Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 938 A B C. L U N E S 3o D E DICIEMBRE D E J 907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN i. PAGINA Aspecto del hall de la casa de Blanco y Negro y A B C, donde se ha instalado el Árbol de Noel, expuesto ayer y hoy, por las señoritas que forman la comisión encargada de arbitrar recursos para las obras de la nueva parroquia de la Concepción, del barrio de Salamanca. FOT. ABC. UNA SANTA ARTICULO DE LA INFANTA QOÑA PAZ (i) omo este año coincidía la fiesta del Sagira do Corazón con el primer viernes de mes, me dijo el cura, al salir de, la iglesia: Dentro de ocho días se vuelve á reunir la Guardia de Honor. Confieso que cuando llegó el día, como estaba frío y lluvioso, tuve gana de convencerme á mí misma que era igual oir la Misa diaria aquí, pero una voz interior me repetía: ¿Se excusa uno tan fácilmente de las Guardias en el mundo? Y sacudiendo la pereza me metí en el coche y emprendí la caminata á Munich. A los pies del Santísimo recé por todo lo que me interesa, y recordé á los niños del Asilo del Sagrado Corazón, y que les había prometido un artículo para su Calendario. Cerca de la iglesia vive uno de esos seres que son el refugio de todo el que necesita algo; una pobre señora enferma, á quien he consultado en mis apuros. Me fui á su casa, decidida á preguntarle qué es lo que debía escribir, y al entrar en aquel cuartito, que tanta paz respira, pensé que lo que mejor podía contar á mis lectores era la historia de aquella santa mujer. Todo el mundo la conoce por el nombre de Tante Emmv, la Tía Esaília; así la llaman los pobres, así la llaman los Príncipes, así la llaman con predilección los niños, para quienes constantemente publica cuentos. Hace cuarenta y cuatro años que está en la cama, y no se la oye nunca proferir una queja. Todo le sonreía cuando á los dieciséis años entregó su corazón y su mano al Sr. Giehrl. Para que no faltase nada á su felicidad, iba á realizarse el sueño supremo de toda mujer, iba á ser madre, cuando de repente se derrumbó todo. Dios quiere que tengamos siempre delante ejemplos como el de Job para animarnos cuando el camino del cielo nos parezca cuesta arriba. A los cuatro años de su casamiento quedóse ya paralizada, su marido la cuidó durante dieciocho años y cuando se murió le dijo que vendría á buscarla. -Hace treinta años que le estoy esperando- -dice la pobre con resignación. ¿No se fastidia usted nunca? -le preguntaba yo. -Nunca- -me contestó; -tengo mucho que hacer siempre, y cuando mis dolencias no me permiten trabajar, son casi mis momentos niás felices; entonces pertenezco á Dios por aompleto. Sólo conoce el cambio de las estaciones por las copas de los árboles que tiene debajo de sus ventanas; pero su cuartito es un mundo; illí hay plantas y pájaros que cantan, y pece: illos de colores, y hasta una ranita que anuncia cuándo va á cambiar ei tiempo, entrando ó saliendo del agua. Sobre su cama coloca una mesita portátil y escribe horas enteras para ganarse la vida, edificando con sus penjsamienr tos á sus lectores. No se impacienta, aunque la interrumpan á cada momento; su puerta está abierta á iodo el que llama á ella desde las sie (1) Artículo enviado desde Munich al Asilo de Huérfanos del Sagrado. Corazón- de Jesús y publicado eip el Almanaque que dedica este benéfico establecimiento. te de la- mañanaj yo misma; cuando en un asilo que está aquí, bajo mi protección, faltaba dinero, la he dicho: -Tante Emmy, haga un llamamiento á la caridad pública. -Pues los artículos firmados por ella son siempre admitidos en todos los periódicos, hasta en los más liberales; tiene el don de tocar los corazones, y va la gente á su puerta á depositar los donativos. Para ella no hay diferencias entre pobres y ricos. Al ver un retrato firmado por Carmen Sylva, la. Reina