Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 878 A B C- MIÉRCOLES 3o DE OCTUBRE DE 3907. OCHO PAGINAS. HDIOON r que tanto ó más que aquéllos perjudican y mo- de Velada y de Hoyos Vit: ent; de San Seba lestan al transeúnte que va á pie esos grupos tián, los condes de Caudilla, y de Villa, ios de gente desocupada que obstruyen las aceras marqueses de Quirós. y aun las calles céntricas de la población. Han marchado á Valencia d ALcatvcara ic duaues de la Victoria. PAGinK 5 eíules que ia componen ei- traoa- j p. r CGP ia nir. ycr actividad posible en el estudio asías cifras de ingresos y gastos para presentar un proyecto de presupuesto con la rapidez ene e ge ia anormalidad de las circuns anefas en jm, centra su deseo, se encuentra Ei ai cálela lia dicho cae ha logrado del señor Galeón que retira su proyecto de presu- Ha añadido d- 2 manera rotunda que se propone presentará la aprobación del- Ayuntamiento un presupuesto verdad, con cifras sinceras que respondan a las necesidades de ia población? se ajusten ai mismo tiempo á la Iísper ¿t; ue con la cifra dada por la Hacienda s i la difidación de ios créditos pendientes enere ei Estado y ei Ayuntamiento se podrá obtener un presupuesto niveiacío. S. espctar los dos grandes ejes sobre que descansa el proyecto de presupuesto que tenía hecho ei 5 r, Sánchez de Toca, esto es, la municipalización de algunos servicios y la liquidación- dada por ia. Hacienda. Acepta las reformas importantes presentadas por su an: ecesor, por juzgar que han de ser muy bás. eficipso. 3 para Madrid. Cuenta como otra de ias bases para la confección del presupuesto coa los medios substitutivos facilitados cerno compensación á la ba. ia producida por la desgravación de los CHIPIS CP -i JlOU J t u l c u C a O- E ¡n París se encuentran los duques de Aliag 1 En Bilbao fue condenada cierta joven decidida, que por su amante burlada supo quitarle la vidaiMas á pesar del respeto que inspiran los Tribunales, en este caso concreto las personas imparciales no hallan justa la condena de esa mujer desgraciada, ¡que ya pasó por la pena de estar triste y humillada! Sobre todo las mujeres, intranquilas y furiosas, en nombre de sus deberes w y en nombre de ciertas cosas, piensan que ha sido un ultraje la condena, y un insulto, i- y han dirigido un mensaje J? solicitando el indulto... X- ¡Respeto sincero y hondo merece el acto elocuente, dj, que es una estocada á fondo vcontra el tenorismo ambiente! ¡Y yo mis aplausos mando para esa mulierocracia -v que va los pliegos firmando, pidiendo lo suyo: gracia! Pero... A causa del motivo Se ha agravado en la enfermedad que pan ce el conde de Andino, secretario particular S. M. el Rey. lía regresado á Madrid la señora de. 3 eist gui, esposa del ministro de Méjico en España. En la iglesia parroquial de San Sebastián se ha celebrado la boda de nuestro querido compañero ea la Prensa I) José Hernáudea con la bella Srta. María Sanz Gutiérrez. Fueron padrinos el padre del contrayente y la señora de I apeira de Zarraoa. SI matrimonio ha salido para Andalucía á pasar la luna de miel. Desearnos ranchas felicidades á ¡a dichosa pareja. r C 1 (1 f Ic A TRAVÉS FRONTERA I s estragos. Sábese yue se lian despíosiado Cos casa Ci í i pLieOíG C 1 C- Ir üacre ¿os escombros cueáó enterrado su J. Í üabicio allí desgracias Se asegura qu personales. También en San Esteban áe Litera están i a) armados con el temporal. Parte del pueblo está amenazado por enoi raes peñascos que i a persistencia ele ias lluvias ¡ha reiuovido, y que, ai desprenderse y arrasj trar las tierras cié ía. ia- aera, pueden envolver I las casas. Muchas de las del pueblo han tenido que desalojarlas apresuradamente sus habitantes. uta á los ia Dípt ss del Go- AS VICTIMAS DEL Ea e s t a d í s t i c a es c; on onciai. concluyente y t e l- -v ALCOHOLISMO rrible: hiere nues 1 g- obernador contínú i pueblos inundados. tra atención corno piedr; arrojada con una Para las victimas honda. ración prc Contra la espantosa plaga del