Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 920 A B C. MIÉRCOLES n DE D C 1 EMBRE DE JCS 07. OCHO PAGINAS. EDICIÓN PAGINA 3 i U v I Madrid. Los diputados solidarios ¡Sres. Cambó, Milá, Raventós y Aguíló, y el Sr. Ventalle, en la visita á la casa de Blanco y Negro y A B C x -J- trincada ayer tarde. FOT. U C Fue aprobada una enmienda del Sr, Encío, Y es que aquí se pueden preparar crímeduda con la Du Gast, la delató. Iybs 42.000 francos en títiilos habíalos robado Mad. Du nes y cometer asesinatos; las leyes serán concediendo una subvención de 1.000 pesetas piadosas, los jueces compasivos y elásticos... á la Mutualidad Obrera de los Círculos Cató Gast... 1,3. Policía comenzó á hacer las averigua- Pero al que estafa ó roba 14 pesetas no le lieos. breve debate se aprobaron los capítuTras eiones propias del caso, mieñ ras la esportiva salva de la cárcel ni la amistad del moro los restantes, y con ellos el presupuesto de I I N ESCÁNDALO Eran las tres de la dama se paseaba por Marruecas cantándole Valiente... gastos. mañana de un sábade Carmen em Claro es que Mad. Du Gast, después de 1 ngresos. PARISIENSE do, y en la coqueta al moro Valiente la habanera que el feroz protestar, gritar y apelar, concluirá por res- Después de algunas explicaciones del sesala del café de París, terminada la tradicio- francés, aunque es de suponer evaporados del doquedaría en nal batalla de flores, sólo quedaban escasos musulmán selas bellezas yayunas; y sinpo- tituir los 42.000 francosy- nadie la molestará ñor De Blas y varias observaciones del señor éncantos. de la micilio del Sr. Lenud, der apreciar bd gf fueron aprobados los capítulos i. y 2. concurrentes. Los mozos se apresuraban á más... Mad. Du Gast, á pesar de sus cinAprobado el art. i. del cap. 3.0, el Sr. Cabarecoger el servicio de las mesas, el suelo es- lengua de la Du Gast. f apoyó enmienda taba alfombrado de bouquets, el sexteto co- Súpose, en tanto, que en e icto, Mad. Du cuenta, puede encontrar todavía ese puñado lleroalquiler una cajones de al art. 2 respecto de los mercados de lo Gast y el Sr. I enud habían s Ao amigos de billetes en el bolsillo de cualquiera de del menzó á ejecutar con aire dormilón v canmuy buenos amigos, y que la Du Gast estu- Sus viejos amiguitos de esos amiguitos Cebada, y Mostenses. sado la habanera de Carmen. Le contesta el Sr. De interviene el moribundo dos dias antes de que ella tiene tan buenos que la tratan como Sr, Fuentes, quien dijo Blas, é Caballero que al Sr. De pronto, en el fondo de la sala, una vo, z vo en casa delseñor abandon ra este picaro á una nena... que el pobre para defender intereses propios hay que desde contralto rompió á cantar... Miramos... mundo de los depertes y las mujeres con Pero el escándalo ha estallado, y figuraos pojarse de la investidura de concejal. Una señora rubia, admirablemente vestida, voz de contralto. Y cuando la exploradora los comentarios que harán el próximo sáEsto produjo un ruidoso incidente en que se abanicaba y cantaba la habanera. audaz regresó de su arriesg. da excursión bado los aristocráticos concurrentes del sonaron muchas y descompuestas voces, el so- ¿Quién es? -preguntamos. por el Riff, se encontró con qi te el pastel ha- café de París cuando no oigan la voz de nar de la campanilla y el tono airado del alcal- -Es Mad. Du Gast- -nos respondieron. bía sido descubierto. coatralto cantar dormilona las notas de la de que al fin logró apaciguar los ánimos. Era, en efecto, Mad. Du Gast, laesporfwa, ¡a Hoy, pues, ha comparecido Mad. Du Gast habanera de Carmen... Pero por si no lo sabíamos nos enteran de que en los Mercados susodichos hacen manaeronauta, la exploradora Mad. Du Gast, que ante el Tribunal, no á cantar a habanera de JOSÉ JUAN CADENAS gas y capirotes abastecedores, industriales, cono pierde la ocasión de asistir á Vina juerga, si Carmen como noches pasadas, sino á cantar París. Noviembre. merciantes y demás. puede llamarse juergas á estas veladas sema- de plano á lo que se la preg: untaba, tratando Fue desechada la enmienda así como otra nales que se celebran en los restaurante aristo- de defenderse habilidosament del Sr. Iglesias, proporiiendo la supresión de cráticos y que escasamente duran un par de Porque según Mad. Du ate. LOS SOLIDARIOS impuesto á los vendedores ambulantes. horas, que la gente emplea en beber Cham- francos que recogió en el C ast, los 42.000 domicilio de monpagne y dispararse ramos de flores de mesa sieur I enud, fueron pago EN NUESTRA CASA El Sr. Santillán apoyó una extensa enmiende una deuda, re- y u por la tarde honraron nuestra casa con da en la que disintiendo de la Comisión de á mesa, fingiendo que