Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 887 A B C VIERNES 8 DE NOVIEMBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. EXPOSICIÓN INTERNACIONAL DE HIGIENE PAGINA 6 Para nada se hablará de dudas y resquemores que no han existido jamás; como en toda obra humana los primeros pasos habrán podiguando, por ser bocado muy caro para estudo ser inciertos, obedeciendo al estado de áni diantes, aburrí yo, en los alegres años de mo de los respectivos pueblos; en España la mi mocedad, la afición práctica á las medallas enyesadas. Igualmente opinión demostró claramente ser enemiga de onocidísimo de toda autónomas de España, la substituí con tres la España médica es autor deunprocedi- meterse en aventuras peligrosas y se sentía nuevas colecciones, baratas á cual más: la de el nombre del intelimiento con patente de suspicaz de que nuestra aliada nos llevase más los cantos del pueblo, la de los refranes y la gente y afamado farinvención ideado por allá de nuestros propósitos, en Francia el Gode los amuletos. Nada tiene que dar quien se macéutico de Valladoéi para la conserva- bierno estaba preocupadísimo con la cuestión dedica á las dos primeras: bástale con prestar id, Dr. Cea, no neceón permanente de la religiosa, inquietante en extremo; con la ecaatención á lo que dice y canta el vulgo; y en ¡itamos nosotros elo- sepsis por medio de nómica que aparecía tan grave en el Norte y cuanto á la tercera, hay para todos los estados giar sus notables tracubiertas d e cristal en el Mediodía, y con la militar como ninguna de fortuna, y quien más no puede, póngase á bajos, que han merecisoldadas á la lámpara, vidriosa, y no se pudo dar cuenta de toda la juntar amuletos naturales; que de ellos, de ¡os do el aplauso B anime y de un aparato in- importancia de las exigencias de los coloniales del reino vegetal especialmente, tienen grande de las más 1- eci yector de suero artifi- que le pidieron en Marruecos una elasticidad abundancia los campost verbigracia: el trébol das lumbrer, cial, también con pri- que había de provocar los recelos de todos y la cogido en Mayo, que da buena ventura en el vjlegio de inven- singularmente de España, que retrocedía tanjuego; la patata pequeña y sin nudos, que lle- Medicina patria ción, y que han me- to como Francia avanzaba. Seguramente no havada en el l olsillo preserva de los constipa recido las mayores Entonces no debieron faltar amigables dos; la cruz hecha de dos palillos de retama brá én España quien, alabanzas de los inte- cias que recordaran los compromisos advertenadquirimacho, con la cual no hay erisipela que no se dedicado á la ciencia ligentes. de curar, desconozca ndos en Algeciras, para impedir que nadie, dé por vencida... Estos v otros de sus por osado que fuera, rompiese á pretexto de el hermoso Laboratorio Pues bien, un poco por enriquecer mi colecnotables preparados Marruecos la neutralidad del Mediterráneo, ni el vendajes asépticos y ción de amuletos, que ya cuenta con cosas más antisépticos (p r i m e r o piesenta el Di. Cea en privilegio de la puerta abierta que asegura la estimables que tubérculos y yerbajos, y otro en España) fundado el actual Certamen ín- paz de todos y por todos. poco por brujulear cómo anda la coronada en Valladolid el año J ternacional, expuestos Y Francia, que tiene pruebas recientes de Villa en materia de supersticiones, pensé estos 1880 por el Dr. Cea, en elegante y artística que Marruecos no es Túnez, ni aun la Argelia, días pasados en visitar dos establecimientos, primer proveedor del instalación, de la que y con excelente sentido ha retrocedido en sus una platería popular y una joyería aristocráti- Ejército y de la ArmaJa idea el fotograbado intenciones, si las tuvo, para limitarse al difíca. Púselo por obra, y he aquí, lector benévolo, da de material de cuque acompaña á estas cil papel que se la ha confiado, y España, que en este breve artículo, el resultado de mis in- ración antiséptica. lineas y que es una de se ha convencido de que ciertas suspicacias no vestigaciones. las que mayor interés tenían fundamento, ha dado algunos pasos Cuanto constituye despiertan entre los para caminar al unísono con su