alcoholismo bienio. se ha emprendido en Italia una vigorosa t n paña que ataca el mal en su raíz. Para un. i á las autoridades en tal tr. ovxmiento hi 1 i de ese mensaje animoso, taño y de defensa social lia bastado teñe- J algo hay en él subversivo vista los datos terminantes de ias victime- ¡L y, por tanto, criminoso; -x d la afición á las bebidas alcohólicas ha L chc y un fiscal, contra el exceso aumentadas de año en año, en el reino ii 1 i Si per desgracia con todos los medios enunde sus frases alarmantes, y en la República norteamericana. ciados no se lograra ia nivelación deseada, se c ya ha comenzado un proceso. E 13 1874. el consumo en Italia venía á 5i ¡contra todas las firmantes! -W Ésta palabra, repetida en varios momentos 6,5 litros por habitante; llegaba á 10,23 e 1 Que horror! I, as leyes civiles da su conversación por ei alcalde, parece indiy nada menos que á 91 en 1899. Ju r 1 tendrán que ser reformadas í ca ei proposito, algunas veces iniciado por cifras registra la estadística que ei i para una causa con miles otras personas, de ir á la reorganización de las rieron de alcoholismo agudo 627 i y miles de procesadas... -1: -dniiillas y á su reducción. que en el período comprendido e 1 v e ¡Qué lluvia de citaciones 1904 unos cien padres alcoholizados d- igre. zo conde de Peñalver qué había rey de buscas y capturas! ron 30 hijos, que se revelaron cri cor. tcuásao á le. Comisión y á los concejales ¡Tendrán las declaraciones ios diezá los veinte años de edad. e r. o se adoptasen actitudes altivas con el millones de foliaturas... No han sido menos los efectos y u c d s; ado. Nada de echarse en brazos de la poNo será un acto sencillo cias del alcoholismo en los Iistad ITJ I p. daridid ni buscar triunfos en ia Prensa, porla vista, cual las corrientes, Por su funesta virtud han muerto vo o 1 pe cor: ia misma prontitud con que ésta eiepues ¿dónde hallar un banquillo teamericanos; han ido á dar con su; 1 para tantas delincuentes? la cárcel ó ei presidio, 150.000, cíe h menores de edad; han perpetrado S 1 Y si nombra cada cual j 1.500; se han suicidado 2 x 00; han 1 -va que pueden- -su abogado, os pavi entes. á las casas de salud 100.000 niños 3 ue ¡vayan buscando local i; Esrima con justa razón el alcalde que no 200.000 mujeres quedaron viudas. para el coro colegiado! puede continuar el pésimo escado en que se Llorar no sé ó si reir Con razón decía Galtier que la copa con halla el pavimento ds las calles, en especial ei ante el aso, con fervor... se mala el gusanillo por la mañana, es la 1 1 10 de- as que están asfaltadas. En estas, por desMas, bien se puede decir; da con que el bebedor se suscribe ai hospi cuidos punibles unas veces y la: más por aban á nn procesootro rnayor v; De todas las propagandas ai- tbicobolis; s dono, se producen baches enormes. la más honda y eficaz lia sido la de Perris Para evitarlo se propene vigilar él mismo- GIL- PARRAD haciendo fijar en todas las escuelas, ante rué ias cuac. riíiss cíe coraros se hallen cons ojos de los niños, máximas como ésta de C tantemente por ias vías ole la capital recompoPatín, impresas en caracteres rojos: niendo y arreglando ios desper. r: os míe ha El aguardiente es agua de muerte: ayud -Jl- Oá U u E DC Se hallan en Pau ios. marqueses de Valde- vivir á quien lo vende y asesina á q úr: r bebe. S iuentes. A. f ircu! ar! Ha recomendado cou mucho interés al jefe L, n marquesa de Montéagudó está pasando de Policía urbana y á ios inspectores del Cuer- una temporada en su finca Milla? 4. 