Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 898 A B C MARTES 19 DE NOVIEMBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN PAGINA 2 Y termina preguntando si hay un pacto con El mismo cabo, con un guardia, emprendió El ministro de la GOBERNACIÓN contesta j, Rectifica el marqués del VADILLO, y ei secon todo ardor sus pesquisas. Estuvo en la caque cu- indo el expediente se resuelva lo exa- ñor ALVARADO explisa todo el alcance que la Santa Sede para la reducción de diócesis. minaiá con todo cuidado. tenía la exposición f miada por el arzobispo de El presidente del CONSEJO dice que todo el rretera de Carabanchel en busca de un sujeto pacto que hay es la legislación vigente, y de y de la amante de éste, que tenían amistad Zaragoza. ORDEN DEL DÍA 011 el Hojalata y acaso le encubrieran. No dio El presidente del CONSEJO interviene en el ella están enterados todos los diputados. Se aprueban varios dictámenes de carreteras debate, declarando que encuentra perfectamenEl criterio del Gobierno por ahora no es más on la pareja, que había saltado del domiciy un proyecto de ley declarando de utilidad te justificada la petición qite el Sr. Díaz Agua- que lo representado en el dictamen. lio, y ya de noche siguió sus investigaciones pública el puerto de Villajoyosa. do hace; el Gobierno no la desatiende, pero Muchas cosas hay que reformar, pero el Go- por el Arroyo de Abroñigal, yendo á salir á la ahora no puede aceptarla por el aumento de bierno no puede hacerlo todo inmediatamente; China, sobre la praderilla que se llama del CoPRESUPUESTOS ronel. gastos que representa. bastante ha. hecho el Gobierno. Se reanuda la discusión del presupuesto del Esta es la semilla que puede arraigar en el Los Sres. MORET y SEÑANTES explican Hay allí un merendero; dentro, hombres y ministerio de Gracia y Justicia. presupuesto próximo. su voto; el primero, contrario, y el segundo, fa- mujeres bebían y disputaban, y los guardias El marqués de CASA LAIGLESIA retira un El Sr. DÍAZ AGUADO insiste en que no le vorable al voto particular. entraron, tanto para evitar que el vino diese voto particular que tenía presentado. basta una promesa del Gobierno, sino que El Sr. PINIES dice que entrega su voto al lugar á mayor alboroto, como para reconocer Es retirado otro del Sr. LLOSAS, después de quiere la votación para conocer nominalmente Gobierno por la situación especial en que se al personal. Entonces se observó que del intedefenderlo éste brevemente. los diputados de la mayoría que votan contra encuentra. ror salía precipitadamente un nombre y se enPide que se asigne mayor dotación para ma- el clero rural. (Grandes protestas y rumores. caminaba hacia el puente de hierro. Extrañó Se procede á la votación nominal. terial á ciertas Audiencias, entre ellas á la de esta huida al guardia, y aun suponiendo que El Sr. AZCARATE recoge una alusión que Se desecha el voto por 116 contra 14. Zaragoza, en la cual hay un cuadro que á fines se le ha hecho por el diputado carlista. ExpliSe aprueba el capítulo último y se suspendí e tratase de uno de los que disputaban, pradel siglo XVIII fue retrato de Carlos IV, luego ca su voto en contra de la petición del Sr. Díaz el debate. púsose seguirle se le cambió de cara cuatro veces, y sirvió suce- Aguado porque implica aumento de gastos. Salió, pues, en aquella misma dilección, cuanSe levanta la sesión á las ocho y media. sivamente para representar á Fernando VII, do escuchó cercanas dos detonaciones de esAmadeo de Saboya, D. Alfonso XII y últimacopeta. Era que dos cazadores furtivos tiraban mente á Alfonso XIII. (Risas generales. á los pájaros. Le contesta el Sr. SÁNCHEZ DE TOCA Detúvose un momento el cabo, para intimary BALLESTER, quien á propósito de estes les y recogei las escopetas, y fue en aquel inscaso curioso, citado por el Sr. Llosas, manifes- i tante cuando, á la otra orilla del río, un vivo tó que lo que importa en los retratos es la in- l chispazo, algo así como un cárdeno relámpago, tención con que se les mira, y así en una igle- fulguró en la obscuridad, seguido de un golpe sia de Santander se venera un retrato de una seco y fuerte, acusando la caída de un cuerpo Princesa, creyendo los fieles que es Santa Ma- LAS AUTOPSIAS Desde que en la mañana del domingo salió pesado desde bastante altura. ría