Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D, M I É R C O LES 3o DE OCTUBRE iM. -ii iWMilliai II- B I K S T i- -B a a M W i w ii i iiLi. iii. J il l, i DE 1907 NÜM. SUELTO, 5 CENTS. íf) 2? í f i i n i i l ii- -imm CRÓNICA U Ñ I V E I? SA ST V ANO III i 2. É P O C A l HMi B MADRID AL en Buscábamos ayer por Madrid el Cantábrico día día de Noroeste ó el Mediterráneo en t de llevante. Fuera de ese pequeño detalle que, naturalmente, faltó, el temporal con todo su aparato de viento, granizo, chubascos, frío y truenos, fué propio de la costa. Tan aburrida fué la jornada, que con decir que el mal tiempo fué la nota más saliente de ella, está dicho todo. Ni los Tribunales vieron causa alguna sensacional, ni Sánchez Toca habló en el Senado. Los venerables abuelos de la Patria reanudaion tranquilamente sus apacibles siestas. Kn el Congreso fué otra cosa. Allí habló Maura, contestando á los catalanistas; replicaron éstos, contrarreplicó aquél, y así se deslizaron las horas, hablando de Solidaridad y agravando con ello el empacho que de Solidaridad y de Administración local viene padeciendo el país. I5 n el Ayuntamiento hubo manifestaciones del nuevo alcalde. Tiene excelentes propósito? según expresó, y como el movimiento se demuestra andando, nunca mejor empleada podrá estar la frase de ¡ande el movimiento! FJ pueblo madrileño está rabiando por aplaudir. Sucesos, hubo varios; ninguno de ellos de excepcional importancia: una mujer que pretende suicidarse tomando legía y fósforos, como si no hubiera en Madrid productos alimenticio de más seguro y funesto resultado. La detención en las puertas del Congreso de wn feroz libertario, que luego resulta un apreciable juez municipal, recién llegado á Madrid para asuntos propios, y el hundimiento de una pared en una taberna de la calle de Alcalá, que produjo heridas á un individuo y dio pie para que algunos devotos del copeo echen la culpa de lo ocurrido á la ley del Descanso dominical. Por la noche, hubo estreno de La suegra en el Gran Teatro y, aunque es fama, muchas veces injustificada, de que no hay suegra que pueda gustar, La suegra de anoche gustó. rf Va coger con exactitud, de labios del Sr. Sánchez de Toca, declaraciones mortificantes para el Gabinete, alguna de las cuales motivó últimamente un debate parlamentario? El despecho anubla las inteligencias más esclarecidas, y de ahí que al Sr. Sánchez de Toca se le antojen los dedos huéspedes y vea parcialidad y pasión donde no hay más que justicia. Nosotros aplaudimos al Sr. Sánchez de Toca cuando anunció solemnemente, en el Ayuntamiento su propósito de acabar con aquellas discusiones bizantinas de los ediles que convierten la Casa de la Villa en un pequeño Parlamento. Le aplaudimos igualmente cuándo publicó aquel famoso bando para impedir la mendicidad, la gritería de los vendedores ambulantes en las calles y la formación de grupos que en las vías céntricas interceptan ei paso por las aceras. ¿Qué sucedió después? Pues sucedió que el Sr. Sánchez de Toca hizo buena aquella sentencia castellana muy popular, que dice: Los alcaldes nuevos son como los zapatos; al primer día ajirietan y después vierten anchos. Los demóstenes del Concejo se le subieron á las barbas cuando les vino en gana; las calles de Madrid siguieron invadidas más que nunca por mendigos; la golfería andante continuó aturdiendo con sus gritos al vecindario de la villa; las aceras de las calles principales están todavía impracticables. Ni siquiera se vio cumplido aquel otro refrán: Día de bando, día de rigor. ¿Dónde están, pues, los éxitos felices, los actos enérgicos, las medidas acertadas, fielmente cumplidas, que un periódico independiente, sin ninguna d a s e de compromiso con la Alcaldía, ni con el Gobierno ni con nadie debía aplaudir? Razonada nuestra actHud, sobre nada tenemos que insistir. Lo que importa á nuestro nombre es afirmar una