Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MAOmD, MARTES DEOC RE D E 1907 O SUELTO, S) S) Í A taHMi HM I ST A N O 111. ism km ám tí mKmm mamm S mmmt O 77 2. ÉPOCA 5 CÉNTIMOS En el üreseníe número incluímos el suDÍemento ilustrado de cuatro páginas L A M U J E R Y L 7 C A S A j cfue deben exigir iodos nuestros suscrtptores y compradores. PRECIO: CINCO C É N T I M O S F. N TODA ESPAÑA M A D R I D A L DÍA S e acabó el otoño. H a sido breve, de una duración de dos ó tres días. Ayer volvió á llover y á hacer frío. Y esto en Octubre, el mes de los mejores días madrileños, es faltar. Kl muevo alcalde tomó posesión de su cargo. Se la dio el saliente. Presidió el ministro de la Gobernación, y allí no pasó nada. Es decir, como pasar pasó algo; se derrochó elocuencia, verbosidad, palabrería. Aquello fué una de discursos que metía miedo; pero Madrid contribuyente... y medroso, está ya curado en salud. Sabe que en aquella casa hay oradores. ¡Administradores, Dios los dé! El pleito de la Alcaldía se vio por la tarde en el Senado. Gran función. Se agotaron las loca idades, pero no hubo revendedores. Se trataba de una cuestión de personas, de intriga. Por eso el lleno fué completo. El alcalde destituido se ofreció como víctima del Gobierno y de A B C ¡Pobre señor! Ba el Congreso hubo también animación extraordinaria, incidentes, campanillas rotas y cuanto es del agrado de la galería. Eu cambio, la Diputación se reunió, despachó, en menos tiempo que se santigua un cura loco, varios asuntos de interés general contenidos en el orden del día, y luego, en el desorden discutieron ampliamente el nombramiento de tm funcionario de la Corporación. Es la de siempre. No nos la han cambiado, ni siquiera nos la han disuelto. Sucesos, hubo varios. No faltó el consabido timo al eterno forastero que pretende descubrir Madrid y ganar i.ooo pesetas con una docena de ellas. En la calle de Zorrilla se repitió el espectáculo del infeliz, del desvalido del heroico wifo que se resiste á la autoridad y que empalna la navaja para destripar á un guardia. Con- enaremos el hecho; pero iremos á disfrutar, y casi á llorar, viendo á Eoreto Prado representar en el teatro el tipo de ese golfo sentimental, nobilísimo, pintoresco, que exorna nuestra vjlla. Ea dimisión, la destitución del alcalde la veía todo el mundo. Ea veía el Sr. Sánchez de Toca también, y de no haberla visto, su reconocida listeza habría quedado á menguado nivel. ¿Qué periódico de cámara es el que, cuando cae el alcalde, no logra dar la noticia que otros colegas más afortunados y nada devotos del Gobierno pudieron dar? El Sr, Sánchez de Toca tan duramente combatido por la Prensa cuando con la publicación de un folleto atacó desapiadadamente, cruelmente, á hombres ilustres con quienes acababa de gobernar, tiene mala memoria. Eo demuestra con el olvido de aquella campaña y con su discurso de ayer, en el cual confundió lo que es independencia de un periódico, con lo que es afán de empujar á un hombre que en su torpe maquiavelismo pretende desde un puesto público comprometer la marcha de un Gobierno. Nosotros estamos satisfechos de nuestra actitud, seguros de que nos secunda la opinión. El Sr. González Besada añadió (jue del millón de pesetas transferido ha enviado á Gerona, 75.000 pesetas; á Tarragona, 100.000; á Barcelona, 100.000, y á Lérida, 105.000, Ip i- J iié asistida e: 5 una Casa de Socorro una mujer joven, encinta, lesionada, que se había caído en la calle, efecto de una borrachera moriumental. Una razón más en pro del feminismo y un argumento para los defensores de c: Sos centros de cultura y de buenas costumüí os, que se iia dado en llamar tabernas. Hubo también desgraciados accidentes del trabajo. Nada íiiás, y es bastante. S. AiSCHEZ DE TOCA Y A B C p n el discurso que ayer pronunció en el Se nado el ex alcalde de Madrid se permitió Tiludir á A B C, diciendo que es un periódico de cámara- -de cámara del