Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, LUNES 3o DÉSEPTiEMBREDE 1907. SUELTO, CÉNTIMOS CRÓNICA SAL ILUSTRADA ANQ III. NUM. 848, m m w 2: ÉPOCA Nft JLvOS SUCESOS i DE M A R R U E C O S POR CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO gün parece, anteayer 3 Setra, considerablemente reducida por las deserciones. Añade que por estimar demasiado fanático al hijo de Muley Rachid, que la mandaba, ha sido substituido. por Buril Murich. Concluye diciendo que continúa sus exploraciones y reconocimientos por el Sur y Suroeste de Casablanca. RABAT JPB NUESTRO REDACTOR SR. SÁNCHEZ OCAÑA RABAT, 2 3 TÁNGER 2 8 4 T. (RECIBIDO EL 2 9 Á LAS 1 1 N. Isa prudencia del Sultán. r Por conducto oficial que no merece ningún género de dudas, se ha desmentido que Muley Abd- el- Aziz se proponga visitar el crucero francés Sueydon, como se dijo en los primeros momentos, precisamente como medida de prudencia para evitar la exaltación de los ¡elementos fanáticos que le acompañan, aunque tengo entendido que los sultanes no se em: barean. Tampoco, y con igual motivo, recibirá visitas de europeos, excepción hecha de los cónsules, que dejarán transcurrir algunos días antes de cumplimentarle, corno es de rigor. JKToticias de Marrakés. Se han recibido cartas de Marrakésase gurando que Muley Hafid ha reunido 20.000 hombres, siendo dudoso que vaya á Rabat á dar. el espectáculo de una guerra civil. Más bien se cree que se dirija á Fez para dar á su j raclaniación la validez necesaria, en el santuario de Muley Dris. I abor ingrata. Ayer tarde, provistos de sendas caballerías, intentamos llegar á la mehalla sherifiana, siendo rechazados en el primer campamento, por; lo cual nadie pudo llegar al segundo, que era donde estaba el Sultán y que. distaba un kilómetro del primero. Varios periodistas franceses que pretendieron atravesar Salé, por el mismo deber informativo, fueron maltratados, aunque sin consecuencias graves. Nosotros regresamos sin novedad, y el gobernador nos hizo saber que había recibido órfdeñes terminantes del Maghzen, que cumplirá rigurosamente, de impedir la presencia de euíopeos por el tránsito, para evitar incidentes desagradables. -Pos igual razón, y. temeroso de un. choque: Inevitable, el Sultán no atravesó la población, cruzando el río Bu Regreg, 800 metros más arriba, y dirigiéndose directamente á su palacio por la torre de Hassan, que se halla distanciada de las murallas. Como el gobernador nos dijo que los askaris impedirían por la fuerza nuestra salida del poblado, algunos periodistas le visitamos acompañados de nuestro diligente cónsul, haciéndole ver nuestra obligación informativa, aun con el riesgo de los. peligros, siendo nuestra petición apoyada por el cónsul, que exigió las garantías posibles. Finalmente, y previas consultas, el goberna- dor accedió á nuestros deseos, ofreciendo en- viarnos una pequeña escolta de garantía, pero al anochecer recorrieron la población los pregoneros anunciando la entrada del Sultán. La multitud contestaba con la salutación de Dios salve á nuestro señor originando alguna efervescencia entre los moros de los alrededores, lo cuaí hizo que el gobernador, ya de madrugada, escribiera al cónsul dando contraorden y declinando su responsabilidad si salíamos. A pesar de eso, á las diez de la mañana salimos á caballo hasta el campo libre, donde nos situamos en espera hasta las nueve, hora en que las primeras fuerzas comenzaron á pasar el no. -Los alrededores de la población presentaban ttna perspectiva pintoresca á causa del numeíroso gentío que acudió al recibimiento de Mujley Abd- el- Aziz. Entraron primeramente las avanzadas con ¡el material y la impedimenta de viaje y algunas mujeres del servicio; después vino la Infantería, seguida de la Caballería y la Artillería, mandada por Bagdadi. Seguían algunos grupos desordenados y después el grueso de las fuerzas, precedido por una banda de música montada, 40 banderas de diversos colores y el numeroso grupo de los notables de Rabat que habían marchado al encuentro de Muley Abd- el- Aziz. El Sultán, rodeado de los principales jefes del Gobierno, y precedido de un brillante escuadrón de Caballería, adelantó cubierto por un enorme quitasol encarnado que conducía tul moro. Abd- el- Aziz montaba un espléndido caballo blanco, yendo junto á él El Mokri y otros personajes palatinos, y cerrando la marcha un escuadrón de Caballería. Al llegar á las puertas de ia ciudad, las baterías de la plaza hicierou las salvas de reglamento, empezando