Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO S 57 A B C. MIÉRCOLES 9 DE OCTUBRE DE 1907. OCJiO PAGINAS. EDICIÓN 1. AGINA 5. FIRMA DEL REY C u Majestad ha firmado los siguientes de cretos: Gracia y Justicia. Nombrando presidente de la Audiencia provincial de Zaragoza á D. José Guerrero Díaz, presidente de éala de la de Oviedo. ídem para ésta á D. José de Lezameta y Gutiérrez, presidente de la provincial de Zaragoza. Promoviendo en turno tercero á presidente de Sala de la Audiencia de Las Palmas á don Mariano Cano y González, magistrado de la de Zaragoza. Jubilando, á su instancia, á D. Estanislao Salas del Castillo, magistrado de la de Cuenca. Trasladando á esta vacante á D. Miguel García Al vero, teniente fiscal de la de Albacete. Reorganizando la Subsecretaría del ministerio de Gracia y Justicia. Hacienda- Exceptuando de. las formalidades de subasta las obras de instalación de un ascensor en el Tribunal de Cuentas del Reino. Nombrando vocal secretario de la Junta general del Catastro á D. Ricardo Cebrián y TODO ES SEGÚN EL COLOR... Noticia recercada J n nuevo colega acoge la especie de que la Reina Victoria acaba de terminar una obra en un acto, que será representada el próximo mes en el castillo de Sandrmgnam y cuyo principal papel será desempeñado por Miss Cochrane, la dama de compañía de la princesa Henry de Battenberg. Hace ya algunos meses que circuló dicha noticia por la Prensa y entonces tuvimos ocasión de rectificarla, debidamente autorizados para ello. No creemos, por lo tanto, que la especie nuevamente reproducida en la ocasión actual tenga fundamento serio, y únicamente la atribuímos á una mera confusión de algunos periódicos franceses, que han vuelto á publicarla hace pocos días. REGRESO DE MARRUECOS El Gobierno según la gente l a regresado de Marruecos, adonde fue como, redactor corresponsal de A B C, nuestrd querido compañero D. Francisco Sánchez Ocaña. Los telegramas diarios y crónicas que nos remitió desde Tánger, Casablanca y Raoat danj fe de la inteligente actividad con que cumplió su cometido. DE SOCIEDAD T ti 2 del actual, Nuestra Señora del Pilar, celebran sus días las duquesas de Fernán- Núñez, Plasencia, Vega, Sessa, Marchena, Sotomayor y viuda de Sanlúcar la Mayor. Las marquesas de Aguilar de Campoo, Corpa, Squilache, Esqúivel, Villatoya, Casa Henestrosa, Cayo del Rey, Montortal, Artasona, Fontella y viudas de Nerva, Sentmenat y Mo- nistrol. Las condesas de Pínofiel, Tavira, Orgaz, Nieulant, Santa Cruz de los Manueles y viuda de Catres. La baronesa de M; orá. Las señoras de Góyeneche, Inclán, Urquijo, Dávila, Cubillo, Comas, Alós, Vega Inclán, Travesedo, Bosch, Maldonado, Agrela, Alvarez de Sotomayor, Baqiíer y viudas de Bargés, Zabalburu, Sedaño, Díaz Martein y Flores Calderón. El Gobierno, según los ministros. Y las señoritas de Frígola, López Nieulant, Jordán de Urríes, La Bastida, Bermejillo, QueiHan regresado á Madrid los marqueses de LA REORGANIZACIÓN po dej Llano, Andrade, Sichar, B argés, Gurrea, Mac Pherson, Sil vela, García de la Rasilla, Her- Jura B. eal. nández y Prats. 1 DE GRACIA Y JUSTICIA Ha llegado üe San Sebastián la marquesa ae p l decreto reorganizando la Subsecretaría del Con el regreso de SS. MM. de La Granja se Arguelles. ministerio de Gracia y Justicia, firmado puede decir que ha terminado la temporada de El 19 de Noviembre se verificará la boda de verano en este delicioso Real Sitio; pues sólo la bella señorita doña Isabel del Valle y Ler- ayer por S. M. el Rey, contiene 11 artículos. quedan aún allí por pocos días la marquesa de sundi, hija de la condesa de Lersundi, con el En él se dispone que los jefes de sección, oficiales y jefes de Negociado de la Subsecretaría Squilache y los marqueses de López Bayo, ha- Sr; Sivatte. constituyan un Cuerpo técnico. biendo verificado ayer el regreso de las precioPara el ingreso y ascenso se adoptará un essas fincas que poseen y donde han pasado todo La duquesa de Tarifa se halla restablecida el verano los señores condes de Albiz, con sus de las contusiones sufridas en el aceidante ocu- calafón, independiente del dé la carrera judicial y administrativa del Estado. hermosas hijas Lola y Rosario; los señores de rrido yendo en su automóvil. Para desempeñar los cargos tendrán que ser Gutiérrez Maturana, con sus encantadoras hiletrados, pero no podrán ejercer la abogacía. jas Josefa y María; la simpática señorita AdeEn París se halla la marquesa de San CarEl