Gobierno, -que había anunciado con mucha anticipación su caída de la Alcaldía, y que A B C le ha combatido todos los días, á la vez que uno de sus redactores reflejaba con exactitud, evangélicamente -esta fué su frase- -lo que él, el alcalde, decía en su despacho de autoridad. Vamos por partes. El Sr. Sánchez de Toca debe saber que A B C no es periódico de cámara del Gobierno ni de nadie; que es un periódico de absoluta independencia ante nada ni por nadie doblegada. Si no lo sabía, cometió una ligereza imperdonable. Si no lo ignoraba, profirió á sabiendas una inexactitud. A B C no anunció la dimisión del alcalde. Ea presintió, como la presintió el sentido común: porque en aquel litigio entre el alcalde y el Gobierno era lógico que se impusiese la autoridad y la voluntad del segundo. Y eso fué lo que hizo A B C recoger y reflejar lo que estaba en la conciencia de todo el mundo. A B C no ha combatido en ninguna ocasión al Sr. Sánchez de Toca como alcalde. Ee ha aplaudido varias veces, y en algunas ha predicho- ¡y vaya por las predicciones! -que aquellos bandos de su acceso á la Alcaldía prohibiendo la mendicidad, el pregón de mercancías en los sitios céntricos y la formación de grupos que interceptan la circulación por las aceras, no llegarían á cumplirse, porque una cosa es dictar disposiciones acertadas y propensas á la alabanza pública para alcanzar popularidad, y otra cosa hacerlas cumplir. Y, en efecto, no se han cumplido. El Sr. Sánchez de Toca pierde los estribos ai sentirse dominado por el despecho, y dice que un redactor de A B C reflejaba evangélicaii: ente sus ideas y sus palabras, pero que el propio periódico A B C le combatía á diario. Se quiere mayor ofuscación del entendimiento Icl Sr. Sánchez de Toca? Si A B C hubiera c uerido combatirle sistemá -cameate, por pasión, habría empezado por ao consignar de manera evangélica ni de otr iludo alíruno las opiniones cel eximio seMador. No! Eo que ocu ría es cjue dando jcruefca cisiva de nuestra iparcialidad, de nuestra uleTieiidcncia. rec criamos con exactituci lo decir. Q exactitud e la Alca ií ¿ü aba y Ln ¡o c m e ircsabalacpiífí 1- riNAL D E LA SESIÓN DEL Continúa el Sr. DÍA a 8 D E OCTUBRE RA, M A U Afirma que sí existen esas divergencias políticas, porque no es otra cosa esa disparidad de criterio en lo de la desgravación y en la aplicación del descanso dominical. Repite que no se puede atribuir á movimiento de pasión lo que sólo ha sido en el Gobierno cumplimiento de su deber al pedirle la dimisión de su cargo de alcalde. Atribuye al deseo del alcalde de interesarse por los asuntos del Municipio de Madrid, sus impaciencias y sus creencias de abandono por parte del Gobierno, y sólo su apasionamiento y una ofuscación puede llevarle á creer que el Gobierno que le nombró pueda crearle dificultades. Afirma que siempre han de ser sensibles al Gobierno las apreciaciones adversas que tenga para el Gobierno el Sr, Sánchez de Toca; pero de esto á pensar que no ha cumplido con su deber, h a y enorme distancia. ü n el Senado. El ministro de la GOBERNACIÓN hace pro Gran curiosidad despertaba la discusión que había de entablarse en la Alta Cámara testas de que nunca haya realizado acto algucon motivo de la destitución del alcalde, señor no de oposición al Sr, Sánchez de Toca. Añade que siempre ha tenido el propósito Sánchez de Toca. Escaños y tribunas estuvieron llenos. Ha- de cooperar á las gestiones del alcalde en el blaron los Sres. Navarro Reverter, Sánchez de Ayuntamiento, como lo demuestra el hecho de Toca, Calbetón y otros senadores, además del que el asunto de la Necrópolis fué despachado presidente del Consejo y de los ministros de la rápidamente. Respecto del cumplimiento de la ley de DesGobernación y de Hacienda. El debate, del que esperaban algunos fuertes canso dominical cita el reglamento de 1905 emociones, no respondió á la expectación que para su aplicación, en el cual se determina