Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO 85 A B C. MARTES 8 DE OCTUBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN Una distinguida concurrencia asistió ayer tarde al entierro de la hija de los marqueses de Valdeterrazo. El íéreteo, cubierto de flores, fue colocado en un magnífico coche estufa tirado por ocho caballos, con lacayos á la Federica. El duelo fue presidido por el capellán de la casa, D. José Romero de Tejada, el conde de Torata, D. José Canalejas y el Sr. Lujan. Reiteramos á la familia nuestro sentido pésame, Han regresado á Madrid los señores de Pignatelli de Aragón (D. Procopio) i. PAGINA 5 NUESTROS GRABADOS asablanca Durante las ascensiones que ha verificado el globo militar francés Dar- el- Beida, sus tripulantes obtuvieron fotografías de la ciudad y del campo circunvecino, muy interesantes todas ellas. Reproducimos en el presente número una de las primeras, por la cual se puede juzgar de la importancia y de la extensión de la ciudad marroquí mencionada, que ha sido en estos últimos tiempos punto en que se concentraba la atención de Europa entera. PARÍS- MADRID noche vio la luz pública el primer número de París- Madrid, nuevo periódico con que viene á enriquecerse la Prensa madrileña, y que por su factura y confección habrá de ocupar en breve un puesto preeminente en ella. Hállase redactado en francés casi en su totaidad, y del prestigio de la nueva publicación es garantía, más que suficiente, la personalidad de su director, el brillante periodista francés Mr. Gastón Routier, conocedor, por su larga estancia en España, de nuestras costumbres y de nuestra política. Deseamos todo género de éxito ai nuevo coega, y, al saludarle con la franca cordialidad de buenos compañeros, le auguramos larga y próspera vida. ¡Soit le bienvenul CORRIDA BENÉFICA POH TELÉGRAFO ÓJUHUELA, J, 6 T jpl próximo domingo se celebrará en esta po blación una corrida de toros, en la que se lidiarán reses de Saltillo, que serán estoqueadas por los hermanos Ricardo Torres, Bombita, y Manuel Torres, Bombita IJL El producto de la corrida será destinado al asilo de las Hermanitas de los pobres. Reina gran entusiasmo por lá fiesta, y más aún en vista del poco éxito alcanzado por la corrida anterior. Se organizarán trenes especiales desde Alicante, Murcia y Cartagena. DARÁ PASAR EL RATO. POR MELITON GONZÁLEZ. Blanco. DE PALACIO Parece acordado que el viaje de los Reyes al extranjero se verifique el día 14, yendo Sus Majestades de Madrid á Burdeos y desde allí á Viena, donde estarán hasta fines de mes. Para dicha fecha los Reyes realizarán un viaje á Inglaterra, con el objeto principal de asistir al enlace del infante D. Carlos, el cual, como es sabido, se verificará en Wood Norton, en la primera decena de Noviembre. Calcúlase que los Reyes regresarán á España á mediados de dicho mes. Respecto del viaje de la Reina doña Cristiaa á Viena créese que lo emprenderá mañana ó á más tardar pasado. Con las solemnidades de costumbre se verificó anoche, á las ocho, en la cámara regia la ceremonia de presentar sus cartas credenciales á nuestro Soberano el Sr. D. Carlos Wilde, nuevo ministro de la República Argentina, que ha venido á substituir en esta corte á D. Roque Saez Peña. El nuevo representante americano fue á Palacio en un coche de los llamados de París y en otro análogo el personal de la Legación. Con el Sr. Wilde iba el introductor de embajadores, conde de Pie de Concha, y en la comitiva marchaban un correo de gabinete y un ca ballerizo de campo. Asistieron al acto el ministro de Estado en representación del Gobierno, los jefes de Palacio y los ayudantes de servicio