vez más nuestra independencia indomable, y esto ni el Sr. Sánchez de Toca, ni nuestro mayor enemigo, si enemigos tenemos, podrán afirmarlo sin dejar atropellada deliberadamente Ict verdad. BBH yai CONGRESO CESIÓN DEL DÍA 29 DE A las cuatro meta la sesión el Sr. Dato, estando en el banco azul los Sres. La Cierva y marqueses de EsteHa y Figueroa. En los escaños no llega á una docena el número de diputados que se hallan; en cambio las tribunas están rebosantes de público, ocupando las delanteras elegantes damas. Aprobada el acta, que lee el secretario mar qués de Santa Cruz, se entra en RUEGOS Y PREGUNTAS OCTUBRE DE C 7 ZHSZ Cl SÁNCHEZ DE TOCA YABC u a n d o aj er recogimos la alusión que el ex alcalde de Madrid hizo á A B C el lunes en el Senado, nos atuvimos á las referencias de la sesión. Ayer leímos en el Diario de Sesiones el texto del discurso, y hay algo en él que A. B C debe recoger y rechazar con la energía ííue da fcl iü- iperio de la verdad sobre la injwsticia y la pasión. Con este motivo y bien contra nuestro gusto, porque somos adversarios de la exhibición personal, volvemos á tratar el asunto. Dijo el orador aludiendo á A B C que el periódico de cámara es un instrumento de gobierno délos más delicados que puede haber, y en manos de niños es tan peligroso como la dinamita misma ¿A quién señala al hablar de niños, si cuantos escriben é intervienen en A B C se alejaron hace tiempo, desgraciadamente, de la infancia? No es fácil adivinarlo. Hay en el pensamiento del Sr. Sánchez de Toca sinuosidades que no queremos, que no debemos explorar. Nos basta para destruir insidias y alejar sospechas hablar claro, con la claridad que emana de una absoluta independencia, que nadie, del Rey abajo, ni del Rey arriba, si alguien pudieX 9i haber más alto, podrá desmentir. A B C no tiene señor á quien rendir pleito homenaje; A B C con la frente muy levantada, con la serenidad de toda conciencia tranquila, reta á quien se atreva á pensar de otro modo, á que pruebe que A B C se ha acercado á ningún centro oficial, ni á gobernantes, ni á gobernados, en solicitud de favores ni de protecciones. A B C es independiente; más independiente que el Sr. Sánchez de Toca, que, al fin y al cabo, está sometido á la disciplina de un partido, y A B C no forma en ningún bando, ni tiene amo político, ni le tendrá. Lo que ocurre es que suele llamarse independencia todo lo que sea agredir, destrozar, demoler; y no es eso. La independencia de un periódico se manifiesta de modo muy distinto. Ella se hace coincidir en ocasiones con el criterio de una entidad determinada. Así, A B C ha sido llamado moretista en algún momento, porque halló buenos los actos del partido liberal; otras veces fuimos, al decir de algunas gentes, canalejistas, porque mereció nuestra alabanza la conducta del político ilustre que da nombre á aquella agrupación; ahora quizá aparezcabaos republicanos ó socialistas, porque en el asunto de las tabernas hemos coincidido con Azcárate y Pablo Iglesias, partidarios en el Instituto de Reformas Sociales del cierre de aquellos establecimientos. ¡Qué más! Este periódico de cámara ha combalTdo al Sr. La Cierva por su disposición sobre el cierre de los teatros á una hora determinada, entendiendo q u e l a medida era sobrado restrictiva. Ha coincidido también con el conde de Romanones, que en pleno Congreso se extrañaba de que el Sr. Maura tolerase al alcalde de Madrid la publicacién de folletos en los qvae censuraba al Gobierno. Pero el Sr. Sánchez de Toca no sólo comete ia ligereza de negarnos una independencia que nadie, absolutamente nadie- -lo repetimos, puede regatearnos, sino que dice que la cuestión de la Alcaldía la ha envenenado la Prensa. ¿La Prensa! ¿Pero es que no surgió el coníllcto ccn ios íolletoh de ese señor, ó es que los íoilclos son la Prensa? Es que los periódicos, V entre ellos I l Mundo, han hecho