Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERÓ- -877 A B C. MARtES: a. 9 E E; bCílIBRE: DE J 9O7. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA -4 Real niño, quien está respirando en este áía el No está. áecidido cuánáo ha áe verificarse la aire de Francia. Nos hemos condolida de los recepción oficial- E s í más prebable que á los ufrimientos de Andalucía y Cataluña, flagela- tres días de llegar Llabéria. De todos taedos, das al mismo tiempo que varios departamentos el hecho de recibir el Sultán á -un áiplomático franceses por un tremendo azote. -europea en glenorRáíüaááhi es realmente ex Con profunda satisfacción hemos visto este traordinario y significa una gran deferencia s mismo ano agregarse otro acuerdo al que une hacia España. ya á Francia y España para una obra de civiMr. Rfegüáult celebró ayer tina nueva confelización, por la confianza que se demuestran y rencia con el Sultán. Fue íauy extensa. A las 1 apoyo mutuo que se prestan. cinco de la tarde se retiraba el ministro frasees, Levanto mi copa en honor de V. M. de S. M. y, á juzgar por la- expresión de su semblante la Reina y de S. A el Príncipe de Asturias, y muy satisfecho. bebo por la- prosperidad y grandeza da España. LONDRES, í 8 1 0 M D. Alfonso se levantó contestando con las fl corresponsal de La Iriburia eni Tánger, ¡iguientes palabras: dice que varios, soldados de la Legión Señor Presidente: Las poblaciones francesas, que S. M. la Reina y yo hemos visitado en francesa, de origen alemán desertaron, siendo varias ocasiones, nos han hecho ver ya los sen- atacados por unos cuantos indígenas, resultan timientos cordiales que sienten hacia nosotros. do cuatro de aquéllos muertos. Los restantes lograron ponerse en salvo y La ciudad de París y vuestro ilustre prede- -cesor se han servido tributarme hace tres años han llegado á Rabat la más entusiasta acogida. Sentimientos tales r MBLlUATlS, I K. no pueden menos de conmovernos al hacerse A intérprete de ellos Vuestra Excelencia y ex- r %l as ocho de la noche zarpó el Extremadura, -conduciendo á Tánger al general Marina presarnos lo mucho que Francia se ha regocijado por las recientes alegrías de nuestro y á su ayudante, comandante Morales y capiReal hogar y lo que se ha condolido por los su- tán Morra, incorporándose Embajada Rabat. frimientos que acabas de pasar varias provin- a. El cañonero Pinzón h a marchado á Alhucemas. -o: cias españolas. Estoy seguro de que cuando sean conocidas en España las amables palabras de Vuestra Juvis para aguardar el paso del tren y cumpli- -t PAHÍá, s 8 3 t Excelencia y el caluroso recibimiento que hementar á los Reyes, y allí se incorporaron á su Y f arias noticias. t -mos tenido n- uevaments en la capital de la comitiva. P O R T E L B G S A Í O j República, -tendrán allí ttíreco de gratitud y CAZORLA, 2 8 4 T. fí La estación del Qttay d Orsay estaba esplénA poco dé llegar al hotel el Príncipe de afecto. Cl didamente engalanada con muchas banderas y Asturias tomó su acostumbrado baño, después- La satisfacción con que han visto V. E. y la Tiña abrasada. l escudos, en que aparecían hermanados los co- del cual le fue servida una taza de caldo. noble nación francesa formarse, hace attiy poco, En el vecino. pueblo de Pozo Alcón ha lores de Francia y España. Campaba en tal deMr. Hennion, jefe del servicio de Seguridad nuevos lazos entre España y Francia, la com- ocurrido un hecho tristísimo, que ha causado coración tanta riqueza cerno buen gusto. de París, ha conferenciado esta mañana con partimos en absoluto y la comparte la nación honda impresión en el vecindario. -Hallábase jugando cerca del fogón de la cóTerminadas las presentaciones, montaron los detectives ingleses encargados de custodiar española. ios Reyes en su automóvil y se dirigieron á la á los Soberanos españoles. Para llevar de común acuerdo estaprenda á citja de su casa la niña de pocos años Ana Es. PASÍB, j r. jrue de Rívoli, al hotel Meurice, donde, como la obra general de paz y civilización, ha basta- cüdero, y t ú v o l a desgracia dé acercarse tanto isitas y conferencias. r ya telegrafíense les había preparado habitado que se inspiraran