Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMbJO? 927 A B C MIÉRCOLES 18 DE DICIEMBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN PAGINA 6 ESPAÑA COMO FUENTE DEL TEATRO REAL. LOS DEBUTANTES DE ANOCHE DE LITERATURA Continuamente se les oye decir á los escritores: Aquí no hay nada, aquí no ocurre nada, en este país no hay manera de escribir nada. y los escritores sueñan con irse fuera en busca de inquietad literaria y de asuntos literarios. Yo creo, al revés, que España es uno de los países más admirables para la vida de la lite- i 1 atura, no precisamente por el dinero que rin- cíe la literatura- -bien miserable por cierto, smo por la multiplicidad y riqueza de los asuntos, problemas y conflictos que hay y que se entilan en nuestro país. Más diré todavía: Es 1 aña es un país que se halla por explotar literariamente lo mismo que agrícolamente, y así como nuestros braceros no tienen perdón cuando emigran, tampoco lo tienen los literatos cuando imitan á los braceros del campo. Este es un país semejante á una mma de oro, de donde pueden sacarse verdaderas riquezas de inspiración. ¿No hay de qué escribir en España... Ahí queda atrás de nosotros una gloriosa tradición, una epopeya de varios siglos, una historia rara, epiléptica, llena de claros obscuros, sembrada Beatriz Villar. de individuos formidables, como Hernán Cortonces, y se tenara una explicación del odio y tés; terribles y tortuosos, como César Borgia; hombres- fantasmas, como Felipe II. La vida de de las calumnias del extranjero. César Borgia, ¿quién la ha escudriñado entre Esa Historia- -mejor que Historia, la revinosotros? El paso de los españoles por Italia, sión de los valores hispanos, 1 examen de las su dominio en la Lombardía, las relaciones de personalidades, la psicología de los momentos, españoles y napolitanos durante varios siglos, del medio, de las muchedumbres, -todo eso a clase de mando que ejercimos allí y el carác- debiéramos hacerlo los españoles con él calor ter de nuestro gobierno en aquellas tierras, debido. Aunque encon ti asemos pozos inmun ¿quién de nosotros ha escrito todo eso, tal como dos en nuestro pasado, deberíamos profundiel asunto merece escribirse? En cuanto ala zar en el alma del pasado y sacar á luz todas historia de nuestro paso por América, es una las cosas, buenas y malas, y ponderarlas con historia bien deleznable: conocemos mejor la justicia y amor. España es una mina para los genealogía de los reyes carlovingios, que no la literatos á la manera de Carlisle, Maculay, Taide los virreyes del Perú y de Méjico; apenas ne, etc. nos enseñan en los colegios y Universidades Pero los asuntos actuales no son menos ricos sino una somera relación de la conquista ame- y variados. Ahí está el problema del regionaricana; cuatro siglos de colonización quedan lismo, de la permanencia del carácter local, á para nosotros en la penumbra; nada sabemos de cómo se fundaron las ciudades del Nuevo Mundo, de cómo se vencieron los obstáculos, de cómo llevamos allá abajo, tan rápidamente, nuestra lengua, nuestras supersticiones, nuestras virtudes, nuestro carácter; si hubo allí héroes de la colonización, no lo sabemos; cómo era el espíritu de los virreinatos poco antes de insurreccionarse, ni por qu, é hondas causas se insurreccionaron, no lo sabemos; la glorificación de Cortés, de Balboa, de Pizarro está por hacerse... Tenemos unas cuantas relaciones históricas muy someras, una historia muy fría y muy vaga, nada más. Y cuando queremos enterarnos algo profunda y extensamente de nuestro paso por Italia y América, recurrimos á los extranjeros, quienes, claro es, nos hablan bajo el prejuicio del odio inveterado que siempre nos han tenido los de ultrapuertos y de Ultramar. Así resulta que los españoles, guiados por los comentarios parciales de los historiadores y poetas extranjeros, odiamos gran parte de nuestra Historia y echamos sobre nuestras