v el introductor de embajadores. Terminada la ceremonia oficial, entre el Rey y el nuevo ministro de la Argentina se cambiaron frases de alta consideración y simpatía para ambas naciones y sus respectivos jefes de Estado. A las ocho y veinte terminó el acto, y el señor Wilde regresó al hotel donde se hospeda, en la misma forma que había ido á Palacio. Dfe SOCIEDAD En la mañana de ayer se celebró en la iglesia parroquial de la Concepción un solemne funeral en sufragio del alma dé la que en vida fue bondadosa y caritativa señora doña Pilar León y Llerena de García de Torres, madre política de nuestro querido director, Sr. Luca de Tena. Asistió al acto piadoso una concurrencia tan cmmerosa rae llenaba por completo la iglesia, dándose asi, nuevo y público testimonio de dolor por la muerte de tan excelente señora. Entre las muchas manifestaciones de afecto y de pésame que estos días han recibido lo señores de Luca de Tena con motivo de la desgracia que han sufrido, figuran los pésames muy expresivos de S. M. la Reina doña Cristina y de SS. AA. los Infantes D. Fernando y doña María Teresa. D. Nicolás Luca de Tena y su distinguida señora, que vinieron de Sevilla al saber la muerte de la madre de sus hermanos D. Torcuato Luca de Tena y doña Esperanza García de Torres, regresaron anoche á la capital andaluza. Los duques de Bailen han regresado á Madrid. En los primeros días de Noviembre se celebrará el enlace de la bellísima señorita doña María Carolina Candela y López Lerdo con el distinguido capitán de Infantería D. Alfonso Corral y Tomé. Los marqueses de Valdeterrazo pasarán el invierno en Paü. Á las hijas recién nacidas de los señores de Jrquijo (D. Estanislao) se les han impuesto en a pila bautismal los nombres de María del Piar y María de los Dolores, respectivamente. La boda de la bella señorita doña María Luisa González Alvarez con D. Francisco Ozcoz y Morales se efectuará el 16 del actual. fian regresado áe San Sebastián la condesa de Egaña y la marquesa de Nerva; de Zarauz los duques de Tarifa y de Fuenterrabía el conde de San Simón. Cuamato el Grande, donde tras larga resistencia fueron nuevamente vencidas, quedando la plaza en poder de la columsa portuguesa man dada por el comandante mayor Sr. Alves R o cadas. Un noble del país, llamado Calipolulo, que había permanecido fiel á Portugal durante la sublevación, fue nombrado jefe de la plaza, poco después de entrar en ella los soldados portugueses. El comandante Alves Rocadas dirigió una arenga á los habitantes, invitándoles á some terse mediante determinadas condiciones amenazándoles con efectuar razzias en el caso d? no hacerlo. Con la toma del mencionado Kraal pasa á ser efectivo el dominio de Portugal sobre Cuamato el Grande, que llevará en lo sucesivo el nombre de fortaleza de D. Lilis de Braganza, en la que será nombrado un residente La columna vencedora regresará al río Cunene, abasteciendo á su paso de víveres y mu niciones á todas las fortalezas de la región pacificada. 1 a noticia en Portugal. La noticia de la victoria alcanzada sobre los cuamatas por la columna del comandante Alves Rocadas, fue comunicada al público en Oporto, en los teatros y á los concurrentes de los Clubs y Casinos, causando en todas partes inmenso entusiasmo. También se comunicó dicha noticia en el Sporting Club de Cascaes, en el preciso mo mentó en que el duque de Oporto, hermano del Rey, entregaba la copa y los demás premios á los vencedores de las regatas que se acababan de celebrar. Se hacen unánimes elogios del comandante Alves Rocadas, por haber llevado á cabo con tanto éxito el plan de combate que había trazado de antemano, para