Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N U M E R O 940 A B C MIÉRCOLES i. D E ENERO D E 1908. OCHO PAGINAS. EDICIÓN j s PAGÍWA 6 Viena. Primera salida del emperador Francisco José, después de la enfermedad que puso su vida en grave peligro recientemente. FOT. TRAMPUS. sin ganas; de tal modo, que no sería paradójiCombatieron el dictamen extensamente los co decir que existe la seriedad de la risa en Sres. Largo Caballero, Larrea, Santillán y JS onuestra historia literaria... Por otra, parte, así rayta, fijándose principalmente en la enorme como las revoluciones españolas se limitaron á alteración de las cifras introducidas con relarevocarnos la fachada, sin penetrar en el inte- ción al proyecto del Sr Sánchez de Toca y en I as empresas teatrales de Madrid, cultivando rior del edificio, nuestros poetas cómicos sólo la duración del conven, mejor dicho, moni una costumbre tradicional, ofrecen, al púse ríen- -con gracia indiscutible- -del aspecto polio. blico, durante los días de Pascuas, obras de fáde los hombres y de las cosas, sin entrar en la En el proyecto de bas- -del Sr. Sánchez de cil digestión y muy á propósito para apartar á esencia de las cosas ni de los hombres. Para Toca se fijaba la duración del convenio en cinlos espíritus de las graves preocupaciones de esto sería preciso conocer las ideas, ya que, co años, y las tarifas de coches, ataúdes y cala vida. puestas á contribución, dan materia suficiente mas eran mucho más económicas. La intención es noble y la oportunidad intodas ellas para reir en abundancia; y así cum- A petición del Sr. Iglesias se autorizó á las discutible. En nuestro pueblo, más que en ninpliría lo cómico sus verdaderos fines, pues, con empresas para elevar los precios de la clase gún otro, se considera ese período de tiempo permiso de los que desdeñan el género, tam- primera en la propuesta del alcalde anterior, y como un paréntesis deleitoso en el humano bién se lucha por el ideal con esas armas, y al abrigo de esta autorización han sido elevatrajín; y fuera insigne torpeza presentar en el quien se ríe de su tiempo sueña con una socie- das todas. teatro algo que nos recordara nuestros diarios dad mejor... No es, sin embargo, el desconociEl Sr. De Blas defendió el dictamen, y desafanes, obligándonos á pensar ó conmoviéndomiento de las ideas una culpa demasiado gra- pués de mucha discusión fue aprobado en vonos excesivamente. Y atentas á esta razón funve en nuestros autores cómicos; si aquí se nos tación nominal por 12 contra cuatro. damental, las empresas procuran atraerse al ha educado y gobernado con palabras, no es Quedó admitida verbalmente una enmienda público con obras que satisfagan esas tranextraño que, sin pasar más adentro, sólo de las del Sr. Largo Caballero para que la conducción quilas necesidades espirituales, aunque á vepalabras nos riamos también. Obsérvese cómo, de cadáveres en coche fúnebre de tercera clase ces se las juzgue con excesiva acritud, á causa en ese género, nuestro teatro tiene una viveza cueste doce pesetas. de su escaso fundamento artístico. y una gracia de diálogo imponderables; hay El concierto hecho durará diez años; las EmAún no hace muchos años, el género improen él chistes, agudezas, juegos de palabras, presas contratantes satisfarán al Ayuntamienpiamente llamado melodramático asomaba su rasgos de ingenio... ¡cuanto se pide... Pero, en to 135.000 pesetas anuales, ó sea en total, peseespantable cabeza en esos días, arrojado ya de general, faltan las situaciones, las ocurrencias tas 1.350.000. ciertos altares donde recibiera el feryoroso culgraciosas que surgen de los hechos, la acción to de honestos y sencillos espectadores. Veíacorriente y animada; y le falta también la ima- p l impuesto de mercados. mos entonces sobre la escena los actos odiosos ginación necesaria para crear un enredo, un y estupendos que urde la malda I para atorque