ambos Gobiernos eii los á la lumbre que la llama prendió en sus vesti. -A las cinco y media de la tarde recibió íntimos deseos de ambos pueblos, más cons- duras, abrasándola completamente. N! ciones. A sus angustiados gritos acudieron algunosTanto alpartír de la estación la comitiva como D. Alfonso la visita del ex presidente de la Re- cientes cada día de la solidaridad de los intevecinos, pero ya era tarde par ¿prestarle auxilio en el trayecto, un enorme gentío, que había in- pública, Mr. Loubet y de su señora. reses que los unen. 1 La entrevista fue muy afectuosa. El joven vadido la sala de espera y Se había situado en Díríase que la misma Naturaleza quiso aso- y la niña falieció á las pocas horas en medio de la aceras de las calles para ver pasar á los Re- Soberano recordó los dos viajes que hizo á ciar sus destinos haciendo pasar simultánea- horribles sufrimientos Francia cuando Mr. Loubét desempeñaba la mente pof pruebas de igual ittdoie á varias coyes, vitoreó á SS. MM. y á Fallieres. ÍÉRROL, 2 8 S M i Al cruzar por el jardín de las Tullerías y por Presidencia, y las cacerías de Rambouillet. n crimen en Serántés. La Reina Victoria fue visitada por la gran marcas de ambos países. la rué de Rívoli, repitiéronse calurosamente Yo sé que Francia corresponderá á los de- En el vecino pueblo, de Serán tes se ha coduquesa Vladimir- o; los ¡vivas! á las augustas personas metido esta madrugada un crimen, que ha proseos de 1- 5 paña. -Mr. Revoil celebró tina extensa conferencia- Bebo por el presidente de la República y la ducido impresión tristísima en, la población. Eran las once- y veinticinco minutos cuando con el Sr. Allendesalazar. y ios Reyes y su comitiva se apeaban á las puerPara velar él cadáver de Un niño, que murió gfan deza y prosperidad de Francia. tas del hotel Meurice. PARÍS; í 8, -9 N. Ambos brindis los escuchó puesta de pie toda ayer, se habían reunido- varios labradores en Entre las personas que ante este edificio una casa, l Elíseo. la asistencia. aguardaban la llegada de SS. MM. y prorrumEn las primeras horas de la madrugada se A las siete y cuarenta y cinco han salido La música de la Guardia Republicana tocó pían en aclamaciones al verlos, se notó la pre- con su séquito los Reyes da España y el Prín- el himno Real al terminar el toast de Mr. Fa- retiró del velatorio elvecino Manuel Díaz, y á sencia del rey de Grecia. cipe de Asturias del hoteí Meurice ¡dirigiéndo- llieres, y la Maíseilesa al terminar el de D. Al- poco tras él, se ausentó de la casa; su primo Serafín López, también agricultor y de edad se al Elíseo, donde llegaron diez minutos des- fonso. pués, sin incidente alguno. Después del banquete hubo fiesta en el salón de veinte años. Rl Príncipe, ovacionado. Sorprendidos IOS que velaban por la detoD. Alfonso encargó al agregado militar de de recepciones, representando la Réjane y la -El cuarto carruaje de la comitiva ocupánación de Un áíspáro; que se oyó inmediatabalo S. A. el príncipe de Asturias, á quien lle- España eü París que entregara la cruz de Car- Barthé. El Rey conferenció dé nuevo con Fallieres y mente, Salieron á la calle y encontraron tendivaba en brazos su aya la señora condesa de los los I I I al comandante Barr, que ha sido agredo en el süeloy. gravementeherido aldesgraciágado á Su Real persona por el Gobierno fran- Clemenceau. Llanos, do Diaz ¡á quién su píi ino había acometido por cés durante su estancia en Francia. El buen pueblo parisiense advirtió su prePARÍS, S J 1 M la espalda, descerrajándole cinco tiros de resencia con marcada simpatía, y sinceramente i a marcha. -PARÍS, í t) 1 M, vólver. expresó su entusiasmo al augusto niño, tribu A las once y treinta y cinco mmutos salie- Quedóla víctima tan en las últimas, que allí anquete oficial. tándole en todo el trayecto desde la estación á ron, los Reyes para Cherbürgo, A las ocho en punto comenzó él banquete mismo hubo que administrarle la Extremala rué de Rívoli especiales y afectuosas ova- de gala dado por el presidente; de la República Les despidieron en la estación l a infanta unción. cioaes. y Mad. Fallieres en honor de los Soberanos es- doña Isabel, el