precisamente el cierre de las tabernas, y se dedespertó. El alcalde destituido, luego de mostrarse fine con gran claridad lo que son tabernas. Rectifica el concepto emitido por el Sr. Sáncomo víctima de las no comprendidas hizo chez de Toca respecto de que la Real orden profesión de fervoroso ministerialismo. El Gobierno se limitó á expqner las ya cono- para el cierre se publicó en viernes ó sábado para cumplirla el domingo venidero. Enseña cidas razones que tuvo para la destitución, Y esto fué todo. Como allí no podía pasar el número de la Gaceta en que se publicó, que fué el lunes, 30 de Septiembre, quedando, por nada, nada pasó. Aparte recogemos y contestamos á lo que el consiguiente, toda la semana para el cumplimiento. ex alcalde dijo aludiendo á A B C. Sigue afirmando que no se procedió con exn el Congreso. cesiva rapidez, sino en los plazos marcados. No pudo ayer el jefe del Gobierno contesDice que cuando fué á quejarse una comitar al discurso pronunciado el sábado último sión de taberneros envió la queja al Instituto por el Sr. Cambó, porque retenido en el Sena- de Reformas Sociales y éste reconoqió que se do por el debate allí planteado, no llegó á la había atenido á la ley. Cámara popular con tiempo suficieate para dar Recuerda luego la resistencia de los taber- á los solidarios la respuesta que esperan. ñeros á cerrar, á pesar de lo que se disponía en El Sr. Maura hablará hoy, y su discurso se la Reail orden y por esto era necesario resolver desarrollará, seguramente, sobre l a síntesis con energía. que ayer anticipamos. Hace notar que los alcaldes son los encargaA falta del discurso del Sr. Maura, hubo un dos de castigarlas infracciones del cumplimienincidente muy vivo entre los Sres. Burell y to de la ley del Descanso dominical. Cambó, con acompañamiento de los demás soAfirma que todo el gremio de vinos se conlidarios. fabuló para faltar á la ley, no sólo en Madrid, El Sr. Burell, tomando como base üe su in- sino en toda España. Y se propuso el ministro tervención en el debate algunas frases pronun- que esto no se hiciera. ciadas el sábado por el Sr. Cambó, y que aquél El Sr. SÁNCHEZ DE TOCA interrumpe: estimaba ofensivas, ó por lo menos depresivas Eso lo evitó la Alcaldía con un bando. para los españoles que no somos catalanes, fué El MINISTRO prosigue diciendo que antes de deducción en deducción hasta afirmar que el que estuviese hecho el de la Alcaldía, el gosentimiento que inspira á los solidarios es, más bernador tenía hecho el suyo y que él no conoque de regionalismo, de independencia. cía el bando del alcalde. Entre protestas de los solidarios, campanillaAgrega luego que todas las denuncias de inzos presidenciales, voces de casi todos los di- fracciones de la ley del Descanso se hicieron putados y rumores de los concurrentes á las por dependientes de la autoridad gubernativa tribunas, siguió desarrollándose el incidente, y no por los del Municipio, que no hemos de detallar aquí, porque en otra Afirma que si el Sr. Sánchez de Toca hubiesección queda recogido. ra creído que el cierre era un atropello no lo Ea impresión que dejó este incidente, una hubiera dispuesto en su bando. (Murmullos de vez que los ánimos se calmaron y se despejó el aprobación. ambiente, fué poco agradable para todos, puesEi Sr. SÁNCHEZ DE TOCA rectifica, é into que á nada práctico condujo ni ninguna fi- siste en sus afirmaciones, aclarando algunos nalidad se podía sacar de un debate irregular- conceptos. mente planteado, y con el cual sólo se conseCalifica de embrolladas las prácticas estableguía echar lefia al fuego. cidas por la ley, y por ello apeló á los medios ya conocidos para abreviar los plazos y resolp l Sr. Montero Ríos. ver en seis días, como ha resuelto, más de 1.600 En la semana próxima regresará á Madrid expedientes, imponiendo otras tantas multas. el Sr. Montero Ríos. Acerca de la publicación del bando dispo I afirma. niendo el cierre dice que