un desfile brillante, amenizado por tambores y: dulzainas, pero deslucido por la lluvia. -Después de todo lo qua se ha dicho, yo creo que las fuerzas del Sultán no pasan de 6.000 íombres. Cuando pasó frente á nosotros, unos diez metros á lo sumo, le saludamos en moro muy atentamente; p ¿ro no contestó á nuestras palabras, lv. 1 v ¿7. por el temor á exaltaciones de fanatismo, ue s trata ele evitar. Rc- pecto al recibimiento, no pasa de respetuoso, pues aunque el populacho no ha dejado de vociferar vítores y bendiciones, la clase media y especialmente el comercio se ha absteni- do, limitándose á poner los pañuelos de colores en sus tiendas. Sin entrar en la segunda muralla se dirigió á su palacio, siendo saludado con nuevas salvas al penetrar en él. La lluvia fue lenta y perseverante; diseminó los grupos. Después han circulado muchas versiones sobre los propósitos que abriga el Sultán para la solución del actual conflicto; pero resultan infundadas por la reserva y el aislamiento en que se ha colocado el Maghzen. He conseguido interrogar á un íntimo amigo del Mokri v me dijo que lo único seguro sería qtte el Sultán esperará algunos días la presentación ií 81o s jefes de la- kábilas de Casablanca, y en caso contrario enviará fuerzas para castigarlas. Se áice que el Sultán hará oración en la gran mezquita, yendo después á Salé. Un fotógrafo italiano intentó sacar una foto grafía cercana de Abd- el- Aziz, pero los moros trataron, de agredirle; sin embargo, obtuvo dos clichés de la entrada de las tropas. Permanecí en el campo hasta terminar el desfile, bajo una lluvia torrencial. Los. soldados y los kabileños que forman parte él séquito nos han mirado con hostilidad, ¿legando algunos á proferir insultos en ár f- El gobernador, á pesar de su declaración de irresponsabilidad, envió dos soldados montaraces para escoltarnos, y no dejó de mandar recados hasta saber que regresamos al Consulado sin novedad. D ONA MARJA DEL PILAR LEÓN Y LLERENA DE GARC 1 A DE TORRES Víctima de dolorosa y larga enfermedad falleció ayer tarde la virtuosa señora doña Pilar León y Llerena de García de Torres, madre política de nuestro querido Director, D. Torcuato Luca de Tena. Los vínculos de afecto que nos unen al señor Luca deTenay su distinguida familia no han de impedirnos rendir tributo ala justicia, recordando algunas de la. s, cualidades y merecimientos que enaltecían! la respetable dama cuya muerte hondamente- sentimos. ¡Doña Pilar I, eón y I lereaa era madre atnantísima, que tuvo la satisfacción de ver reproducidas sus virtudes en su hija Esperanza, esposa de nuestro Director. Dedicó su vida á la práctica del bien, realizando constantemente obras de caridad. Con actividad incansable y sobreponiéndose á la pesadumbre de sus años y sus dolencias, dirigía el taller de Santa Rita, instituido bajo la j n enfermo en peligro. advocación de Nuestra Señora de la Esperan- El Sanatorio médico de Gálvez, instalado za, cuyo objeto es el de llevar ropas y soco- junto á Nateva, ha sufrido grandes daños. El rros á los hogares. de los desamparados de la jardín; ha quedado arrasado; el agua penetró fortuna. en la papilla estropeando los objetos del culto. No había en el Sanatorio más que un enferLa finada era viuda del ilustre hacendista, que fue inteligente director de Propiedades é mo y afortunadamente pudo salvarse. Impuestos é intendente de Filipinas, D. Juan García de Torres, y hermana del distinguido AJÍ ercado en la calle. I, a inundación del mercado de Alfonhombre públieo D. Eduardo León y Llerena. Su gran cultura y exquisito gusto literario so Xl ha producido la ruina de muchos inCASABLANCA se demostró no sólo en la elección de las obras dustriales. Las transacciones se verifican en ía DE NUESTRO CORRESPONSAL SR. Wl LLIAMS que leía, sino en la producción de trabajos co- calle, i rrectísimos é inspirados, én los cuales se reve- pidiendo ropa. TÁNGER, i 8 I I K, CASABLANCA, r laba la nobleza de su carácter. La Prensa dirige un llamamiento á las 1 os efectos del temporal. Ocultando. su nombre con el seudónimo de personas pudientes para que remitan al Go Anoehe, según telegrafié, descargó un horrible temporal sobre la población lloviendo tan Aldhara, escribió en Blanco y Negro algunos ar- bierno; civil ropas usadas para los muchos incopiosamente durante toda la noche que él tículos, en los cuales los lectores de esta revis- felices de los barrios inundados, que han percampamento francés se anegó, hasta el extre- ta pudieron admirar las delicadézasde