Presidente, el Gobierno; y la Al criminal no se le hallaba por parte algu Puédese- decir qué el Príncipe ha tenido- al pañolea. colonia española. na. Sospechando que hubiese venido á El Fe- entrar en, París un ¡vive sucess! Al entrar én éljatió de honor del Elíseo el rrol, le persiguióla Policía, y aquí lé ha enconautomóvil en que venían los Monarcas, la íiiú trado y detenido hoy, escondido á bordo de un p l automóvil, regio. Sica. del batallón del 5. a regimiento de Infantebarco, en el momento que el vapor se disponía r -E l carruaje q u e h a conducido álos Sobe- ría, que rendía ios. honoreSj tocó la Marcha Real I a portera de la casa núm. 4 Íde la calle de á zarpar con rumbo á América Augusto Figüeroa, t i e n e su habitación Díaz íüé recogido en estado agónico v llevaranos españoles desdé la estación del Qaay española; particular en una 1 guardilla de lá misma casa. da al Hospital. d Orsáy al hotel, es regalo de D. Alfonso á la E l Presidente se adela tita- ha ata el vestíbulo, Ayeíy una vecina sintió ruidos extraños en Reina Victoria. V para recibirá sus. augustosinvitados, quedanParece que celos y resentimientos por amo- Este precioso coche; que ha costado 25.000 do Mad. Fallieres á la. entrada del salón -iüme- la Vivienda d é l a portera; se puso en acecho, ríos han sido la causa, del crimen. y pudo ver por el ojo de la llave que tin- -hqtíi- -El asesino se h a negado á declarar ante el francos, muestra en las portezuelas los escudos d i á t o V de Battenberg y Borbón, está forrado en su in- Dasido el brazo D, Alfonso á la señórá dfel bre fdrzaba los: cajones de l a cómoda, sacaba juez. terior con paños de color gris claro, y tiene la Presidente y éste á S. M. doña Vitoria, penetró de: elios ropas y otros objetos, con los cuates En su maleta se l e han encontrado 66 duros caja de azul obscuro y, las ruedas y demás par- la comitiva en el gran salón dbíado, donde se hacía un envoltorio. y varios objetos qué revelan que tenía preme, L a vecina puso el hecho en conocimiento de ditado el delito y preparada la fuga tes, encarnadas con realces de oro, hicieron las presentaciones de rubrica. la portera, la Cual; como primera providencia, D. Alfonso Vestía de frac, luciendo é l g r a n cordón de la Ltgióa dé Honor. Doña Victoria avisó á la pareja dé guardias de Seguridad, n el hotel Meurice. r r llevaba elégaatísima toilette- de encajes, osten- que presta servició. en aquellas inmediaciones. Los Reyes han Sido instalados eñ las ha ...Subieron los agentes de la autoridad, y como bitaciones del primer piso, cuyos balcones to- tando una diadema de brillantes de gran valor. nadie contestará, no obstante continuar escuHoy se cumple el segundo aniversario de la -Los invitados españoles lucían eondécór ados dan a l a rúe de Rívoíi, las mismas que la chando ruido dentro de dicha. habitación, la princesa doña Beatriz de Battenberg ocupó la ciones francesas y los franceses condecoracio- portera abrió la puerta, -viendo con asombro muerte del duque de VistahermoSa En varias iglesias dé esta. corte. Se dirán con iltima vez que estuvo en París. nes, españolas. que un hombre, al parecer desconocido, salta- esté snotiyo misas éri sufragio de su alma, En el salón destinado á la Reina Victoria peligran sajoü dorado pasó la comitiva á ia ba por üíla ventana al teiadó; llevando acues- A sus hijos y demás familia reiteramos nuesllamaba- la atención una preciosa cotbeük, que ilamáda Sala, de Fiestas, donde se hallaba ser- tas, utt lío de ropa, tro pésame. la señora del embajador de España había man vida la mesa, qué constaba de iio- cubiertoSf y- ¡Alto! -gritó uno de- Jos. Subditos del coroestaba adornada Cóñ flores y con eentróá de d a d o colocar ésta ínáñana. Ha dado á luz una niña la señora de Cobián nel Elias, apuntando con el revólver ai fugi. Tanto los alrededores del hotel como los án- plata maciza, éntrelos cuales aparecían precio- tivo. -y F ¡de Córdoba, (D. E. denes y la salida de 1 á estación han sido escru- sas estatuitas, una debida al cincel de Leonard- ¡Daté. -repitió 1 su campanero, blandiendo El 4 dé Noviembre, festividad de San Carlos y otra en Mscuil de Sévres, qué