Magdalena. (Risas. Corrieron hacia el punto donde el chispazo Las hicieron ayer los doctores LozauOj de casa de sus parientes, ignórase dónde lia Rechaza el voto particular, en nombre de la i Caparros y Cifuentes, realizandoSres. escrupu- estado, y tal vez las pesquisas de la Policía lo- estallara y vieron con horror, á unos 300 pasos un Comisión, por falta de fondos en el presupuesto. loso reconocimiento en el cuerpo de las vícti- gren ponerlo en claro; pero lo más fácil es que del puente, al pie de un poste de la linea elécSe aprueban los capítulos 4 y 5.0 sin debate. mas. En su información se detallan las si- Tiburcio se haya llevado á la tumba el secreto trica La Madrileña, el cadáver del Hojalaía El Sr MORÓTE apoya un enmienda al Reconocióle el cabo inmediatamente. Estaba Carmen Alonso: de los últimos detalles de su terrible odisea. capítulo 6. pidiendo aumento de consigna- guientes lesiones recibidas por cuatro centíme- LAS PRIMERAS NOTICIAS el cuerpo casi carbonizado. Había quedada Una herida transversal, de cióa para la escuela de Criminología, en cuyo tros de extensión, situada en la parte media boca abajo, con las piernas torcidas y un pie profesorado figuran insignes personalidades de superior del muslo, izquierdo, que interesa la A las siete de la tarde de ayer comenzó a partido. la ciencia. Pide que se aumente una plaza de piel y tejidos celulares. circular por Madrid la noticia de que el asesino El criminal, sin duda, según esta referencia, profesor y otra de ayudante. Otra, de menos extensión que la anterior, de Carmen Alonso y Remedios Nadal, se había que acogemos, supuso que la Guardia civil iba Le contesta el Sr. AMAT en nombre de la también en la región superior del muslo de- suicidado. al merendero á prenderle; luego, sin norte, sin. Comisión, rechazando la enmienda. En los Centros oficiales, á los que acudimos esperanza de escapar, pensó, quizá, que el paso recho. Es desechada. con el fin de comprobar la especie, nada nos de un tren le daría ocasión á quitarse de en Tres El Sr. PI Y ARSUAGA combate el capítulo. pecho. pinchazos poco penetrantes, en el pudieron decir, porque lo ignoraban. medio; sentiría relativamente cerca las voces Hacen breves manifestaciones los señores Momentos después llegó al Juzgado de guar- de los guardias dando el alto á los cazadores; Otra herida en la cara, próxima á la oreja AMAT y ministro de GRACIA Y JUSTICIA y quierda, que interésalos tejidos blandos. iz- dia el aviso de que la noticia era exacta, é in- tal vez supuso, asimismo, que los dos tiros eran los Sres. VIESCA y 0 TEJERO piden que se remediatamente ocurría al Otra lesión, de tres centímetros de profundi- juez instructor, se participó lo que constituyó de los Maüsser y contra él, y entonces, resuelto á forme el capítulo 7. Sr. Lujan, el cual se no rendirse, á no caer en manos de la justicia, dad, en la espalda. ert la Casa de Se aprueba éste, y al 8. apoya un voto parVarias contusiones en las meiillas, produci- mación oficialCanónigos, esperand o la confir- debió aferrarse al pensamiento del suicidio, se de aquella noticia, que era el halló sin armas, y tropezando sus ojos con el ticular el Sr. LLOSAS Y BADIA, solicitando nue se amplíe la consignación para reprimir la das en la caída. letrero aviso que en los postes de las líneas En la mano derecha, un corte superficial, de epílogo de este drama. trata de blancas: (Ocupa la presidencia el se- bastante extensión, y otra herida muy profunSegún las referencias que hasta nosotros lle- eléctricas advierte que se evite el contacto or Aparicio. garon, Tiburcio, se había suicidado en las in- porque la muerte es segura decidió aproveda en un dedo. El Si. AZCARATE interviene como indiviEstas heridas de la mano debieron ser he- mediaciones de Madrid (término municipal de char aquel medio para poner en práctica su fadtio del Patronato de la Trata de blancas, y chas al tratar la desgraciada Carmen de quí- Villaverde) de un modo originalísimo. tal propósito: trepó nerviosamente, tendió los enumera los trabajos realizados por tan bené- tars e las cuchilladas poniendo delante la mano. brazos, se suspendió del hierro, y su cuerpo, fica institución, trabajos que han sido reconoabrasado por la descarga eléctrica, cayó sin Y, por último, una herida horrorosa en el tA