aliada, sin I a gente vulgar, tradicionista por excelen- el material de curavisitantes. cia, sigue practicando sus antiguas supersti- ción aséptico y antitraspasar los límites vedados por su constituciones. lo mismo que cuatro siglos atrás, bien séptico es preparado El Jurado, recono- ción y por sus leyes que el número de los vanamente crédulos haya en aquel laboratorio ciendo el mérito de sus Diga lo que diga Mr. Pichón, expóngase lo disminuido de un modo considerable. Pero los del modo más perfecnotables preparados y que se exponga en el Libro amarillo, en el fonobservantes no sólo 110 han echado en olvidoto y concienzudo El haciendo justicia á los do no hay otra cosa en los asuntos de Marrueninguna de las varias ridiculeces de antaño, Dr. Cea es además grandes merecimien- cos, desde la segunda entrevista de Mr. Resino que las han acrecentado con tal cual traí- autor de diversos pretos del Dr. Cea, le ha gnault con el Sultán; es decir, semanas antes da de extranjís, por ejemplo, esos disquillos de parados nuevos y muy otorgado Gran Meda del viaje á París de S M. confirmación pública plata ú ro que contienen, de ordinario en gua- importantes, como las lia de Oro, recompen- y ostensible de cuanto queda dieho, como se rismos calados, el número 13. Pero, en cuanto Compresas quirúrgicas sa tan alta como bien demostrará por las entrevistas de Inglaterra el INSTALACIÓN DEL DR. CEA á lo demás, no hallé sino lo olvidado de tan saganada y por la que le agrado con que ven otras Potencias la buena gasa bido: el racimito de uvas, que me hizo recordar cas lss Compresas tocológicas asépticas, las Espon- -1 enviamos desde estas columnas nuestra felici- de tan delicados asuntos, ya vistos, marcha aquella muchedumbre de papauvas ó papana- as artificiales asépticas (Torundas) y las Vendas tación más sincera. meditados y aprobados por todas las Cancitas de que vi atestada la Puerta del Sol á las llerías. doce de la noche del 31 de Diciembre; las conHace días que llamamos la atención del camsabidas habas de mar que, puestas en anillos, para que trajese con ella, diciendo que eran bio de conducta del general Drude, en el que guardan de ciertas enfermedades; las sortijas para librarse de poder de justicia, y que aden esta ocasión el valor se aunaba con la prude todos metales, eficacísimas contra el aire de pervirtió ésta (á la testigo) que cuando la cogiese De París han regresado los marqueses de dencia; esta es la mayor prueba de amor á la lesía, las conocidas cuentas de leche, socorro la justicia con un peso menos (falto) que cuanpaz que puede presentar el Gobierno francés á imaginario de las madres y las nodrizas, y para do la llamasen para cumplirle se encarase con Tamant y su bella hija. sü pueblo, que, como el español, tampoco quiere preservar, especialmente á los niños, del mal el alguacil y dijese entre sí: Hoy se cumple el octavo aniversario de la la guerra. de ojo ¡todavía colea eso! dijes harto variaSeñor San Juan, Y expuestas estas consideraciones, ¿qué promuerte de la marquesa de Mondejar dos- cuernecillos de coral ó de unicornio, dienlíbrame de lo que no me se guardar. grama es el del Gobierno de la vecina Repúblites de pescados y manecillas blancas, rojas ó negras, en actitud de hacer la higa en cada una í, e ha sido practicada felizmente una opera- ca en Marruecos? Por lo común, la moneda amuleto había de Pues el de todas las Potencias interesadas: d i sus múltiples formas, remedio al cual solían haber sido la primera ofrecida de limosna en ción quirúrgica á la condesa de Romanones. observar la más exquisita prudencia, conceder acudir candorosamente hasta nuestros santos, un templo el Jueves Santo, después de deposiel apoyo moral y el económico al la incomparable santa Teresa, por ejemplo, tar en el monumento el cuerpo del Señor, y no I, a marquesa de Rocamora se ha trasladado timo para que se deshaga de sus Sultán legíadversarios, contra las tentaciones demoníacas y las apari- entiendo bien si era menester hurtarla, ó si de Zurich á Berlín. siendo de esperar que se realice pronto la paz ciones engañosas. Y á vueltas de todas estas bastaba con tomarla como vuelta, echando en baratijas, alguna... bicha