figuraba una pulosamente custodiados y vigilados por la eVsable. i Policía, cumpliendo ordenes, del prefecto de bailarina. BorromeOj celebran sus días las duquesas de 1 Pero él hombre del lío, si u aét cago dé ta- Montellano y de Nájera. E l y daba la derecha á Máá. -Failiéf Sf y París. les intimaciones, se lanzó ai; tejado por él cual la izquierda á Mad. Loubet. ÍX íía Victoria se Marquesas de Casariego, Valdegamas, Gtia PARÍS, 2 8 4 T sentaba á la derecha del Presidente y la infan- corría con la misma facilidad que per üü Solar; daíerzas, Villafranca del Castillo y viuda de Los guardias, que. no querían perder la oca- Villadarias. ta doña Isabel a l a izquierda. -r ft isita. al Elíseo. Los demás asientos los ocupaban los respec- sión de prestar un buen servicio, se arrostra Poco más de un csarto de hora estuvieron Condesas dé Val del Águila, Campo Giro, tivos séquitos, el ministro de. EsLadcx; señor ron á salir al tejado; péró haciendo milagros Óropésa y Peñaflor, los Reyes en el hotel descansando. Después se dirigieron en su automóvil a! Elí- Alleadesalazar, -el embajador de España y se- de equilibrio para no rodar. Señoras de Loygorri, Alonso Pesquera, GonComo el ladrón no encontró uflá ventana sal- zález Besada, Hernández, Cendra, Vázquez de, seo, para hacer la visita de atención al presi- fipráj el. persoaal dejla Embajada española y vadora qué le permitiese burlaría préSericia de Parga, SickleSj Gullón, Liñán, Ríos, Lasarte, del Consulado, los presidentes déía Cámara dé dente de la República y á Mad. Fallieres; s í Acompañándolos fueron el mayordomo ma- diputados y del Senados el embajador: de I n- los implacables guardias, que á- duras penas pu- Candela y viuda dé Prendergast. 5 í, yor, señor marqués de la Torrecilla, y los du- glaterra, él presidente del Consejo y siig com- dieron darle alcance, se. tiñüió á diserécióü. Señorita de Carvajal y Quesadá. Cuando la portera vio frente á freíite al rapañeros de Gabinete, ministros, y subsecretaques: de Santo Mauro y Alba. Duques de Denia y Sotomayor. El Rey vestía de levita y gabán, ludeado en rios de Estado, el gran, canciller de la Legión tero, lanzó un gritOj no sabemos si de asombro Marqueses de Prado Alegre, Berna, Valtiédé Honor, los. prefectos del Sena y de Policía. ó de indignación, al reconocer en él á su pro- rra, Casa Alta, Sotelo, Bésora, Villadarias, Areel ojal el botón de la Legión de Honor. llano, Amparo, Esteva de las Delicias, Ojijares, Doña Victoria llevaba ü a elegante traje co- con süsseñoras, Ios; présidente 3 dé la Diputá- pio hijastro. Luegóge supo que el detenido, llamado Án- Solana y Huelves. lor malva, con sombrero del mismo color, ador- cióíi provincial y cíe! AyuriiamieíitOj el gober; gel, es un aficionado á cometer robos de aítiij nado con plumas. nador militar y de cüás autoridades, Condes de Casa Sedaño, Vega Mar, Morales ráj. pptQUS. parece haberse comprobado que se de Jos Ríos, Árdales dei Río, Casa Flores, -SeEn el patio del Elíseo hallábase formado P A R Í S í i M. hsbía apoderado de todo el zinc y todo. el plo- rramagna y Casa Padilla. para hacer los honores un batallón de Infanteos brindis. mo de los canalones del tejado de la casa. Barón del Castillo de Chirél. ría con bandera y. música. r NO hay para qué decir que Ángel, quedó á Llegada ía hora de los briád. á sé levantó Y Sres. Hurtado de Ámezaga, Q Donnell, La b ndatocó la Marcha Real al entrar enel disposición deljuzgado. de guardia. él presidente dé la República, proriünciatido el Cortezo, García Prieto, Valcárcel, Groizard, Alpatio el automóvil de Iqs Soberanos. tuna, Tavira, Barranco, Nieulaíit, Díaz Guija. Él presidente de la República y Mad. Fallie- siguiente: Señor: La visita que hizj V. M. á rro, Osáorio y Gallardo Espinosa de los Monres se; adelantaron hacia la escalera paira: reci- Eraücia hace tres añas ha dejado siltre nos teros, Muntadas, Martínez Campos y Serrano, bir á los Reyes, s dingiéndose luego con ellos al otros el más vivo recuerdo. Déseábamos qué alguna circunstancia: feliz F. Shaw, Muguiío, Testór, Melgarejo, Castel, salón de Embajadores, quedando las demás Liñári, Herediay Carvajal, Gil Delgado, Kobbs, personas de la comitiva en el llamado salón de os. diera ocasión para volver á. parís. V. M. se TÁNGER, 2 8 r ha servido aprovechar la que se ha presentaGonzález Rothwos, Andrade, Azcárrag- a, Coig, Ayudantes. 