argumento de positiva fuerza, aunque fuere entre Conocedor de la efervescenciadel hay mentar asas víctimas, las armas e la traición los asentadores vendedores sobre una base exagerada que pudiese admi- do de la Cebada por elyrestablecimiento mercaesgrimidas contra inocentes seres, el momendel artirse fácilmente... Y hoy parece que pierde sus bitrio municipal de mercados, y en previsión táneo triunfo de los miserables; y después se virtudes. Hasta el género chico, que Clarín con- de que pudiera producirse alguna alteración nos ofrecía la apoteosis de los buenos, el justo sideraba interesante y genuinamente español, que dificultara el libre tráfico, el alcalde visicastigo de los traidores y el reconocimiento de está á punto de perecer á manos del sentimenla perseguida inocencia... Conque salíamos altalismo cursi, insípido, inodoro é incoloro, con tará hoy personalmente los mercados de la Cetamente complacidos, y dispuestos á proseguir bada y de los Mostenses. en la práctica de todas las virtudes, viendo que Militares y paisanos, Los gansos del Capitolio; Pe- que se abastecen los teatros por horas. Dijérase que desfallece la masa cómica espano siempre logran su objeto las maquinacio- dro Jiménez, Lo? hijos artificiales... que prueban ñola y que la vena está agotada. A ello contri- p l fraude del pan. nes del espíritu del mal... cómo entienden lo cómico en Alemania. Y eso buye, y no poco, el desdén con que la conside- Han sido multados los siguientes establePero el melodrama decae, y apenas da, de alguriás su tiempo en tiempo, cualquier producto reco- quey ligerezade ellas perdieron algo desin gra- ran ciertos espíritus que presumen de supe- cimientos: naturales pie- rioridad, y el público que limita á los autores Tahonas: Agustín Duran, 7 (Guindalera) 10 mendable. Su desaparición de entre nosotros cia de otro idioma queal ser fusiladas no era el suyo. el campo de sus observaciones. El amor, por pesetas; Embajadores, 54,50; Velarde, 20, cinco; no obedece tanto al progreso de las costumbres dad Mas ¿por qué nuestros autores han de espi- ejemplo, que siendo la base de la vida, es tam- San Marcos, 9, cinco y 15; Eloy Gonzalo, 20, 50; como al hecho de terminarse el filón explota do; porque nuestros autores, con absoluta in- gar en ajenos campos y cortar el laurel en bién el tema indicado en casi todas las come- Fe, 11, 25; Tribútete, 11, 50. Despachos: Alcalá, 103, cinco pesetas; Valencapacidad para concebirlas, tradujeron y aco- otros bosques? ¿líes falta ingenio para esa pro- dias, ha de tomarse entre nosotros siempre en plaron al castellano cuantas obras de esa clase ducción original? No, no les falta. Es que en- serio, ó, á lo más, muy ligeramente en broma. cia, 2, 20; Villanueva, 17, 10. cayeran en sus manos pecadoras. En vista de tre nosotros no existe la verdadera concepción ¿Cómo atreverse á presentar los lances cómicos esta decadencia ha sido preciso pedir el auxi- de lo cómico, en el amplio y noble sentido de basados en los engaños conyugales, por ambas lio de la musa cómica para contentar al pú- la palabra, ¿a risa pura, franca, sin nada que partes, si aún el honor calderoniano suele inunblico de Pascuas... Y dóciles al mandato, han la empañe ni la empequeñezca, resuena ea el dar de sangre nuestra escena... ¡Y hay tantos surgido los juguetes de argumento invero- Quijote y circula por la novela picaresca, pero otros asuntos prohibidos en nombre de cosas, símil y de concepción disparatada, pero con casi no se oye en la poesía ni en el teatro. En sin duda, respetables! ¡Lástima, en fin, que la risa nacional no haga gracia y animación bastantes para distraer el la poesía empuña el látigo cuando exhibe las 24 PAGINAS flaquezas del prójimo, sermoneando con cierto retumbar el consabido templo de Talía, sobre ánimo y provocar la risa... tono de inquisidor; aspira en la escena, más todo en las Pascuas... Acaso vengan tiempos