de oro sobre la hoja de el platillo otra moneda de más valor. Me incliEn Bruselas se encuentra el marqués de Cas- indispensable á la implantación de las reformas. cardo simbólica; y no lejos de ella, como al no á creer esto último. He aquí lo que decía tromonte. Estimo, como lo más probable, la realización desgaire, una de las manecitas de coral, exten- una testigo en otra causa inquisitorial, seguida Damos el pésame á- los señores de Cortezo de este programa; pero bien pudiera ser que didos el dedo índice y el meñique y encogidos en 1622 contra Josefa Carranza, asimismo por los otros, como si acompañaran á la triple, rá- hechicerías: Y también se acuerda que el Jue- (D. Víctor y D. Carlos) por el fallecimiento de sucesos más ó menos inesperados, dieran al traste con él. pida é inmunizadora exclamación: ¡I, agarto! ves Santo la dicha doña Teresa encargó á esta su hija y nieta, ocurrido días pasados. Condensemos. Al nombrar Muley Hassan ¡I, agarto! ¡lagarto! declarante y á una criada suya... que fuesen En la parroquia de la Concepción celebróse por su heredero al príncipe Aziz sembró un Pero á más que todo esto quería yo exten- cada uno por su parte y truxesen la primera der mis investigaciones y pregunté por algu- moneda que se ofreciese en la iglesia después ayer la boda de la bellísima Srta. Encarnación germen de discordias, como hubo de pronosticarle nos amuletos seudorreligiosos y por otros que de haber encerrado el Señor, y dixo á esta de- de Haro y Benavides, con el distinguido toven Aziz, en Marrakés el general Martínez Campos. que entonces prometía mucho, no ha tocasen con la magia. Curiosidad inútil. De clarante que era muy buena aquella moneda D. Cesáreo Pérez y Riaza Fueron padrinos el padre de la novia, don cumplido; desde la muerte de su madre y del los primeros no conocía mi interlocutor sino para traer en la faldriquera, porque mientras se las medallas de Santa Elena, del monje Anas- truxese no faltarían dineros... ¡Todo fuera tan Tomás de Haro, que recientemente acompañó gran ministro Bu- Hamed no ha tenido freno; tasio y de San Benito, popularísimas estas úl- seguro como esto! A lo menos, se tendría esa al altar á otra de sus encantadoras hijas, y doña se rodeó de gentuza que se enriqueció robando cuanto podía; no dio jamás pruebas de valor y Matilde Riaza, madre del novio. timas, con sus iniciales, que parecen cabalísti- moneda. A la iglesia acudieron los numerosos amigos de energía; objeto de la malquerencia general cas, avivando la curiosidad con la cosquilla de Pero nada como poseer un ochavo que huantipático pueblo. Con gran lo misterioso: biese sido del verdugo, no ahí como quiera, de ambas familias, que luego fueron obsequia- se ha hecho oído hablar á sueste modo á gransorpresa he de sino dado de limosna por el verdugo á la mis- dos en casa de la novia. IVB, des y de los Deseamos á los recién casados todo genero males chicos; todos ven en él la causa gentes letras que corresponden á las palabras de estoi ma persona que quisiera usar tan extraño amuque afligen á Marruecos, incluso leto. También quedó rastro de esta supersti- de venturas y una luna de miel inacabable. versos leoninos: muy relacionadas con el Maghzen; he necesición en los procesos toledanos del Santo OfiVade retro Satana, nunquam suadc mihi vana. tado verlo y oírlo para creerlo. cio, verbigracia, en el seguido en 1702 contra Sunt mala quas libas, ípse venena íwbas. Tiene el Aziz en su favor el estar reconociCebriana de Escobar, en cuya senteneia se dice: Y en el reverso, dentro de la cruz: do por todos; el ser príncipe de los creyentes, de Y de que esta rea (sic) tiene por cierto y dijo cuya dignidad es, si no imposible, muy difícil C á otras personas que para tener fortuna era derrocarle; ser de su nombramiento los goberbueno traer consigo un ochavo del verdugo, y s nadores del país, el miedo de los que tienen en cierta ocasión se lamentó una persona muy NDSMD conjunta desta rea por habérsele perdido uno ü l viaje de S. M. el Rey y del Sr. Allendesa- algo que perder, á la anarquía, á la guerra geM que tenía, y esta rea la dijo que ella le pediría lazar está dando origen á infinitos