Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 872 A B C JUEVES 24 DE OCTUBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1, PAGINA 3 t y k y. 4 t lina sesión parlamentaria- trascendental en Viena. El presidente del Consejo de ministros, barón o n Beck, leyendo el proyecto de pacto entre Austria y Hungría. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS L ÚNICO RECUERDO Poco á poco van llegando á París los diplomáticos que han tomado parte en las tareas de la Conferencia del aHaya. Esto quiere decir que la Conferenciaría terminado sus trabajos. ¿Qué? ¿I, es pareced ustedes imposible? ¿Es que no se acuerdan ya de tal suceso? Esta Conferencia comenzó allá por el mes de Junio- ¿lo lian olvidado ustedes? -pasado, y todos creímos que las naciones en ella representadas aprovecriarían la ocasión para arreglar de una. vez las diferencias que las separan, ó para tirarse los trastos á la cabeza. Un discurso del canciller Bülow, pronunciado en elReichstag en Abril último, repercutió en el mundo entero como una amenaza. Bueno, pues no ha ocurrido nada. I Os diplomáticos han hablado muchísimo, han veraneado en I a Haya y hastahan comenzado á invernar, y solemnemente, tan solemnemente como las inauguraron, lian dado por terminadas sus tareas. í, a paz del mundo está j- a asegurada. Esto, al menos, creen los apreciables diplomáticos conferenciantes, que viven en ei mejor de los mundos. La instalación de Blanco v Negro en 3 a Exposición del- Círculo de. Bellas Artes. psta plancha colectiva de la diplomacia; mundial- haservido indudablemente para aleccionar á las gentes, que ya no van á respetar ese otro tradicional infundio diplomático. Porque eso que embajadores y secretarios, agregados é intérpretes han estado haciendo en I a Haya, es lo que hacen en los respectivos Ministerios, Cancillerías y Embajadas. Pretender que todos aquellos señores que; yor parte del elemento joven? T, a carrera dise reunían en el del hotel de las Indias; plomática es el recurso que le queda al joven en Éa Haya iban á arreglar el mundo, eral aristócrata que se ha licenciado en Derecho un. poco fuerte... ¡Había allí señor que ha: á fuerza de recomendaciones, y que, siendo llegado á embajador sin haber tropezado incapaz de trabajar en nada, procura que con una sola idea en su carrera! ¿Para qué? sus parientes. influyan para meterle en el Y si ésto pasa con los graves, -con los se- Ministerio ó agregarle á cualquier Ivégación sudos con los ancianos diplomáticos, ¿me ó Embajada. ¡Tendrán que ver; algunas, de. quieren ustedes decir qué piensan déla ma- las comunicaciones que lleguen al ministe rio de! Estado nuestro, por ejemplo! ¡Cómo andará en ellas la ortografía! Pero es lo que estos jóvenes diplomáticos dirán Nosotros hemos elegido esta carrerra porque veíamos que nuestras obligaciones se reducían á asistir á bailes y banquetes, recibir cruces y mercedes, y vestirnos unos uniformes lienos de bordados. hecho en I a Haya: vestir el uniformé y convidarse mutuamente á comer y á bailar. Xa paz del mundo no habrá ganado gran cosa con la labor diplomática; pero, hay que confesar que tampoco ha peligrado. Ya nos íbamos acostumbrando á no saber que existían ni la Conferencia, ni los conferenciantes, los cuales han podido continuar allí por los siglos de los siglos, paseando sus temos de fantasía y destrozando femeniles corazones diplomáticos. Porque esto es lo único interesante quellegade la noticia de varios Y 5 es to es lo que han FOT A E C,