Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 24 D E OCTUBRE D E 1907. O C H O F A G I N A S EDICIÓN i. PAGINA 5 domicilio y sin jornal. La amiga en cuestión creyó de buena fe este cuento, como la del mantón había creído la Han marchado á Sevilla el general Contre- y sin sospechar la pájara estratagema referida, que albergaba, dióla ras y su distinguida esposa é hijos, los mar- de cenar y la permitió que pernoctase en su COTIZACIONES queses de Torrelavega. casa. ¡Nunca lo hubiera hecho! En varias iglesias de la corte se dirán hoy Al siguiente día levantóse la sastra muy DE MADRID misas en sufragio del alma de la duquesa de temprano, y después de despedirse cariñosaSueca, condesa de Chinchón. mente de su generosa protectora, prometién- Interior, al contado, Serie F. -en series Han regresado á Madrid los marqueses de dola volver poco después, salió á la calle, lle- Interior, findiferontes Id i d vándose unos calzoncillos, varias camisas y al- Interior, fincorriente ¿Corpa. próximo. Amortizable, Serie F gunos pañuelos, que se apresuró á empeñar. A las tres de ayer tarde verificóse la conduc- -ori diferentes s e r i e s Claro como la li- -Carpetas... ción del cadáver de la condesa de Toreno al mites, laestá quepresentó amistad tiene suScorobada en el Juzgado la Obligaciones del l ssoro. cementerio de la Sacramental de San Isidro. rrespondiente denuncia, y la sastra fue dete- Ayuntamiento de Madrid. Resultas. Asistió el elero parroquial con cruz alzada, -Expropiaciones del interior. y procesada. -Cédulas del ensanche. porteros de la casa de la infanta doña Isabel y nida fiscal pidió ayer para ella la pena de dos Obligaciones de laDipatación Madrid. El varias moajas y hermanas de la Caridad. Banco de España. El dttelo fue presidido por el duque de Soto- meses y un día de arresto por el delito dé esta- Banco H i p o t e c a r i o de Banoo Hispano- Americano iaayor, en representación de los Reyes; el de fa, Por que la considera autora. en la comparede Crédito Gor, por S. M. doña María Cristina; el marqués cieron último, sujetosSección tercera particula- Banco Españolde Tabacos Arrendataria cuatro que ofrecen la áe Villaí árciel, por A. la infanta doña Isa- ridad de llamarse lo mismo y ser de la provin- Socied. Oral. Azucarera. Preferentes. -Ordinarias. jbcl; el de Satí Felices, por los infantes D. Fer- cia de Lugo. Cédulas del Banco Hipotecario nando y doña María Teresa, y por la familia, CAMBIOS. E r a n c o s Los cuatro Manolos, que este eS el nombre de el conde de Mayorga y el marqués de AlboLibras. los procesados, tienen también el mismo oficio, loduy. pues son mozos de cuerda y no sabemos si Una títUBeresísiiaai concurrencia acompañó coincidirán ñasta el cementerio el cadáver de tan ilustre lito, porque eti alguna otra cosa, aparte del de- DE ÉÁRCELOMA en éste también coincidieron, dandama, viéndose á todas las clases sociales allí do una fenomenal paliza á un carretero que se representadas como testimonio del gran apre- interpuso en su camino con el carro que guia- Interior finde m e s Amortizable. cio que entre ellas gozaba. ba. Bien es verdad que el apaleado sacó un cu- Banoo Hispano- Colénial. Acciones, Nortes Descanse es paz la caritativa señora. chillo para poner fina la cuestión, pero real- -Alicantes- -Orensés... En Santa Elena y La Carolina fiaén) han mente, después de desarmado, y esto lo realizó uno de los Manueles, no había para qué ensaíaBecidOífespeGtivamentejla señora doña Luisa DE PARÍS Martín Palomo esposa de D. Pedro Salmerón ñ arse en él. J y D. EstebáH Salinero sobrino de este señor El representante de la ley solicitó para cada Interior. uno de los mozos dos meses y un día de arres- Exterior y D. José Salmerón y Amat. to mayor. Renta francesa Buso n u e v o IM duques dé Tovar han llegado á Madrid. ¡Otra coincidencia! Veremos si la Sala quiere que tafnbié