más que re- C E S I Ó N DEL DÍA 29 DE Se abre la sesión OCTUBRE DE 907 fjfvefnticiíco minutos, bajo la presidencia del Sr. Azcárraga. Ks leída y aprobada el acta de la anterior. Y x los escaños pocos senadores. s tribuna? asi desiertas. íin el banco azuí es cá el minislío de Fomento. RUFGOS y PREGUNTAS E- Sr, RUSIÑQL agradece, al Sr. Sarda la mención que hizo de él con ocasión de la petición de auxilios para Tarragona. Añade que los daños causados por las inundaciones en aquella comarca son mucho mavores de lo que se suponía. Lee un extenso telegram a en que le dar cuenta de las calamidades ocurridas. Pide al Gobierno que condone los atrasos por contribuciones y la exacción del impuesto de Consumos en las actuales circunstancias. Añade que sea retirada la Guardia civil concentrada para auxiliar al agente ejecutivo en el cobro de los impuestos. El ministro de FOMENTO afirma que la Guardia civil está concentrada para auxiliar á los vecinos en peligro. Ofrece, enjnombre del Gobierno, hacer cuanto pueda en favor de los perjudicados y emprender sin retraso la reconstrucción y reparación de OS daños producidos en carreteras y caminos. El Sr. RUSIÑOL da las gracias al ministro y pide también que se libre del pago de la contribución industrial durante un año á las ¡fábricas que aprovechen saltos de agua. El ministro de HACIENDA formula ofrecimientos semejantes, y añade que en la Gaceta aparecerá una Real orden en la cual se dispone que todas las bajas por contribución industrial se retrotraigan á la fecha de la catástrofe. El Sr. RUSIÑOL da las gracias nuevamente. ORDEN DEL DÍA Continúa el debate sobre el proyecto de ley de emigración. Sin debate son aprobados los artículos 4.0 y 5- Al art. 6.0 presenta una enmienda el marqués de CORVERA, la retira y queda aprobadoel artículo. El mismo senador apoya- otra enmienda al art. 7.0 La impugna el Sr. RUIZ, es retirada; el señor PALOMO apoya otra, combatida por el señor MORALES, y es desechada, aprobándose el art. 7.0 Después de ser desechada otra enmienda del Sr. PALOMO, es aprobado el art. 8. Son aprobados también los artículos 9.0 y 10. Después de ser desechadas varias enmiendas de los señores marqués de Corvera y Palomo son aprobados los artículos del 11 al 19. Al artículo 20 defiende una enmienda el señor Gil Becerril en un discurso breve y elocuente. En nombre de la Comisión le contesta el señor MONTEJO. El Sr. PALOMO apoya otra enmienda y la impugna el Sr. HINOJOSA. Por fin queda aprobado el artículo 20. Al 21 defiende una enmienda el marqués de CORVERA, la impugna el Sr. MORALES y es aprobado el artículo desDués d e retirada aquélla. Se suspende la discusión. El Sr. IBARRA formula un ruego al ministro de la Gobernación relativo á la conveniencia de que se cumpla el cierre de las tabernas en los pueblos inmediatos á l a ciudad de Bilbao. El ministro de la GOBERNACIÓN ofrece que se les obligará á cerrar á los industriales en cuestión, contando con el informe favorable del Instituto de Reformas Sociales. Jura el cargo el Sr. Aznar. El Sr. N O U G U E S pregunta al presidente del Consejo si se ha acordado de traer á la Cámara los antecedentes sobre el patronato de la iglesia de Montserrat, que debe haber en la Intendencia de Palacio. El presidente del CONSEJO contesta que escribió solicitándolos al jefe de Palacio y los recibió hace tiempo y ofrece traerlos á la Cámara. Se muestra dispuesto á aceptar una interpelación sobre el asunto. El Sr. NOUGUES da las gracias por su contestación al presidente del Consejo, y anuncia para cuando la Mesa disponga una interpelación. Dirige una pregunta al ministro de la Gobernación sobre detenciones ilegales realizadas en Benicarló. El Sr. MOLES denuncia que el alcalde de Lérida no cursó á tiempo los telegramas que le envió el gobernador de la provincia previniendo los avisos de inundación, con lo cual las aguas causaron muchos