Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 870 A B. C. MARTES 22 DE OCTUBRE. DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 3 t V El Rey en Cataluña. S -M y su comitiva al entrar en Manresa. porte habrá bastante para pagar, al- casero, y le suplican que les perdone la molestia que le ocasionan, obligándole á. esperar unos cuantos días más. Luego piden que los enL TERME El terme pone los pelos de tierren juntos, pues juntos vivieron siempunta al verdadero fran- pre, y juntos han querido morir para no escés, que tiene que volverse loco para reunir tar jamás separados. No nos separéis ahoy pagar de ana vez el importe del alquiler ra que vamos á ocupar tan poquita tierra. de la casa y la contribución. El terme es el A París estas tragedias no le impresionan; trimestre, y. las angustias- indecibles, de este poco ni mucho, y la Prensa da cuenta de terrible momento las narró maravillosamen- ellas en una docena de- líneas. Este pueblo te en un capítulo inmortal el inmortal carece de sensibilidad. Es decir, no... Teníais Daudet. que ver el cariño, la ternura, el amor conEl terme se cumplió el día 15, y la sangría que estas damas cuidan á un perro asquero- que el pueblo de París ha sufrido fue tan; so ó á un mono enano, mientras pasan dé grande, que todo se resiente: el comercio, la largo junto á un desventurado que se muere industria, los teatros, los restaurants... de hambre sobre un banco del bulevar. La El que más y el que. menos anda loco compasión, la caridad son aquí palabras vaestos días reuniendo dinero para atender at nas... ¡Ay del caído! terrible vencimiento. Las cocottes recorren Ahora mismo, una inundación devasta: diez teatros todas las noches buscando al: comarcas enteras del Mediodía de Francia. providencial forastero que no. encuentran en En España, la caridad se ha desbordado con parte alguna, y, desesperadas, al final de la igual fuerza que las aguas del Gtiadalmediaoche, se preguntan unas á otras: na. Pues aquí nadie sé ha ocupado de sacar. -Pero ¿dónde se meten los hombres? del bolsillo una peseta para las víctimas del DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS E ¡Ay, señoritas! Los hombres andan. poco más ó menos como ustedes, haciendo ver- daderas locuras para pagar al casero, que aquí no tiene espera y le pone los trastos en medio de la calle al inquilino de más hígados que, al llegar el terme, se retrasa en el: pago. Los hombres corren París entero de la mañana a l a noche, y el Monte de Piedadtiene que habilitar estos días horas: extra- ordinarias y ventanillas supletorias para re- i cibir todo lo que llevan, pues allí van á pa- rar los trajes de los días de fiesta; las alhaji- tas, recuerdo de familia; los trapitos más! ctiidados, hasta la muñeca de la niña, vestídita ricamente con gasas y encajes y calza- da con diminutos zapatos... ¿Cómo van á tener ganas de fiestas estos nombres, ni con qué gusto para ir al teatro, ni al café, ni al restauran! No pregunten ustedes dónde se meten los hombres, ele- gantes señoritas; á los hombres estos días los tiene acobardados el terme. Porque estas gentes hacen una religión del pago á los caseros; como si fuese la más sagrada atención de la vida. Dos pobres vie- jecitos honradísimos, trabajadores, vieron llegar el terme pavoroso, y como se habían atrasado un poco, á causa de una, enfermedad, y por los. achaques naturales de la vejez, encontráronse con que no tenían para pagar la casa. Los dos viejecitos convinieron en suicidarse, y compraron un poco de carbón, le incendiaron, cerraron bien las puertas déla habitación, se abrazaron estrechamente y esperaron la muerte. En la carta que han dejado escrita explican sus desventuras. Encargan que se. ven- El