Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
946 A B C MAKT S 7 DE ENERO DE J 9 O 8 OCHO PAGINAS. EDICJON J. MüíNA 3 REPARTO DE JUGUETES A LOS NIÑOS POBRES ENLA CASA DE BLANCO Y NEGRO Y A B C tiam, El hall de la casa de nuestro periódico durante la distribución de los juguetes, realizada ayer tarde. jyjúsiCa, alegría, juguetes, la realización de sus sueños é ilusiones de la noche de Re yes, todo ello lo encontraron los niños pobres, los niños de los obreros, en nuestra casa, ayer tarde. r Era la tradición de A B C y Blanco y Negro Para sentirnos satisfechos de nuestra mioiativa, para bendecir el generoso concurso con que el público ha respondido, ahora como siempre, al llama miento que en pro de los inocentes y des afortunados pequeñuelos lucimos, era so brado elocuente el cua dro que ofrecía nuestro hall, desde media tarde hasta entrada la noche. Calculad más de tres millares de muchachos y niñas que, en brazos de la madre, de la mano del padre, risueños, impacientes, se aglomeran delante de núes tía casa, llenan la acera inquietos de júbilo, se enfilan, se esjparcen y avanzan poi los corredores, tocando con el deseo y acariciando luego con sus manecitas impecables el obsequio) que los Magos, pródigos y nada olvidadizos, depositaron en A B C y Blanco y Negio Figuraos este ejército de pequeñuelos desfilando por el hall, adecuadamente exornado, álos acordes de la banda de San Bernardino, que admirablemente dirigida por el Sr. Chacón, evocaba en sus rapsodias musicales los cantos de los juegos infantiles, y delante. de señoras disA la puerta de EJlanco y Negro y A B C, durante el reparto. tinguidas y bellas señoritas que, tanto por el recuerdo, como con su presencia, han con- tes tambores; encantadas las niñas, salían con El espíritu que anima la mejor de las virtucurrido al esplendor de la buena obra, y aun aire de mimoso triunfo, mostrando las cajas des converge con el alma que informa los periódicos en un punto: en que alienta para toasí, no tendréis una perfecta idea de lo que que encerraban muñecas. (Y es de notar que, por la equidad é identidad dos, en que á todos ampara, en que para todos nuestra fiesta de ayer ha sido. Porque el cronista tiene que detener su plu- del obsequio, la alegría era igual para todos vive y avanza, como el sol. ma á las puertas del corazón; porque, aun en ellos, porque no la turbaba ni podía turbarla el Sea la luz del cprazón que llenó nuestro fesla reseña de lo meramente externo, no cabe aguijón descontentadizo de la envidia. tival infantil de ayer (fuego perenne coni que En verdad, á nada mejor podían aplicar sus todos á una cooperemos á la obra social de no recoger y brindar al lector la impresión íntima de los agasajados, ni siquiera la expresión que impulsos de noble generosidad nuestros Re- olvidar, en los días de la alegría, á los pobres y ilumina tantos centenares de cabecitas more- yes, los Infantes y cuantas personas de todas á los desvalidos. Cuanto estuvo á nuestro alcance hicimos, y nas y rubias que en la ví pera e durmieron con las clases sociales convirtieron nuestra invita- NUESTRA FIESTA INFANTIL la ansiedad del que espera y ayer tarde agitá- ción é idea altruista en hermosa realidad, que banse como alocadas de júbilo por haber colma- á proporcionar á los niños, que son el sol de la do su deseo. vida, las emociones de esa viva satisfacción Hacinados sobre mesas, pendientes de los con lo qtíá para ellos vale más que el pan del arcos y columnas, colgados de los arbolillos cuerpo, porque es la ilusión y placer de sus alenanos que decoraban el hall, los juguetes de los mas tiernas. Magos munificentes iban disminuyendo á meRepartid la alegría comunicativa de esos tres dida que avanzaba la tarde. millares de juguetes en los hogares y comprenGozosos los chicos, apretujaban bajo el bra- deréis el efecto consolador de nuestra fiesta de zo los grandes balones de goma y los resonan- Reyes. aún lo consideramos poco. A B C y Blanco y Negro, encabezando con 500 pesetas la suscripción para los niños y costeando muy gustosamente cuanto para el esplendor de la fiesta se juzgó necesario, dan por bien empleado su esfuerzo, ante el resultado lisonjero de su iniciativa, que ha dado á los pequeñuelos un día de imborrable memoria. Ojalá ésta llegue á ser, con el patrocinio del público á quien servimos, como la semilla que arrojara en los surcos el sembrador bíblico. LA NAVE DE D ANNUNZiO A yer ha debido estre narse en el teatro Argentina de Roma, La nave, nueva tragedia de D Annunzio. Esta obra se ha puesto con un lujo escénico musitado. Una legión de sastres, atrezzistas y escenógrafos han trabajado febrilmente durantemuchos díaspara tener a punto montada la tragedia de D Annunzio. Se compone la obra de cuatro actos de una complejidad y mise en ¡cene extraordinarias. Se ha a confeccionado 400 trajes de plebeyos, timoneles, carpinteros, marineros, catecúmenos, diáconos, exorcistas, etc. Una maravilla de atrezzo es la construcción de una gran barca capaz para 50 hombres, con sus accesorios completos de velas, cuerdas, timones, carros, remos, mástiles, etc. También se han cons truído p ra el servicio escénico lábaros, cruces, espadas, puñales, cetros, altares, columnas, candelabros, todo FOT. ABC. reproducido con severa fidelidad histórica. De la tragedla se ha suprimido cuanto ha sido posible para hacer más breve su representación, especialmente algunos fragmentos, que aunque son de exquisito valor literario, carecen de teatralidad. La parte de la diaconesa Erna, ha sido reducida, y también en la parte musical se han hecho algunos cortes. Así y todo, la representación de La nave, dura cuatro horas. La orquesta no será visible para el público Los 35 profesores y las 90 coristas que cantan