coin- T u r c o i. por 100, 1896. Argentino, De regreso de su veraneo por Italia y Fran- cidan en la pena. Brasil, i por 100,1889. Nortes... cia han llegado á Madrid el senador D. José de UN PASANTE. Zaragozas la Torre Villanueva y sus hijos, los marqueses Andaluces. de Torre Villanüéva. Crédito Lionés DE SOCIEDAD BOLSAS DEL DÍA 2 3 A éstos, puesto que no estaban en condiciones, les decía que no podía embarcarlos á no ser que se proveyeran de documentos de herHOY DÍA 22 manos ó amigos, para que pasando por ellos pudieran realizar el viaje. A todos les dio forDIFEma de conseguir su intento y á todos también, RENCIAS después de aleccionarlos, les exigía 205 pesetas, como pago del pasaje, y 30 ó 35 por su comisión. 81,95 0,1 En poco tiempo reclutó 20 individuéis, y de 88,80 0,05 0, f 0 éstos, 11 con documentación falsa. 82 0,10 82,8o Salieron todos ayer de Burgtí ¿síefldó conducidos por Vicente Izquiérdoi Ayer; manaaa 101,83 0,05 llegaron á Madrid con propositó áé dirigirse á Cádiz, en dónde á bordo del vapor Cita Milano 87,50 habían de hacer la travesía hasta Bueno? Aires. 97 E la estación del Mediodía, el inspector de 451 vigilancia D. Adolfo Miguel pudo observar algo anormal, y empezó á interrogar á algunos 152 112,50- 0,50 de ellos, y pidiendo á otros los dóeuífléfltos, dándose el caso en alguno de aparecer tenienáoe do veintiséis años y tener solamente dieci 89,75 40 séis. 0,05 En vista ya de la falsedad detuvo á los 11, y 13,40 0,01 28,21 en unión del Vicente los condujo á la Comisaría, y desde allí al Juzgado, en donde confesaron su delito. Al Vicente se le ocupó toda la documenta 81,95+ 0,05 ción, un kilométrico á su nombre y 3.408 pesetas, de éstas 1.583 en un cheque e Llagtino y Compañía, de Madrid. 65,30 90,60 -0,10 CHAMPAGNE MOMTEBELLO 72,55 91,40 94,30 92; 27 87,70 381 161 1.147 9 B 6 509 1.638 0,45- -0,27 4 0,12 4 0,10- 0,17 ES PREFERIDO TRIBUNALES a tarde de ayél 1 en las Salesas 68 fue muy poco animada, y las es- -i llá casas vistas que se celebraron eaceeierori de Acabamos de saber por cablegrama que heinterés casi en absoluto. leído, el nuevo por En la Sección primera comparecieron seis mos incomparable triunfo conquistadovean ÜLTIMOS BATOS t IMPRESIONES esta jóvenes que en mn momento de irreflexión y nuestros lectores lamáquina, y para quemani- JUl ADBID Mercado algo flojo é impresionado por la exactitud de cuanto i V baja do París. suponiendo que los vínculos dé parentesco festamos, lo traducimos íntegro: Hoy, cumpleaños de la Keina Victoria, no h a y sssión que unían á uno de ellos con el delegado de oficial da Bolsa. Para cierto distrito de esta corte era suficiente para bre, 1907. Barcelona, de Nueva York, 19 Octu- P ABIS Valores españoles, flojos. Valores indnstria Underwood Barcelona. los, en grstn baja. Éí cobre cotiza en Londres á dejar impunes sus hazañas, negáronse á pagar 56 libras tonelada. el gasto hecho en un merendero de las Ventas, do Record velocidad batido campeonato munen el de máquinas y por último, y esto es lo que determinó el de- Madison Concurso Garden, Miss de escribir en Square ganado lito, la emprendieron á golpes con un guardia copa de honor y primer premio Fritz máquina con tue acudió con el propósito de convencerles Underwood Mr. Blaisdell, segunda premio e que debías abonar el importe de la me- con máquina Underwood y Mr. Trefager, rienda. tercer premio con Remington. n la tarde de ayer fueron conducidos al JuzEn la Sección segunda ocupó el banquillo de gado de guardia 12 individuos detenidos ¡Huelgan comentarios! tos acusados una joven sastra, que por las traen la estación del Mediodía por el inspector ías es una desagradecida. allí de servicio. I, a procesada, en efecto, pidió un día que haSegún nuestros informes, lo Ocurrido es lo bía de entregar en varios establecimientos los t? EAL Mañana viernes, á las once de lama- siguiente: chalecos que para esto le dio su maestra, un Vicente Izquierdo, representante de la Comquedará abierta la mantón, con el cual pudiera defenderse de las de! abono ñaña, los abonados en la renovación pañía de emigración Viuda de R. Alcóñ y temporada caricias del Guadarrama, y lejos de agradecer anterior. para F. Lerdo de Tejada, que son á su vez represenel favor, salió del taller y no volvió á presenLas horas dé administración son por la ma- tantes de la Compañía marítima italiana La tarse con la prenda ni sin ella. Veloce, sin duda con propósito de hacer una de once á tina, No contenta la atrevida, muchacha coa el ñana en las oficinal de y por Iá tarde, de tres á recluta de emigrantes, se fuéá Burgo de Osma. seis, contaduría. servido que prestaba á la dueña del mantón, Pronto cundió por los pueblos comarcanos obligándola a salir á la calle á cuerpo gentil una p S P A Ñ O1 L Esta noche Se verificará la inau- la existencia en Burgo de ese representante, y noche de las más eradas del invierno, fue á -guración de la temporada, po- hacia él se dirigieron, con propósito de emibuscar otra amiga á quien, llorosa y suplican- niéndose en escena La lúea dé lá casa, crcyó re- grar, varios individuos, entré éstos algunos que te, rogóla que la admitiera en su casa mientras parto publicamos hace unos días. se hallaban fuera de las condiciones que marencontraba de nuevo trabajo, pues había sido Dicenta ha leído en este teatro su nueva obra ca la ley para estos casos, y cuyo principal indespedida por su maestra y se encontraba sin Lorenza. conveniente era el de ser menores de edad. J N TRIUNFO MAS DE LA MAQUINA DE ESCRIBIR UNDERWOOD Banco Nacional de Méjico. Metropolitano Eiotinto. Thomson. Ce Boers Thítísis. Goltlfiolds. Band H i ñ e s -1- -5 j -7- -3- -11- -19 l a IVovcJa d e A l i o r n jrabfíesoióii semanal, ha sido, por error, acusada dé ptiMiear obras sectarias, con ideales polítieos, eBando sólo patóo novelas morales que pneden leerse entro familias católicas. El périódieo que dio esa noticia eqnivotada há. tenida la bondad de rectificarla. laos que leen el TRATAMIENTO DE LAS HERNIAS y CONSEJOS A LOS QUE LAS PADECEN, 8. a edioción, por el especialista doctor Bercero, siempre mejoran y muchas vedes curan, siguiendo sus consejos. Se vende en las librerías y el autor. los remite certifieado contra 3 pesetas, pidiéndolo á ¡sti clínica; FtTEftCAIÍICAIi, 26, MADRID. Consulta tic 3 íi 7 EMIGRANTES DETENIDOS INTERESANTE Y PRACTICO Las personas que necesiten una colocación, aquéllas á quienes haga falta un empleado ó sirviente, las que deseen alquilar un local, dar un aviso reservado ó comprar ó vender algo, deben publicar un anuncio en Ja sección de anuncios por pala- E NOTAS TEATRALES bras de A B C, en la seguridad de que por una- cantidad insignificante obtendrán fácil é inmediatamente sus propósitos BIBLIOTECA DE A B C 14 B LA CASA DEL CRIME 145 tra 1 amor y consumirS inútilmente mi juventud en inútiles lágrimas? ¿Abriré mi corazón á las incógnitas alegrías? ¿Abriré al delito mi hogar conyugal? No; ni una sola de estas preguntas se hacía Margarita. Repetía sin cesar estas palabras: ¡Amo... y soy amada! Nada más. Entretanto pasaba el tiempo, y los minutos son siglos en situaciones como ía en que se encontraban nuestros personajes. De repente, la joven vio que el cuerpo de Enrique acababa de experimen tar un ligero estremecimiento. ¿Era que volvía á la vida, ó que stt cuerpo había perdido el equilibrio! 