Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DI? ID. LUNES 4 DE NOVBRE. DE 1907 NÚMERO S U E L T O 5 CÉNTIMOS f HMinwteiiiH SM a qj inwi iffmmima fíim CRÓNICA UNIVEí? SAL ILUSTRADA. AÑO NÜM. 883. B s) i 2 É P O C A f I -l i f t i n iiij Slím I IV Nft V i M i M iiyft V i i -i I HiiiMmi injfl i- -Mií %i a N otícias vanas. El ADRID AL DÍA na. Ayergeneral Auñón regresa hoy á Cartage- LOS REYES celebró su última conferencia con el ayer más anteayer. F. uéLo decimosdía de Animas que en visible porque anduvieron danza, si no las ánimas precisamente, los muertos. Verán ustedes... Los vecinos de la Ronda de Segovia se percataron de que en un euarto de la casa núm. 15 de la citada Ronda se hallaba desde hace cuatro días el cadáver de una mujer. No obstante J aber certificado la defunción el médico de la Casa de Socorro, allí seguía el cadáver insepulto, proclamando con su presencia el celo de nuestras autoridades, que esperaban, por lo visto, á que la difunta, cansada de esperar, se fuese por su pie al cementerio. y Pues ¡anda! que para ir de la ceca á la meca, otro cadáver: el de una desheredada de la ingrata fortuna. Vivía la pobre mujer cuando fué Curada en una Casa de Socorro; i e aquí la llegaron al hospital General, donde no encontró albergue porque no era estar enferma hallarse débil; desde el Hospital fué llevada jahí al lado, como quien dice! al Asilo de Mana Cristina. En aquella santa casa se vio entonces que la paciente no estaba enferma, no sufría nada, nada la dolía: había muerto. Tal vez de aburrimiento, y a que no. fué de enfermedad, según apreciación del Hospital. Finalmente, en la carretera de Extremadura se cometió un crimen: riñeron dos sujetos; uno dio una terrible puñalada á otro. El cadáver fué conducido al Depósito judicial. Otro desfile fúnebre. ¡Día más de muertos! Fué una danza macabra sin música de Saint Saéns Además estuvo llorón, desagradable por la lluvia y por el frío. La novillada tuvo que suspenderse. No así en Tetuán, donde ya pueden caer capuchinos de bronce de punta. El público de aquellos barrios es devoto del sistema terapéutico de Kneipp. De política no hubo nada nuevo. Eligieron an senador nuestros compromisarios y nos quedamos tan descansados. En el Conservatorio repartió el ministro de Instrucción pública los premios á los alumnos de la Escuela Superior de Artes é Industrias. El acto resultó muj interesante. H a y que advertir que no habló el señer ministro. (De la estafa al Banco de España sólo se supo que el juez instructor de diligencias, descansó. E r a domingo. Hubo revuelo entre los panaderos, y no precisamente porque se tratase de mejorar y de pesar bien el pan, sino por desavenencias con los obreros. Pero el gobernador, según se dice, puso sus manos en la masa, y la cosa parece eii vías de arreglo, diga lo que quiera Barrio y Mier, Entre los sucesos, el más notable fué el de una joven de catorce años que intentó envenenar á toda s u familia, alegando después como disculpa de su inocente hazaña, que recibía malos tratos. La criatura iba para Borgia y ha torcido hacia la Cárcel de Mujeres. ¡Promete el ingelito! Por la noche, dosis de Tenorio, frío, cierre absoluto de tabernas y para final de fiesta una reyerta sangrienta entre consumeros y no consumeros. ¡Día completo! INFORMACIÓN POLÍTICA p l día de ayer. El tercero y último día de estas pequeñas vacaciones parlamentarias de que hemos disfrutado no fué más pródigo en noticias que los anteriores. Los ministros descansaron, lo mismo que los senadores, que los diputados y que todo el acompañamiento de la política. El jefe del Gobierno permaneció por la tarde en su domicilio, en donde recibió varias