, simulando un desconoci- contingencias que se presenten en un Imperio miento de las cosas, que ijo ya nuestros ilus- tan frecuentemente amenazado y conmovido tradísimos colegas, sino tan mediano juicio al como Marruecos, tanto de los acontecimientos y de la política (Consecuencias que se desprenden de los cominternacional, puede explicar y definir sin va- promisos anteriores. cilación de ningún género. Tales son los compromisos de España concBn Algeciras se incurrió en errores, que se juntamente con P rancia en Marruecos que ni han subsanado como se ha podido, en yarias una ni otra hubieran contraído sin el beneplánegociaciones diplomáticas, acordándose con- cito de las demás Potencias. No son tan cortos servar el espíritu de la Conferencia, pero dan- como puede comprenderse, ni se les puede hado al espíritu y á a. XQ. toda la elasticidad cor x- cer más elásticos sin exponerse á contraer patible con los derechos ajenos. Después de las grandes responsabilidades con el resto del notas pasadas 3 de las entrevistas del Kaiser mundo. con Eduardo VII, y de éste con Clemenceau, solamente un cerebro mediocre no se habrá he- ÍL- é L VIAJE DE MON- Por lo dicho se deduce que el minischo cargo de verdad tan evidente. SIEUR PICHÓN tro de Negocios ExComo consecuencia, el Gobierno español ha contraído compromisos, que ha hecho públi- tranjeros no podía venir, á España con nuevas cos, cómo y dónde debía hacerlos, sin que los jefes peticiones ó compromisos; por el contrario, de las oposiciones dinásticas y antidinásticas, yi nepor lo ya hecho oxa. ratificarlo y recorperfectamente enterados, hayan hecho otra darlo, una vez que el Gobierno español, que es cosa que sancionarlos con sus aplausos ó con constitucional, había cubierto sus responsabilidades sin que el país se le hubiera opuesto. su silencio. ¿Hasta dónde llegarán los compromisos de Sin que esos compromisos sufran modificaciones radicales á los que no es favorable el España? Como máximum, jj; Í 7 Í? cuando los aconambiente, ni el Gobierno tiene que decir nada, tecimientos, lo reclamen imperiosamente, no pueden ni puede rectificar lo dicho; así es que las acla- pasar de estos límites: Establecimiento de la Policía hispano- ma raciones oficiosas que se han dado son anodinas y dejan en las mismas dudas á los que las rroquí f n nuestras fronteras y en la zona martuvieran; así es que no creemos inútil repetir cada en ellas por el acta de Algeciras; cosa que lo que hemos dicho acerca de los compromisos tíos conviene más que á nadie y que por insque tenemos conjuntamente con Francia en tinto de conservación deberíamos procurarnos Marruecos, y en forma que el lector no tenga tip- indicaciones ajenas. Defensa de todos los intereses extranjeros la más pequeña duda. España y Francia están comprometidas con en Tetuán y Carache y en Tánger y en Casalas Potencias signatarias del acta de Algeci- blanca, conjuntamente conFrancia. Aun cuando sus periódicos y los extranjeros ras- -Marruecos inclusive, -y partiendo de los tres principios de soberanía del Sultán, inte- sostengan lo contrario, Francia no traspasará ¡gridad del territorio y puerta abierta, á lo que los límites de su acción fuera de sus fronteras (cuya zona llega hasta el Muluya) y de los sigue: i.o A substituir con la suya la acción de puertos del Atlántico. Ya se verá cómo inmediatamente dejan sus tropas la casbá de Metodas las demás naciones en Marruecos. (Esto está en el espíritu y aún en la letra de diuna á las fuerzas shérifianas. En cuanto á Espaiña, su acción, si no puede la Conferencia de Algeciras, y el resto del evadirse, será mucho más modesta, y con reformundo lo ha aceptado con gratitud. 