de Rumania, le pregunté cómo lo tenía, y con la mayor naturalidad del mundo, me contestó: -Me lo trajo ella cuando pasó por Munich. Su mayor alegría es cuando una vez al mes tiene permiso para que digan Misa en su cuarto; sintiendo sólo el que Dios se quede tan poco tiempo allí. -Apenas llega, se vuelve á marchar- -dice ella. Yo he asistido alguna vez á dicha Misa, y he sentido bajar el cielo á la tierra. Ouando se la compara con tantas mujeres nadando en confort que no saben qué hacer para matar el tiempo, se ve que la felicidad no depende de lo que nos rodea, sino de lo que llevamos dentro. PAZ DE BORBON DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C E Ñ ROMA El sensacional pleitopolítico pendiente entre el Estado y el ex ministro siciliano de Instrucción pública, Sr. Nasij sobre el cual debe fallar el Senado, constituido en alto Tribunal, ha puesto de. relieve la serie de prejuicios sobre el regionalismo; y esto resulta más grave porque mayor y más fuerte aún que en maestra España es en Italia la diferenciación regional, resultado de una suma compleja de factores etnográficos é históricos, geográficos y económicos. Se suele considerar el regionalismo como una manifestación patológica en la vida nacional, y no se piensa que precisamente porque él mal existe y perdura debería ponerse sumo cuidado en indagar sus causas para descubrir el remedio. A un hecho tan importante se ha contrapuesto en cambio el simplicismo más peligroso, como el de un médico que á la cabecera del lecho del enfermo no supiera hacer otra cosa que reprocharle por haber enfermado. Los prejuicios entretanto se han arraigado y el descontento ha ido creciendo en las provincias meridionales, víctimas sacrificadas en aras de la unidad nacional. En un estado unitario tales prejuicios no deberían existir, pues con esto no se logra sino alterar la fisonomía del mal. Hablando de regionalismo, no debemos limitarnos sólo á Sicilia, aunque en el fenómeno presente sea el rasgo principal del carácter, pues el proceso Nasi, en el cual idolatran los sicilianos, es común á no pocas comarcas de Italia; diré más aún: la Península itálica, desde este punto de vista, puede dividirse en dos. parte iguales de opuesta oposición sobre el terreno espinoso de la cuestión regionalista- EL REGIONALISMO EN ITALIA Hay región es afortunadas que han- obtenido regiones, y no para una sola. Este programa y logran la satisfacción de sus aspiraciones; y práctico y fecundo es lo que debe oponerse á hay otras que han pedido y continúan pidien- los prejuicios sobre elTegionalismo, prejuicios do siempre sin resultado. Decir y hacer creer que son los que acrecientan y hacen incuraque sólo estas últimas son regionalistas es más bles los males que afligen á las regiones desque un prejuicio, una injusticia; pues resulta heredadas. evidente que la única diferencia entre ellas es Segregación, paludismo, analfabetismo, son que las primeras saben especular bien sobre los males más salientes, cuya primera consesu regionalismo. Hay una Italia que sólo sirve cuencia es la miseria, de donde nace la impepara pagar y está compuesta de todo el Me- riosa necesidad de construir ferrocarriles sediodía y de las islas, y otra Italia que paga, cundarios, carreteras vecinales, puentes, comupero que goza de todas las ventajas y utili- nicaciones más rápidas, á más de bonificaciodades que á la otra son negadas. nes, saneamientos y obras de canalización, con ¿Sicilia y Cerdeña pertenecen á Italia? pre- una buena instrucción primaria y profesional, guntaban ayer en el Parlamento algunos di- escuelas prácticas de agricultura é industriales, putados del Mediodía en una lacónica y vi- y, en fin, todo cuanto el Estado hubiera debido brante interpelación al Gobierno. ¿Hasta cuáa- hacer y no ha hecho, habría debido favorecer do durará el hecho