Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
WADRlD, MvílRTESi. D E O C T U B R E DE 1907 NÚMERO S U E L T O 5 C É N T I M O S mm W ¡f: ws! Sí rjei fi: ímKie m mmame miameat CRÓNICA U N Í V E SAL I L U S T R A D A AÑO 111. N Ú M 849 iS) B iS 2. É P O C A do proyecto, que y a el Congreso aprobó e n 1900. Bn el presenta número incluimos el suplemento laga, y se cree seguro que con poco que se aumentase esa cantidad, y aprobando el proyecto íliislrado de cuatro páginas L A M U J E R Y del Sr. Herrera Molí, verdaderamente complementario de las obras del puerto. Málaga se L A C A S A que deben exigir iodos nuestros vería libre de los peligros de inundación en que constantemente se halla. mscriplores y compradores. Kn la última del día 24 de Septiembre- -otras varias ha habido antes- -los muertos han llePRECIO: CINCO CÉNTIMOS gado á 80, pasaron de 200 los heridos, se hunEN T O D A E S P A Ñ A dieron docenas de casas, una comarca, en suma, ha sido arrasada, llevando el dolor ó la ruina á i muchos miles de familias. Y todo eso, según personas competentes, hubiérase evitado llevando á la práctica el aludi- MADRID AL DÍA O e p t i e m b r e n o quiso dejarüos mal recuerdo. Su último día ha sido de un bello otoño. Cesó la lluvia, íbriiló el sol y Madrid respiró á sus anchas. Hasta la lotería le sonrio, brindándole dos de los premios grandes del sorteo verificado por la mañana. Por lo demás, el asunto del día, el que embargó la atención de muchas gentes, fué la publicación de las órdenes del ministro de la Gobernación, mandando que los cafés se cierren á la una y media, y que las tabernas no se abran los domingos. Como hay gustos para todo, también le hay para censurar esas disposiciones que merman algunas de las libertades actuales. Porque á todo lo que sea hacer uno su santa voluntad, aunque no tenga nada de santa, se llama libertad. Sucede lo que ocurre siempre cuando gritan tinos pocos y callan unos muchos: se interpreta el ruido como eco d é l a mayoría. Y no es así, I,o s trasnochadores voluntarios protestarán; pero son los menos. Las medidas del ministro son estimadas como plausibles en general. Sin embargo, no conviene aplaudir todavía. Esas órdenes, la referente al uso de armas y algunas otras, serán buenas. Pero no consiste en dictar buenas disposiciones, sino en hacerlas cumplir. Y eso es lo que hay que ver, porque de buenas intenciones está sembrado el infierno grande y este otro de Madrid. I a política, en baja y los francos, en alza. Regresó de Málaga el director general de Obras públicas y refirió hoiTores de lo que por allí había visto. También regresó el ministro de Marina de visitar una fábrica de cañones. Sucesos callejeros hubo pocos y ninguno saliente. Más vale así. Por la noche, tranquilidad completa. Ningún ceatro multado. I os camareros de muchos cafés, de enhorabuena. Pensnndo en que ahora lUieníop íjo cietrau como Dior, y J a Cierva mandan. LA CATÁSTROFE s. iiifeB a. 1 J R G E EL R E M E D I O Pasaron ya las ho -ras de incertidumbre y ansiedad originadas por la terrible inundación de Málaga; particulares y autoridades rivalizaron en prestar los primeros auxilios á las víctimas; el Gobierno envió allí delegados técnicos de su confianza para que informen sobre la magnitud de la catástrofe y propongan los remedios oportunos á fin de evitar su repetición, y de todas partes surgen iniciativas generosas y suscripciones para aliviar, en lo posible, la situación terrible en que se han quedado tantos miles de seres infelices. ¡Es el proceso triste conocido, rutinario, de cualquier hecatombe nacional! Ayer, un escritor ilustre, refiriéndose con ironía amarga á este mismo asunto, decía: ¡Oh dinero español, siempre pronto para toda calamidad! y pudiéramos añadir nosotros: ¡Y tan retraído para toda obra provechosa práctica y de previsión que evite las temidas calamidades! Porque, con efecto, la catástrofe que ahora lamenta España, resulta en gran parte un caso más de la inconcebible desidia nacional y de la apatía de los Gobiernos. Vamos á demostrarlo brevemente, puesto que la ocasión no puede ser más propicia, y si ahora no se hace algo definitivo, estimulados por lo duro de la lección, habrá que desconfiar de toda mejora en lo porvenir. Hace siete años, nada menos, que fué presentada al Parlamento español una proposición de ley referente á un proyecto de desviación del río Guadalmedina, origen de la última catástrofe; como es sabido, proyecto que tendía á evitar