Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
l NUMERO 844 A B C. JUEVES 26 DE SEPTIEMBRE DE 1907. OCHO PAGINAS. EDICIÓN 1. PAGINA 3 IW? Tf? íí Fot. P. García. 1 Salamanca. Vista de conjunto del salón central de la Exposición Regional dores. Aquéllos me desconocieron y éstos se ine negaron; y no fueron pasados muchos días sin que otras kábilás, sedientas de envidia y de codicia, acometieran á la que me servía de refugio y la saquearan como lo habían hecho en Gasablanca. -Bien hecho- -replicó el soldado al intérprete; -que dicen en mi tierra que elque roba aun ladrón... -y asegúrase que esa de Mediuna ha sido: una de las que más daño hicieron por estas tierras. -Pues desde entonces- -siguió el viejo- -todo fueron- calamidades paira nosotros: robados maltratados; insultados por todos; q u eríamos volverá Casablancay. soldados franceses noshacían fuego; queríamos influir, para la paz, y los bandidos qUe ansiaban el robo y el botín nos golpeaban. Ivlegó un día que los, males se extendieron á todos y que todos deseamos. qué alguno nos gobernase, aunque fueran tlos infieles, porque la ausen cia de todo) Gobierno para un pueblo es lo mismo que la muerte de la abeja madre en una colmena, y se pensó so- lo lejos, entre la línea de verdes cañavera, les que cierran el horizonte del campamento español, se ven salir unas cuantas figuras; á simple vista se: adivina un muchacho con una caña, -de la que, á modo de bandera, cuelga un trapo blanco. Los gemelos aproximan el grupo, constituido por un; hombre anciano, de larga y venerable barba, dos mujeres y dos niños. Sale á recibirlos un centinela imberbe del 60 de Infantería, á quien como intérprete acompaña, un tirador rifeño, orgullosod. e ser tan español como; aquel sóldadito gallardo, airoso, y que camina con la arroganday désenvoltura de los almogávares y aonlá prosopopeya de aquellos sus antecesores qué en Flandes dejaron tan alto el nombre de los castellanos ter 7 cios. Fugitivos del campo íkabileño y. soldados españoles se reúnen formando un grupo, y él anciano marroquí, con voz balbiiciente y entrecortada, con semblante en el que se vislumbra la huella dé hondos sufrimientos, dice al rifeño: -Soy Bamed- ben- Dukali, antiguo y muy conocido comerciante dé Dar Beida, que enla noclje: correspondiente al 5 de Agosto de los cristianos vi saqueada mi; hacienda y mi casa por fes míos, y 16 que es más doloroso, muerto mi mayor y único hija varón en la defensa de mtiestpas; vidas é intereses. Yo antes era rico, éóv. pobre; antes feliz y dichoso, hoyang á a á o antes iálégre y contento, hoy triste y afligido antes harto de ¡todo, hoy tan hambriento, que: desearía para mi mujer, para la viuda démi hijoy para mis nietos las sobras déla- cpmidaqtie dejaban los perros de mi casa, y tan necesitado estoy dé alimento, que el coméréiante rico; orgulloso, hoy solicita de vosotros, una ¡limosna de pan y agua qué le permita llegar- á lo que antes fue palacio lujoso, y hoy, según me han dicho, son ruinas de desolaéión y- de tristeza. Y dijo éstas palabras con gestos tan eloauen tes, qujs el soldádito del 60 de infantería no necesitó la traducción del rifeño para meter la manó en el bolsillo y sacar ó. e él algo más qué un mediaüO pedazo de pan y se lo entregó al viejo, á tiempo que decía al tirador del Rif: -Dilequeno tengo otra cosa, que si algo más tuviera sé lo entregaría para esos dos churumbeles qúe; trae consigo. B 1 rifeño añadió al donativo del soldado un buen puñado dé higos ensartados en bramante á modo de. rosario, y le preguntó cómo hombre tan rico y considerado- había: llegado á tanta postración y miseria. Guando, y o y i la desolación de mi amada Dar Beida, ios robos y asesinátós; cúáñ do. v; i désembarcar las tropas europeas ymuerto mi hijo, el terror se apoderó de mi, y con el poco dinero que pude