2. Francia y España han asumido la pro- zar un poco la guarnición de Melilla y con las FOT. REirMlI. DJ (COMPROMISOS DEESPA ÑA EN MARRUECOS R fuerzas, de hace tiempo preparadas, tiene de sobra para salir airosa de su modesta intervención, siempre que desdi arriba no se dejen arrastrar por nadie y haya tocio, prudencia y energía para no ir donde quisieran llevarnos. Mucho celo deben demostrar el Gobierno y sus agentes para distinguir los acontecimientos que nos determinen á intervenir de aquellos que ficticiamente se provoquen para obligarnos á ello. A CUESTIÓN DE LA La Policía sherifiana, i m p r o POLJCIA piamente llamada franco- española, si se hubiera organizado á tiempo hubiera obviado muchos inconvenientes. La causa de su retraso la tuvieron precisamente los que debieron organizaría á su debido tiempo. Recordarán nuestros lectores que hace muchos meses nos lamentábamos de ello y predijimos lo que m á s t a r habría de suceder. Los franceses, decíamos, sé ocupan más ¡de la organización de la Policía de sus fronteras que de la de los puertos y el Guebbas, con la mejor buena fe moruna, ideó una milicia urbana en Tánger y escribió á Rabat para que le imitasen, como se hizo, formándolas con vecinos eñcaagados de defender el orden. Esta milicia ideada por el ministro de la Guerra del Sultán estaba llamada á reemplazar á la pensada en Algeciras, y la responsabilidad de los conflictos que sobrevengan será toda del Maghzen. Obsérvese que tanto en Rabat como en Tetuán no se ha pedido la supresión de la Policía, sino el aplazamiento de su organización. De ello se deduce lo que los moros pretenden. Lo peores que al frente de los revoltosos de Tetuán iba nada menos que el Hach Mohamed- el- Sefor, persona que p e r t e n e c e al Maghzen (aunque hoy no tenga puesto oficial) y ni El Guebbas hubiera hecho oposición al pacto, aunque en público diga otra cosa, ni el Sefor en Tetuán lo que hace sin órdenes del Gobierno marroquí. Hace muchos años qne los conozco y son de los pocos incondicionales iíel sultán Abd- elAziz. Nuestro Gobierno. debe preocuparse del asunto y enterarse bien si es el Maghzen ú otros quienes provocan CvSte conflicto. filántropo D. José Moreno de Mora fué una manifestación de duelo tan elocuente y tan unánime como no se recuerda allí ninguna otra. Corporaciones oficiales, representantes do todas las clases de la sociedad gaditana, el pueblo en masa, para decirlo de una vez, concurrió á la fúnebre ceremonia. Del paso de la comitiva por las calles de l; i ciudad publicamos una interesante instante nea en el presente número. MADRID e r DÍA Cería pedir cotufas en golfo esperar de Enero otro tiempo que el que nos viene ofreciendo estos días, y el de ayer más que ningún otro. Todo lo crudo y desapacible que ustedes quieran fué el jueves, pero un jueves de Enero, al fin. A cada cual lo suyo. Marchó Mr. Pichón, el obsequiadísimo ministro francés, cuya presencia en Madrid tanto ha dado que hablar. Pero hemos convenido en que ha venido de tuirista, y ¡á qué. forzar el torno! Vale más, ó por lo menos resulta más cómodo excederse en candidez que en suspicacia. La primera da tranquilidad, la segunda engendra zozobras. Una sola observación es oportuna hacer: ¡cómo se ha desarrollado eLturismo entre la gente diplomática de un año á esta parte, desde aquella reunión, también de turistas, en Algeciras! La noticia d e l día, desastrosa para la juventud romántica, fué la de haberse dictado una disposicipn, de acuerdo con Roma, según la cual, los matrimonios por sorpresa serán nulos en lo sucesivo. Se acabó aquello de la validez canónica de una unión basada en un nos queremos espetado delante del cura párroco. Lo que tiene es que la validez era lo de menos en muchos casos. Lo esencial é r a l a campanada del acto, tras la cual no había oposición posible de los padres. ó los tutores. Y eso es lo que no se ha hecho ni es fácil hacer: poner sordina á la campana. El suceso de la jornada fué que un carretero p a s a b a n o por un fielato, el de la Florida; que un guarda se empeñó ayer en que no había de pasarlo y que para reforzar la razón legal que le asistía no se le ocurrió otra cosa que sacar una pistola y descerrajarle los tiros que FELIPE OVILO pudo á su contrincante. Eso es lógica y lo íiammim SffUtímmm demás hacer odioso un tributo, auri después de N U E S T R O S GRABADOS suprimido. nada nuevo; que nada es u n conDe política P ntierro de un filántropo. sejo de ministros que dura dos horas y del cual Según nos comunicó nuestro correspon- salen los consejeros asegurando que en Masal telegráfico en Cádiz, el entierro del ilust; e rruecos no sucede cosa alguna de particular.