inundaciones que pudieran traer, como ha traído recientemente, días de luto y de general tristeza. Tal proyecto, propiedad de una de las personalidades de mayor y más legítimo prestigio en Málaga, el notable abogado D. Enrique Herrera y Molí, fué presentado y aprobado en el Congreso gracias al decidido apoyo que le prestaron todos l o s diputados malagueños. Pasó luego al Senado la proposición de ley y allí quedó estancada por un repentino cambio en la política y en la vida parlamentaria. ¡Proféticas han resultado las elocuentes palabras que el 19 de Diciembre de igoo pronunció en el Congreso el Sr. Bergamín, apoyando la citada proposición. El proyecto á que nos referimos no sólo se encaminaba á evitar para siempre otras inundaciones, sino que sin él. Málaga no llegará á tener nunca un puerto en condiciones buenas pues asciende á muchos miles de metros cúbicos los arrastres que al mismo lleva el río Guadalmedina. Más de 200.000 pesetas de subvención anual destina el Estado á las obras del puerto de Má- Hasta ahora no se tiene más noticia de Is mehalla de Muley Hafid, acampada en Setts Medite el ministro de P omento, Sr. González desde ayer. Besada, cuya inteligencia, actividad y buenos Por causa del mal tiempo no se puede copropósitos son reconocidos por todos, en lo que municar con Rabat desde hace tres días. anteriormente escribimos y decida con la urgencia que el caso requiere, porque si ahora que Santa Bárbara ha tronado y tan fuerte, MOCADOR no se hace nada práctico, sería, en justicia, lleMOGADOR, 2 3 T Á N C E R J O T gada la ocasión de alterar el lema que ostenta atos de Marrakés. el escudo de la hoy afligida provincia andaluEn cartas recibidas hoy de Marrakés se za: Siempre la primera... dice que siguen llegando grandes contingenY no hay que decir cómo. tes de tropa para aumentar el ejército de MuInscribiendo lo contrario. ley Hafid, que ya consta de 15.000 hombres. gH Entre los caídes llegados aquí últimamente, está el de Zuata y Seraga, los cuales se muestran poco decididos. Se espera poner al servicio de Muley Hafid la artillería guardada en los almacenes de la Aduana, que son 30 cañones, ametralladoras y piezas de sitio Krup y Maxim A Muley Hafid le interesan mucho estas a r POR CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO mas y asiste á los ejercicios de tiro. III 1 I W I as tropas francesas y las españolas se reCASABLANCA sienten de esta insistencia de la lluvia, por no RABAT DE NUESTROS ENVIADOS SRES. OVILO Y OCAÑA estar los campamentos suficientemente acondicionados para el invierno. RABAT, %6, TÁNGER, I 9 1 T CASABLANCA, 2 9 TÁNGER, 3 0 8 M lyos franceses proceden con toda actividad á F l a t o s diversos. artas d e Muley Hafid. la construcción de barracones, con material Hoy marcharon los periodistas españole- 151 cónsul d e E s p a ñ a en ésta, Sr. Bar- desembarcado últimamente; pero, en cambio, de que di cuenta oportunamente. Muley Abdpara nuestras tropas no se ve preparativo que el- Aziz hizo llamar á cuatro caídes de las kábigiela, h a recibido u n a comunicación del caid Aisa- Ben- Omar, como ministro de E s t a d o indique atención por España. las de esta comarca, que se mxiestran hostileS; Rosario de Muley Hafid, participándole la venida de se I a descarga de los vapores Sevilla y terrible haciéndolos encarcelar á su presentación. sigue dificultosamente, pues reina Se dice que en la comarca del Gharb, por la melialla, lo cual se considera problemá- mar de fondo y escasean las barcazas. donde atravesó, renovó á muchos de sus gotico. Parte de las tropas francesas han tenido que bernadores y como piensa destituir y nombrar acondicionarse en los fondak ó posadas, alma- á otros muchos, ha ordenado á los plateros hebd- el- Aziz despierta. cenes y casas particulares de extramuros, por breos la fabricación de taba ó sellos corresponKn las noticias q u e llegan de Rabat se estar una parte del campamento convertido en dientes á esa categoría. afirma que Muley Abd- el- Aziz m a n d ó prepa- laguna. Continúa en pie el conflicto ue la moneaa lyos moros entre sí comentan regocijadamen- hassani, cuya depreciación aumenta, negánrar 20 chilabas ó especie de camisas de madera, cubiertas de clavos en el interior, para te la caída del rayo que ayer destruyó el edifi- dose á recibirla el comercio. cio de la telegrafía sin hilos, atribuyéndolo á El Sultán ha hecho dar un pregón oraenanencerrar á los jefes rebeldes. justo castigo del cielo. do su admisión al