ingreso será por oposición entre los abola Rodríguez, con su hermano D. Alvaro, y los los. gados de veintitrés á treinta y cinco años de señores de Castelaín, con sus hijas María y Lulú y su hijo D. Antonio. La condesa de Romanones con sus hijos se edad. Las vacantes de oficiales, con 7.000 pesetas, ha trasladado de Salies de Bearn á su finca de se cubrirán por Oposición entre los de la cateEl sábado próximo se verificará el enlace de Mira al Campo. goría inmediata inferior. la bellísima señorita doña Sara Ozcáriz, de disLas de oficiales de superior categoría y jefes tinguida familia americana, con el ilustrado de sección se proveerán por el ministro, sin capitán de Ingenieros, director de la revista sujeción á turno, entre los de inferior categoría. La Construcción Moderna, D. Eduardo Gallego POR TELÉGRAFO Compondrán el Tribunal catedráticos de la Ramos. OEENSE, 8 7 T Facultad de Derecho de Madrid y funcionarios La ceremonia tendrá efecto en el palacio -8 a marchado á Madrid el subsecretario de de la carrera judicial, con residencia en Maepiscopal. l Hacienda, D. Luis Espada. drid, bajo la presidencia del subsecretario. En honor de la marquesa de Squilache dio En la estación le despidieron las autoridaAutoriza las excedencias sin sueldo, y serán anoche en el Nuevo Club una comida el pre- des y un público muy numeroso, que le tributó inamovibles, sin poder ser separados sino en sidente del Congreso, Sr. Dato. una entusiasta despedida. virtud de expediente. l a 15. a de abono. x- El cartel de la corrida 15. a de abono na sufrido una nueva modificación que tal vez pudiera ser causa de que mañana ó pasado se cambiase por centésima vez. La empresa madrileña quería lidiar los seis toros de Guadalest que compró para la corrida suspendida el 29 del pasado Septiembre; pero el ganadero extremeño, haciendo valer su derecho, ha hecho cambiar de parecer á Mosquera y Compañía, y desde ayer noche quedó acordado entre empresarios y ganaderos que en la corrida del domingo próximo se lidien las sel terribles fieras del Sr. Becerra. Ahora sólo falta que Lagartijo, Vicente Pastor y Vázquez, á quienes se les tenía ofrecids la corrida de Guadalest, acepten el cambio de toros. También parece ser que existen ciertos contratiempos para la 16. a y última corrida de abono, pues la empresa se encuentra con dos ganaderos que quieren lidiar sus toros el día 20 y cuatro matadores con derecho á tomar parte en la corrida. Veremos á ver cómo resuelve este conflich el Sr. Mosquera. INFORMES TAURINOS J aén. días 18 y 19 del toros, lidiándose corLos actual se celebrarán en Jaén dos corridas de núpetos de Benjumea y de la marquesa de Callar de Baza, respectivamente. En la primera tarde actuarán de matadora Bombita y Lagartijo, y esos dos diestros y Re lampaguito, en la segunda. EL CONDE DE ALBAY POR TELÉFONO CASTELLÓN, 8 J T. EL SEÑOR ESPADA Rl conde de Albay, diputado por Morella, ha llegado en el expreso para presidir mañana la Asamblea provincial del partido conservador. En la estación le aguardaba la plana mayoi de dicho partido. Se hospeda en el domicilio del presidente tu la Diputación provincial. te devolvió á Gibby hace cinco ó seis días... Te presento á este caballero como á persona de gran talento y de modestia aún mayor. Dibuja, pinta, juega al ajedrez, pesca, y todo lo hace bien... A propósito, esta mañana hemos comidió en el almuerzo vuestra pértiga frita... Era exquisita... ¿v. erdad, Margarita? La joven respondió con timidez: -Sí. Hubiera yo querido hablar; pero sentía imperiosa necesidad de no decii tonterías, y mi conturbado espíritu no me sugería cosa más importante. Calléme, pues, inclinándome en ademán negativo como para protestar contra los exagerados elogios que el comandante prodigaba á mi persona y á la pértiga por mí pescada. Aprovechóse él de mi mutismo para continuar hablando: -Este caballero se ha dignado restaurar el retrato de mi antecesor Juan Nicolás Roberto, que, como sabes, hace años estaba en la guardilla... Puedes convencerte, con dirigir la vista hacia ese lienzo, de que este caballero ha desempeñado su cometido de una manera verdaderamente admirable. (Es un trabajo sorprendente... Mira la nariz de mi antecesor, Margarita... ¿Qué te parece? ¡Admirable! -dijo la joven con una sonrisa. ¡Vaya si lo es! -añadió el comandante con acento de convicción. -Por mi parte, aseguro no haber visto nunca nariz tan perfecta... Al verla se siente el deseo de ofrecerle