visitas, entre ellas u n a muy interesante: la del ministro de Estado. Fué el Sr. Allendesalazar á dar cuenta al Sr. Maura de las gestiones realizadas durante su estancia en París y de los asuntos tratados en la conferencia celebrada con el ministro de Negocios Extranjeros de PYancia. En esta conferencia entre ambos ministros se trató de la cuestión marroquí. Esto es todo lo que se sabe, porque el Sr. Allendesalazar, en cuanto á reserva, es una tumba. También fué á visitar al Presidente el ministro de la Gobernación, que fué á dar cuenta al Sr. Maura de los telegramas recibidos de provincias durante el día, y entre los cuales hay uno del gobernador de Canarias, que participando que el presidente de la Audiencia de Las Palmas, h a sido objeto de una agresión, suceso del cual publicamos aparte noticias que nos comvinica nuestro corresponsal. anunciado. E l debate ahora, y de no ser que antes de la Hasta sesión del Congreso se acuerde otra cosa, parece que no empezará hoy el anunciado debate acerca de los propósitos de la Solidaridad catalana. Rn este debate tendrán que intervenir los jejtes de todas las minorías, y ahora faltan de Madrid los Sres. Moret y Salmerón, por lo cual es lógico que tal discusión quede aplazada. vSi esto se confirma, hoy continuará la discusión sobre el proyecto de Administración loc: -consumiendo un turno el Sr. Valles y Ribct- p n el teatro. Ovaciones. Los Soberanos españoles, acompañados I os médicos que asisten al Sr. Salmerón no de la princesa Enrique de Battenberg, estuvie autorizan el cambio de residencia del jefe ron anoehe en el Drury Lañe Theater, siendo de la minoría solidaria hasta los últimos días ovacionados por los espectadores, así como por de la semana próxima, entendiendo que el via- la muchedumbre al entrar y salir del teatro. j e desde Sevilla á Madrid podría ser perjudiLONDRES, 3 I T cial á su salud, ocasionando una recaída en la isa, visita y banquete. enfermedad que le aqueja. SS. MM. D. Alfonso y doña Victoria oyeII W ron misa esta mañana en la iglesia católica de Saint James, cerca de Manchester Square. AGRESIÓN Los Soberanos irán probablemente esta tarA U N M A G I S T R A D O de en automóvil á Esher á visitar á la duquesa de Albany. POR CABLB Por la noche obsequiarán á las personas de LAS PALMAS, 2 J O N (RECIBIDO EL 3 Á LAS 3 T su séquito con un banquete en el palacio de p l anciano presidente de esta Audiencia te- Kensington. rritorial, D. Leandro Prieto, acaba de ser vícLONDRES, 3 9 N tima de una cobarde agresión cuando salía de Imuerzo y paseo. su despacho. H 037 almorzaron con los Reyes en el PaEl abogado D. Ignacio Díaz Lorenzo, que lacio Kensington las princesas Henri de Battenía antiguos resentimientos con dicha auto- tenberg, Chretiens, Victoria de Glesvig Hobsridad, á consecuencia de asuntos curialescos, tein y los duques de Argyll. según se afirma de público, le esperó acompa- Por la tarde fueron D. Alfonso y doña Victoñado de su hijo mayor y provistos ambos de ria con l a princesa Henri e n automóvil á fuertes bastones, y cuando el presidente salía Esher, donde tomaron el té en el palacio de la le acometieron sin darle tiempo á prevenirse y duquesa de Albany, regresando acto seguido á le apalearon con gran saña, ocasionándole he- Londres. ridas en la cabeza. II- En grave estado fué transportado el agredido al palacio regental, donde acude numeroso público á interesarse por su salud, pues el señor Plinto goza aquí de generales simpatías. El Juzgado instruye el sumario activamente én unión del fiscal de la Audiencia. Dícese que p l eterno femenino. se ha dictado auto de prisión contra los agre- El amor, el tirano amor, que, según