apoderarse del Kraal de Cuamato el Grande. Meditabundo. NOTAS LUSITANAS POR TELÉGRAFO LISBOA, J, S T Entre las virtudes, incluyendo las también fundamentales de nuestra religión, fe y esperanza, descuella la caridad. Ciertamente que la fe, consuelo, como decía Vanvernagues, de los míseros, y torcedor de los poderosos y felices del siglo, es necesaria en la vida, y propulsora en todos los órdenes de ésta de admirables prodigios. Y no es menos cierto que la esperanza, universal patrimonio de los hombres y singularmente de los desventurados, anima nuestra existencia, nos conforta, y vertida como suave bálsamo en el cáliz de las amarguras y adversidades que padecemos, las disminuye ó amortigua. Pero las excelencias aeia candad aun son mayores, porque ella compendia, sintetiza las virtudes cristianas, hasta el punto de que, según dictámenes de irrecusable autoridad, es inútil cuanto para salvarse haga el que no la 1 A CARIDAD EN UNO DE S U S MÚLTIPLES ASPECTOS S. AS SOLUCIONES MAÑANA SÜLUCJON AL PASATIEMPO DE AYER: CIVILIZADO, r eportes regios. SI rey D. Carlos, que se halla completamente restablecido, y la familia Real, han asisPor todas las exis tido esta tarde á unas regatas de remos y vela, tenoiasdisolución de Sociedad se liquidan los ALMACEde la presente TEMPORADA en presenciando también unas carreras de canoas NES DE PARÍS, PLAZA DE SANTA CRUZ, 5 y 6, esautomóviles. quina áZARAGOZA. Las pruebas se verificaron en la rada de Cascaes. p l Ejército portugués vencedor. í- Un despacho oficial enviado desde Loanda el día 6, da cuenta de que después de haber ES PREFERIDO sido derrotadas en campo raso, durante la noche del 4 al 6, las fuerzas cuamatas, se refugia- lia Novela d e A h o r a publica mañana gran novela, ron éstas en el Kraal fortaleza indígena) de Amenidades Ilustradas, un segundo regalo y FMZOS T CHAMPAGNE MONTEBELLO el famoso privilegio anunciado. Precio: 3 0 c t s BIBblOTECA DE A B C 128 LA CASA DEL CRIMEN 125 Hice como que la veía por primera vez; admiré mucho la bien conservada fachada, la puerta verde, las persianas verdes, la terraza verde. E 1 comandante estaba encantado. Sacó una llave del bolsillo y abrió. Entramos. No te rías... En el momento en que transpu s i os q mi corazón latía como el de un estudiante que se dirige á A 1 era cita con una 1 modista de cuarenta Abriles. ¡Estaba en casa de Margarita! ¡Respiraba el aire que respiraba Margarita! ¡Mis ojos iban á fijarse en los objetos que cada día contemplaban los ojos de Margarita! Todo esto era muy bastante para hacerme perdesr la cabeza; y con efecto, 1 cabeza se me iba. -Paso delante para enseñaros el camino- -dijo el comandante. Apenas habíamos subido unos cuantos escalones, cuando oí ttn ladrido alegre, y Gibby se apareció por entre mis piernas, saltando alegremente y ladrando muy contenta. aDevolvíle sus caricias con usura, acordándome de que las bellas manos de su ama acariciaban á menudo su liada cabeza y flexible cuerpo. ¡Os ha conocido! -exclamó el Sr. de Ferny. -En verdad que este anima lito os profesa carino. -Al que yo correspondo- -respondí riéndome. -Gibby es un animal pre cioso, que no me cansó de admirar. -Vamos, sois como mi mujer, que no encuentra nada tan bello ni marav lioso como la endiablada de la galguita. i ¿La señora de Ferny quiere mucho á Gibby? -Os digo que es una locura... Hay momentos en que tengo celos de es 4 animalito... Confieso que por mi parte no comprendo muy bien el mérito de esos animálejos tan flacuchos. que no tienen más que piel y huesos, y que tiemblan aun en el verano como si se estuvieran helando. No me gustan los perros de ninguna clase; pero, en