dolorosamente innejjab e y no ha fomentado de que el único ó principal vínculo que une E 1 problema siciliano y sardo, como el de las islas con lo restante de la nación, sea el toda la Italia desheredada, es, ante todo y soagente de impuestos y Aduanas? Se nos atri- bre todo, problema de medios de comunicación buye un regionalismo separatista, olvidando y de transporte, medios que sean abundantes, que la acción más netamente antiunitaria ha rápidos, cómodos y no excesivamente costosido la del Gobierno con el sistemático y con- sos; y con todo y con ello, se ha debido apurar tinuo abandono en que ha querido sie. aprede- la paciencia años y más años para tener algujar nuestras regiones. La acción del f íohierno nos kilómetros de ferrocarril reducido, cuya ha sido sólo unitaria en la forma; se Li f asa- construcción empero debe todavía... empezar. do en los varios campos, desde el económico al Importa aumentar las comunicaciones, aproxilegislativo, en una unidad mecánica, exterior, mando Municipios á Municipios, uniendo las olvidando la unidad substancial, mantenida aldeas á los centros más poblados y reedificon la justicia distributiva y cimentada en la cando los pueblos destruidos en el último tejusta sistemación de los varios intereses. Se ha rremoto de Calabria en las llanuras del litoral querido, por ejemplo, unificar la legislación de jónico, hoy casi desierto, para preservarlos de las aguas, siendo así que las condiciones de la futuros peligros, y al mismo tiempo dar mayor agricultura en Sicilia y Cerdeña, demuestran desarrollo á las industrias agrícolas. la necesidad- de atenerse aún á las normas del Cuando los prejuicios sobre el regionalisderecho romano. mo, term- aaba mi ilustre interlocutor, en nues La existencia de las regiones con propia y tra Italia, como en vuestra España, hayan destípica individualidad- -me decía á la salida del aparecido, siquiera esto no parezca si fácil ni Congreso un diputado á estilo de Moret, nada inmediato, la mitad de las cuestiones regionasospechoso de regionalismo, -individualidad listas quedj án solucionadas, y la Prensa senque es climática é histórica, etnográfica y eco- sata podrá cumplir la tarea, no menos útil y nómica y, sobre todo, geográfica, es un hecho urgente, de persuadir á los prohombres políti por sí sólo suficiente á explicar el fenómeno eos para que pidan; siempre es un derecho para regionalista, y si éste atrae la discusión y el los gobernados y un imprescindible deber que examen político en previsión de funestas con- incluye aquél en los gobernantes. secuencias para la unidad nacional, debe inL. MONTERO culparse de ello á los Gobiernos y á las egoístas pretensiones de regiones más favorecidas No cabe duda- -continuaba el parlamentario lombardo- -más que en vuestra España, donde el regionalismo da mucho hilo que torcer á Maura. Hay aquí una parte de Italia descuidada, segregada, y alguna vez vilipendiada, que yo llamaría Italia bárbara. En un Estado perfectamente unitario es la más horrorosa de las inmoralidades é injusticias la contemporánea existencia de poblaciones en plena posesión de su interesante extraordinatodas las mayores ventajas que puede ofrecer la civilización más floreciente y de poblaciorio de modas LA MUJ ER nes condenadas á verse perpetua y completamente privadas de ellas. Sólo el insulto de GoY LA CASA, dedicado á biernos inconscientes y degenerados, abusando de la humillante condición social de estas las señoras. regiones, puede hacer posible tal anomalía. Tengo para mí que no se, puede ser ferviente y verdadero italiano, si ante todo y sobre todo CINCO CÉNTIMOS no se es verdadero y ferviente nacionalista, es decir, defensor aquí, como en vuestra España, EN TODA ESPAÑAí del programa que la unidad nacional debe servir al progreso absoluto é igual para todas las A BC Publicará mañana