cabezas el sambenito que nos adjudicaron los extraños. Shiller agarró la calumnia del asesinato del príncipe Carlos por Felipe II, y nosotros dimos por buena la calumnia y nos intitulamos país de fanáticos los ingleses y franceses abominaron, por envidia, de nuestra conquista americana, dijeron que degollábamos los indios á millares, y nosotros asentimos y nos adjudicamos el título de malos, crueles, torpes colonizadores... Así está hecha nuestra reputación: con infamias y odios de los extranjeros. No estará demás advertir que durante los siglos xvi y XVII, por la soberbia y ambición de los Austiias, España fue la nación que más zozobra, más revueltas y conflictos promovió en el Continente; añádase la riqueza de las Indias, póngase aún el carácter metálico, El nuevo uniforme de Infantería, con pendenciero, orgulloso de los españoles de en- tapia que nos cierra estúpidamente la puerta del Océano... ¿No hay nada que escribir en España? Para un sociólogo ó un político, España tiene asuntos con que llenar toda una biblioteca. Páralos poetas, esta nación, si los poetas españoles tuviesen sangre y hueso, daría motivo á un cien to de poemas; pero los poetas, en lugar de seguir á Carducci, que dedicó á Italia y á las almas de sus hombres su estro, prefieren seguir á Verlaine, el del ajenjo bajo la luz mortecina, ó á Rubén Darío, el de las princesas tristes ¡Diablo! ¿Cuándo se acabarán el ajenjo y la. princesas en la poesía española? No insistamos en la falsa especie de que aqu no ocurre nada de que no hay de qué esciibir Lo que falta es entusiasmo, calor, sangre, hueso. Así estamos de lucidos los escritores; nos 1 dan poco dinero por nuestro trabajo, y, además, nos niegan la honra. Es decir, que los escritores vivimos fuera de concurso, obscuramente Galdósy Menéndez Pelayo, por ejemplo, hacen vir a modesta, tal como pudieron hacerla los filósofos alemanes del siglo xvm. Ellos han escrito la epopeya del siglo pasado y la nistoria literaria de los primitivos; pero el mundo español hace como que no se entera. Y esto sucede porque ios escritores somos demasiado modesFrancisco N avara ni. tos, porque no formamos legión, porque no nos pesar de las rápidas comunicaciones y de las organizamos espiritual mente, porque no queleyes centralistas; ahí está el sentimentalismo remos intervenir directa y audazmente en la regional, maldiciendo de la unidad por sobra lucha que mantiene España contra sí misma. de patriotismo regresivo y romántico; ahí esta Somos muy modestos, nos consideramos simel problema de la mutua incomprensión del ples ecos ó tornavoces, y abandonamos á los centro y la periferia; ahí el conflicto de las cos- políticos tradicionales la política, el negocio tas, que tienden al cosmopolitismo, y del cen- de la liberación y renacimiento del país. tro, que permanece idéntico á sí mismo, inmuNo son los políticos solos- -pobres leguleyos, table, sereno, arrumado; ahí está el gran con- infelices teorizantes, habladores ó cabezas seflicto de la supremacía española, de quién im- niles- -quienes podrían avivar á España: son pondrá el sello y la dirección definitiva al con- los hombres de espíritu quienes pueden aviglomerado peninsular, y ahí están, finalmente, varla. esos tres mojones que limitan la ambición fuJ. M a SALAVEPR 1 A tura de España, ó sea el mojón de Gibraltar, que nos cierra el paso por el Estrecho; el mojón de Marruecos, que nos impide estirarnos por África, y el mojón de Portugal, esa especie de T; affaiie des poisons -Como complemento de la exteasa información del estreno en París del nuevo drama de Sardou, IJaffaire despoisons, que publicamos recientemente, reproducimos hoy la fotografía de una de las escenas mas interesantes de K obra. ár A rtistas del Real. Por separado damos cuenta de la representación de Tannhátiser verificada anoshe en el teatro Real, y en la cual hicieron su primera presentación en esta temporada los