se lo advirtió al go Aunque el Rey se encuentra ausente de bernador civil, y que éste le contestó por teléMadrid, no sufrirá demora la firma de decretos, fono: Me alegro que me lo envíe usted para porque el Gobierno autorizará al embajador de verlo, porque tengo encargo de publicar otro. España en Eondres para que someta á la firma (Risas generales. Alude luego á una Real orden del ministerio de S. M. el despacho que le sea enviado desde de la Gobernación, cuando desempeñaba este Madrid. TM cargo el Sr. Cos- Gayón, y dice que él hizo la ü l Sr. Moret. En el sudexpreso de anoche salió para minuta. -Yo no hago eso- -dice el Sr. EA CIERVA. París el Sr. Moret, para asistir á la reunión que- -Es que S. S. es de otra altura- -contesta el en breve celebrarán los representantes del GoSr. SÁNCHEZ DE TOCA. (Risas. bierno y de los ferrocarriles turcos. Afirma que ésta, como algunas otras cuestioComo es sabido, el Sr. Moret ha sido nombrado, por el emperador de Alemania, arbitro nes, han sido campañas de Prensa, Pero en esto de la Prensa convendrá expopara resolver este litigio. ner el cambio operado en las tradiciones del O eunion de ministros. partido conservador. Terminada la sesión del Congreso se re Vivíamos sobre la base de un periódico de unieron en el despacho de ministros los de Gra- cámara, una gaceta oficiosa, compenetrada con cia y Justicia, Hacienda, Gobernación, Instruc- el espíritu conservador. ción y Fomento, presididos por Sr. Maura. Ahora la tenemos, pero para uso externo. Ea reunión no tuvo otro objeto que cambiar Ea medicación interna nos la da otro perióimpresiones de los debates- parlamentarios. Acudió á la reunión el presidente del Con- dico de cámara. ¿Quiere S. S. la greso, y quedó convenido que la orden del día nación, repasar laseñor ministro de que Gobery verá desde empiece noy con el discurso del Sr. Maura, hace muchos díascolección pasado uno sin que no ha contestando al Sr. Cambó. se me haya dado un alfilerazo ó colocado una También se trató del conflicto escolar de Za- bomba? ragoza. Ya sé que S. S. es ajeno á esto. (Rumores. ocorros. Esto de la destitución lo vi yo en ese perióEos ministros de Hacienda y de Fomento, dico hace ya tres semanas. visitados ayer por una Comisióa de ditutados Esta es la diferencia entre la Prensa libre, í- olidarios, ixanifestaron que resolverán con góberaada por sí misma, y el órgano de cámagran rapidez todos los trámites para socorrer ra, á veces peligroso, como la dinamita en maá los daa. nificad s or las iaundaciones de Ca- nos de niño. (Grandes rumores. üu redactor de ese periódico venm todcs SENADO POLÍTICA E los días al Ayuntamiento, se enteraba áe todo, era en su sección municipal un evangelista. Pues bien; el mismo periódico publicaba en el mismo número dos ó tres columnas disparando contra mí. Eso era contra la voluntad de S. S. ya lo sé (rumores prolongados) ¿pero cree su señoría que el ministro de la Gobernación puede permanecer indiferente ante esa conducta? El Sr. EA CIERVA: ¿Y si no se tiene periódico de eámara? El Sr. SÁNCHEZ DE TOCA: Si no lo es ese, tiene la rara habilidad de anunciar dimisiones con mucho tiempo de anticipación. Habla luego de las condiciones de inferioridad en que se mueve e) Ayuntamiento de Madrid, y para demostrarlo cita el hecho de que buscando datos para el impuesto de automóviles, fueron al Gobierno civil y allí íes dijeron que el Ayuntamiento debía dejar circular libremente á los automóviles por la calle de Alcalá y la cuesta de San Vicente, porque éstas no son de jurisdicción del Ayuntamiento, puesto que son cañadas de la Mesta. (Risas. Expresa su deseo de rectificar la afirmación del Presidente de que haya resistido alguna disposición ó alguna orden del Gobierno. Dice que no recuerda de ningún caso, y es- i pera que cuando haya algún barrunto de di. vergencia se lo diga el Presidente, y en vez dé enviarle otra carta como la pasada, tenga medio minuto de