No les dedicaremos la desdeñosa benevolencia con que los juzgan algunos profesionales de que á pintar los defectos, á demostrarnos que mejores para ella... Tal vez fuera justo traducir Magníficas ilustraciones. la crítica; pero sí reconocemos que esos días ha- heredado la antigua máxima: castigat ri- el grito desconsolador de Auguste Barbier, el pudieran aprovecharse para presentar espec- dendo. El mismo gracioso de nuestro teatro olvidado autor de los Tambes... Pero mejor será Se venderá los domingos táculos artísticos, muy en armonía con la condi- clásico viene á ser una especie de dómine que qme confiemos en el porvenir... ción de un público donde predominan los ni- subraya las ajenas faltas para que en ellas nos ANTONIO PALOMERO en toda España. ños y los colegiales. El intento sería tanto más fijemos bien y podamos censurarlas entre las estimable, ya que aquí sólo podemos ofrecer al risas... Ello es natural en el pueblo en una infantil auditorio un desmedrado guignol ó las DIEZ CÉNTIMOS EL NUMERO piezas corrientes salpicadas de chistes para continua intolerancia que le obliga á ser intransigente en demasía, privando á su espírihombres solos... Viendo ahora, en esas tardes de Pascuas, á las tiernas criaturas reírse con tu de la jugosidad necesaria para comprender pjl servicio de pompas fúnebres. COMPRE USTED las gracias y desplantes de los actores cómicos, y disculpar... Y esa intransigencia domina en Ayer continuó la sesión extraordinaria se piensa en la restauracióu de ciertos géneros nuestra literatura cómica, cuyos cultivadores- -para discutir la mal llamada municipalización que, como la comedia de magia, por ejemplo, salvo muy contadas excepciones- -no olvidan de pompas fúnebres. Comenzó la sesión á las diez de la mañana y fueron injustamente desterrados, acaso por que la seriedad es un elemento de importanEL DÍA 5 DE ENERO íalta de cultivadores. Nada tan grato á un pú- cia en el carácter nacional. Así ríen grave- terminó á las doce y veinte minutos. Presidió el alcalde. blico ingenuo como esas obras, también inge- mente, doctoralmente, sufieientetnente, hasta ESTRENOS DE PASCUAS nuas y adorables, que pueden ser artísticas de veras, si saben presentar con encanto y poesía tos- grandes ideales de la existencia. Nada, asimismo tan docente, ya que ellas contribuyen á reconstruir el sentido del misterio, activando la facultad soñadora que convierte en oro cuanto toca, como el rey- mitoiógico Con tales espectáculos no sólo gozarían las inocentes criaturas, sino el público en general; pues no hemos de creer al nuestro con menos instinto artístico que el de otros países, donde magias, leyendas, cuentos teatrales, pantomimas y bailes son estimados justamente... Así, pues, las empresas piden el auxilio ae la musa cómica, para contentar al públieo de Pascuas Y los autores españoles, recogiendo la invitación, toman de fuera lo que no tenemos en casa. Francia ha servido, durante mucho tiempo, la mercancía pedida; mas ya- sus nuevas producciones apenas si resultan, por demasiado exageradas ó libertinas. Nuestros arregladores, con certero instinto, han vuelto sus ojos hacia otros teatros y los han fijado en el de Alemania... guiados por ¡as compañías extranjeras que todos los años nos visitan y que traen en su maleta género alemán de todas clases; obras de ideas, de costumbres, simbolistas y cómicas... La preferencia es justa; ese pueblo sabe reir con idealidad, lo que no es tan fácil como parece, y tiene del humor la idea espiritual y generosa propia de las razas del Norte y que tan profunda huella ha dejado en sus literaturas. Así puede saborear junto al simbolismo de Hanptman- -que á nosotros nos parece demasiado obscuro- -la gran fuerza de observación de Schontan, que sabe promover la risa con cierta ironía suave y delicada... Ya se han naturalizado en. España obras como 1 GENTE MENUDA NOTAS MUNICIPALES GENTE MENUDA