1 En la duda, Margarita se inclinó sobre el cuerpo de Enrique y acercó su rostro á la boca del joven para comprobar si respiraba. Notó que la respiración era igual y dulce. Era seguro que el desmayo iba á terminar, Margarita quiso echarse hacia atrás, pero ya no era tiempo. I os párpados de Enrique se agitaron; fijáronse sus ojos, con asombro pro fundo primero, después con delirante ardor, en la arrodillada joven. -Estoy soñando- -dijo Enrique Varoer, cuyos recuerdos eran confusos, como lo son siempre los de todo aquél que sale de un sueño profundó; -pero este sueño es tan dulce, que nunca quisiera despertar... Y dicho esto, ciñó con sus brazos la cintura de Margarita, atraje á ésta hacia si, sin que ella opusiera sino muy débil resistencia, v unió sus labios á los de la joven, murmurando á la vez con voz apenas inteligible: ¡Oh, cuánto te amo. cuánto te amo! Aquel beso, aquella confesión produjeron en Margarita ana sensaéió H indecible; echóse hacia atrás con violencia, pálida, llorosos los ojos, y dio ufl grito de terror y alegría á la vez. Con la rapidez del relámpago recordó las candas detestadas de su ancianc marido, y se dijo: ¡Que feliz soy en este mornentol Al mismo tiempo Enrique murmuraba: ¡Ño, no estaba soñando... ¡todo era cierto! ¡todo era reai: ¡as eiia, es ella misma quien kace poco estaba entre mis brazos... Es ella á quien acabo de decir: ¡te amo... En aquel momento el Sr. de Ferny apareció e la revuelta del sendero, seguido del criado, y gritó: ¡Aquí estamos! ¡Ya estamos aquí? ¡El pobre comandante llegaba un poco tarde! Instintivamente comprendió que, si Enrique había muerto, su vida se callaba falta de lazo de unión á este mundo, porque ya no vivía más que para Enrique. El amor, que hacía tanto tiempo hallábase oculto en el fondo de su corazón, apareciósele de repente, iluminado por extraños resplandores. Contra un amor que de tal suerte se revelaba y en semeíante ocasión, no había resistencia posible. Margarita cayó de rodillas, murmurando: ¡I, e amo... ¡Dios ínío... ¡I e amo... ¡Salvadle... XI TUt argarita salió del estado de horrible postración en que había caído 1 cuándo su maridó la tocó en un hombro, diciéñdola: -Vamos, vamos... No es ésta la ocasró n de ponerte mala. ¡Buéfl momento para desmayarse, voto va! El pobre Enrique se ha matado sin duda por causa de tu estúpido capricho... pero tal vez no haya muerto... En casos tales, es preciso ver si nuestra ayuda puede Servir de alguna utilidad... Levántate y bajemos, pero de prisa. -Bajemos- -repitió ella maqtunalmente, obedeciendo á la voz del coman dante, tras del cual eckó á andar sin darse cuenta de lo que hacía. El Sr. de Ferny tomó por un sendero muy estrecho que daba vuelta por el emirado á la embocadura del valle y frente por frente del manantial. Aquel sendero, obstruido por la nieve, era difícil, pero no peligroso, porque las paredes del precipicio sólo están cortadas á pico en la parte alta desde donde Enrique había caído. Al cabo de algunos minutos de trabajosa marcha, el comandante y Margarita llegaron junto al inanimado cuerpo de Enrique, que se hallaba sumergido en la nieve que el viento había id amontonando en el fondo del embudo, y alcanzaba un espesor de cuatro á ciaeo pies. El Sr. de Ferny, á quien Margarita no se sentía con fuerzas para ayudarle e nada, separó como pudo la nieve que cubría el cuerpo del joven, hasta que pudo ver el rostro pálido de Enrique. Tenía éste los ojos cerrados y entreabiertos los labios; mas los crispados dedos de su mano izquierda no habían soltado la florecilla. Los ojos de Margarita, cuyas miradas fijas y vajas parecían las de una so námbula, fijábanse alternativamente en la flor y en la lívida cara de Enrique El comandante levantó sucesivamente los brazos y las piernas del joven, que tenía toda la apariencia de un cadáver, é hizo jugar las articulaciones de aquellos miembros. -No hay fractura- -murmuró. Luego apoyó una mano sobre el corazas. Margarita le miraba, como i no comprendiera nada d la qne ante ba pasando. El rostro del coman daate ilontinAaé de viva alegría. Xlll la desesperadla y fría realidad ée su marido, Sinttó tina Al oír la voz más alto de suMargarita pobre niña GOUMOCÍ II violenta, Desde lo sueño, la rV- sceadía fertíscaíaeiite