autorizadas estadísticas, ha causado más víctimas sores. que el vino y la guerra, ha dado ocasión en la LAS PALMAS, 3 p N tarde de ayer á la comisión de un crimen de p l juez especial, magistrado Sr. Serradillo, esos á que el hombre se ve arrastrado por la ha dictado auto de prisión contra los agre- fatalidad. sores del presidente de la Audiencia, á los cua- Hace algunos meses mantenían relaciones les busca desde anoche infructuosamente la amorosas un muchacho de veinte años y de Policía. profesión jornalero, llamado Pedro Rodajo, y Esta tarde salió á la calle, vistiendo el uni- Josefa Orellanos, de su misma edad próximaforme de teniente de Milicias, el hijo del abo- mente. gado, coautor del hecho, y trataron de detePero estas relaciones no convenían ó no eran nerle varios agentes de Policía; pero aquél se á gusto de la madre de Josefa y de su marido y resistió y tomó un carruaje, que le condujo al padrastro de aquélla, Manuel Muñoz. Gobierno militar, donde se constituyó prisioAyer tarde salieron á pasear Pedro y Josefa nero. por las inmediaciones del puente de Segovia, Coméntase que tto se haya eacoatrCEdo a) hien ajcnoü des icrrlola drama que se avecinaabogado Sr. Díaz Lorenzo, persona conocidísi- ba y que había de separarlos, si no para siemma actualmente concejal de este Ayunta- pre, á lo menos para mucho tiempo. miento. Cuando más entretenidos iban los novios El presidente de la Audiencia gontinúa en por la carretera de Extremadura, se encontrael mismo estado de gravedad. ron manos á boca con la madre de ella y un hijo de su marido, llamado Juan, y de la mis I- i í a- -11 ma edad de Pedro. Josefa se echó á temblar, presintiendo, sin TRAVÉS duda, que algo grave iba á ocurrir, si bien D E LA F R O N T E R A nunca pudo suponer que fuera de tanta tras EYENDAS PRIN- La prlncesita Yolanda cendencia. Juan, que también era opuesto á los amores Ir i D R c i r a Saboya, que frisa de su hermanastra con Pedro, comenzó á inciPESC Aa actualmente en los seis crepar á éste en tales términos que ambos jóañus, tuvo ocasión de conceder uí- ia gran mer- venes se desafiaron. ced con su silencio, libremente traducido, cuanPero la intervención de la madre de Josefa y do apenas podía Ijalbucir, por su tierna edad, las súplicas de ésta evitaron que la eos pasacuatro palabras. se á mayores. Un día- -cuenta la leyenda- -ocurriósele á Todo parecía terminado y ambos rivales deuna señora anciana, viuda de un oficial del pusieron sus rencores, prometiéndose mutuaEjército italiano, dirigirse al Quirinal en de- mente dar al olvido la disputa. manda de aumento de pensión. Como sus solicitudes directas al Monarca hallasen la callada p l suceso. por respuesta, se arriesgó á repetir su petición E n aquel momento la fatalidad hizo que poniendo á su frente y en el sobre esta direc- Manuel se encontrara con su familia, y al ver á Pedro en compañía de aquélla comenzó á dición original: A S. A. R. la princesa Yolanda de Saboya. rigirle toda clase de insultos, reproduciéndose de nuevo la disputa, pero con caracteres más En el Quirinal. Entregada la carta al rey Víctor Manuel, Su graves. Pedro se arrojó sobre Manuel, y con una naMajestad, después de haberla leído, dijo con imperturbable seriedad al chambelán de ser- vaja le causó una profunda herida en el tereer espacio intercostal del lado izquierdo. vicio: Manuel cayó pesadamente al suelo, lanzan- -Esta carta viene dirigida á la princesita do un ¡ay! angustioso. Real; leédsela. Cuando los testigos del suceso acudieron á Con igual seriedad, el chambelán compareció ante la cuna en que S. A. dormía; la niña socorrer al herido, éste había expirado. no despertó; pero, fiel á