daños, que se hubieran podido evitar. Anuncia una interpelación sobre el asunto. El ministro de la GOBERNACIÓN la acepta para en cuanto tenga los antecedentes necesarios. El Sr. SORIANO pide expedientes á varios ministros y anuncia interpelaciones sobre diversos asuntos que radican en Valencia. -Denuncia al ministro de 2 a Gaerra quo wr. j. jL ¿i. r. jtú Mi- oútutiu tícrvício üíívo cii wá. departamento. P ormula también varios ruegos ei Sr. GÓMEZ ACEBO. W Sr. SALVATELLA denuncia que en la Audiencia de Gerona se ha visto una causa, en la cual se har. tardado más de treinta días en dictar sentencia. URDEN DEL DÍA Se aprueban definitivamente varios proyectos de ley. ADMINISTRACIÓN LOCAL Se reanuda el debate pendiente en el proyecto de reforma del régimen de Administración local. El Sr. DATO: El señor presidente del Consejo de ministros tiene la palabra. (Expectación. Empieza el Sr. MAURA manifestando que hará un examen de la totalidad del proyecto y de la totalidad del debate, y que después cree conveniente que los diputados y el Gobierno, siguiendo el uso de otros Parlamentos, acudirán ante la Comisión para hacer de un modo más eficaz y rápido el debate. (La Cámara está animadísima. Opina que hay equívocos sobre las aspiracionesde los catalanes en lo referente al reconocimiento de la personalidad de su región, los cuales conviene desvanecer. Los diputados solidarios padecen ofuscaciones de cierta importancia, preocupados con lo que es el problema catalán en Cataluña. 0 s acontece que habéis recibido un mandato colectivo de Cataluña, pero para sólo protestar del statu quo y pedir su alteración, pero por lo que se refiere á una solución concreta, estoy seguro que no hay unanimidad en Cataluña. K la derecha de los solidarios hay en Cataluña muchas personas que tienen igual cariño que todos nosotros á la patria común y que se les han sumado para contener los atropellos de una izquierda revoltosa que nunca llegará á imperar en las provincias de Principado. En el Estado español, del cual abomináis, estamos todos con nuestra responsabilidad, nosotros y vosotros y de él no debemos separarnos. Es evidente que en España, antes de la reforma, ya se han desechado procedimientos y corruptelas antes indestructibles y esto no lo ven algunos como no se ve la corriente de las aguas en el mar y, sin embargo, existe. (Bien. Y vamos á la luz y la luz en este caso es la de la reforma de la vida local antes maniatada y deshecha. No os preocupéis del porvenir demasiado. Hagamos la ley buena y ya dará lo que sea necesario que dé. A mí ya no me importan las derechas ni izquierdas. (Bien. Nunca haré concesiones sobre la soberanía del Estado; al contrario, á medida que la vida local se fortalezca, necesito, quiero un Estado más fuerte, más firme. En el desarrollo de la vida local yo os ayudaré, y creo que coincidiremos en mucho. En el proyecto se fija de un modo categórico lo que pertenece á la vida local, y vosotros, si no os parece bastante, debéis señalar en concreto como ha empezado haciendo el Gobierno. Cuando este proyecto sea ley y tengamos órganos adecuados, entonces quedará para siempre separada la esfera de la vida local. En Obras públicas, en Beneficencia y en cultura se deja á los Municipios libertad; pero sm que esto suponga que el Estado se desentienda de tales materias, que de manera tan directa le atañen. Mi voluntad está firmemente resuelta á que vayamos á reorganizar, á crear, diría casi, la Hacienda municipal, que es punto esencial de la vida local. Cuando estén creadas las organizaciones locales. Municipios, provincias ó mancomunidades de provincias, entonces será ocasión de ver en lo que podrá delegar el Estado sin abdicar su soberanía. En esto no hay contraposición con lo que han dicho los solidarios. ¿La habrá en lo relativo al derecho foral? Si no lo habéis pedido. Y si lo pidierais lo debéis tener