VILLAVERDE 1 cidos en el último Congreso Internacional ce- costado izquierdo, que atraviesa el pulmón de Inmediatamente salieron para dicho pueblo vida. lebrado en París, donde se hizo constar que arriba á abajo. dos de nuestros redactores, y venciendo las LAS PRIMERAS ACTUACIONES España marchaba á la cabeza de todas las nadificultades que ofrecían los caminos, que se Esta herida, en la ciones en lo referente á la represión de la trata chillo el crimina fue cual dejó clavado el cu- hallan punto menos que intransitables por su la que determinó la muerEn el salón de sesiones del Apuntamiento de blancas. estado ordinario, agravado por las recientes de Villaverde constituyóse el Juzgado muñí te inmediata de la víctima. Se aprueba el capítulo 8. y en el 9.0 defienSeguidamente procedióse á la autopsia de lluvias, llegaron á Villaverde al promediar la de una enmienda el Sr. SEÑANTES y otra el la joven Remedios, y arroja el siguiente resul- noche, donde se informaron detenidamente de cipal, comenzando á instruir las primeras diligencias. tír. PÓRTELA. Son desechadas ambas, des- tadotodo lo ocurrido. Por el guardia municipal de aquel Ayuntai 3 ués de impugnadas brevemente por el señor Dos heridas de miento, Jesús Alienes, se envió aviso al juez SÁNCHEZ DE TOCA, en nombre déla Co- bre muchacha: presentaba el cadáver del la po- LA HORA DEL SUCESO una en lá. parte alta brazo de Instrucción de Getafe, Sr. Bernal, rogándole nisíón. En el sitio denominado el Soto de Luzón su inmediata presencia en Villaverde. izquierdo, y otra en el lado izquierdo del peSe pasa ai capitulo 10 y en él aenende el se- cho, que llegó rectamente al corazón. junto al río Manzanares y á unos cuatro kilóñor DÍAZ AGUADO y SALABERRY un voto metros de Villaverde, y cerca del merendero EN EL DEPOSITO H ¿moS oído que es délas- -partícular. -en el que se solicita que Se amplié yores proporciones esta heridavisto los de ma- conocido por La China, hallábanse á las seis que han distinPara estos casos se utiliza como Depósito juá mil pesetas como sueldo mínimo la asigna- guidos médicos forenses operadores. y media de la tarde dos hortelanos. dicial la capilla del cementerio de Villaverde. ción de los curas párrocos. Habían terminado la tarea del día, y cuando Después esta herida, Remedios no Desnudo completamente y tendido sobre una Dice que esta necesidad es tan sentida, que pudo vivir de recibirunos segundos. se disponían á retirarse, vieron que un hombre mesa, se hallaba el cadáver de Tiburcio, espemás que la han expuesto personalidades tan poco sosTambién tenía algunas erosiones y contu- que surjVS de entre las sombras como una apa- rando que se practique la diligencia de autoppechosas de clericalismo como los Sres. Mon- siones en las manos. rición, escaló con rapidez una de las columnas sia, que llevarán á cabo los forenses de Villatero Ríos y Canalejas. (El Sr. Canalejas hace El dictamen de los forenses se presta á las soportes de los cables eléctricos de la f ábrie verde y Getafe. signos afirmativos. del Cerro de la Plata, y una vez en lo alto se deducciones: EL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Continúa el orador demostrando la necesi- siguientes Alonso no cayó muerta de un solo asió al cable. Carmen dad imprescindible de aumentar esa dotación, viaje, ni el agresor se limitó á empujarla y he- Una llamarada violácea, que iluminó con A las dos y media de la madrugada IIegó á porque se da el caso de que hay cura de aldea riría con un solo y rápido movimiento después tintes siniestros aquellos alrededores, llenó de Villaverde e! Juzgado instructor, que lo consque tiene de sueldo 80 céntimos. de acometer antenorme nte á la hija que delante espanto álos hortelanos y coincidió con la caída tituían el juez, Sr. Bernal; el escribano, D. Luis Trata después de la desamortización de los iba. No. Carmen Alonso? estando de pie, recibió de aquel hombre al suelo, quedando inmóvil. Sanz; el médico D. Luis Carrasco, y el alguabienes de la Iglesia, y á este propósito recuei- varios pinchazos en eFpecho. Entonces luchó, Creyendo los hortelanos que se trataba de da que todos los días, liberales y demócratas, quiso defenderse é indudablamente se asiría al uno de esos rateros que se dedican al robo de cil, D. Pedro González. El Sr. Bernal hízose cargo de le