su misión el palatino, p l agresor preso. leyó la carta, con la natural estupefacción del Pedro intentó fugarse; pero le detuvo el aya de la Princesita y no sin la grave entona- carretero Telesforo García, que estaba en meción que el caso requería. la Tornó el chambelán á la presencia del Rey, dio dequecarretera dando grasa á una rueda del carro guiaba. y se apresuró á preguntarle el monarca: La Guardia civil condujo á Pedro á la Casa- ¿Qué ha contestado la Princesita? de Socorro del distrito, donde los facultativos- -Nada, Majestad- -replicó el palatino. de guardia, Sres. Pérez Alvarez y Varona, le- -Perfectamente- -concluyó el monarca. -curaron de una heridad en la cabeza de pronósQuien calla, otorga. Que se haga lo que esa se- tico reservado. ñora pide. etalles. Y los deseos de la viuda fueron satisfechos. El agresor y el agredido se dieron de pa De la Corte inglesa se relata otro caso sin- los en la disputa que siguió al encuentro. gular. El primer tenía al ser detenido u n a herida Su Reina más popular, la memorable reina en la cabeza; pero esta lesión no se la infirió Victoria, acostumbraba á repartir, á guisa de Manuel Muñoz. Se la hizo con una piedra Juan, estímulo, entre sus nietos y bisnietos libras el hijo de la mujer del muerto, al ver que su esterlinas á los que presentaban mejores nqtas padrastro caía herido de la puñalada que le de aplicación y adelantos en sus estudios. dio Rodajo. Uno de los principitos, rnás distraído que La navaja que usó éste no pareció. aventajado, se excusó un día de mostrar sus Por cierto que se cuenta que el homicida esnotas á su Graciosa Majestad porque no eran tuvo merendando con unos amigos suyos anlas mejores. Sabedora la Reina de que el au- tes de suceder todo lo relatado. gusto chicuelo aflojaba en el estudio, le dirigió Para comer pan y tocino fresco hizo uso de una carta reprendiéndole, no sin afecto, y cas- una navaja, que después de limpiarla cuidadotigándole con no regalarle ni un céntimo aque- ente la puso un pedazo de corcho en la lla semana. punta. Dolióle al muchacho la reprimenda y la dieta- ¿Qué es eso- -le dijeron sus compañeros, -monetaria, pero no se apuró. Resuelto á obte- vas á matar á alguien? ner algún subsidio para sus pequeños gastos, -No pienso en ello- -contestó; -nunca está cogió el regio autógrafo de la filípica y lo ven- de más ir prevenido. dió á un infatigable coleccionista, que en el Y guardó en la faja el arma y unas cuantas acto puso en la diestra del Príncipe castigado piedras que recogió del suelo. cuatro libras esterlinas. ministro de Marina, quedando de acuerdo en activar las obras que se siguen en el crucero Cataluña, cuya botadura no se retrasará mucho tiempoc EN INGLATERRA POR CABLB LONDRl. S, 3 j 8 N. M p l Juzgado de guardia. Apenas tuvo conocimiento el juez de guardia, se trasladó al sitio de la ocurrencia, ordenando el levantamiento del cadáver de Manuel Muñoz, y su traslado al Depósito judicial. En la Casa de Socorro, donde aún se hallaba el agresor, le tomó declaración. Pedro fué conducido más tarde al Juzgado de guardia, por la misma pareja que lo de tuvo. Ante el juez de guardia declararon Josefa Orellanos, su madre y Juan Muñoz, cuyas manifestaciones concuerdan con lo que dejamos consignado. El suceso ha causado honda impresión en toda aquella barriada, donde los protagonistas de este drama son muy conocidos y estimados p l agresor. Pedro Rodajo no se daba cuenta de lo que había hecho. Dijo que cuando se vio golpeado por el padrastro de su novia se acordó de que llevaba un arma en el bolsillo y sin meditar las consecuencias se lanzó sobre Manuel. L a noticia de que Manuel había muerto le causó profunda emoción. i p- -i -lili A PREMIOS A LOS AGRICULTORES POR CABLfc PALMA DE MALLOCA. 