da su. mobiliario- y sus ropas, con cuyo im- mentos del terme, cuando todo el mundo anda substitutivos, propuestos para compensar la loco reuniendo dinero para pagar al casero, baja en los ingresos para la d- esgfavación de y es capaz el que no lo tiene de suicidarse, los vinos. como esos dos pobrecitos viejos que, des- noAmbas Comisiones estuvieron- conformes en aceptar las razones expuestas por la Direcpues de haber estado trabajando toda sü ción y rechazar la liquidación propuesta. vida, han tenido que ir á buscar el descanso Acordaron formular una nueva petición: LT eterno y él fin de sus tormentos en un bra- de una participación en el impuesto de utilisero de cisco! dades. ¡Oh, no! -Quizá concite sobre mí las iras Y, además, recurrir ante el Tribunal guberde los propietarios pero yo ósjúro quese- nativo de Hacienda. ría, capaz de quitarme la. vida por. un; montón de cosas: por el tiempo qué: hace ó por la hora que es... Pero, ¡por no poder pagar al casero... ¡Esto, jamás! ULIDAD DE UN En el; pueblo; de Perr o N T f i J T o digón (Zamora) vivió JOSÉ JUAN CADENAS. CONTRATO h a c e a i v g u n o s a ¿o s d o n París, Octubre. i Jacinto Calvo, hombre de. edad avanzada y que carecía en absoluto de parientes. Con motivo de una enfermedad que padeció, hubo de llamar á su casa a u n matrimonio, de labradores á quien confió el cuidado de su salud; pues naeuniones de comisiones. die había en su domicilio que pudiera asis Bajo la presidencia del alcalde se reuhie- tirle. ron ayer á mediodía, y juntamente, las Comi- Repuesto de su dolencia, quiso significar su siones de Hacienda y de Consumos para- exa- gratitud á los que en su mal le habían auxiliaminar la comunicación dirigida al Ayunta- -do, y. ai: efectO hizo con el matrimonio un conmiento por íá Dirección general de Contribu- trato obligándose á. dejarles a su fallecimiento M i d i f r a n c é s cuantos: bie nes poseyera entonces, pues claro 1 dones, contestando á los reparos opuestos por ¡En buena ocasión, además! ¡Enlosmo- la Corporación municipal acerca de los medios está que él no renunciaba- á los derechos que sobre los mismos pudiera tener durante su TRIBUNALES N R vida. 1 alcalde- de Manresa saludando á S. M en la estación del ferrocarril. FOTS. GOÑJ, Muere D. Jacinto Calvo, y cuando los firmantes del. contrato disponíanse á cumplirlo entrando en posesión de la fortuna de aque! surgen unos sobrinos qué, alegando, su- mejor derecho, acuden al; Juzgado pidiendo la nulidad de lo qiae. su difunto tío pactó con el referido matrimonio. En primera y segunda instancia gan ó este pleito, pues tanto el Juzgado como la Audifencia de Valladolid consideraron válido, el contrato; pero no. conformes con tal resolución los sobrinos del. Sr. í Calvo, acudieron: al Supremo, y ayer vióse el recurso ante lá- Sala de lo civil. El Sr. Esparza pidió agnombre de los- sobrinos la nulidad del contrato, fundándose, entre otras. razón es, eirque. un acto de. disposición mortis causa requiere siempre la forma testamentaria. El Sr. Cámara, en representación de los recurridos, pidió la, confirmación de la sentencia dictada en el pleito por la Audiencia de Valladolid. P O R EXPENDER M O- Ayer ocuparon NEDA FALSA f banquillo de los acusados en la Sección segunda, Blas Llama y Margarita Aznar, procesados por suponerles autores de un delito de falsificación y expendición de moneda falsa. Ambos procesados venían, en- efecto, figulando como sospechosos en las listas de la Policía, y esjta sospecha se confirmó, un día en que se llevó á cabo en su domicilio un registro que dio, por resultado el hallazgo de 12 monedas falsas Procesada la pareja sospechosa, compareció ayer, corno decimos, en la Sección segunda de