comercio, pero los negocianE s t a brutalidad estremecedora n o ha sido tes europeos se niegan á recibirla, fundados er empleada por Abd- el- Aziz m á s q u e en m u y l y i ovimiento de buques. raras ocasiones, como tampoco el castigo d e -El crucero francés Gloire, c Q. se ha he- que á ellos tampoco se la reciben los demás comerciantes de otros pimtos. poner cal viva en las m a n o s y vendarlas cho á la mar, irá á Francia para reparar pequeLa situación de los soldados que acompañan después para que s u acción d e s t r u c t o r a co- ñas averías, y como es probable que toque en al Sultán, sigue siendo difícil. rroa las falanges, dejando el m u ñ ó n solo; algunos puertos españoles, ha refrendado el El Maghzen se reúne dos veces por día, siti pero á tal extremo h a llegado el desconcier- rol en el Consulado de España. que toquemos los resultados. Con la marcha de este buque la insignia ael Hoy se han presentado cuatro caídes cíe os to de s u pueblo por la benignidad d e s u temperamento, y t a n t o se habla de u n a re- almirante Philibert pasará á otro crucero, que distritos de Beni Hassen y Salé. El Sultán continúa enviando pliegos a las organización enérgica, q u e va á p o n e r en probablemente será el Almiral Aube, que ha venido de Rabat, donde le ha substituido el kábilas, para que normalicen su situación. práctica esos olvidados y bestiales castigos, 7 h Jo 7. -ó) j- u. o; d o F i- r i- o k i y A. -ij- r. -ií: 3: icn i. -i- i- -aí- iL. ypi. t o Vfí, v. JIU- ÍÍ; cí, i de Reíacioues i: xveriürcs J tcüior al castigo. rock, conduciendo los licrídcs del tilümo com- para tratar, probablemente, de la pronta veni Casi la totalidad d e las kábilas de este bate en Sidi Ibrahim y buen niíimero de en- da del Cuerpo diplomático en Tánger. Se insiste en que vendrá el ministro üe bajalato reúnen u n a harca óregimientoi q u e se fermos. Francia, Mr. Regnault, pero que no se hospereconcentra en U l a d Aziz, q u e es d o n d e s e CASABLANCA, 2 g TÁNGER, 3 o 2 T, dará en la casa cedida por el Maghzen, sino en dirige el Ejército del S u l t á n legítimo para otra nueva perteneciente á un moro protegido ctividad francesa. incorporárseles. El temporal ha calmado un poco, pero si- francés. Sigue aíirmánaose que Muley Abd- el- Aziz gue inseguro. acia la inteligencia. Eas tropas francesas siguen alojadas en las ordenó á 25 moros ricos desalojen sus respectiE a m e h a l l a de Muley Hafid se dice vas casas, suponiéndose que sean destinadas á que la m a n d a r á el caid Aisa- Ben- Omar, q u e casas del extrarradio, quedando en el campa- los representanies extranjeros y su séquito. mento solamente los encargados del servicio tal vez por su antiguo afecto á Muley A b d- de vigilancia. He comido con el comandante francés monel- Aziz, pudiera servir d e intermediario enSe dedican muy activamente á recomponer sieur Farian, que es instructor de las tropas del tre ambos hermanos. los daños y desperfectos causados por el tem- Sultán y que le visita diariamente, diciéndorae poral, arreglando los caminos y componiendo que Muley Abd- el- Aziz se preocupa con gran a situación. las calles, como asimismo á la construcción actividad de normalizar la política interior anE a tranquilidad sigue reinando en todo de un zoco por el estilo de los de Argelia, cer- tes de pensar en la exterior. Las calles están totalmente invadidas por este contorno, siendo m u c h o s los moros q u e cando con murallas un extenso terreno de las los soldados del Sultán, que tienen frecuentes afueras. regresan con s u s familias. Indiscutiblemente los franceses realizan mu- disputas con los comerciantes moros y heH a s t a dentro de cinco días n o vendrán al chas é importantes mejoras que redundan en breos. zoco los kabileños conduciendo los cereales, La noche se presenta tranquila. bien general; pero les sirve para afianzar su que es el nervio de este comercio. Los muelles están abarrotados de cajas de influencia, creando derechos que sabrán hacer w iiiífltill municiones para el Sultán. TÁNGER, I CASABLANCA, 3 o I los valer en época oportuna. Anoche llegó un enviado de las kábilas de Ea construcción de barracones la prosiguen P referencias deplorables. con gran actividad, desembarcando febrilmen- Chauia, que han peleado contra los franceses, S e h a retrasado la salida d e varios va- te los materiales que necesitan. para anunciar la llegada de una delegación que pores por injustificadas preferencias en p r o quiere hablar al Sultán y someterse. d e los b u q u e s mercantes franceses. 