recoger y algunas alhajas, con los restos de mi familia huía hacia la inmediata kábila de Mediuna, donde tenía amigos y deu- A PACÍFICA! t- licitar el aman de! lps franceses; muchos se oponían- cuando. la batalla de Tahadert decidió á los más, rebeldes. Entrarqn algunos: jefes en negociaciones con el general francés; pero ¡los JV ATAR PQR MATAR noy comienza a verse en la Aüdien. deMdakra, los dé Ciedmá y otros se opusieron y reunieron anteayer todas. sus fuerzas én cia la primera causa por Jurados del año judiSidi Brahim, donde dijeron esperarían al ejerr cial, y el debut del fiscal no, puede ser más triste; pues solicitará que se imponga al procecito francés paira aniquilarle. t o q u e ayer pasó Diós lo sabe; ios primeros sado la pena de muerte. El crimen es realmente inexplicable y de los cañonazos franceses dispersaron, las kábilás como alejes plumas banridas por el huracán. que, dada la ausencia de causa originaria ó Ya no se volverán á reunir temen la pólvora determinante hacen pensar en esos delitos q ue del cristiano y elcastigo del Emir, que ya está se cometen porque si, por perversidad innata, cerca de Rabat, y muchos aprovechamos esta por exceso de malos instintos, que llevan al circunstanciar para volver a nuestra querida hombre á matar por matar. Véase el relato que del hecho que ha de juzciudad, no á gozar en sus riquezas, sino á llogarse hace en su escrito de conclusiones- el rerar sobre sus ruinas. Y el. anciano venerable, las dos mujeres, ios presentante del ministerio público: El día 15 de Julio de 1906, sobre las nueve dos niños, el soldado del 60 de Infantería y el tiradorriféñb dirigieron sus pasos al campa- de la noche, el procesado Joaquín Díaz Aráujo, llegó á su casa, sita en la calle Mayor de la mento español. villa de Torrelaguna, pidiendo á su hija Isabel FELIPE OV 1 LO que le preparase la cena; verificado que fue Casablanca, 22 de Septiembre. por ésta y antes de que aquél terminase de cenar, salió Isabel á la puerta de su casa á hablar con su novio, Inicio Lorenzo, como le venía haciendo todas las noches. A los pocos momentos salió su padre, viendo sentados á la puerta de su casa á Isabel y a I Ucio y, sin mediar palabra iii cuestión alguna, diciendo sólo él procesado esto va para ti súbita é inesperadamente disparó una pistola contra el I ucio, que se hallaba de espaldas y á unos tres ó cuatirOí pasos de distancia, causándole la muerte instantáneamente á consecuencia de la gran hemorragia interna de las lesiones producidas por el disparo en el corazón y los pulmones. El procesado ha sido una vez ejecutoriamente condenado por, delito de lesiones. I,o s hechos referidos constituyen, ajuicio del fiscal, uií asesinato, cualificado por la alevosía, del que considera autor al procesado Joaquín DíazAratijo, y por el cual pide para estela pena de muerte, pues concurre en el delito la agravante de reincidencia. Además, establece el fiscal que el procesado debe abonar una indemnización de 3.000 pesetas á los herederos de Xucio Lorenzo. TRIBUNALES PERITOS Y TESTIGOS Como peritos el fiscal se hallan citados los médicos de Tórrela D. Juan Bautista Herrero y D. Manuel, yai y Absen. Cómo testigos de cargo comparecerán los hijos del procesado, Isabel y- Mariano Díaz y dos ó tres vecinos de Torrelaguna. A DEFENSA La defensa, á cargo del se í. r Sor Humanes, quien hace tres ó. cuatro días aceptó la difícil misión de patrocinar á Joaquín Díaz, alegará, de conformidad con él escrito presentado por el leiradó que le precedió en este asunto, lá c. ircun ianciá eximente de imbecilidad y las ate a- jantes qúe, fsé deduzcan dé la prueba, pu? s c seguro que ha de modificar sus- íonchiaioues- una vez que aquélla termine. -propuestps poi Barcelona. Bendición del globo cautivo que acaba de ser inaugurado en el Paseo de San Juan. Fot. Meristt