se divierten una bar- compensa á servicios presupuestos en la cifra del cupo que corresbaridad. Al cabo de las dos horas cada mo- tancias especialísimas presíados en circuns- su visita los diputados de la Solidaridad, ponde á la Hacienda por Consumos y de la que np quiso decir, Sres. Cambó, Milá, Raventós y Agulló, y el sechuelo se retira á su olivo, los hombres con El Sr. cuantía de los recursos substitutivos por la desgravación de los vinos, propone como cupo de la pechera hecha una lástima y el sombrero tos laLenuderauno desws viejos amigui- ñor Ventalló, periodista catalán. quería mucho y la tntaba como á Su presencia en Blanco y Negro y A B C obe- encabezamiento de Consumos 2.307.842,21 peapabullado, y las damas con un vestido me- una niña. decía tan sólo al deseo de eonocer el mecanis- setas, y como impuestos y recursos substitutinos en el guardarropa. ¡Encantadora diNos hemos reído un poco 1 oir decir es- mo de nuestros talleres y apreciar los adelan- vos la cantidad de 2.943.570,57 pesetas. versión! En elocuente discurso afirmó que muchas de tas cosas auna niña que anda frisando tos que en la industria gráfica hemos conseEl souper había terminado, pero la tertulia én la cincuentena, que posee una voz gorda guido. las cifras de recursos substitutivos son ilusorias Recibidos por nuestro director, Sr. I, uca de porque, como las partidas de impuesto sobre de Mad. Du Gast continuaba en el estable- y retumbante y que mide jus tamente la escimiento... Mad. Du Gast, á pesar de la eda tatura que el Kaiser exige á los gastadores Tena, y por los redactores de ambos periódi- alcoholes y Círculos de recreo, son incobrables, cos, visitaron, después de tomar una taza de- Terminó asegurando que el déficit ser? no se retira... temprano. Y cantaba, no mal de la guardia imperial. te, los talleres, fijándose con interés en las di- enorme. del todo, confesémoslo, cantaba con gastlo Y con toda su habilidad, Iye contestó el presidente de la Comisión, secon la habanera de Carmen, abanicándose blanda- cueñcia, no logró Mad. Du G asttoda su elo- ferentes labores de tipografía, estereotipia y foconvencer tograbado. También presenciaron la tirada de ñor De Blas, oponiendo algunas razones á los a mente y recostada en el diván... á los jueces. El abogado de 1 parte acusa- la 4. edición de provincias de A B C y la de las láminas á todo color del próximo número dora se limitó á decir cortés galante: Blanco y Negro. l- l oy, Mad. Du Gast, ha tenido que compa- -Yo sabía que Mad. Du G ist era experta deA sus elogios y á la atención de la visita de recer ante los Tribunales de París, en todo género- de sports, peroamas creí que los diputados solidarios quedamos muy agrapara responder de una pequeña estafa... fuefee tan conocedora del proi edimiento ju- decidos y del honor que con ello nos han disSociedad Cooperativa de Crédito Hipotecario ¡Oh! no es cosa mayor. Apenas 42.000 fran- dicial... F u n d a d a en 1903 pensado guardaremos gratísimo é imperecedecos que le desaparecieron á un Sr. I etmd, I as i m p o s i c i o n e s en esta Sociedad, que por la A l o que respondió el de censor de Du ro recuerdo. índole de su garantía equivalen á cédulas días antes de morir. Gast: Cíu ias, han devengado desde el primer año, y tienen El Sr. L, enud dejó á la hora de la muerte- ¿Es que cree usted que e nos ha preasegurado para el actual, un inte res del siete poi sus asuntos muy bien arreglados, contado sentado una competidora? ciento. CUENTAS CORRIENTES PARA LOS SOCIOS CON y recontado el dinero, los títulos, los valo- -En todo caso- -volvió á c ecir el acusa- I os presupuestos. INTERÉS DE 2 0 0 A LA VISTA res todos que poseía; pero cuando los here- dor- -ni usted ni yo, mi queri compañero, A las nueve en punto de la mañana siguió ido deros fueron á incautarse de la herencia, podríamos luchar con ella en otros de- la sesión ayer, bajo la presidencia del alcalde. Imposiciones suscritas- Ptas. 10.645.000 A petición del Sr. De Blas se acordó que la vieron que faltaban 42.000 fraucos. realizados. 4.893.500 portes... cantidad que se destine á creación del Monte- Préstamosde las fincas No había indicios ni sospechas y se conY á continuación de estas espiritualida- pío obrero se obtenga de la consignación para Tasación tentaron con hacer la oportuna denuncia, des el Tribunal decidió... eondenar á ma- el arreglo de rasante de la calle deN Atocha. hipotecadas 10.558.700 hasta que una señora Pailletet, enfadada sin dame Du Gast. El Sr. Gayo protestó, aunque inútilmente. Prospectos, Memorias y explicaciones en las oficinas DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS EL HOGAR ESPAÑOL NOTAS MUNICIPALES