por negado. Si sobre eso que, afortunadamente, por sei esencial de la soberanía, no se ha discutido, se pidiese, se pediría aquí para que lo resolviesen las Cortes con el Rey. Formulad afirmaciones concretas si es que creéis que el proyecto invade la vida local, la cual desde el 56, ó si acaso desde 1869, no se ha limitado por fórmula alguna. Queréis regiones; pues bien, que se vean, que las haya, yo comparto vuestro deseo; pero no basta decirlo, es menester que la región se acuse con líneas propias. Habéis combatido el proyecto porque en él no se establece la región; pero reconocéis que se fija la autonomía municipal, y si esto es exacto, por esta autonomía, que emancipará á los pueblos catalanes del Poder central, dará frutos diferentes de los que se obtendrá en Andalucía ó Galicia. ¿O es que queréis el Congreso en Barcelona? (Aplausos én la mayoría. Cuando haya agrupaciones con energías propias cristalizarán éstas en vida propia, que respetaremos. Me ratifico en la idea de que esta ley tiene un cauce de tal amplitud, que para llenarle no sé si habrá agua ni aun en Cataluña. Tened presente que las mancomunidades se fijan sólo para los fines de la vida local, y se tratan por espontánea voluntad, no arbitrariamente. Sr. Í: Z naiiconium ccsión ó contrato, que se puede llamar descentralización, y eso ni está en el proyecto, ni podía estar en mi pensamiento. Cuando las organizaciones locales tengan personalidad para dialogar con el Estado discutiremos lo que éste puede dar, pero conservando su libérrima voluntad. En el proyecto no se repugna la región para finés administrativos, porque con los caracteres de idioma, derecho, etc. que queréis atribuirla no se adelanta un paso en la discusión. Yo respeto el hecho social y el antecedente histórico, y, sin embargo, sois vosotros los que me llamáis doctrinario. (Bien. En el proyecto se ha echado de menos la desintegración, como sí pudiera haber integra- ción sin producir al mismo tiempo la desmembración. Este proyecto va contra la uniformidad, y lo logra, y hasta ahora no se me ha demostrado que esto sea un error, porque admitimos toda la posible variedad dentro de la unidad, lo que no se deja en la autonomía. Estamos de acuerdo en que es necesario una reforma local, y deseo que coincidamos en realizarla; es más, creo que es una obligación llegar á ella, y quién la ha íle hacer: las Cortes con el Rey. Porque decir como dijo el Sr. Cambó, que si no se les concedía tal ó cual cosa, Cataluña haría no sé qué, eso es pasto para la muchedumbre. En un párrafo muy elocuente cierra el se- ñor Maura su discurso, diciendo que es preciso realizar la obra emprendida dentro de la patria, sin la cual no habría regiones, provincias, hogares ni costumbres. (Grandes aplausos en la mayoría. Rectifica el Sr. CAMBO. Acusa de vaguedad el discurso del presidente del Consejo de mi nistros. Dice que el Sr. Maura no ha definido la so- beranía del Estado. Y vamos á concretar: en lo referente á primera enseñanza ¿es que se considera funcióa absolutamente á cargo del Municipio sin intervención del Estado? Me parece que no. Lee el orador una nueva fórmula referente á la enseñanza provincial más restrictiva que la fijada en el correspondiente artículo del proyecto. Solicita el reconocimiento del derecho foral catalán de una manera expresa. Dice que hay en Cataluña algo tan esencial como el Municipio y es la región. BEabló el Sr. Maura de que el proyecto tiene amplio cauce, y yo digo que muchas aguas que por el deben circular las tiene detenidas el Estado. Cree que la funeión exige la creación del órgano, al contrario de lo expuesto por el señor Maura, y afirma que ya es hora de crear órganos para la vida local, Esta minoría desea soluciones concretas y por eso, acaba diciendo, discutirá el articulado del proyecto de buena fe y presentará enmiendas coa el propósito áe hacer luego un balan-