1 j. ¿ie: j ado el embarque de ios equipajes corazón os doy las gracias. Maldonado, Goyeneche, Revuelta, Morales de La entrevista, que fue en extremo cariñosa, do. De todo S. M. la Reina, cuya, graciosa pre- M a de la Embajada. Perraita S 6 tién, López Dórigd, Sáez de Tejada, Zulueta, se prolongó durante cuarenta y cinco minu- sencia nos honra, que le expresa también tod; Se espera que en el crucero Extremadura González del Valle, García Alix, Ocantos y Díaz tos, dando las gracias los Soberanos á Mr. Fa- mi gratitud. vendrá el genera Alarmas, que trasbordará in- Valero. llieres y á su esposa por haber ido á la esta Los años qtis han transcurrido desde vues- mediatamente al Pelayo, zarpando á las cuatro, ción. tra primera visita, han estrechado aún más, conduciendo á la representación española. D. Alfonso añadió que se consideraba dicho- señor, los lazos de Solidaridad y amistad íntiso por poder pasar algunas horas en París, re- ma que une á anibos países. El pueblo francés RABAT, 2 6 TÁNGER, 2 8 IO M. cordando con este motivo la satisfacción que ha tomado parte en todas las alegrías de la no- j p s ya definitivo, coíno ayer anticipé, que la Comunioamos nüe tras íeetsres que en experimentó durante su última visita. ble nación española, así como se ha conmovido embajada española llegará aquí el 30, día linoleum, tapicesade nudo á mareos hechos áalforateas ¡la meáida por las pruebas por que haü atravesado dos de correspondiente al 22 del Ramadán. en eolor que se desee, los mejores ALMACENES DE vuestras más hermosas provincias. Si la fearra lo permite, desembarcará antes de MADRID los de CARMEN, 22 y 24 y ESPARTAOS, 3, Nos hemos regocijado por el nacimiento Sel mediodía Es de extraordinario interés para el público. -JOYfiE -A U E H A i I Después de verificarse la presentación dé los respectivos séquitos) se despidiéronlos Reyes de España del presidente de la República y de Mad. Fallieres. -El Presidente acompañó á la Rema llevánPOR TELÉGRAFO dola del brazo hasta el automóvil, que salió a ÍS, 28, 2 T. la uña en punto. la -I legada á taris. Esta mañana á las once y dieciséis llega- t 1 almuerzo? Más de la una de la tarde era cuando los KOXL los Soberanos españoles. -A los andenes de la estación del Quay d Or- Reyes volvieras á salir del hotel. say acudieron á recibir á SS. MM. el presiden- -Él carruaje regio se encaminó á la Avenida te de la República, Mr. s Fallieres y su señora; Henry Martín, donde tiene su hotel el gran el jefe del Gobierno, Mr. Clemenceau; el mi- duque Cirilo de Rusia, de quien habían recibi nistro de Negocios Extranjeros, Mr. Pichón; do invitación para almorzar. -El almuerzo terminó á las tres. Poco antes la marquesa del Muni y varios altos funciona de abandonar la mesa los augustos invitados, rios del Estado. También salió á esperar y aaria Dienvenida llegó para cumplimentarlos el gran duque Viadimiro, que conversó con ellos durante alguá los Reyes la infanta doña Isabel. Un batallón de la Guardia republicana, con nos momentos. bandera y música, hizo en la estación los ho- f espués de almorzar. nores á los augustos viajeros. Al despedirse, á las tres y cuarto, doña No se concedió acceso á, íos andenes y á los Victoria salió corola gran duquesa Cirilo yendo salones de espera más que á los personajes ofi- á la calle de la Paz, en donde hizo compras en ciales y, previa invitación, á los individuos más una joyería, y dirigiéndose después al Bosque significados de la colonia española y á los re- de Bolonia, en el que estuvieron paseando. presentantes de la Prensa nacional y extranD. Alfonso salió también con el Sr. Quiñojera. nes de León, dirigiéndose á hacer una visita al Él marqués del Muni, como embajador de rey de Grecia. España, y un representante de Mr. Fallieres, Despuésse encaminó también D. Alfonso al habían salido anticipadamente á la estación de bosque d e Bolonia. J EL VIAJE DESGRACIAS V V A B L v tu- 1 IUU 3 V lCil ¿tfiijv