conversación con él y de seguro habrán de entenderse. (Risas. Rectifica el Sr. MAURA brevemente, y des pues el ministro de la GOBERNACIÓN. Impugna alguna de las afirmaciones hechas por el Sr. Sánchez de Toca, fijándose principalmente en lo expuesto acerca de la Prensa de Cámara, y afirma que jamás ha hecho á uiiin gún periodista indicaciones que pudieran mo- l lestar al ex alcalde de Madrid. El Sr. NAVARRO REVERTER dice que le ha producido verdadera tristeza el que calificoS de primer acto grave ocurrido en el partido conservador, debido á la cordialidad de relaciones entre el Gobierno y el ex alcalde de Madrid. Reconoce mucha trascendencia en lo dicho por el vSr. vSánchez de Toca respecto á la gestión del ministro d e Hacienda para con el Ayuntamiento de Madrid, puesto que de se desprende que no ha tenido mucha probidad el Sr. Osma con el citado Ayuntamiento. Dice luego que si la destitución del alcalde de Madrid se funda en la publicación del folleto famoso, hubiera sido oportuno hacerlo á raía de haberse pnblicado, á mediados de Septiem- bre, y. habría quedado sin contradecir la legendaria energía del Sr. Maura. El Sr. OSMA rechaza la intención que el señor Navarro Reverter ha dado á las palabras dichas por el Sr. Sánchez de Toca, y explica los trabajos realizados por la Comisión mixta nombrada para liquidar los créditos pendientes entre el Estado y el Municipio. (Eos senadores, fatigados del largo debate promovido por la interpelación del Sr. Navarro Reverter, se han ido ausentando del salón. El ministro de Hacienda trata de sincerarse de las imputaciones que le han hecho los señores Sánchez de Toca y Navarro Reverter Contesta brevemente el Sr. SÁNCHEZ DE TOCA é interviene el Sr. CAEBETON. Afirma que la medida tomada poi el señor Maura peca de inoportunidad, y afirma c ue, aun cuando lo niegue el Sr. Sánchez de Toca, hay una disidencia dentro del partido gobernante, por tratarse de una persona de la entidad del alcalde saliente. Recoge lo dicho por unos y otros oraaores, y de todo ello opina que existe esa grave disidencia de que se habla. Menciona el folleto del Sr. Sánchez de foca en contra de la desgravación y asegura que cuando el alcalde de Madrid hablaba, como lo i hace en el folleto, del Sr. Maura, razón sobrada tenía para ello, como se deduce de las palabras pronunciadas por el Sr. Sánchez de Toca. Sostiene que el ministro de Hacienda ha conculcado la ley al no mandar al Ayunta- miento los datos que necesitaba éste para te- ner confeccionados sus presupuestos el día 15 de Septiembre. Añade que por haber reconocido esta con culcación fué por lo que el presidente del Consejo no se atrevió á destituir al alcalde. Tacha luego de funesta la labor toda del ac- tual ministro de Hacienda, el cual no ha hecho más que una ley buena, ajuicio del orador: la de desgravación de los vinos. Termina acousejando al presidente del Consejo que no se una á los ministros de l í a cienda y Gobernación, porque la opinión pública los considera fracasados y cree que pue- den arrastrarle en su caída. i El Sr. MAURA, en tono irónico, da las gra 1 cías por el consejo del vSr. Calbetón, y asegura que no caerá ninguno, porque todos están muy unidos y satisfechos de estar juntos. Si va- mos á morir todos de viejos. Agrega qué medios tienen las minorías de poder convencerse de que no existen diferen- cías en la mayoría; que busquen una ocasión en que sea necesaria una votación y verán si votan las mayorías, El Sr, S A N C H E Z D E TOCA: Y yo el pri- S mero. El Sr. MAURA: Ya lo ve S, S. el Sr. Sánckez de Toca el primero. Rectifica el Sr. CAEBETON y dice que con el viaje del Rey al extranjero se ha hecho imposible la vida parlaaientaria, y califica de inopcrtuno y torpe el consejo del Sr. Maura al Mcnarca, El P R E S I D E N T E dice que hay que concluir con el asunto objeto de la interpelación. Cree que el Gobierno ha procedido como de leía eu la dimi 8i óu del- alcalde