un pañuelo... Me había repuesto de mi primera impresión; asi es que no pude contener una carcajada. Margarita me hizo coro; el comandante, contaminado por nuestro ejemplo, nos imitó, y Gibby, poco acostumbrada á aquella ruidosa alegría, ladró con todas sus fuerzas. E 1 señor de Ferny se llegó á mí, estrechóme la mano con fuerza y me dijo: -Es preciso confesar que nos habéis traído la buena suerte. Hace mucho tiempo que no se oía reir en esta casa... Desde aue murió stt madre, mi cobre Margarita está tan triste... Esta frase, torpemente lanzada en medio de la infantil alegría de la joven, detuvo la risa en sus labios é hizo que las lágrimas se agolparán á sus oíos. E 1 anciano dio una fuerte patada y dijo; ¡Voto á sanes! ¡En verdad que soy torpe... Ahuyentemos los recuerdos tristes y vamos á visitar las flores de Margarita. ¿Os place? -Si no me lo hubierais propuesto, hubiera pedido permiso á vuestra señora. -Eso no os divertirá, por cierto, gran TMsa, puesto que habéis visto flores mucho más curiosas en Grecia, en Tuiqma, en África y otras muchas partes. ¿Cómo, caballero? -me preguntó Margarita, con aquella misma mirada de candidez curiosa que había fijado en xu días antes al hablarme de la galguita de Lamartine. ¿Habéis visto las aores de todos esos países? -Sí, señora; hé tenido ese gusto. -Deben ser muy bon: Las. -Muchas de eilas l: euc- i un corrido prodigioso, una inimitable elegancia, ana ijjverosimilitxul de colores inuy variada. Oué Hermosas d sn ssxl- -murmuró la joven con asombre. 132 ner, de quien te he hablado, y á quien, por otra parte, ya coaoeías, puesto que BIBLIOTECA DE A B C fifc- CASA DEL CRIMEN 129 Ua golpe había arrebatado todo el color de la mitad de la cara, respetan do sólo el lienzo, que estaba íntegro, Aquella imponente cabeza de hombre de guerra, privada de su ü tíz y un? Dueña parte de la mejilla, tenía un aspecto cómico. Pelizménte, la reparación no era difícil. Mientras yo examinaba el cuadro, el comandante me miraba con inquietud, ¿Podrá arreglarse? -preguntóme por último. -La falta es grave- -respondí con aparente convicción. ¿Tal vez irreparable? -No... no... ¡Cómo! ¿Creéis posible... No dejé al señor de Ferny que terminara su frase, y le ¿lije: -Creo, mi querido comandante, que voy á ponerme á trabajar, y que antes de una hora tendréis un antecesor completo é irreprochable. De veras, dentro de una hora, la nariz de Juan Nicolás Roberto estará gintada? -Así se hará, comandante. Abrí mi caja y preparé la paleta. E 1 anciano me miraba trabajar con infantil curiosidad. No tenía la mena. idea de las manipulaciones preliminares... Se maravillaba de todo y me dirigí: preguntas, á las que yo respondía conservando toda mi serenidad merced á un prodigioso esfuerzo de voluntad. Terminado que hube de arreglar mi paleta, y antes de restituir al rostro del procer el rasgo característico que le faltaba, púseme á estudiar, no sólo eí rostro de los demás retratos, sino el de Ferny vivo que tenía ante mis ojos: La extraña semejanza de todos aquellos rostros me maravilló. Eran los mismos rasgos, las mismas miradas, los mismos caracteres distin tivos de las fisonomías. El comandante, aquel descendiente de una raza de héroes, bastardeado poi su fortuna escasa y las costumbres soldadescas que en su mísera vida militar había adquirido, tenía el mismo tipo que los grandes señores sus antecesores, tipo algo desmerecido ya, pero fácil de conocer. Unía, á la nobleza innata en aquellos capitanes de las pasadas edades cierto no sé qué de provinciana vulgaridad. Sus ojos eran, como los de sus descendientes, de un azul pálido, sumidos et profunda concavidad; pero habían perdido el esplendente brillo, la altiva ex presión de mando. Comuniqué al comandante mis observaciones, las que se referían á la seme janza de las fisonomías entre los antiguos condes. de Ferny f su heredero. Esto agradó sobremanera alexcelente hidalgo. -Sí... sí... -dijo; -es la misma sangre; aún podía ir más lejos la semejanza. Por desgracia, ya no esla misma fortuna, aunque siempreel corazón es el mismo. Mientras el anciano pronunciaba estas palabras, parecíame que un relámpago caballeresco surgía de sus ojos. Si aquel hombre hubiera venido al mundo en otra época, neo, poderoso, considerado, de seguro que valdría tanto como sus antecesores. Las grandes familias debieran extinguirse antes de venir á menos. Para mí. la agonía de una raza es más triste que la muerte de un hombre.