fin, prefiero á estas razas inútiles un buen dogo; á lo menos guarda la casa... sirve para ahuyentar á los rateros nocturnos... Así hablando, el comandante abrió una puerta: la del comedor. -Entrad- -dijo: -ahí está el retrato. No te hablaré del mobiliario del aposento en que entramps. Muebles de caoba, estilo Imperio; el suelo, peligroso á fuerza de estar encerado. En las paredes había tres retratos de cuerpo entero, de estilo bastante bueno, pintados en los siglos xvi y xvn por artistas desconocidos que no merecían permanecer en el olvido. Como me había dicho el comandante, una de las paredes estaoa desnuda, ó al menos mal adornada con una litografía muy fea. Faltaba el retrato, qu estaba en el suelo arrimado á la ventana. Me acerqué á él y no pude contener una sonrisa al mirarle. E 1 pobre Juan Nicolás Roberto, abuelo del tatarabuelo del último de los Ferny, se hallaba en situación tristísima y completamente desfigurado el rostro por la falta de nariz. ¡Bíeu jugado, voto va! -exclamó el comandante; -estamos á partida... Vamos á ver quién es el vencedor. -Estoy á vuestra disposición. Excusado creo decirte que me arreglé de modo que correspondieran á mi adversario los laureles de la. suprema victoria, tras de una lucha, al parecer, encarnizada. -Sois muy hábil- -me dijo benévolo el comandante para consolarme de mi derrota; -llegaréis á ser una notabilidad. Eran las once y media de la noche. El café se disponía á cerrar sus puertas. ¿Iréis mañana de madrugada á concluir el dibujo del monte Itaca? -me preguntó el comandante. -Así lo espero. -Entonces allí nos veremos y charlaremos un rato. Os doy la enhorabuena por la jugada verdaderamente maravillosa con que terminó la segunda partida. a acepto con agradecimiento... Buenas noches, señor comandante. Cambiamos un apretón de manos, y el bueno de mi hombre encaminóse hacia su domicilio diciéndose que acababa de pasar una de las mejores noches de su vida. Yo me fui a la cama y pasé toda la noche en sueños de color de rosa. Al día siguiente por la mañana nos encontramos junto al viejo sauce el anciano y yo. -Me dijisteis ayer que erais muy inteligente en materia de pesca. ¿Queréis darme pruebas de vuestra habilidad? -me preguntó el comandante. -Espero recibir de París muy en breve aparatos de un nuevo género, que tendré mucho gusto en poner á vuestra disposición- -le respondí. -Entretanto dejadme vuestra caña y haré cuanto buenamente pueda. Empuñé el bambú, y evocando antiguos recuerdos imprimí á los anzuelos ase movimiento ligfero que hace creer á los peces que la mosca ó el gusano es- tan vivos y que se les van á escapar si no se precipitan sobre ellos para tragárselos vorazmente. A 1 cabo de tres minutos de este manejo, el corcho se sumergió á impulso de violenta sacudida. Tiré nuevamente del sedal y saqué del agua una pértiga de gran tamaño que pesaría próximamente dos libras, y que era para el comandante el ideal de la pesca milagrosa. ¡Prodigioso! -exclamó. ¡Prodigioso! Sea casualidad, sea habilidad realmente, ello es que acababa de obtener en un instante un éxito me el anciano había perseguido inútilmente por espacio de muchos años. ¡Mi querido joven- -exclamó entusiasmado, -me declaro vencido... ¡Sois ni maestro! Habilidad por habilidad, hagamos un trato... Yo os daré lecciones de ajedrez y vos me daréis lecciones de pesca. ¡Trato hecho! -contesté, estrechando la mano que el comandante me alargaba. E 1 anciano volvió á su pesca y yo á mi dibujo. Mi primera lección no hubo de darle gran resultado. Por espacio de cerca de una hora agitó sus anzuelos según yo había hecho, sin coger el más insignificante pecécillo.