1- 3 X po que hagan cumplir las Ordenanzas municipales á los transeúntes, especialmente en lo que En la iglesia de San Marcos se. celebrará se refiere d no estacionarse en las aceras, sobre hoy, á las diez y medía; el funeral por. el alma todo en los lugares céntricos, interceptando el de la ilustre condesa de Toreno y POR TE 1. ÍGÍAFO libre tránsito. No todas las medidas que se tornen por las Han regresado: de Zarauz, el marqués de S i g u e el temporal. autoridades han le ir contra ios coches y los i Argüeso; de Murciadlos marqueses de Villa- Eas noticias que se reciben de- Sa; aiL oaiCv le. 9, según afirmó ei alcalde, puesto j mantilla de Perales; de París, las marquesas son alarmantes. fft- ¿t t- J- E 1 BU 0 TECA 0 2 A 3 C J CASA DEL CíliMEH 161 partí! o que ia íeñ- óra de Ferny ignorará tan abominables cosas? ii i- seguro. I, a pobre niña no daría crédito á sus oídos si llegara í alia k menor de esas infamias. d d i c. iusíiiicar i próxima partida é impedir que surja en SU espíritu: la i a de la reahaad, ¿buscaréis alguna razón que darle? d buscréis a l n a ó dari? 0 íe dirá nada de nada. Es más natural que la iniciativa parta de- vos, vuestra marcha, supongo que os veremos en casa, como hasta aquí. tarde ó mañana anunciáis que cartas inesperadas os llaman á París, más sencillo, iíargarita os verá partir de nuestro lado con gran pesar. 1 ere como á un hermano. ¡Qué larcas vanááparecerle las noches cuando istracción tenga sólo la compañía de un marido anciano! Por. fortuna, se acerca ia primavera y las ñores serán su consuelo. -Espere- -dijo Enrique sonriendo, -que me escribiréis comunicándome si ias simientes turcas y griegas han dado el resultado aue. había derecho á -UC 1 -ddargarita os escribirá. Slla pensará con frecuencia en vos, y yo os ase gtiro que no ha de pasar día sin que sea prenunciado vuestro nombre por ella ¿por rní, siempre con igual cariño. Enrique apretó la mano del comandante. v -Ahora- -dijo este último, -os dejo. Tengo dos horas disponibles- antes de fdi- iorzar. Voy á probar los nuevos anzuelos que me regalasteis hace días, desaparecido el señor de Ferny, Enrique Vartier abandonó el srddo, vistióse precipitadamente y se dirigió hacia la casa de la calle de la A verle entrar, Margarita palideció y empezó á temblar. -Todo lo comprendo con sólo ver vuestro rostro- -dijo; -sois portador de- -I- -dijo Enrique; -vuestro marido sale ahora de mí casa. Ah: -dro con- espanto Margarita. -ido sabe tocio- -prosiguió el joven, y co. aio viera á 2- í. irgarita próxima á desfallecer, se aprestaré á decir. -Pero no croe ea nada. H a recibido dos cartas anónimas, cuyo texto cree i 2 es u ia mentira i afame y una odiosa calumnia. No duda de vos ni de mí... 1 -Pero, entonces, con qué objeto ha ido á vuestra casa y qué tenía que- -C v. oh ¿to de rogarme que hiciera callar el rumbf qüé me acusa. -d hcndonando esta ciudad P o r mucho tiempo? -P a r a s i e m p r e ¿Qué habéis contestado? -Que salaré de Vesoul dentro de cuatrojijas. Él criado, después de haber abierto la puerta de Iv. añtesaln, anunció á SIÍ amo que ei S: de Ferny deseaba verle. -Nos sepc. raia. es á las once- -pensó ¿Oi- L 6 tiene quo decirme? Después contestó: -Decid al Sr, de Eerni que estoy todavía er: cama, r, ro qae si quiere entrar, estoy dispuesto á recibirle. Eí comandante contestó: ¡Qué diaiitre! no que no os hayáis levantado, ¡ii xrs ¿l Heme aquí; Y se acercó al joven, completamente íranquüo por ci P; nistoso del co- mandante, á quien estrechó ia mano cordkdúie: ií. e El criado puso leña en la chimenea y salió. El Sr. de Ferny arrastró un sillón hasta el lecho donde descansaba Enri- d que, y tomó íisiento; ¿A qué casualidad se debe que- no hayáis ido hoy pescar, mi comandante? -preguntó Enrique. -A ninguna, mi querido joven. -Entonces. -Tengo que hablaros seriamente de una cosa muy serla. ¡Ahí- -exelam u Este exordio de n a c c ir 1 go, la tranquila s sr 1 o. L Después de un 1 ii 1- ¿Por qué no m I s c 1 JC 1- -Porque me lo I 1 3i i- Olar ante ella la co 1 -Bien; estarnos n o 1 o uo o ir o con gran curiosid c El señor de Feni 3 PCJ o r ¡s do y dio dos ó tre m 1 poi e ios bigotes. 1 p Enrique le mira nrc u i o q- ¡Rayos y t true o- -e ¡R y di d lo de decir de l qu 1 iecl o Y se paró deían o ¡Aii! -preguir ¿Ojié teniD. ¿Ofenderme? -Sí, y mucho, tan peligroso; qti buen muchacho, i n jor de lo que espe c ¿Be otrajnan- -Esperad. nec- -Disponed del- -Hace algunos béis formado de rui -o sinceridad de vue a im