1 1 cónI esertores franceses. s u l inglés h a formulado s u protesta. RABAT, 2 7 TÁNGER, 3 o 2 T Aprovechando la confusión de estos últiSin duda son esos preliminares de la mos días han desertado tres soldados franceses. oí ñas varias. igualdad comercial proclamada en AlgeciEl general Drude ha dictado las órdenes Han desertado 300 askaris del eampamenras y aplicada á la francesa oportunas para que se capturen, dado el caso to del Sultán, cr véndose que se han dirigido IMIurf de que estén refugiados en las kábilas del con- á las kábilas de Chau. a 3 con intención de venerodeadores. torno ya sometidas; pero se cree que no los der las armas y municiones á los kabileños. La situación aquí, para los europeos, no pueU n a partida de merodeadores, capi- devolverán, pues la paz se conceptúa poco sintaneada por Busaid Redad, saquea á los cera y estable, por haberles inspirado algún de ser peor. Los kabileños fanáticos que forman parte de campesinos q u e traen s u s productos á Casa- aliento el anuncio de la salida de Marrakés de la mehalla de Abd- el- Aziz recorren las calles blanca, eligiendo como sitio preferente para Muley Hafid. insultando á los europeos, por lo cual proyec s u s fechorías lugares fronterizos d e sector, tamos pedir al Maghzen prohiba la entrada er C i g u e n las presentaciones. ocupados por las fuerzas españolas. A pesar de lo expuesto siguen entrando la ciudad á los soldados de las kábilas. Son bandidos q u e aquí existen en todo muchos hebreos y moros que hacen su presenHoy, á las doce, irá el Sultán, acompañado tiempo y q u e ahora quieren aprovecharse tación en el Consulado de Francia, dirigiéndo- de los individuos del Maghzen, á rezar á la del restablecimiento de la paz para hacer se después á los sitios donde estaban vsus ca- mezquita que hay próxima á Palacio, donde concurrirán también los moros más notables víctimas d e s u s latrocinios á los que quie- sas, no encontrando más que ruinas. ren e x p e n d e r mercancías en Casablanca, Como está prohibida por la autoridad mili- de la población. El cónsul francés hizo su visita oficial al mi iniiillt MHWi tar la reconstrucción de chozas y no tienen H eos varios. medios para reconstruir sus casas, se ven obli- nistro de Estado, vistiendo de uniforme. La conferencia duró dos horas, comunicando H a sido n o m b r a d o comandante mili- gados á vivir á la intemperie, agravándose la después desde el Consulado con el telégrafo de tar de Casablanca el teniente coronel Dion. situación de esos moros y hebreos pobres. banderas, al comandante Huiat el resultado de la entrevista. CASABLANCAj 2 9 TÁNGER, i o Van llegando m u c h a s familias de oficiales franceses, d i s p u t á n d o s e con empeño los I J an llegado al campamento francés los rehe- I nterviú notable. nes de las kábilas de los Ulad Hariz y Ayer celebré una interviú con r l Had alojamientos. Mediunas, acompañados de sus muieres y sir- Ornar Tazzi, ministro favorito del Sultán, el U n o de los globos q u e trajeron para e ¡vientes. cual me recibió amabilísimo, servicio de las tropas francesas será traslaEl tiempo se ha despejado por completo y se Al saber que estuve en Mazagán cuando la dado á T á n g e r en u n torpedero, á bordo del ultiman con actividad los preparativos para la proclamación- de Muley Hafid, me pidió notiinvernada. cual irán también los periodistas franceses. cias que le di con toda sinceridad. Le extrañó mucho la solución dada al ini Desde T á n g e r regresarán éstos á su país, El general Drude tiene el propósito de licenciar á los soumiers, pues como todos son agri- portante asunto de las armas guardadas en la cultores, desean regresar á sus trabajos. Aduana y de la conspiración para su entrega. DE NUESTROS CORRESPONSALES Ha llegado una delegación de la Asociación Estima que el asunto de Mulev Hafid tiene CASABLANCA, 2 8 TÁNGER, 2 9 M. de las Danjas de Francia de la Cruz Roja, tres aspectos: con objeto de cuidar los heridos. p e n a l i d a d e s en los campamentos. Primero. Cuando sepa Muley Kafid la ne Con pequeños intervalos, sigue el mal Estas enfermeras tendrán poco trabajo, pues gada del Sultán á Rabat, es probable que detiempo y la lluvia, que es cQpiosa, interrum- están suspendidas todas las operaciones mili- sista de su viaje á Rabat y Fez, re ándese piendo negociaciones, comercio v trabajos. tares. en las kábilas que le sean fieles- D 1 Qc siír iPSOS DE MARRUECOS C A H L