actuado, están discutiendo la venta de unos cuadros del criminal, y de ello dan fe las erosiones que en cables, mandaron aviso al cabo de la Guardia trasladándose después al Depósito para proceGreco, y precisamente por los demócratas y las manos presenta. civil del puente de Vallecas. der al reconocimiento del cadáver de Tiburcio. los liberales cuando se hizo la desamortización Presentóse inmediatamente una pareja, comAunque lucha debió salieron de España Grecos, Velázquez, Murillos tremenda, momentánea, esta no satisfecho ser puesta del cabo Cobos y un guardia á sus órde- LA POLICÍA mas su y otras muchísimas joyas más, que de nuevo instinto criminalel Hojalata, del cuerpo inani- nes, los cuales al ver al hombre tendido al pie con la vista Momentos después de la llegada del Juzgado saldrían si de nuevo hicieran otras leyes des- mado de la hija, ni con la sangre que brotaba de la columna y al parecer cadáver, reconociede Getafe, se presentaron al municipal tres amortizadoras. del pecho de su ainada. esgrimió nuevamen- ron en él á Tiburcio Zarzuela del Pozo (Hoja de Vigilancia del distrito de la IncluAñade que, suponiendo que el duque de Ma- te el cuchillo, y logranSo desasir el brazo de- lata) cuyo retrato publicamos en nuestro mt- agentesconocían al asesino, con objeto de que sa, que drid llegara á ser rey de España, él pediría recho dio un nuevo golpe tan brutal, tan tre- mero de ayer. reconociesen el cadáver, y dieron ie de que era ante las Cortes de Castilla una independencia mendo, que el arma penetró toda, hasta el manEl cabo de la benemérita mandó inmediataabsoluta para la Iglesia en la parte económica, go, y atravesando el costado izquierdo rasgó mente un emisario al juez municip. al de Villa el del Hojalata. como la pide ahora al Gobierno conservador. verde, en cuyo término municipal radica el si- ENTIERRO DE LAS VICTIMAS el pulmón. La muerte fue casi instantánea. Ei Sr. BERGAMIN, á nombre de la ComiHoy se ha efectuado el entierro de las vicCuanto á la hija, Remedios Nadal, también tio de la ocurrencia, y una hora después se pre lón, contesta con un buen discurso, declaran- recibió dos acometidas: en la primera debió de sentó dicha autoridad, acompañada del secre- timas del Hojalata. do que no se debe ver en el sacerdote al obre- detener el golpe con el brazo izquierdo, á juz- tario del Juzgado, D. Ignacio Santos, médico Ya que los cadáveres, reclamados ro manual á quien se le da un jornal con gar por la herida que presenta; en la segunda, forense D. Enrique Pérez y alguacil D. José por la dijimos habían sido amortajados y puesfamilia, arreglo al trabajo que realice; su misión es la hoja penetró, casi recta, por la región pecto- Hemtnz. tos en lujosos ataúdes. otra, totalmente distinta de la expuesta por el ral izquierda, y destrozo el coiazón. El forense certificó la defunción por electroDesde mucho antes de las doce, hora señaladiputado carlista. Tiburcio Zarzuela hirió á la hija de frente y cución, y seguidamente el juez, D. Elias Galle- da para del Depósito Añade luego, que el Estado no tiene cul- de improviso, por supuesto. A la madre la hi- go, ordenó el levantamiento del cadáver, que judicial el sepelio, los alrededoresgente, predo- se hallaban cuajados de pa de lo poco que cobra el clero, porque no rió de frente y de lado. en un carro fue conducido al Depósito judicial minando los elementos de los barrios bajos, en es el Estado el que hace las organizaciones de Villaverde. los que tan conocidos eran el protagonista y eclesiásticas, sino los obispos, y á éstos, pues, OTRO DETALLE Según nos manifestó el médico forense, la las infortunadas Carmen y Remedios. hay que reclamar. Poco después de mediodía se sacaban á homPero la ferocidad del tal Hojalata estaba ya muerte de Tiburcio fue instantánea, pues por Repártase, dice, equitativamente en todas 15.000 voltios. probada. Los instintos crueles y sanguinarios el cable circulaba unacorriente dematerialmente bros los féretros y se formaba la comitiva. La las diócesis los derechos de estola y pie de alLas manos j los pies estaban la tar, y entonces no habrá sacerdotes que se se conocían bien. Y lo que parece cada yz, más abrasados, y en la frente presentaba el cada presidenciatresformaban un hermano de Carmen y sus hijos. extraño es que la interfecta no se