su in- dido cuanto poseían. genio sutil y las gallardías de una cultura só- 5711 el: mar. mo de no poder dormir las- tropas. En el campamento español también sintie- ida. Pruébanlo, entre otros trabajos, sus cuen- Navegantes llegados hoy á este puerto j dlMdlióléii ron los efectos de la- tormenta, -calándose; algu- tos sj nerc dél. tíoj. Mlás óydelpeiróléiirl ie refieren que á larga distancia de Málaga se qué sus crónicas Modas fugaces y modas eternas, nas de las tiendas de campaña. notan los efectos de la inundación, pues son La torre ya dispuesta para la telegrafía sin Escenas de viaje, Los nocturnos y su poesía Enmuchísimos los objetos de diversa especie que hilos, cerca del campamento, quedó destruida tonces como ahora. Precisamente en el momento de escribir estas flotan en el mar. por un rayo. DOMINGO, 2 tZ m. Por esta misma causa tía sufrido notable re- líneas, tenemos á la vista un álbum de los tiem; obispo. traso la descarga de los vapores españoles Se- pos de su juventud en el que al pie de hermoEl obispo ha dirigido una sentidísima carvilla y Rosario, que traen agua y víveres para sas composiciones se ven estampadas las firmas de ios principales escritores, poetas, pintores y ta á todos los prelados españoles y extranjeros las tropas. En cambio los aljibes se han llenado nota- músicos deí siglo pasado, que así ofrendaron á y á otras muchas personalidades en demanda de socorros. blemente de agua, solucionando en definitiva su talento y á su belleza. Y al contemplar hoy esas firmas de Cánovas, jrn obrero herido. este grave conflicto. Hay ana cerrazón que impide ver el cielo, y de Campoamor, de Pedro Antonio de Alar- El obrero Ricardo Fernández Arjona, que las tropas francesas que diariamente hacen cón, de Juan Valera, de Narciso de la Escosu- habita en la Ribera del Guadalmedina, númemarchas exploradoras para mantener el orden ra, de Ventura de la Vega, de Narciso Serra, ro 37, salvó del peligro que les amenazaba ásu en los alrededores, no han podido salir, ha- de Larra, de Hartzenbusch, de González Bra- mujer, aados hijos y á su suegro y al acudir á ciéndolo solamente una patrulla d Caballería. vo, de Gertrudis Gómez de Avellaneda, de salvar á dos vecinas, arrojóle el agua en un ilustres como Tampoco: han podido venir al mercado, los Gaztambide y de tantas otras tande observar el portal y desde allí trepó al tejado con tal mala no podemos menos moros del interior, ni menos los que tienen en- preclaras, que ofrecen aquellos felices días ju- suerte que al llegar al alero perdió el equilibrio contraste tabladas negociaciones de paz. con la últi- y cayó: al patio, fracturándose una pierna. Sv El temporal, pues, ha marcado un paréntesis veniles su vida, -augusta serenidad de losdedi- estado es grave. T mos de que, como antes decimos, en la actual situación. có por entero á la práctica del bien y déla pidiendo socorros. r virtud itS. Cruz Roja, que viene prestando eficaTÁNGER Encarnación de la bondad y de la distinción císimos auxilios, reparte diariamente 1.000 paera la finada, cuyo espíritu, sereno siempre y nes entre los damnificados del barrio de la TriTÁNOER, i 8 4 T. consagrado al bien, será acogido en la mansión nidad, pero como éste y otros socorros son inT 5 egreso de periodistas. suficientes, ha telegrafiado el presidente de laf Han llegado los Sres. Meácheta y Soria- de los justos. Descanse en paz y reciban con tan triste mo- Cámara de Comercio á los de otras eapitales de no, procedentes de Rabat, confirmando la existencia de dificultades para la información pe- tivo su acongojada hija, la distinguida esposa España pidiéndoles qwe envíen cantidades con riodística y afirman que hay verdadera caren- dé nuestro Director, éste y la familia toda el que remediar tanta desdicha. homenaje de nuestro sentimiento más sincero. cia de noticias. El clero malagueño ha dejado en favor de los perjudicados sumas de consideración. T isposiciones de Hafid. u ambrientos. A -Corre el rumor, bastante verosímil, de Mtichas mujeres y niños hambrientos han que Muley Hafid ha escrito al Raisuli nompenetrado hoy en los almacenes de coloniales brándole gobernador, de Tánger y de las vecide D. Simón Castel, apoderándose y devorannas kábilas del Fahz, como igualmente al Medo inmediatamente los géneros que por efecto nebhi pidiéndole que aeepte el cargo de reprede la inundación se hallaban desparramados POR TELÉGRAFO sentante suyo cerca del Cuerpo diplomático por el suelo. europeo. negaran á facilitarlos, procederá la