comen- neral y á la invasión extranjera; la fuerza de la Iy tarios, cuando en realidad no tiene nada de costumbre; la tradición religiosa y la misma otro una noche y se lo daría... O sea: Crux sacra sit mihi lux: en casos De la tienda del platero popular, como indi- nuevo. Cuando se visitan hacen semejantes poquedad de los eompetidores, porque el de Non draco sit mihi dux. los Estados y qué al principio, fuíme á la joyería aristocráti- los jefes de públicas, todo está ya ciertas maní- más respeto, Hafid, carece de las condiciones ultimado por guerreras que allí se imponen. Es un hombre Y de amuletos mágicos sólo hallé, en n ca. Inquirí y me respondió el joyero con amabi- testaciones arrumbado papelón de cosillas sueltas, una lidad suma y con una mundología que ya me sus Gobiernos; hay más: en la ocasión presen- bueno; allí se necesita un hombre enérgico amatista con el esqueleto humano, que tanto la quisiera yo para los días de fiesta. He aquí te, las instrucciones que lleva el Sr. I labería hasta la crueldad. pudo ser amuleto como simple sello para la- en cuatro palabras lo que saqué en claro: Fue- á Rabat son idénticas á las que en 1905 reciHafid ha cometido últimamente muchas falcrar, y una antigua calavera de coral, horadada ra de los ópalos, quej por haber sucedido dos biera cuando preparaba su viaje á Pez, enton- tas; se ha visto y se ve compelido á la revuelta ces comoí- consecuencia del Tratado anglo- por los que le han proclamado á falta de otro por la tapa del cráneo, por las sienes y por la ó tres desgracias ruidosas á ciertas personas boca: figurillas de que usaban las hechiceras para cuyas bodas habían regalado piedras de francés de Abril y del Convenio ¿franco- espa- mejor; hombre culto, ilustrado y tolerante es poco escultoras para atravesarlas con agujas, este linaje, están enteramente depreciados y ñol, aun secreto, de Octubre de 1904, hoy con la el jefe de la intransigencia marroquí; sus enrecitando al par ciertas fórmulas semirrimadas, aborrecidos, las clases elevadas, las damas es- aquiescencia d e todas las Potencias signata- viados han sido rechazados de todas partes; á y creyendo ligar así á la persona á quien que- pecialmente, tienen por piedras de mala sombra rias del acta de Algeciras. pesar de lo que se ha dicho no se ha atrevido rían representar en aquel símbolo de muerte. las de poco valor, y entre las mejores; jprefieNada de lo que sucede es desconocido para aún á proclamar la guerra santa; pero si sus Pregunté además por las monedas horadadas; ren como talismanes las más gruesas y bien nuestros lectores. Nada de lo que mañana ó tropas, ya en las cercanías de Casablanca ó en mas el platero apenas si las conocía, aunque talladas. Quieren, no que atraigan, sino que pasado diga Mr. Pichón ante la Cámara fran- las de Mogador, J derrotasen á las de Muley estaba enterado de que suelen llevarlas consi- traigan en sí mismas la buena suerte. De dijeci- cesa resultará nuevo para ellos. I, as relacio- Abd- el- Aziz y él aprovechara la ocasión para go las actrices francesas como porte- bonheur. tos y chilindrinas platerescas; no hacen maldi- nes de Francia con España son inmejorables; llamar á todos los musulmanes en nombre de Hasta en eso nos están vendiendo como fran to el caso, como no estén guarnecidos ó sem- el acuerdo de hoy es completo; el asentimiento Dios á la guerra santa, es casi seguro que hascés lo genuínamente español: tal es la bochor brados de cosa que los recomiende y les infun- de Alemania no ofrece dudas; menos aún el de ta las mismas tropas del Sultán legítimo se nosa ignorancia en que vivimos de lo que hay da virtud; una virtud tan á las claras, que no Inglaterra, alma mater de estos convenios, y el acogieran á sus banderas. ¿Qué sucedería entonces? ¿Sería posible una en, los rincones de nuestra casa propia. Ese so u se pueda ocultar, pongo por ejemplo, á la esca- beneplácito del resto de las Potencias es indisinteligencia con Hñd? ¿Se lo permitiría acaso, de los cómicos ultrapirenaicos, ese sou que no sa penetración ética de un prestamista. Esos cutible. Entre el Sultán, Mr. Regnault y el general aunque él lo deseara, la intransigencia de sus