Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 907 A B C JUEVES 28 DE NOVIEMBRE DE iao 7 OCHO PAGJ ÑAS. EDICIÓN PAGINA 3 LA CATÁSTROFE FERROVIARIA DE CAMBRILS w Los restos del expreso de Valencia en el puente hundido, sobre la riera de Riuáecaftas DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL F O T MORAGAS, A B C EN PARÍS 1 OS ES- TRENOS a mayor parte- de i o s teatros han encontrado ya la obra de la temporada, y únicamente siguen estrenando y trabajando sin descanso aquellos que todavía no han logrado acertar. Pero ya queda poco... Unas cuantas obras saldrán aún de los dominios de lo inédito, y allá para fines de Diciembre cada teatro ten- drá su éxito más 1 ó menos auténtico, que explotará durante toda la temporada. La season actual ha sido fecunda, mucho más fecunda que otros años, porque sin duda las empresas han comenzado á advertir que, cuando no hay un éxito decisivo, el único medio de llevar gente á los teatros es variar los espectáculos; y así cada director, antes de inaugurar su temporada, procura tener comprometidas, por medio de contralos formales, cinco ó seis obras, ya terminadas V dispuestas á subir á la rampe. Esta, previsión ha salvado á Gemier, el auévo director, del teatro Antoine, y salvará también á la dirección del Ambigú. El teatro Antoine ha acertado ya con la obra; el del Ambigú todavía 1 no... Pero dará con ella... O3 UR A CCEUR CO- Eri el curso del primer acto nos MED 1 A EN TRES AQ- enteramos de TOS. DE ROMAÍÑ que Lucienne COOLUS; está casadacon Jacques Helloin, veinte años más viejo que ella. Jacques ama á Lucienne como un esposo y como un padre al mismo tiempo. Lucienne, no obstante, engaña á este hombre excelente con Landelle, su amante, al que adora con locura. Al final del- primer acto, Lucienne averigua que Landelle está casado en secreto con otra mujer. Comienza el segundo acto con la inevita- 1 ble explicación entre Lucienne y Landelle. Este confiesa que es verdad que está casado, y lo que es más triste para Lucienne, que está enamoradísimo de su mujer. Lucienne le insulta, le desprecia y le amenaza, pero... le quiere, le quiere siempre, no puede prescindir de él. Y la pobre comienza á languidecer, decidida á morir antes que perder á su bien amado. -i Acto tercero... Jacques ve que su mujer se nuere á chorros sin saber qué enfermedad padece... Lucienne, que secree ya á las puertas de la muerte, confiesa á su esposo la criminal pasión que la devora, sin reparar en el doble suplicio que proporciona á aquel hombre, que siente celos feroces como amante, y tristeza infinita como padre. La ternura paternal se impone al hombre sin embargo, y resueltamente adopta una resolución. El se divorciará de Lucienne y obligará á Landelle á casarse con ella; pero Landelle- -ya lo he dicho- -está muy enamorado de su verdadera mujer y se niega en absoluto á aceptar la solución que Jacques le propone. Indignación de Jacques, que quiere matarle; tiro al aire sin consecuencias y curación milagrosa de Lucienne, que, al ver la grandeza de alma de su marido, decide olvidar á Landelle y promete amar á Jacques. En presencia de este final el telón cae. Así se titula el Premontal, La Belle Milliardaire, casada con nuevo fracaso el viejo duque. Cuando el segundo acto comienza, el dudel Ambigú, y DE GUGENHE 1 M Y como la direc- que de Premontal nos dice que ha licencia LA FAURE ción, por lo vis- do á su antigua amante Lucía Barbier, mato, ha perdido dre de Julián- ¡Julián, qué madre tienes! -los papeles, por esta vez ha abandonado los porque hay que ser fonnal. -Sin embargo, la melodramas que allí privan tanto y nos ha americana esposa del señor duque tiene un dado á conocer una pieza híbrida, un poco genio de mil demonios, le trata á zapatazos drama, otro poco meló, con sus puntas y ri- y, por fin, le confiesa que le engaña hace betes de comedia moderna... y de actua- muchísimo tiempo. Escena violenta, voces, insultos y juramento sagrado de la amerilidad. cana que promete vengarse- del duque, su El argumento es el siguiente: esposo. Tercer acto. El duque, á quien Nautillac ha insultado, va á buscar á Julián para decirle que un hijo, aunque sea natural, no debe consentir que se ofenda á las canas de su padre. En una palabra, el señor duque dice á su hijo que debe ir á batirse con Nautillac. ¿Qué menos puede hacer un hijo poi su padre? Pero Julián le contesta que no ri i está por la labor... Los autores nos llevan á la Cámara de diputados, donde se desarrolla el cuarto acto. La rencorosa americana ha facilitado al periodista Villaret unos cuantos documentos falsos que éste entrega á Nautillac, el cual hace un discurso acerca de la situación financiera del Crédito Conservador, Sociedad presidida por el duque de Premontal, y termina el acto con la ruina y el descrédito del señor duque. En el quinto acto los acontecimientos se precipitan, y Xautillac hiere gravemente á Julián, que al fin se ha decidido á vengar las canas de su pobre padre, el duque arruinado. Este sabe entonces, porque Nautillac se lo dice, que la culpable de la catástrofe ha sido Mary, la rencorosa Milliardaire, que se casó con el duque. Ella ha sido la que ba hecho la denuncia, la que ha facilitado los documentos, la que ha perseguido con saña al duque... ¿Cómo salvar el nombre honrado de los Premontal? El duque adopta una resolución y, á su vez, denuncia á la americana á las autoridades y se suicida, después de confiar su hijo legítimo, para que le atienda y vele por él, á Julián, su hijo natural, La identificación de los cadáveres en las inmediaciones del puente. C orno ustedes ven, resulta que en esta obra hay un lío horrible... y absolutamente ningún interés. Es posible que sea un reflejo exacto de la vida, pero en la vida hay muchas cosas insubstanciales, y aquí está La Belle Milliardaire para demostrarlo. El teatro del Ambigú no acertó esta vez tampoco. Lo peor es que este fracaso es ya el cuarto de la serie... y estamos casi en Diciembre. JOSÉ JUAN CADENAS. BELLE M 1 LL 1 ARL A Al RE. INCO ACTOS D Instantánea obtenida dieciocho horas después del derrumbamiento. F T. Simona, joven burguesa, ama á Julián de 1 a comedia de Coolus gustó extraordina riamente al público del teatro Antoine, Premontal, hijo natural del duque de Prenoticia que, eon seguridad, no debió agra- montal, pero autorizado por éste para llevar dar mucho á los cómicos de la Comedia su nombre. Simona es rica y hay un periodista, Villeret, que persigue la dote. VilleFrancesa, pues Cceur á Cceur llevaba ya un par de años en poder de Mr. Clacetie y hu- ret, para desembarazarse de Julián, busca el biera tenido que aguardar cinco ó seis más, medio de que le provoque un duelo Fabreguer de Nautillac, un diputado que en los antes de ser estrenada. Gemier ha sido más listo que el político gabinetes de los ministroa maneja el sable administrador dé la Comedia Francesa, y á maravilla, y en las salas de esgrima hace mientras éste se entretenía en montar esa locuras con el florete. monumental lata Medee, de Catule Mendes, Además, antes de terminar este primer le arrebataba la comedia de Coolus y la ha- acto nos enteramos de que el periodista Vicía representar en quince días. llaret es el amante de la americana Mary París, Noviembre.