fuerza pública al embargo de todos. Esta medida ha sido acogida con aplauso por el ivecindario. rvonativos. r- Él Círculo Mercantil continúa repartien do diariamente 500 bonos de comida entre los menesterosos. El diputado Sr: Alvarez Net ha distribuido ya 2.000 pesetas y se propone continuar repartiendo! dinero. IVA ás pérdidas. iT D. Félix Sáez Calvo, dueño del importantísimo establecimiento de tejidos situado en la calle de Sagasta, ha perdido considerable cantidad de mercancías. Las que han sido respetadas por el agua están custodiadas por la Guardia civil en la finca que el mencionado comerciante posee en El Limonar. El popular establecimiento de quincalla, lencería y pasamanería de la calle de Cisneros, conocidopor el del abuela propiedad. de don León Herrero, ha sufrido pérdidas por yalor de 30.000 cluros. Las aguas alcanzaron dentro del establecimiento una altara de dos metros y 75 centímetros. falles sin limpiar. Todavía no se ha comenzado el trabajo de limpiar las calles de las Camas, Carnicerías y Calderón de la Barca. Lo mismo ocurre con la callé de Torrijos, y en todas ellas produce éj barro amontonado un hedor insoportable. ESTRAGOS DEL TEMPORAL MALAGA BOMINOO, 2 9 l i M. 0 eparto del donativo regio. PARÍS, ig, í 17 El donativo de 4.000 pesetas de S. M. el I nforines de Philibert. Rey, que trajo su El almirante de la escuadra francesa en ha sido repartidoayudante el general Del Río, entre Marruecos, Mr. Philibert, acaba de telegrafiar los párrocos del Carmen, varios damnificados y San Pablo, al minisstro de Marina comunicándole que el mingo; I; os Mártires y San Juan. Santo Docrucero Gloire ha salido para repostarse de car (bón en jibraltar, y el Galile e continúa en Rabat. fraile- intransitable. J Que ha llegado á Casablanca el transporte A Iva calle de la Compañía, arteria principal Mytho y que sigue encalmada la situación po- que une el barrio de la Trinidad con la poblalítica, ción; está intransitable en absoluto á consecuencia de la inundación, que. ha dejado en PARÍS, 1 3 T ella cantidades enormes de arena y grandes 1 nformación de L Echo. charcos. El corresponsal de L Echo de París en Casablanca telegrafía á su periódico que el general Comerciantes arruinados. Drude lia sabido que las kábilas tratan de ce- Los industriales que quedan en la ruina lebrar una asamblea en la alcazaba de Mediüna son muy numerosos. con objeto de entenderse acerca de las condiEntre ellos figuran D. José Poch, D. Sixto ciones ele paz, á las cuales sAe; han sometico ya Jiménez, D. Jerónimo Gómez, D. Fermín Bavarias tribus, y que han sido aceptadas por él rrero, D. José Reding, D. AHtóni; 6 Téllez, don mismo cáid. de Mediúna. -Jésé- Rpmero y otros, ¿1 1 os caríoí. iíV; PARÍS sg, y í El alcalde ha invitado, á todos los dueños I os d a t o s d e Dr- udé. de carros fa eneros á. qiue íosp fagan á disposi El general Drude telegrafía al Gobierno ción del Ayuntamieíít que pagará 7,50 pesecon fecha dé- ayer, anunciando que la mehaíL tas por cada uno, para emplearlos en la limpieenviada de Marrakés para apaciguar á: íó za de las calles cubiertas de lodo. chauias la componen muchos jóvenes de trece Advierte la autoridad municipal que si se á. catorce añosde ¿dad; habiendo, llegado, se- N O T I C I A S I a destrucción de los tres puentes. Los técnicos que han estudiado detenidamente las cansas ¡originarias de la rotura de los tres puentes, la atribuyen al choque de los maderos arrastrados por las aguas contra ei puente I Aurora. Esto y no otra cosa determinó el embalse de las aguas y la rotura del puente después. Estos trozos del Aurora y los troncos, que no; cesaban de llegar, deshicieron el puente de Sjanto Domingo en breves instantes. Parte del ¿iiar del centro de este puente, con el farol dé encima, siguieron agua abajo, hastdar contra el de Tetuán y pasar por uno de los ojos. -1 La fortaleza de este puente libróle de set arrastrado y destruido como los dos anteriores, pero elique existe al final, en la línea férrea, no pudó resistir el empuje de las materias que el agua arrastraba, y desapareció como aquéllos. El total de los muertos en Málaga y su provincia dicen que asciende á So, y á 30 el de los desaparecidos. A yer echóse á bajo la pared de una casa de Li r ca le de la Trinidad, donde habitaba una pobre mujer en compañía de tres hijos de corta edadí Esta desdichada familia hallábase casi muerta de hambre, pues por efecto del temporal no v a r i a s n o t i c i a s W JAD DE jálOÍECA DE CIENCIAS GÍOGRáñCáSI S 00 W. 3