decidiera á mueran de hambre. Colocóse la caja mortuoria con los restos de buscar ia protección de la li- ver una herida inciso cortante, de seis centí El ministro de GRACIA Y JUSTICIA inter- brarse de una agresión másautoridad para se- metros de extensión, y erosiones á ambos ladoí la madre en una carroza negra, tirada por seis que probable, viene en el debate para decir á la mayoría gura. j de la nariz. caballos empenachados. Pendían en los lados que no es cuestión política ni religiosa la que dos coronas, upa dedicada por el hermano y Precisamente ayer declaró ante el Juzgado OTRA VERSIÓN t e está debatiendo: es pura y sencillamente otra por los huérfanos. Luisa Albo, la mujer que ha sido amante vauna cuestión de presupuestos, y no se debe alEn los lugares próximos al suceso recogióse El féretro de Remedios fue terar su esencia, pues hay cuestiones que al- rios meses del hero Hojalata, y confirmó también otra versión que sólo discrepa con la coche blanco, también tirado conducido por un que, en efecto, Tiburcio le dio un mordisco en gunos pueden aprovechar para fines persona- la nariz con el propósito de disfigurarla, de anterior en algunos antecedentes y detalles, Esta carroza llevaba cuatro por seis caballos. coronas: de su les, y ni el Gobierno ni los diputados de la ma- aponerla fea para que no pudiese enamorar á respecto á la ocurrencia del suicidio. tío, de sus hermanos y de su novio, Mariano yoría puedan contribuir á eso. otro hombre. ¡Era mucho Otello este sentimen- Según esa segunda versión, el suicidio del Negrillo. A los lados se ataron ocho cintas, El Sr. DÍAZ AGUADO rectifica brevemente tal de tufos y navaja! Hojalata qwzÁ. no se debió sólo á un rapto de que llevaban a m i g u i t a s de la desdichada desesperación y á la vista del cable eléctrico joven. diciendo que si el Gobierno dejara libres á los NO SABE NADA que pudo sugerirle la idea de asirse á él para diputados de la mayoría votarían á su favor. Al paso del entierro muchas mujeres juoraEl marqués del VADILLO interviene en el Por lo demás, la Luisa Albo, al declarar ante buscar la muerte, sino al acoso en que se creyó ban, provocando singularmente la emoción de debate para declarar que entre la promesa for- el juez, se ha limitado á decir lo que ya se es- en aquellos momentos y á la inminencia de la gente la sentidísima dedicatoria que á la mal del Gobierno de rebajar el descuento al peraba: que tuvo relaciones con él, que riñó caer allí mismo en manos de la uardia civil. pobre Remedios ofrecía, con la corona de inoEn efecto, según se dice, el cabo de la bene- res naturales, el que fue su prometido. clero rural y la cuestión política del voto par- hace algún tiempo, y que no sabe nada, absoticular... (Grandes protestas de los diputados lutamente nada, ni del suceso ni del paradero mérita Sr. Cobos, comandante del puesto de En el cementerio de la Sacramental de Saa Nueva Numancia (Puente de Vallecas) seguía Lorenzo, y en el sarcófago que la familia pocarlistas. Rumores de los liberales. del autor. muy de cerca la pista del criminal. Como todos see en el patio de Nuestra Señora de la PorteEl marqués del Vadillo insiste en su opinión los de más jefes de los puestos que circundan ría, recibieron cristiana sepultura los cadá, explica su voto, que será favorable al GoMadrid, habían recibido órdenes para impedix bierno. res. que el Zarzuela pudiese escapar por carretera, Ei Sx, DIA AOÜADO dice que eft él voto í acompañamiento llegas bascamino ó senda alguna; y conociendo, corno ta Buena parte del y presenció la inhumación. particular ao hay cuestión política de ninguna f el camposanto Tiburcio Zarzuela, adelantándose al severo conocía, personalmente al individuo hacía dase, agregando que las frases del marqués Uegpues lo guapos fueron abandonando del Vadillo van encaminadas á Pamplona, por- fallo de la justicia, se ha impuesto eí castigo años, y al tanto de sus relaciones de amistad y poco apoco aquel sagradolugar, comentando que teme que en las próximas elecciones los 1 que creyó merecer por el. horrendo delito co- de los sitios donde por aquella zona intentara el desenlace de esta tragedia, uo iiie o Uv guarecerse, dispuso una vigilancia exquisita. co que el doble crinicn. -votos no le sean favorables. metido el sábado último. FINAL DE UNA-