artistas Sra. Villar y Sr. Navarrini, cuyos retratos publicamos. pl nuevo uniforme de Infantería. El batallón cazadores de Las Navas ensaya actualmente el nuevo uniforme y morralmochila ideados por su coronel D. Mariano Martínez del Rincón. De todo el equipo dan perfecta idea los grabados que publicamos en esta página. El morral- mochila es de lona impermeabilizada; tiene 25 centímetros de altura, 30 de an- cho y 12 de grueso y consta de dos depart j mentos con bolsas laterales para el calzado. Los cartuchos de repuesto van en una canana pendiente por dos corchetas, de un cinturón en Jos tirantes del morral, y se quita y pone con tal facilidad por el mismo individuo, que todo consiste en bajarlo á la cintura, operación tan sencilla y ventajosa, que esto aún hace á todo el conjunto el ser más digno de considerarle como altamente beneficioso y de llamar la atención de todos por sus inmensas condiciones. Contiene dicha canana diez cargadores. En la chaqueta de lona (es el modelo del mismo uniforme) van colocados cien cartuchos, el morral- mochila ideado por el Sr. Martínez del Rincón. NUESTROS CONCURSOS HAYIDAD Alentados por ei éxito de nuestros con 5. a El número del billete y el nombre Córtese por la línea negra, complétese el número con las dos cifras que faltan, llécursos de la Lotería de Navidad, hemos orga- de la persona ó los de las personas que hayan nense las líneas en blanco que van más abajo y envíese por correo (de provincias, como acertado, se publicarán en nuestro número impreso, con franqueo de un cuarto de céntimo) al director de A B C, Serrano, 55. nizado el del presente año. El premio puede ser, si la suerte favorece del día 22. 6. a Siendo la resolución de la Empresa al número del billete que hemos adquirido, de seis millones de pesetas, y se destinará al de A B C regalar el billete á sus lectores, lector que acierte el número del billete ori- si ninguno de ellos acertase el número, se adjudicará á la persona ó personas que más ginal. CONDICIONES DEL CONCURSO i a El lector debe llenar con dos cifras los dos huecos que hay en el facsímil del décimo. 2. a La solución, esto es, el número completo, debe enviarse á nuestra Redacción recortando el facsímil que publicamos, y poniendo al pie, en las líneas que se indican, el nombre del remitente, la población y el domicilio. 3. a Las soluciones, tanto de Madrid como de provincias, sólo se admitirán hasta las doce de la noche del día 20 de Diciembre. Las que se reciban después de esa hora serán anuladas. 4. a El billete de la Lotería estará depositado en nuestra Administración Serrano, 55, y el día 2 ¡se procederá á examinar las soluciones recibidas, para ver si alguna ha acertado á designar el número completo del billete. se hayan aproximado. La persona favorecida por ia suerte podrá recoger en esta Administración la parte correspondiente al premio, y si son varias las personas que han acertado, la parte correspondiente á la fracción que en el reparto del billete se les haya adjudicado. 7. a Sí el billete obtuviese un premio de los pequeños, y su importe, repartido entre todos los solucionistas, no fuese bastante para entregar á cada uno cinco pesetas por lo menos, volveremos á jugar dicha cantidad en el sorteo próximo, dando participación solamente á los que por haber acertado el número del concurso tuviesen derecho á ella. Y esto mismo haremos en lo sucesivos sorteos, hasta conseguir dicho reparto ó hasta perder todo el dinero producto de los j premios. DÉCIMA PARTt DICHO NUMEKO PARA SE KA DE CtJ. ESHA R EN DE BILLETE DE EL SORTEO QUE MAORtD EL. VEINTITRÉS DE DICIEMBRE OE MIL, NOVECIENTOS S 9 E T E LOTERÍA NACIONAL SORTEO DE MAVÍOAB Cada lector puede enviar todas ¡as soluciones que quiera, siempre que emplee ¡Nombre para cada una de ellas el facsímil qne publicamos. Advertimos que el sorteo de la Lotería, del di 33 consta de 44.000 billetes. Señas Población Provincia