3 9 M EL CRIMEN DE AYER r asi inadvertido h a pasado en Baleares un acto que tiene gran importancia: el reparto de premios por el ministerio de Fomento á la región Balear para los agricultores que más se hayan distinguido en el cultivo del olivo y en el cultivo proporcionado de los cereales cor la producción pecuaria. La Junta clasificadora ha propuesto á dor Juan Fial, propietario del periódico San Se rralta del pueblo de Puigpuisent (Mallorca) para la cruz del Mérito Agrícola por las mejo ras introducidas en la explotación olivera. Los premios de 1.500 pesetas han sido concedidos á D. Vicente Martorrell, de Mallorca, y á D. Miguel Pons, de Menorca, este último por haberse distinguido en el cultivo cereal combinado con la ganadería. Estos premios servirán de estímulo para que los agricultores se esmeren en mejorar el cultivo, y quizá algún día se logre poner á envidiable altura á la Agricultura, de la que, con la enseñanza, se espera la regeneración de nuestra patria. EXPOSICIÓN DE INDUSTRIAS p r e m i o s extraordinarios. El Jurado único acordó la concesión de grandes premios extraordinarios, por el conjunto de sus edificaciones é instalaciones: Al ministerio de la Guerra. Al ministerio de Fomento. Al Excmo. Ayuntamiento. Al Círculo de Bellas Artes. Y de un premio extraordinario de cooperación: A la Sociedad eléctrica de Chamberí. p l Jurado único resolvió que los premios de honor y de mérito lleven anexa la medalla de primera, y que las medallas, á cuya fabricación está procediéndose, se denominen: Medalla de oro, la de primera. Medalla de plata, la de segunda. Medalla de bronce, la de tercera. iA l4 M DOS ASFIXIADOS última hora de la tarde de ayer se recibió aviso en el Juzgado de guardia de que en el Gran Teatro habían aparecido con gravísimos síntomas de asfixia, el mecánico y el ayudante encargados de la caldera de vapor que suministra la calefacción al referido teatro y que habían sido trasladados á la Real Policlínica de Socorro de la calle de Andrés Tamayo. Lo sucedido fué lo siguiente: Nicolás González Gaseo, de veintiocho años, mecánico, domiciliado en la calle de Rodríguez San Pedro, 5, segundo, y Pascual Fernández, de dieciocho años, ayudante de fogonero, que vive en la calle de Méndez Alvaro, núm. 2, piso cuarto, se ocupaban ayer en encender la caldera para dar calefacción al teatro. Ya había comenzado á arder el fuego y á formarse el vapor, cuando tal vez por un descuido, ó por causas que se ignoran, se produjo en la caldera una pequeña explosión, que dio salida á una considerable cantidad de ácido carbónico. El mecánico y su ayudante cayeron al suelo desvanecidos, y allí hubieran muerto sin que nadie hubiera tenido ocasión de prestarles auxilio, á no haberse notado en el teatro la falta de calefacción. El fosforero del teatro y dos vendedores de periódidos, llamados Isidro García y Antonio Rodríguez, se prestaron noble y desinteresadamente á bajar al local donde está instalada la caldera, encontrando al mecánico y á su ayudante en la forma que hemos descrito, sin que contestasen á su llamamiento. Haciendo heroicos esfuerzos lograron sacar á dichos operarios de aquel sitio, trasladándolos inmediatamente á la Real Policlínica antes mencionada, donde, asistidos por los profesores de guardia, no tardaron en volver á la vida. El juez de guardia, Sr. Torres, acudió al citado establecimiento benéfico, tomando declaración á los operarios. El administrador del teatro ha gratificado á Isidro García y á Antonio Rodrígiv- c que con gran riesgo de su vida acudieron á salvar las de los- asfixiados. A D