saben traducir al idioma de la perra chica los jorobadillos de plata ú oro á quienes llaman actores peninsulares, ese sou, digo, tiene toda Thiers ¡miren lo que sacó del mundo el gran Iviautey se ha aprobado cuanto convenía á la partidarios envanecidos por el triunfo? Porque si esto, que no es imposible, acontela traza de haber sido sacado de Castilla en estadista galicano! puestecillos de frac y sa- Policía de la frontera argelina, asunto del que forma de ochavo del país; ludando con la chisterita, son buenos amule- varias veces se ocupara A B C señalándolo ciera, obligaría á imponer á Marruecos una coy si fue llevado allende tos... pero sólo como recordatorios de que la como causa del abandono de la Policía de los rrección que dejara memoria, para reconquistar habiendo nacido aquende, que los lleva debe jorobar al padre ó al mari- puertos, abandono que quizá haya sido origen lo perdido, á costa de muchos hombres y divuelva á Castilla por ende. do, gastándole un caudal en pieles y joyas. Y de los sucesos de Casablanca; Marruecos ha nero. ¿Quién se encargaría de esa misión, indisAlgunos lustros antes que Corneille, imitan las monedas mágicas, para que surtan el efecto consentido que Francia y España se encarguen do y casi copiando en su Menteur la hermosa más de apetecer, no tengan horados ni cercos de la represión del contrabando de armas, que pensable para todas las Potencias que tienen comedia alarconiana Z verdad sospechosa, echa- sean de oro: luises, si fuere buenamente po- les es tan perjudicial como al Imperio, dele- intereses en el Mediterráneo? y He ahí un problema que nos interesa más se los cimientos de la comedia clásica francesa, sible. En gran número, dícese que tienen in- gando en ellas todos sus poderes; Francia reteníase aquí por medio eficaz para librarse d fluencia archimágica y que ni el mismo radium conoce como España y como todas las Poten- que las disquisiciones que se hacen acerca de poder de la justicia, ó, en general, para lograr puede envanecerse de obrar tantas maravillas. cias la soberanía del Sultán y no tiene ideas un viaje cuyo alcance conocemos; porque no sacrificará sus nacionales que en secreta ventura, el llevar consigo una moneda, horada ¡Vítor! mujer ha triunfado gentilísima- de conquista, ni en territorioámarroquí; Fran- es de suponer Octubre la parte se hayandel Concon una guerra venio de 3 de de 1904 cometida ó sin horadar; porque el horado sólo tiene mente de ¡I, asuperstición! la cia, en fin, con la ayuda diplomática y el apo- do transgresiones que afecten á la Constitución por objeto hacerla colgadera y evitar que se yo moral de España (porque el Gobierno espa- del Estado y contrarias de todo punto á la voconfunda con otras de su clase. Pero esta moEL BR. FRANCISCO DE OSUNA ñol sin olvido de las leyes no está facultado luntad del país, tan rotundamente expresada neda había de haberse adquirido de alguno d para faltar al art. 55 de su Constitución) facili- en esta ocasión. ciertos modos particulares, jra que de ellos to tará al Soberano legítimo del Mogreb los eleruaba su singular virtud. Así, en causa que en FELIPE OV 1 LO. Comunicamos á nuestros lectores que los conocidos mentos económicos indispensables para salir 1625 siguió la Inquisición de Toledo contra la industriales Pablo Poch y Mérmanos, han llega- triunfante de sus enemigos. hechicera Isabel García, declaró Isabel Ruiz, do del extranjero con un gran surtido de caballos cabritera, que aquélla le había dado un peda- de lujo de las mejores razas conocidas. Creemos Y una vez triunfante Abd- el- Aziz ¡se restacabeza, cito de piedra de ara, aderezada por ella, y que conviene á quien desee adquirir buenos ejemplares, blecerá el orden y se realizarán las reformas y El reumatismo, dolor decuran con neuralgias dolores nerviosos, se las lenticulas la trajo consigo más de un mes, juntamente visiten el establecimiento. Don Ramón de acordadas en Algeciras. tan necesarias para la del Dr. Suberviola. Consulta de 2 á á. Gratuita de 4 á, 6 con un ochavo que ea la dicha ocasión la dio la Cruz. 16. paz mundial, OABBBTAS. 19 AMULETOS DOCTOR CEA. VALLADO 1 JD r DE SOCIEDAD ESPAÑA, FRANCIA Y MARRUECOS